14 maneras sin tonterías de vivir una vida plena

¿Te has preguntado alguna vez qué es lo que realmente significa vivir una vida plena? Vivir de tal manera que al acostarte por las noches sientas que has hecho todo lo posible para ser feliz, que has aprovechado al máximo cada minuto y que no te ha quedado nada por hacer en tus días. Si estás buscando maneras de alcanzar esta felicidad, no te pierdas este artículo en donde te presentaremos 14 maneras sin tonterías de vivir una vida plena. ¡Acompáñanos y comienza a disfrutar de la vida al máximo hoy mismo!

Vivir una vida plena no tiene por qué ser complicado. De hecho, es mucho menos complicado de lo que piensas.

El mayor obstáculo con el que se encuentra la gente es la falta de paciencia. Se necesita tiempo para suavizar los bordes ásperos, curar lo negativo y hacer crecer lo positivo en su lugar.

Es muy parecido a cultivar un jardín.

En primer lugar, hay que preparar la tierra labrándola y haciéndola más fácil de trabajar. Luego, revisa y elimina las raíces viejas, desecha las rocas y se deshace de cualquier otra cosa que interfiera con el crecimiento de sus plantas.

En segundo lugar, fertilizas o mezclas un poco de tierra vegetal más rica, para que las plantas tengan muchos nutrientes para nutrirse.

En tercer lugar, planta sus semillas y se asegura de que tengan suficiente espacio para crecer con un poco de agua para que funcionen.

Tienes que cuidar tus plantas y esperar. Necesitas la paciencia para dejar que esas semillas crezcan y florezcan en lo que has estado esperando.

¿Superación personal? ¿Encontrar plenitud y felicidad en la vida? Es lo mismo. No puedes apresurar estas cosas.

Entonces, hablemos de algunas semillas que puedes plantar y nutrir para lograr una vida plena para ti.

1. Crea un propósito para tu vida.

Muchas personas creen que encontrar su propósito en la vida les dará felicidad. Las posibilidades son bastante buenas de que no lo hará. Esto es lo que pasa con el propósito: puede que no sea agradable o feliz. ¿Qué pasa si su propósito en la vida es ser voluntario en un centro de llamadas de crisis? ¿O trabajando en una sala de emergencias? ¿O trabajar con personas en situación de pobreza?

Vale la pena hacer muchas cosas que brindan un sentido de propósito que no son felices en absoluto. De hecho, las cosas que realmente necesitan hacerse por lo general no van a ser felices.

Pero dedicar tu tiempo y tu vida a un propósito es algo que puede brindarte satisfacción.

¡Y aquí están las buenas noticias! No tienes que “encontrar” tu propósito. ¡Puedes crear uno! Ve a ayudar a algunas personas que lo necesitan. Ingrese a una profesión que le permita marcar la diferencia en la vida de los demás. Elige algo y conviértelo en tu propósito.

2. Fomente sus relaciones.

Tómese el tiempo para nutrir y cuidar sus relaciones. La vida puede ser tan ocupada a veces. Es fácil dejarse atrapar por el torbellino de responsabilidades y cosas que tiene que hacer. A medida que envejeces, puede ser mucho más difícil mantener amistades y relaciones con las personas que te importan porque tienes aún más que hacer.

Tienes que hacer tiempo para tus relaciones. Incluso si se trata de pasar el rato de vez en cuando o reunirse en un día festivo. Te ayudará a mantenerte conectado y tener algo de comunidad a medida que avanzas. Y un sentido de comunidad con amigos, familiares y otros conocidos es muy gratificante.

Si no tiene muchos amigos o una comunidad, intente buscar actividades sociales en su área. Por ejemplo, inscríbete en una liga deportiva informal, toma algunas clases o haz algún trabajo voluntario. Eso te permitirá salir y socializar con otras personas.

3. Di «¡Sí!» más a menudo.

“Sí” es una llave que abre puertas a cosas que nunca supiste que querías. No te definas por todo lo que crees saber sobre quién eres. ¡Toma algunos riesgos! ¡Di sí a las oportunidades cuando se presenten! Porque no siempre vendrán.

Permítete la libertad de crecer y experimentar cosas nuevas. La vida es un proceso de aprendizaje constante en el que, con suerte, obtendrás nuevas experiencias y perspectivas. No te desconectes de la vida retirándote detrás de la seguridad de “Oh, no lo creo…”.

4. Sea disciplinado con su tiempo.

Hay personas que luchan con la idea de los horarios y la disciplina con su tiempo. Es posible que se sientan limitados al tratar de cumplir un horario, pero es una de las mejores cosas que puedes hacer por ti mismo.

El tiempo es el recurso más valioso que tienes en la vida. Solo tienes 24 horas al día, como todos los demás. Y una vez que se ha ido, no puedes obtener más. Siempre puedes ganar más dinero o comprar más cosas, pero el tiempo es finito y debes ser implacable con lo que dedicas.

No lo desperdicies. ¡Eso no significa que no debas divertirte o disfrutar de un poco de descanso y relajación! El equilibrio es la clave.

