13 cosas que hacer cuando la vida te deprime

¿Te sientes deprimido y no sabes cómo salir de ese estado de ánimo? No te preocupes, es normal tener altibajos emocionales en la vida. Si te encuentras en un momento de tristeza y desesperanza, no te desesperes, hay muchas cosas que puedes hacer para superarlo. Deja de lado el pesimismo y toma el control de tu vida. En este artículo te presentamos 13 cosas que puedes hacer cuando la vida te deprime. ¡Lee atentamente y prepárate para llenar tu vida de energía positiva!

Divulgación: esta página contiene enlaces de afiliados para seleccionar socios. Recibimos una comisión si elige realizar una compra después de hacer clic en ellos.

La vida puede ponerse bastante peluda a veces. Ya sea que se trate de lo inesperado que saca la alfombra debajo de los planes del día, o de los problemas globales que parecen insuperables, nuestra moral (así como nuestra salud mental y emocional en general) puede terminar recibiendo una gran patada en los pantalones.

Puede ser tentador ceder a la desesperación cuando la vida lo deprime, pero revolcarse no le hará ningún bien a usted, ni a nadie más en su vida. Además, puede acabar empeorando mucho la situación en la que te encuentras, ya que intensificará y extenderá las dificultades que te rodean.

En cambio, combatamos las sombras tomando alguna acción positiva.

Hable con un terapeuta acreditado y experimentado para que lo ayude a sobrellevar lo que sea que lo esté deprimiendo. Es posible que desee intentar hablar con uno a través de BetterHelp.com para obtener atención de calidad en su forma más conveniente.

1. Pon algunas melodías justas.

¿Has notado que escuchar diferentes tipos de música puede alterar tu estado de ánimo?

Los estudios han demostrado que la música no solo influye en nuestro estado de ánimo, sino que también puede ayudar a aliviar el dolor físico. Uno de esos estudios reveló que los pacientes que estuvieron expuestos a música relajante antes, durante y después de la cirugía no necesitaba tanta medicación para el dolory también se recuperaron más rápido que los que no lo hicieron.

¿Cómo es eso de la musicoterapia?

Crea algunas listas de reproducción de canciones que sabes que te harán sentir más feliz y ponlas cuando la vida te deprima. Ya sea que te acuestes en el piso y escuches hasta que comiences a sentirte mejor, o te muevas un poco para liberar la tensión, depende de ti. De cualquier manera, deja que la música fluya a través de ti hasta que pase la ola de oscuridad.

Toma nota de las canciones que te hacen sentir más feliz y luego trata de escucharlas regularmente. A veces, una onza de prevención puede hacer mucho bien.

Así que la próxima vez que sientas que la vida te pesa, escucha las canciones que sabes que te harán sentir mejor. Es posible que pueda defenderse de la oscuridad antes de que eche raíces en su mente.

2. Mueve tu cuerpo, ya sea mediante ejercicio o masaje.

Mover su cuerpo puede ayudar a aliviar la sobrecarga de adrenalina del estrés y libera «hormonas felices» que pueden elevar su estado de ánimo.

A algunas personas les puede gustar salir a caminar o correr, otras pueden preferir hacer yoga o bailar. Independientemente de lo que elija, apunte a 30-60 minutos para obtener el beneficio completo del aumento de la serotonina y las endorfinas.

No importa cuál sea su nivel de condición física o su capacidad física, sin duda puede encontrar algo que pueda hacer para mover su cuerpo.

Alternativamente, si no tiene la capacidad física para mover su propio cuerpo, o si está lidiando con una inflamación o un dolor que le impide ser tan móvil como le gustaría, busque un masaje en su lugar.

Reserve un terapeuta de masaje o pídale a su cuidador personal que le haga un trabajo de tejido profundo, preferiblemente después de un baño caliente. Luego bebe mucha agua (¡el agua con limón es ideal!) para rehidratarte.

Es posible que necesite una siesta después, pero sin duda se sentirá mucho menos estresado y más positivo después de este tipo de sesión.

