12 declaraciones de afrontamiento de aceptación radical para lidiar con emociones difíciles

¿Cansado de luchar contra tus emociones? ¿Te gustaría encontrar una forma más efectiva de manejar situaciones difíciles en tu vida? ¡En este artículo te presentamos 12 declaraciones de afrontamiento de aceptación radical que te ayudarán a lidiar con tus emociones de una forma más saludable y positiva! Descubre cómo aceptarlas en lugar de luchar contra ellas puede marcar la diferencia en tu bienestar emocional y mental. ¡No te lo pierdas!

Divulgación: esta página contiene enlaces de afiliados para seleccionar socios. Recibimos una comisión si elige realizar una compra después de hacer clic en ellos.

¿Has oído hablar de la «aceptación radical» antes?

La mayoría de las personas no lo han hecho, a menos que participen activamente en la terapia conductual dialéctica o se formen como psicoterapeutas.

Aunque pueda parecer un oxímoron, la aceptación radical está lejos de ser pasiva o cobarde.

De hecho, las declaraciones de afrontamiento asociadas con esta técnica pueden ayudarlo a lidiar con emociones difíciles, así como con circunstancias desafiantes.

A continuación se encuentran algunas de las declaraciones de afrontamiento de aceptación radical más efectivas, así como breves explicaciones de por qué y cómo funcionan.

Con suerte, la próxima vez que enfrente una dificultad, ellos pueden ayudarlo a superarla con mayor tolerancia y gracia.

Habla con un terapeuta acreditado y experimentado para que te ayude a aprender a practicar la aceptación radical en tu vida. Es posible que desee intentar hablar con uno a través de BetterHelp.com para obtener atención de calidad en su forma más conveniente.

1. “Esto es difícil, pero es temporal”.

Todas las situaciones difíciles con las que lidiaste en el pasado terminaron, ¿verdad?

Bueno, esto también pasará, y se convertirá en otro punto de experiencia en tu libro de la vida.

Al igual que el clima. Podríamos experimentar lluvias torrenciales o ventiscas cegadoras, pero el sol de verano siempre vuelve, ¿no es así? Las nubes se separan, la nieve se derrite.

Eso no significa que no puedas reconocer que lo que está pasando en este momento es horrible, pero es temporal.

2. “No puedo cambiar lo que ya sucedió”.

Las palabras no se pueden dejar de decir, y las tazas de té rotas no se pueden volver a pegar perfectamente.

Es posible que estés en circunstancias difíciles en este momento y desees poder retroceder cinco o diez años y hacer las cosas de manera diferente, pero esa no es una opción.

Aceptar que no podemos cambiar lo que sucedió nos devuelve el enfoque al momento presente y nos ayuda a pensar en lo que podemos hacer ahora para que las cosas avancen en una mejor dirección.

No puedes deshacerte de tener una relación con una persona tóxica, pero puedes aprovechar las lecciones que aprendiste para un futuro más saludable.

Del mismo modo, no puedes deshacerte de comer todo el pastel, pero puedes elegir opciones de alimentación más saludables hoy y mañana.

3. “Los pensamientos solo están sucediendo en mi cerebro, no son LA VERDAD”.

Nuestros pensamientos y emociones pueden alejarse de nosotros cuando enfrentamos circunstancias difíciles.

Dicho esto, la mayoría de las veces, lo que realmente sucede no tiene nada que ver con lo que creemos que está sucediendo.

Hace poco trabajé con una mujer joven que estaba asustada porque estaba segura de que su novio la estaba dejando. Él había estado distante ese día, no le envió mensajes de texto por la noche como de costumbre, y ella entró en modo de pánico total.

Todo había terminado, y ella iba a dejarlo antes de que él pudiera lastimarla, y y y… completo con hiperventilación y llanto histérico.

La calmé para que no tomara medidas drásticas, y cuando se enviaron un mensaje de texto a la mañana siguiente, él explicó que su nuevo medicamento para la alergia lo adormecía y que se había quedado dormido acostando a su hijo.

Esa vorágine emocional podría haberse evitado con esta declaración de afrontamiento de aceptación radical. Nada en su cabeza era VERDADERO. Solo pensamientos de pánico, impulsados ​​por sus propios miedos.

4. “No me volveré loco con cosas que no puedo cambiar”.

Probablemente hayas escuchado la expresión de que el deseo lleva al sufrimiento y el sufrimiento lleva a la ira. Gracias al budismo y a Yoda por esa joya, pero suena a verdad.

Una de las razones por las que la gente sufre es el siempre presente deseo humano de tener el control. La cuestión es que rara vez tenemos el control de nada.

Aceptar que no hay control en una situación puede ser aterrador, pero también alivia mucha presión. En lugar de luchar contra una corriente, te dejas llevar por ella.

Llegarás a la costa y estarás a salvo, probablemente no en el lugar que originalmente pensaste que querías.

