12 señales de que a tu amigo no le importas (y qué hacer)

¿Te has preguntado si tu amigo realmente se preocupa por ti? A veces podemos estar tan ocupados con nuestras propias vidas que ni siquiera nos damos cuenta de las señales que indican que nuestros amigos no nos valoran como deberían. En este artículo te mostraremos las 12 señales más comunes de que a tu amigo no le importas y, lo más importante, te diremos qué hacer al respecto para fortalecer tu amistad o saber cuándo ha llegado el momento de seguir adelante. ¡No te lo pierdas!

Incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si realiza una compra a través de nuestros enlaces, podemos ganar una comisión.

La diferencia entre las amistades sanas y las tóxicas es que en las amistades sanas se cumplen las expectativas tácitas.[1] Hay igual toma y daca, así como apoyo mutuo e inversión mutua.[1]

Las amistades tóxicas, sin embargo, están marcadas por una falta general de cariño. Los amigos tóxicos herirán tus sentimientos y no reconocerán sus malas acciones. Si te aterra la idea de pasar tiempo en presencia de cierto amigo, es una indicación para examinar la amistad más de cerca.

anuncios

En este artículo, se le enseñará qué signos buscar para detectar a un amigo tóxico que realmente no se preocupa por usted. También aprenderá por qué algunas amistades son tóxicas y cómo puede tratar con un amigo que no se preocupa por usted.

Contenido

Secciones

  • 12 señales de que a tu amigo no le importas
  • Por qué algunas amistades son tóxicas
  • Cómo lidiar con una amistad tóxica
  • 12 señales de que a tu amigo no le importas

    1. No se comunican

    En las amistades tóxicas, la comunicación a menudo se siente unilateral. La reciprocidad es un componente crucial de las amistades sanas.[2] Pero esforzarse no es importante para el amigo no comprometido. Los amigos de buen tiempo solo se comunican cuando les conviene, y generalmente es para satisfacer sus propias necesidades.

    Si notas estos patrones de comunicación de un amigo, tu amistad puede ser tóxica:

    • Siempre eres el primero en llegar.
    • Solo te contactan para pedirte favores o cuando necesitan algo.
    • Evitan tus mensajes de texto y llamadas, pero reaparecen cuando necesitan algo.

    12 señales de que a tu amigo no le importas (y qué hacer)

    2.>

    Un amigo que se preocupa por ti te hará una prioridad en su vida. Querrán pasar tiempo contigo y se esforzarán por incluirte en su agenda social. Pero cuando se trata de amigos tóxicos, serás un amigo de conveniencia: te sentirás como el amigo de respaldo en la vida de esa persona.

    Aquí hay algunos ejemplos de cómo se ve ser excluido por un amigo tóxico:

    • Te invitan a salir en el último minuto si sus otros planes fracasan.
    • Hacen planes con otros amigos pero se “olvidan” de invitarte.
    • No te invitan a ocasiones especiales, como cumpleaños.
    • Harán planes flexibles contigo y los cancelarán cuando surja algo mejor.

    3. Desaparecen a la primera señal de problemas

    Uno de los mayores beneficios de una buena amistad es que ayuda a reducir el estrés.[3] Eso es porque los buenos amigos ofrecen apoyo en tiempos difíciles.[3]

    Una manera fácil de saber la diferencia entre un amigo verdadero y uno falso es preguntarte cómo responde tu amigo cuando estás pasando por un momento difícil. Si está «demasiado ocupado» para hablar, inventa una excusa de por qué no puede ayudarte o simplemente te ignora, entonces probablemente no sea el mejor amigo. Los amigos que se preocupan por ti se preocupan por tu bienestar y estarán dispuestos a apoyarte.

    4. Nunca podrán estar felices por ti

    Los amigos tóxicos son inseguros en el fondo, lo que les dificulta ser felices por los demás.[4] Con un amigo tóxico, tendrás la sensación de que se resiente de tus éxitos. Un amigo tóxico expresará su amargura minimizando tus logros o tratando de competir con él.