3. Ordena tu espacio.

No sé ustedes, pero la mejor manera para mí de incorporar los dos métodos anteriores es en una ola de limpieza sólida.

Las responsabilidades de la vida a menudo se entrometen en el mantenimiento del hogar, lo que significa que las tareas que solo deberían tomar unos minutos aquí y allá pueden acumularse significativamente.

Si ha estado inmerso en asignaciones de trabajo, mantenimiento de relaciones, disputas familiares y demás, es posible que un día llegue a casa y descubra que los platos sucios se han amontonado en todos los mostradores, no le quedan calcetines limpios, hay desorden por todas partes y polvo. las plantas rodadoras amenazan con asfixiar al gato.

Ordenar y ordenar tu espacio puede hacerte mucho bien. Estar en un espacio desordenado o incluso sucio puede hacer cosas terribles para tus emociones y tu moral.

Toma algunas bolsas de basura y cajas, y tira o dona lo que no sea vital en tu vida. Si vives solo, por ejemplo, no necesitas 15 platos o 22 tenedores. Reduzca absolutamente todo al mínimo y deshágase de lo que haya sobrado.

Luego haz una limpieza profunda sólida. Lavar las paredes, barrer y aspirar todos los rincones. Friega el baño como si tu abuela fuera a comer de las baldosas del piso. Luego abre las ventanas, quema un poco de incienso o difunde algunos aceites esenciales y asegúrate de que el lugar huela bien.

Te garantizo que te sentirás mucho mejor con casi todo cuando el espacio que te rodea se sienta fresco y limpio.

4. Regrese al momento presente a través de la meditación o el enfoque.

Ya sea que esté lidiando con problemas personales o se sienta abrumado por todas las cosas importantes que suceden en todo el mundo, se puede aliviar mucho volviendo al momento presente.

Es posible que haya escuchado esto antes, pero estar presente hace tanto bien al bienestar de uno que vale la pena repetirlo.

Cuando la vida te deprima, regresa tu atención a tu respiración. Puede contar a medida que avanza o repetir un mantra u oración con cada inhalación y exhalación, lo que sea que funcione para usted. Sin embargo, mientras respira, concéntrese por completo en la energía de la respiración que entra y sale de su cuerpo.

Mientras haces esto, no existe nada más en el mundo. Solo tú y el aire que circula dentro, a través y fuera de ti. Una y otra vez.

En sánscrito, la energía que se mueve por todo el universo se conoce como “prana”. Esto se traduce como “el aliento de vida”. La respiración es la base de la práctica del yoga y es la función más básica que nos mantiene vivos.

Cuando te tomas un tiempo para volver a centrarte en esta sencilla práctica, todo lo demás cae en perspectiva y orden.

5. Sea una fuerza de cambio positivo aquí y ahora.

Mucha gente se siente abrumada y deprimida por todo lo que va mal en el mundo. Parece que todos los días hay alguna calamidad nueva que se espera que nos asuste o nos indigne, y eso puede ser completamente agotador.

Probablemente te hayas encontrado con la frase «piensa globalmente, actúa localmente» antes, y esa es una buena manera de contrarrestar estos sentimientos de depresión e impotencia.

Todos y cada uno de nosotros somos capaces de generar cambios en los entornos que nos rodean. Después de que te hayas conectado a tierra con algo de ejercicio y trabajo de respiración, haz un balance de lo que puedes hacer para mejorar las circunstancias en las que te encuentras ahora, con lo que tienes disponible.

Si la escasez mundial de alimentos lo está deprimiendo, haga un buen uso de sus habilidades de jardinería. Habla con algunos lugares de culto locales para ver si puedes ayudar a poner en marcha algunos huertos comunitarios en su propiedad.