5. “Vivir en el pasado me impide apreciar lo que hay en el presente”.

Este es un problema con el que luchan muchas personas, especialmente si tienen TEPT o trastorno límite de la personalidad debido a traumas pasados.

Muchos están enojados, tristes y amargados por lo que sucedió, y pasan mucho tiempo reviviendo el enojo y la desesperación que esas situaciones causaron.

Pero ya no están en esas situaciones, y tú tampoco.

Todo lo que tenemos es el momento presente.

Cada vez que te encuentres regurgitando heridas del pasado, detente y vuelve a centrar tu atención en el momento presente.

¿Que puedes ver? ¿Oler? ¿Tocar? ¿Gusto?

Ahora quédate aquí y aprecia lo que es.

6. “He lidiado con problemas antes y puedo lidiar con esto”.

Si estás leyendo este artículo, significa que estás vivo. También significa que su historial de superar circunstancias difíciles es del 100%. no lo olvides

7. “Puedo aceptar las cosas como son.”

¿Conoces la expresión “si los deseos fueran caballos, los mendigos montarían”? Básicamente, si todos los deseos que la gente pide todos los días fueran caballos reales, el mundo estaría invadido por ellos.

Podemos desear que las cosas fueran diferentes hasta que las vacas (¿caballos?) regresen a casa, pero esos deseos no cambiarán lo que realmente se está desarrollando.

Hay una paz inmensa cuando aceptamos las cosas como son, sin desear que fueran diferentes. Una vez que aceptamos esas cosas, podemos hacer planes para hacer frente a las circunstancias en consecuencia.

La aceptación es poder, y ese poder proporciona la calma que necesitamos para avanzar.

8. “Es una pérdida de tiempo luchar contra lo que ya ocurrió”.

¿Cuánto tiempo pasa pensando en situaciones que ya sucedieron e imaginando cómo habría reaccionado de manera diferente?

Cada minuto que haces eso es un minuto que nunca vas a recuperar. Lo que pasó es pasado, y nunca puede ser revisado ni rehecho. Como tal, realmente no tiene sentido desperdiciar su valioso tiempo y energía repasando eventos pasados.

No se rehace, pero puede tomar las lecciones que ha aprendido y aplicarlas a nuevas circunstancias a medida que se desarrollan.

9. “Puedo sentirme ansioso y aun así lidiar con esta situación de manera efectiva”.

Muchas personas que lidian con la ansiedad y el pánico sienten vergüenza al respecto. Quieren esconderse de sus sentimientos en lugar de actuar, como si no pudieran confiar en sus propios juicios o elecciones.

Además, a menudo sienten que solo podrán manejar las circunstancias cuando ya no se sientan ansiosos.

Sin embargo, puede sentir pánico por una situación y aun así manejarla de manera efectiva. No necesitas esperar a que pase, o que la situación cambie para ser capaz. Está absolutamente bien sentirse ansioso y solucionarlo para hacer las cosas.

Después de todo, puede sentir sed y aun así responder un correo electrónico. Del mismo modo, puedes sentirte ansioso y aun así hacer lo que haces. Simplemente lo estarás haciendo mientras sientes una emoción.

Aunque estas emociones fuertes pueden parecer abrumadoras a veces, en realidad no te gobiernan. Puedes elegir trabajar a través de ellos y, al hacerlo, disminuir su control sobre ti.

10. “No puedo cambiar las acciones o palabras de los demás, pero puedo elegir cómo respondo”.

Es posible que esté molesto con un compañero de trabajo que sigue dejándole trabajo, dejándolo sintiéndose abrumado y sin el respeto. O desencadenado por algo que le dice su padre o cónyuge.

Depende de usted establecer límites claros y decir «no» cuando la gente los sobrepase.

Del mismo modo, depende de usted decidir si reaccionará a una palabra desencadenante o responderá con calma una vez que el destello emocional inicial haya pasado.

11. “Puedo aceptarme como soy”.

Eres perfecto, exactamente como eres.

Aunque desees ser diferente, eres una expresión perfecta del universo experimentándose a sí mismo. Cada experiencia que tenemos nos moldea, y estamos en constante cambio y evolución.

Si puedes aceptarte tal como eres, ahora mismo, sin desear ser diferente, es un gran paso hacia el amor incondicional.

Y cuando te amas a ti mismo exactamente como eres, estás en una posición perfecta para amar a los demás de esa manera también.

Sé desordenado, emocional, peculiar y completamente tú. Porque eres increíble.

12. “Está bien sentirse así”.

Lo que sea que estés sintiendo está absolutamente bien. No existen los “malos” sentimientos: solo sentimientos. Una tormenta no es “mala”: simplemente es lo que es. Y pasa

Sentir vergüenza o enojo porque de repente te golpea una ola de ansiedad o culpa solo exacerbará la situación. En lugar de eso, trata de recordarte a ti mismo que esto es un sentimiento y que los sentimientos pasan.