    Aquí hay dos ejemplos:

  • El desprecio parece algo como: “Eres muy afortunado de que tu padre haya invertido en tu empresa. Imagina dónde estarías sin él”.
  • Competir parece: “Pensé que su empresa ya habría crecido más. Nuestra empresa ya había crecido un 15 % en nuestro tercer mes”.
  • 5. Te utilizan

    En las amistades tóxicas, las interacciones con tu amigo se sentirán como transacciones unidireccionales en las que siempre das pero nunca recibes. Este tipo de interacciones te dejarán sintiéndote inquieto y usado.

    Aquí hay unos ejemplos:

    • Cuando te contactan, siempre es para pedirte algo: dinero, un aventón a la ciudad o ayuda con sus tareas. Cuando necesitas algo, nunca te corresponden.
    • Hablan extensamente sobre sus problemas y nunca te dan la oportunidad de hablar.
    • Intentan sacarte chismes que pueden usar en tu contra o en contra de otros en el futuro.

    6. No responden a tus sentimientos

    Duele cuando te abres a un amigo y ellos descartan tus sentimientos o cambian de tema. Cuando un amigo actúa así, sugiere que no está emocionalmente disponible o que simplemente no se preocupa por ti.

    Las personas que no están emocionalmente disponibles a menudo carecen de empatía y autoconciencia.[5] Les resulta difícil relacionarse con las emociones de los demás. Si tu amigo no tiene una idea de su comportamiento, llamar su atención podría ayudarlo a reconocer lo que está haciendo mal. Pero si realmente no les importa, no habrá disculpas ni cambios.

    12 señales de que a tu amigo no le importas (y qué hacer)

    7.>

    En las amistades sanas, cuando ambos amigos comparten información personal, se acercan más.[6] Uno de los mayores beneficios de una buena amistad es sentirte capaz de compartir libremente y tener a alguien que sepas que te escuchará y comprenderá.

    En una amistad tóxica, a tu amigo no le importará conocerte en un nivel más íntimo. Lo extraño es que felizmente compartirán mucha información personal sobre ellos mismos. Pero cuando compartes algo de vuelta, no buscarán más detalles. En cambio, parecerán totalmente desinteresados.

    8. Hablan de ti a tus espaldas

    Un amigo que no se preocupa por ti no tendrá ningún problema en romper tu confianza y compartir tus secretos con los demás. Tampoco tendrán ningún problema en arrastrar tu nombre por el barro. Si otros hablan mal de ti, se unirán en lugar de defenderte.

    Un verdadero amigo, por otro lado, valoraría tu confianza y nunca compartiría nada de lo que le dijiste en confianza con los demás. Están ferozmente a la defensiva e intervendrían si oyeran que otros hablan mal de ti.

    9. Nunca pueden disculparse

    Los amigos que se preocupan por ti querrán resolver cualquier conflicto que surja de la manera más rápida y pacífica posible. Pero con amigos tóxicos, el conflicto crea drama. Eso es porque los amigos tóxicos tienen dificultad para admitir cuando están equivocados y disculparse.

    Si tratas de hablar con un amigo tóxico sobre cómo te ha lastimado, es posible que intente minimizar tu dolor o arremeter con ira. Pueden ponerse a la defensiva y tratar de cambiar la situación. Por ejemplo, supongamos que le dijiste a tu amigo que estabas molesto porque te canceló tres veces seguidas. Podrían decirte que eres demasiado pegajoso o exigente. En lugar de disculparse, abordar el problema y llegar a un compromiso, te culparán a ti.

    8. Te menosprecian

    Los amigos tóxicos a menudo tienen baja autoestima, lo que pueden tratar de manejar menospreciando a los demás.[7] El propósito de este comportamiento es tratar de parecer superiores y aumentar su autoestima.[7]

    Aquí hay un ejemplo de cómo un amigo tóxico podría menospreciarte frente a otras personas:

    • Digamos que alguien te felicitó por tu cabello y te dijo: “Vaya, me encanta tu peinado. ¡Se ve genial!» Un amigo tóxico, al escuchar esto, podría comentar algo como: “¡Solo le tomó como 3 horas, así que espero que sí!”.

    9. Nunca te escuchan

    Para un amigo que no se preocupa por ti, escuchar todo lo que tienes que decir es una carga. Los amigos tóxicos siempre parecerán distraídos o desinteresados ​​cuando hables. Es posible que solo se desplacen a través de su teléfono o miren directamente a través de usted a la distancia.