Por supuesto, esta técnica solo funciona si eres el tipo de persona que se siente mejor si toma medidas para vencer los sentimientos de depresión o desesperación. No funciona para todos e incluso puede ser perjudicial para una persona que ya se siente agotada. Si esta es la situación en la que te encuentras, entonces es mejor ir en la dirección opuesta…

13 cosas que hacer cuando la vida te deprime

6. Descanso.

La mayoría de las personas han sido programadas para sentir que necesitan hacer algo constantemente para justificar y validar su existencia en este planeta. Si no están trabajando, ofreciéndose como voluntarios, siendo creativos o produciendo de otra manera, entonces de alguna manera están holgazaneando o desperdiciando espacio.

Este no es el caso en absoluto. Estás cambiando el mundo para mejor simplemente existiendo. Para acuñar una frase que escuché una vez en Los Simpson: «eres un ser humano, no un ser humano».

Si ya te sientes abrumado y agotado, y todo lo que sucede a tu alrededor te está deprimiendo, deja todo y simplemente descansa.

Hable con su empleador e infórmele que necesita un par de días libres por motivos de salud mental. Cancele cualquier reunión, informe a los miembros de su familia que no lo interrumpan a menos que la casa esté en llamas y vaya a la cama.

Si se siente ansioso o nervioso, considere beber una taza de té de hierbas relajantes como manzanilla, menta o pasiflora. Escuche música relajante que lo ayude a relajarse o ponga un documental que lo aburrirá hasta quedarse dormido. Mi pareja tiene uno sobre gusanos tubulares volcánicos de aguas profundas que nunca ha visto en su totalidad, ya que la deja inconsciente en unos 20 minutos.

7. Coma un poco de alimento reconfortante nutritivo.

Todos tenemos “alimentos reconfortantes” que nos hacen sentir seguros y amados cuando los comemos. Para una persona, podría ser un plato preciado que le encantaba cuando era niño, uno que sus padres preparaban para ocasiones especiales o para animarlos cuando algo malo sucedía.

Alternativamente, la comida reconfortante de otra persona podría ser una tina entera de helado simplemente porque sabe delicioso y los hace sentir bien.

Si usted es del tipo que come cuando se siente deprimido, intente apuntar a algo que nutra su cuerpo, mente y espíritu. Claro, esa porción de helado y dorito puede hacerte sentir muy bien por la mañana, pero el malestar gástrico y el autodesprecio que se producirán más tarde pueden ser contraproducentes a largo plazo.

Apunta a los carbohidratos complejos y las grasas y proteínas saludables que te harán sentir satisfecho pero también te repondrán. Esto es especialmente importante si tiene anemia o si su cuerpo se ha agotado debido a una enfermedad o estrés.

¿Tienes antojo de dulces cuando te sientes molesto? Tome su licuadora y prepárese un batido increíble con frutas congeladas o frescas y un poco de proteína en polvo endulzada naturalmente. O prepare un plato grande de sopa o estofado lleno de deliciosas hierbas y especias.

Luego descansa mientras tu cuerpo lo absorbe todo, nutriéndolo hasta la médula.

8. Pasa tiempo con amigos animales.

Hay varias buenas razones por las que animales de apoyo emocional son tan populares y apreciados en todo el mundo. Los amigos animales no solo nos brindan una compañía amorosa, pasar tiempo con ellos, abrazarlos, caminar con ellos y cuidarlos nos brinda una sensación abrumadora de alegría.

Además, dado que estos animales dependen completamente de nosotros para su bienestar, tenemos un sólido sentido de propósito cuando se trata de cuidarlos. Los animales nos aman incondicionalmente y nos ofrecen cariño y consuelo simplemente con estar cerca de ellos.

Cuando la vida te deprima, deja todo lo demás que estés haciendo y acurrúcate con tu mascota por un rato. Si no tiene una mascota propia porque no puede tener una en su lugar actual, considere ir a un refugio para acurrucar a los gatos o pasear a algunos perros. Alternativamente, si puede tener una mascota pero aún no la ha tenido, esta podría ser la oportunidad perfecta para hacerlo.