*

Como hemos mencionado, las circunstancias nunca pueden cambiar lo suficiente para adaptarse a nuestros ideales. No podemos controlar el clima, los eventos aleatorios o las acciones de otras personas.

Cuando aceptamos lo que está pasando, así como a nosotros mismos, incondicionalmente, entonces tenemos una base firme para crear un cambio real.

Estas declaraciones de afrontamiento pueden ayudar a controlar las emociones fuertes que se están saliendo de control. Nos devuelven a este momento, a esta respiración. Aceptamos lo que está pasando sin condiciones ni juicios. No contenemos la respiración hasta que las circunstancias se adapten mejor a nuestras preferencias o nivel de comodidad.

Lo que resistimos, persiste.

Cuando aceptamos radicalmente lo que es, incondicionalmente, entonces tenemos el poder de responder y adaptarnos según sea necesario.

Esas emociones rebeldes ya no nos controlan.

¿No está seguro de cómo practicar la aceptación radical, pero le gustaría hacerlo? Hablar con alguien realmente puede ayudarte a manejar cualquier cosa que la vida te depare. Es una excelente manera de sacar sus pensamientos y preocupaciones de su cabeza para que pueda resolverlos.

Realmente le recomendamos que hable con un terapeuta en lugar de un amigo o familiar. ¿Por qué? Porque están capacitados para ayudar a las personas en situaciones como la tuya. Pueden ayudarlo a desarrollar una mentalidad de aceptación radical y guiarlo a través de los momentos difíciles que enfrenta ahora para que esté equipado para hacerlo usted mismo en el futuro.

Un buen lugar para obtener ayuda profesional es el sitio web BetterHelp.com: aquí podrá conectarse con un terapeuta por teléfono, video o mensaje instantáneo.

Si bien puede tratar de resolver esto usted mismo, puede ser un problema mayor que el que puede abordar la autoayuda. Y si está afectando su bienestar mental, sus relaciones o su vida en general, es algo importante que debe resolverse.

Demasiadas personas intentan salir del paso y hacer todo lo posible para superar los problemas que realmente nunca logran resolver. Si es posible en sus circunstancias, la terapia es 100% el mejor camino a seguir.

Aquí está ese enlace nuevamente si desea obtener más información sobre el servicio que brinda BetterHelp.com y el proceso para comenzar.

Ya has dado el primer paso con solo buscar y leer este artículo. Lo peor que puedes hacer ahora mismo es nada. Lo mejor es hablar con un terapeuta. Lo siguiente mejor es implementar todo lo que ha aprendido en este artículo usted mismo. La decisión es tuya.

También te puede interesar:

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

12 Declaraciones de Afrontamiento de Aceptación Radical para Lidiar con Emociones Difíciles

¿Qué es la aceptación radical?

La aceptación radical es un enfoque psicológico que implica aceptar las emociones negativas sin juzgarlas ni intentar cambiarlas. A través de la aceptación radical, las personas pueden entrenarse para observar sus pensamientos y emociones de una manera más compasiva y sin prejuicios.

¿Por qué es importante la aceptación radical?

La aceptación radical es importante porque ayuda a las personas a tolerar las emociones difíciles sin sucumbir a ellas. En lugar de intentar suprimir o evitar las emociones, la aceptación radical permite a las personas experimentarlas de manera consciente, lo que puede ayudarles a reducir el estrés y la ansiedad.

12 declaraciones de afrontamiento de aceptación radical

  1. Esta emoción es comprensible y está bien.
  2. Las emociones son temporales, por lo que no tengo que aferrarme a esta.
  3. Esta emoción es parte de mi experiencia humana y me ayuda a crecer.
  4. Tratar de controlar esta emoción solo me hará sentir más ansioso. La aceptaré en su lugar.
  5. Voy a tomar un momento para sentir esta emoción completamente, luego me moveré de manera consciente hacia otra cosa.
  6. En lugar de resistir esta emoción, voy a permitirme experimentarla en su totalidad.
  7. Esta emoción no tiene el poder de controlar mi vida. Tomaré el control y seguiré adelante.
  8. Honraré esta emoción y su mensaje sin dejar que me dominen.
  9. No necesito cambiar esta emoción para ser una persona saludable y feliz. Solo necesito aceptarla.
  10. En lugar de juzgar esta emoción y a mí mismo, dejaré que fluya y luego seguiré adelante.
  11. Esta emoción es solo una parte temporal de mi experiencia. No define quién soy.
  12. Voy a aceptar esta emoción con amor y compasión por mí mismo.

Conclusión

La aceptación radical es una herramienta poderosa para lidiar con emociones difíciles. Al practicar estas declaraciones de afrontamiento, las personas pueden aprender a aceptar sus emociones sin juzgarse a sí mismos ni a sus experiencias. Con el tiempo, esto puede ayudar a reducir el estrés, la ansiedad y otros problemas emocionales.

Deja un comentario