    12 señales de que a tu amigo no le importas (y qué hacer)

    Siempre>

    10.>

    Los amigos que no se preocupan por ti no te darán buenos consejos cuando se trata de tomar decisiones impactantes. De hecho, si les conviene, incluso te animarán a tomar decisiones equivocadas.

    Imagina que sales con un amigo y bebes más de lo planeado. Ahora, supongamos que su amigo dependía de usted para que lo llevara a casa. Le dices a tu amigo que quieres dejar tu auto y Uber de regreso a casa porque no quieres obtener un DUI. Un buen amigo lo entendería y estaría bien con eso. Un amigo tóxico, por otro lado, podría intentar convencerte de que solo conduzcas e insistir en que no pasará nada malo.

    11. Cruzan tus fronteras

    Un amigo tóxico no respetará tus límites; intentará superar tus límites si eso significa que puede satisfacer sus necesidades.

    Por ejemplo, supongamos que le explicaste a un amigo que no podías salir este fin de semana porque realmente necesitas estudiar para un examen. A un amigo tóxico no le importará que hayas establecido este límite y que sea importante para ti. Si no tienen a nadie más con quien salir, empujarán tus límites. Intentarán hacerte sentir culpable para que rompas tus límites si eso significa que tienen a alguien con quien salir.

    12. Evocan sentimientos negativos

    Si la idea de pasar el rato con cierto amigo genera sentimientos de temor, entonces es una fuerte señal de que estás lidiando con una amistad tóxica. Las interacciones con amigos tóxicos son en su mayoría negativas. Por lo general, implican que la otra persona se descarga sobre usted o lo menosprecia a usted oa los demás. Esto es emocionalmente agotador. A menudo dejarás la presencia de un amigo tóxico sintiéndote agotado.

    Por qué algunas amistades son tóxicas

    Cuando te das cuenta de que estás lidiando con un amigo tóxico, es difícil no enojarse y molestarse por la forma en que tu amigo te ha estado tratando. Tal vez se pregunte cómo es posible que alguien que se supone que es un amigo pueda ser tan indiferente. La verdad es que es posible que no sea del todo culpa de tu amigo que apestan a la amistad.

    A continuación hay tres razones por las que su amigo puede estar mostrando rasgos tóxicos:

    1. Tu amigo puede tener un estilo de apego inseguro

    Las personas primero aprenden a relacionarse entre sí a través de las relaciones con sus principales cuidadores, generalmente sus padres.[8]

    Si los padres están en sintonía con las emociones de sus hijos y responden a ellas de manera positiva, entonces los niños crecen con un estilo de apego seguro cuando sean adultos. En su mayoría tienen relaciones sanas con pocos problemas.[8] Sin embargo, si las necesidades de los niños se satisfacen de manera inconsistente, pueden desarrollar un estilo de apego inseguro en la edad adulta. Las personas con este estilo de apego no tienen la mejor comprensión de sus propias emociones y las de los demás, y esto da como resultado el tipo de problemas que se ven en las amistades tóxicas.

    2. Tu amigo puede tener baja autoestima

    Rasgos como la arrogancia y el orgullo pueden confundirse con una alta autoestima, pero en realidad son rasgos tóxicos que indican una baja autoestima.[9]

    La diferencia entre las personas con autoestima alta y baja es que las personas con autoestima alta tienen a los demás en alta estima.[9] No sienten la necesidad de parecer mejores que los demás. Las personas con baja autoestima, por el contrario, son muy inseguras. A menudo usarán tácticas como menospreciar a los demás si eso los hace parecer superiores o incluso solo para sentirse mejor consigo mismos.[9]

    3. Tu amigo puede estar deprimido

    La depresión puede afectar las amistades porque las personas deprimidas tienden a retraerse socialmente.[10] Por lo tanto, si tu amigo ha dejado de hablar contigo repentinamente o siempre está poniendo excusas por las que no puede pasar el rato, es posible que haya algo más importante en juego.