Sin duda, hay animales en un refugio cerca de usted que están esperando que la gente los saque de esas jaulas y los lleve a un hogar lleno de amor. En mi opinión, los perros, los gatos y los conejos son algunos de los mejores para pasar el tiempo, pero si realmente te gusta acurrucarte con serpientes o jugar con hámsters o periquitos, ¡entonces ve en esa dirección!

Te sorprenderá ver cuánto mejor te sientes después de pasar un buen rato con un amigo peludo o emplumado.

9. Deja ir las expectativas del día.

Mucha gente se molesta mucho cuando sus planes salen mal. Por ejemplo, pueden planear hacer que el día X sea un día laboral o insistir en que van a lograr algunas cosas específicas. Entonces, si no durmieron lo suficiente la noche anterior, o se despiertan sintiéndose mal, están devastados.

Se sienten inútiles, como si nunca fueran a lograr nada porque estos planes realmente básicos se han descarrilado. A partir de ahí, pueden caer en una espiral en la que se sienten deprimidos por innumerables otros aspectos de su vida.

Así que trata de bajar un poco tus expectativas y mantente mental y emocionalmente flexible para que los cambios de planes no te molesten.

Además, cuando vamos con la corriente, a menudo nos sorprende gratamente lo bien (¡y fácilmente!) que las cosas pueden funcionar para nosotros.

10. Habla con alguien.

Ya sea que reserve un tiempo con su terapeuta o tome un café con un buen amigo, hablar con alguien puede ayudarlo a ponerse a tierra y poner las cosas en perspectiva.

Cuando la vida te deprime, es probable que comiences a sentir que todo lo que te rodea es una completa basura.

Las pequeñas cosas que pueden haber estado molestando en el fondo de su mente pueden sentirse repentinamente abrumadoras. Luego, puede comenzar a pensar en todas las demás cosas que pueden estar sucediendo en su vida, y desde allí, se mueve en espiral hacia el estado de la ciudad, el país, el continente, etc. Antes de darse cuenta, está teniendo un completo -ataque de pánico soplado.

Hablar con alguien puede ayudarte tanto a calmarte como a inspirarte. Esto tampoco significa que debas volcar todo lo que sientes en otra persona, porque eso puede traspasar seriamente su mundo y aumentar sus propias cargas.

En su lugar, trate de concentrarse en las cosas positivas que están sucediendo. Tu amigo puede mencionar un nuevo libro que está leyendo o una serie de televisión que ha descubierto y, de repente, tienes algo brillante en lo que concentrarte.

Alternativamente, su terapeuta o asesor religioso podría recordarle que aunque parezca que X cosas van mal a su alrededor, tres veces más cosas van realmente bien.

A veces, solo hace falta que alguien más controle nuestros puntos ciegos para hacernos saber las cosas buenas que están sucediendo. Ese crujido que proviene de su automóvil podría ser, de hecho, un diamante atascado en la llanta.

11. Concéntrese en la gratitud por todas las grandes cosas que suceden en su vida (y luego compártalas).

Para ampliar el consejo anterior, indudablemente hay algunas cosas asombrosas que están sucediendo en tu vida en este momento. Puede que no sean monumentales, pero serán especiales y buenos, y dignos de celebrar.

Como ejemplo, supongamos que ha estado comenzando con las semillas para el jardín de este año y se sorprende gratamente al descubrir que sus semillas han tenido una tasa de germinación del 95%.

¡Esto significa que su jardín estará repleto de vegetales, hierbas y flores! Además, significa que vas a tener más plantas de las que tienes espacio. ¿Sabes lo que puedes hacer con esa recompensa extra?

Compártelo.

Tendrá el beneficio de un espacio exuberante lleno de comida, así que vea si hay otras personas a su alrededor que también podrían beneficiarse. Publique en las páginas de intercambio locales de Facebook, Craigslist o Kijiji y ofrezca plántulas gratis a las personas de su comunidad. O pregunte si puede instalar una mesa de «plantas gratis» en su iglesia local, ayuntamiento, centro comunitario, etc.