    Las personas con depresión tienden a alejarse de los demás porque se sienten como una carga y porque normalmente no tienen mucha energía.[10] Socializar, incluso con sus mejores amigos, puede parecer una tarea para una persona deprimida. La depresión también puede hacer que las personas se vuelvan irritables, por lo que si tu amigo de repente ha desarrollado mal genio, es posible que se sienta abrumado.[11]

    Este artículo sobre cómo hablar con alguien con depresión puede ser útil.

    4. Tu amigo podría tener un trastorno de personalidad

    A veces, un trastorno de la personalidad puede estar en la raíz de los comportamientos que se observan en las amistades tóxicas. Sin embargo, esto es en casos excepcionales, solo el 9% de la población estadounidense tiene algún tipo de trastorno de personalidad.[12]

    Los trastornos de personalidad dificultan que las personas funcionen en las relaciones por una variedad de razones diferentes. Las personas con trastorno de personalidad narcisista, por ejemplo, son muy egocéntricas y carecen de empatía. Esto se traduce en que tienen cero o muy poca consideración por las necesidades de los demás, lo que les dificulta conectarse con los demás de una manera significativa.[13][14]

    Cómo lidiar con una amistad tóxica

    Si ha detectado las señales de que su amistad es tóxica, ¿qué debe hacer a continuación? ¿Te acercas a ellos y tratas de resolver las cosas, o lo dejas pasar y te alejas?

    Esa es una pregunta que solo tú puedes responder, y depende de cuán valiosa sea esta amistad para ti. Quizás las cosas no siempre fueron así con tu amigo: nunca creíste que actuaría así y te gustaría darle la oportunidad de explicar su comportamiento.

    Aquí hay algunos consejos sobre cómo lidiar con un amigo tóxico, ya sea que quieras darle otra oportunidad o alejarte:

    1. Enfréntalos

    Si quieres resolver los problemas de su amistad, deberás confrontar a tu amigo sobre su comportamiento.

    Esto es lo que debe hacer:

  • Pregúnteles si pueden hablar y hágales saber de qué se tratará la conversación, para que no se sientan en un aprieto.
  • Cuando hable con ellos, respalde sus afirmaciones sobre su comportamiento con ejemplos.
  • Usa declaraciones en primera persona para que no se sientan atacados. Por ejemplo: “Cuando me cancelaste tres veces seguidas, me sentí defraudado y sin importancia”.
  • Permítales espacio para darle una explicación (¡y con suerte una disculpa!).
  • Dígales cómo le gustaría ser tratado en su lugar.
  • 2. Termina la amistad

    Si has tratado de confrontar a tu amigo, pero no salió según lo planeado, o si no estás preparado para esforzarte por salvar la amistad, puedes terminarla.

    Hay varias maneras de poner fin a su amistad. Hemos esbozado algunas estrategias que puedes usar en un artículo que explica cómo terminar una amistad. Estos incluyen retirarse lentamente de su amigo, escribirle una carta o simplemente cortarlo.

    Alternativamente, puede adoptar un enfoque más directo. Así es cómo:

  • Establezca un tiempo para hablar sobre su decisión con ellos en persona.
  • Escribe todo lo que quieras decir y piensa en cómo mantendrás tu decisión si intentan influir en ti.
  • Reúnase con ellos en público para que pueda retirarse fácilmente de la situación si se intensifica.
  • Explique cómo llegó a su decisión y por qué cree que es lo mejor para usted en este momento.
  • Hágales saber que los bloqueará de todas las formas de contacto.
  • 3. Revisa tu salud mental

    Cuando la gente te trata mal, puede dañar tu autoestima y tu salud mental en general. Es importante verificar cómo se siente y cómo lo está enfrentando. Si se siente abrumado y le resulta difícil seguir adelante, busque apoyo profesional de un terapeuta podría ayudarte a poner las cosas en perspectiva.

    Mostrar referencias +

    Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

    12 señales de que a tu amigo no le importas (y qué hacer)

    1. Se olvida de ti con frecuencia

    Si tu amigo suele olvidarse de las citas que tenían o de responder tus mensajes, es probable que no te tenga en cuenta en su vida. Para solucionarlo, habla con él y plantea la situación. Pregúntale si algo ha cambiado o si necesita más tiempo para estar contigo.

    2. No te presta atención cuando hablas

    Si tu amigo no escucha lo que dices o se distrae con facilidad, es porque no le importa demasiado lo que tienes que decir. Prueba a ser más directo y pregúntale si algo le preocupa o si no tiene ganas de hablar contigo.

    3. Cambia de plan sin avisar

    Si tu amigo cancela planes contigo sin previo aviso o los cambia constantemente, es porque no te valora lo suficiente. Sé claro con él y dile cómo te afectan sus cambios repentinos. Si la situación no mejora, plantéate si esa amistad merece la pena.

    4. Siempre tienes que pedirle ayuda

    Si siempre eres tú quien tiene que pedir ayuda a tu amigo y él no se ofrece voluntariamente, es probable que no sienta un interés real por ti. Dile cómo te sientes y si no mejora, busca a otros amigos en los que puedas confiar.

    5. No se interesa por tu vida

    Si tu amigo no te pregunta cómo te va en el trabajo o en tu vida personal, es porque no siente curiosidad por ti. Trata de explicarle cómo te sientes y pregúntale si algo ha cambiado entre vosotros. Si no hay mejoras, busca amigos que te apoyen en todo momento.

    6. Prefiere siempre a sus otros amigos

    Si tu amigo siempre prefiere a sus otros amigos en tus planes o cuando os veis juntos, es porque no te valora lo suficiente. Habla con él y pregúntale si algo ha cambiado o si hay algún problema. Si no mejora la situación, no te preocupes y busca nuevos amigos.

    7. No se preocupa por tus problemas

    Si tu amigo no se preocupa por tus problemas o no te ofrece su ayuda en momentos difíciles, es porque no siente un interés real por ti. Háblale y explícale la situación, y si no hay mejoras, busca ayuda en otros amigos o profesionales.

    8. Siempre cambia de tema o se va cuando hablas de algo serio

    Si tu amigo siempre cambia de tema o se va cuando intentas hablar de algo serio, es porque no quiere hablar sobre ciertos temas contigo. Trata de explicar cómo te sientes y si no ves cambios, busca otros amigos que te apoyen en todo momento.

    9. Siempre habla de su vida y sus problemas

    Si tu amigo siempre está hablando de su vida o de sus problemas sin interesarse por los tuyos, es porque no tiene mucho interés en conocerte. Trata de ser sincero y exponer cómo te sientes ante la situación.

    10. Te critica constantemente

    Si tu amigo siempre te critica, no respeta tus decisiones o te trata mal, es hora de poner límites. Habla con él y explica cómo te sientes. Si la situación no mejora, corta la relación y busca amigos más positivos y saludables.

    11. No se comunica contigo con frecuencia

    Si tu amigo rara vez se comunica contigo o te deja en visto, es porque no se preocupa mucho por ti. Habla con él y pregúntale cómo se siente. Si la situación no mejora, busca a otros amigos con los que puedas contar.

    12. Te deja en segundo plano

    Si tu amigo te deja en segundo plano frecuentemente, es porque no te valora tanto como debería. Habla con él y explica cómo te sientes. Si la situación no mejora, busca a otros amigos que te valoren y te apoyen en todo momento.

    1. Olvida frecuentemente tus citas
    2. No te presta atención cuando hablas
    3. Cambia de plan sin avisar
    4. Siempre tienes que pedirle ayuda
    5. No se interesa por tu vida
    6. Prefiere siempre a sus otros amigos
    7. No se preocupa por tus problemas
    8. Cambia de tema o se va cuando hablas de algo serio
    9. Siempre habla de su vida y sus problemas
    10. Te critica constantemente
    11. No se comunica contigo con frecuencia
    12. Te deja en segundo plano

    Recuerda que siempre puedes buscar nuevas amistades y no te conformes con estar con alguien que no respete tus decisiones o te haga sentir mal de manera constante.

    En resumen

    Cuando tu amigo no te valora lo suficiente, es probable que sepas que la relación no es mutua. Habla con él y trata de buscar una solución. Si no hay mejoras, no tengas miedo a buscar nuevos amigos que te apoyen en todo momento y te hagan sentir bien.

    Deja un comentario