¿Cuáles son algunas de las cosas buenas que están sucediendo en su mundo en este momento? ¿Has dominado algunas posturas de yoga que te han desafiado durante años? ¿O descubrió la mejor manera de hornear el pan más perfecto imaginable? ¡Estos son grandes éxitos por los que estar agradecidos y vale la pena celebrarlos!

¿Y qué mejor manera de celebrar realmente la gratitud que compartirla con los demás? Cuando la vida te deprima, sé un ejemplo del tipo de cambio que te gustaría ver en el mundo y observa cómo las ondas se mueven hacia afuera desde allí.

12. Recuerda que esto también pasará.

Has pasado por algunas situaciones bastante difíciles en tu vida antes, ¿no es así? Además, es probable que esas terribles situaciones se resuelvan y usted las supere, y también aprenda de esas experiencias.

Por ejemplo, un trabajo dental doloroso podría haber sido terrible en el momento, pero el dolor fue temporal y volvió a comer normalmente en unos pocos días. Del mismo modo, es posible que haya tenido una fiesta de cumpleaños increíble, solo para tener una resaca horrible al día siguiente y preguntarse cómo demonios entró una llama en su sala de estar.

Si está familiarizado con las cartas del tarot, es posible que ya reconozca estos patrones en la carta de la Rueda de la fortuna. Alternativamente, si no eres un gran aficionado al tarot, te lo desglosaré.

La carta de la Rueda de la Fortuna nos recuerda que las ruedas de la vida están en constante movimiento. Como tal, nada permanece en la misma situación por mucho tiempo. Si las cosas van bien en este momento, es inevitable que haya que lidiar con una recesión. Pero, por otro lado, si la vida te está deprimiendo en este momento, puedes estar seguro de que pasará y algo grandioso llegará pronto.

Lo que sea que esté sucediendo ahora mismo, pasará. Algunas cosas pueden tardar más que otras en hacerlo, pero siempre hay luz al final del túnel. Además, si puedes volver a subirte al caballo y concentrarte en avanzar, a través de las nubes grises que te envuelven, es probable que llegues a esa luz mucho más rápido de lo que esperabas.

13. No te rindas.

Las dificultades son inevitables. Todos experimentamos contratiempos, ya sea por problemas personales o por circunstancias externas sobre las que no tenemos control. Todos vamos a ser derrotados alguna vez, pero está bien. De hecho, eso puede ser de gran beneficio para nosotros.

Considere este pasaje de “El manuscrito encontrado en Accra” de Paulo Coelho:

La derrota es para los valientes. Solo ellos conocerán el honor de perder y la alegría de ganar.
No estoy aquí para decirte que la derrota es parte de la vida: todos lo sabemos.
Sólo los vencidos conocen el Amor. Porque es en el ámbito del amor donde peleamos nuestras primeras batallas, y generalmente perdemos.
Estoy aquí para decirles que hay personas que nunca han sido derrotadas.
Ellos son los que nunca pelearon.

La derrota es temporal.

Podemos experimentar la derrota en la batalla, pero nos reagrupamos, aprendemos de la derrota y ganamos el día por otros medios.

La clave es no ceder a la desesperación y nunca darse por vencido.

Las cosas mejorarán pronto.

¿Aún no sabes qué hacer cuando la vida te deprime? Como se mencionó anteriormente, hablar con alguien realmente puede ayudarlo a manejar cualquier cosa que la vida le depare. Es una excelente manera de sacar sus pensamientos y preocupaciones de su cabeza para que pueda resolverlos.

Un terapeuta suele ser la mejor persona con la que puede hablar. ¿Por qué? Porque están capacitados para ayudar a las personas en situaciones como la tuya. Pueden proporcionar amplios mecanismos de afrontamiento para que pueda soportar las dificultades y guiarlo de regreso a un mejor lugar mental.

Un buen lugar para obtener ayuda profesional es el sitio web BetterHelp.com: aquí podrá conectarse con un terapeuta por teléfono, video o mensaje instantáneo.

Es posible que no crea que sus problemas son lo suficientemente grandes como para justificar una terapia profesional, pero no se perjudique a sí mismo. Nada es insignificante si está afectando tu bienestar mental.

Así que busque la ayuda que se merece hoy. Ya has dado el primer paso con solo buscar y leer este artículo. Ahora es el momento de hacer lo que es correcto para ti.

Aquí está ese enlace nuevamente si desea obtener más información sobre el servicio que brinda BetterHelp.com y el proceso para comenzar.

También te puede interesar:

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

13 cosas que hacer cuando la vida te deprime

1. Habla con alguien

Compartir tus sentimientos y pensamientos con alguien de confianza puede ayudarte a sentirte mejor. Si no tienes alguien cercano con quien hablar, busca apoyo en línea o acude a un profesional.

2. Practica la meditación

La meditación puede ayudar a calmar la mente y reducir los sentimientos de ansiedad y depresión. Dedica unos minutos al día a meditar y siente sus beneficios.

3. Haz ejercicio

El ejercicio físico libera endorfinas, que ayudan a mejorar el estado de ánimo y reducir el estrés. Encuentra una actividad que disfrutes y dedica tiempo a ella.

4. Busca un pasatiempo

Elige una actividad que te guste y te ayude a desconectar de tus problemas. Ya sea música, pintura o cualquier otra cosa, tómate tiempo para disfrutar de tu pasatiempo favorito.

5. Dedica tiempo a la naturaleza

Los estudios demuestran que pasar tiempo en la naturaleza puede reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo. Camina, pasea en bicicleta o simplemente siéntate y disfruta de la naturaleza.

6. Haz algo amable por alguien más

Ayudar a otros puede ayudarte a sentirte mejor contigo mismo y mejorar tu estado de ánimo. Haz una buena acción por alguien más y siente la satisfacción que eso trae.

7. Escribe tus pensamientos

Escribe lo que sientes y piensas. Puedes hacerlo en un diario o en un blog. La escritura puede ayudarte a comprender mejor tus sentimientos y obtener una perspectiva más clara de tus problemas.

8. Lee un libro inspirador

Pasa tiempo leyendo libros que te inspiren y te ayuden a ver la vida de manera positiva. A veces, una simple frase puede ser suficiente para cambiar tu perspectiva y mejorar tu estado de ánimo.

9. Escucha música relajante

La música suave y relajante puede ayudar a calmar la mente y reducir el estrés. Crea una lista de reproducción con tus canciones favoritas y dedica tiempo a escucharlas.

10. Continua aprendiendo

Aprende algo nuevo que siempre hayas querido hacer. Puedes tomar una clase en línea o un curso en persona. Aprender cosas nuevas puede ayudarte a sentirte mejor contigo mismo y mejorar tu autoestima.

11. Rodéate de personas positivas

Las personas negativas pueden tener un efecto negativo en tu estado de ánimo y pensar. Rodéate de personas positivas que te apoyen y te inspiren.

12. Visualiza tus objetivos

Visualiza tus objetivos y sueños. Imagina que los has logrado y siente la felicidad que eso te trae. Esto puede ayudarte a renovar tus energías y sentir una renovada motivación.

13. Busca ayuda profesional

Si tus sentimientos de depresión persisten, busca ayuda profesional. Un psicólogo o terapeuta puede ayudarte a identificar y tratar las causas subyacentes de tus sentimientos.

Recuerda que la depresión es una enfermedad tratable y superable. Toma acción y busca la ayuda que necesitas para sentirte mejor.

  1. Habla con alguien
  2. Practica la meditación
  3. Haz ejercicio
  4. Busca un pasatiempo
  5. Dedica tiempo a la naturaleza
  6. Haz algo amable por alguien más
  7. Escribe tus pensamientos
  8. Lee un libro inspirador
  9. Escucha música relajante
  10. Continua aprendiendo
  11. Rodéate de personas positivas
  12. Visualiza tus objetivos
  13. Busca ayuda profesional

Deja un comentario