5. Perdone fácilmente, perdone a menudo.

Mucha gente mira a los demás, oa sí mismos, como buenos o malos. Pero en realidad, hay un gran término medio entre el bien y el mal donde casi todo el mundo está. La mejor persona que conoces probablemente tenga algunas elecciones de las que se arrepiente en su vida. Y la peor persona que conoces probablemente haya hecho algo amable o agradable por otra persona en algún momento de su vida.

Deja ir la mentalidad de lo bueno y lo malo. En cambio, deja que las personas sean las criaturas defectuosas que son. Perdona fácilmente, perdona a menudo. Perdónate por no hacer las cosas correctas, luego toma mejores decisiones ahora que sabes mejor.

Será difícil tener una vida plena cuando lleves el peso del arrepentimiento, el resentimiento o el sufrimiento alrededor del cuello. La mayoría de la gente no es mala. Simplemente hacen cosas malas porque actúan a partir de su propio sufrimiento o no saben nada mejor.

6. Persigue tus sueños.

¡No dejes que tus sueños sean sueños! ¿Hay algo que despierte tu pasión? ¿Algo que simplemente no puedes sacar de tu mente? ¿Lo estás haciendo? ¿¡Bueno, por qué no!?

Persigue tus sueños si tienes un sueño. No querrás mirar hacia atrás en tu vida y arrepentirte de lo que no intentaste (porque la ciencia sugiere que esos serán los mayores arrepentimientos que tendrás). A veces un sueño tiene fecha de caducidad. No pierdas la oportunidad cuando la tengas frente a ti.

¡Ve a buscarlo!

7. Deja que la vida fluya como debe.

A veces, solo tienes que dejar que la vida fluya como debe fluir. Es decir, necesitas saber cuándo soltarte y dejar que la corriente te lleve.

El mejor ejemplo es tratar de hacer que funcione una relación que claramente no está funcionando. Una persona puede aferrarse a una relación que no funciona por miedo a estar sola o porque se siente cómoda. Puede ser que su pareja no sea una mala persona en absoluto. Puede que se lleven bien, pero la chispa necesaria para una relación romántica ya no existe (si es que alguna vez estuvo allí para empezar). Al aferrarse a él, en realidad está empeorando la situación para ambas partes.

No soltar les impide a ambos encontrar la plenitud y la felicidad que buscan.

8. Haz un poco todos los días.

No es necesario que lo hagas todo de una vez. Hay muchas cosas que no puedes hacer todas a la vez. ¿Qué pasa si quieres empezar a comer más sano y hacer ejercicio? Eso no es algo que dará frutos de la noche a la mañana. Y no es algo que tengas que hacer bien de una vez. Es algo a lo que tendrá que dedicar tiempo y esfuerzo regulares antes de que las cosas comiencen a funcionar como usted desea.

Empieza pequeño. Haz un poco cada día para acercarte más a tus sueños, pasiones y deseos. Eso lo ayudará a generar impulso para lograr sus objetivos y fomentar su realización.

9. No te detengas en tus remordimientos.

Hay un dicho común que dice: «Todo el mundo se arrepiente». Esa declaración es mucho más profunda de lo que parece.

¿Todos tienen algo que desearían haber hecho de manera diferente? Absolutamente.

¿Todos llevan ese arrepentimiento como una cruz que interrumpe su vida, arruina sus oportunidades y les impide encontrar la felicidad y la realización? No.

El arrepentimiento es un dolor del que puedes sanar y crecer si te lo permites. El arrepentimiento es un tutor que te está enseñando lo que no debes hacer en el futuro para que puedas evitar sentirte mal por lo que sea que hayas hecho. Deja que te enseñe para que puedas dejarlo ir y seguir adelante.

10. Practica la gratitud por lo que tienes.

La gratitud es un tropo popular, casi un cliché, de autoayuda que se promociona regularmente como la clave para una vida feliz y satisfactoria. No permita que el hecho de que se use tan extensamente lo distraiga del hecho de que es una herramienta poderosa que puede usar en su vida diaria.

El poder de la gratitud cambia tu enfoque de lo que no tienes a lo que tienes. Cuando practicas la gratitud regularmente, estás entrenando tu cerebro para apreciar todas las cosas que tienes, incluso si no es mucho. Y el verdadero superpoder de la gratitud es que hace que el dolor y el sufrimiento que experimentamos en la vida valga más la pena.

Todos los días le suceden cosas malas a las personas, que van desde levemente molestas hasta terriblemente traumáticas. No es bueno que pasen estas cosas malas. Pero es bueno que podamos sobrevivir a ellos y tener la oportunidad de intentar superarlos. Al estar agradecido por las pruebas y tribulaciones que tienes en la vida, tienes la oportunidad de convertir esos dolores en algo gratificante al confrontarlos y superarlos.

11. Tómate un tiempo para respirar.

La vida se mueve a gran velocidad. A veces necesitas reducir la velocidad para apreciar lo que tienes y lo lejos que has llegado. Saltar directamente de un día de trabajo a otro, hacer mandados, tratar de hacer todo lo que se necesita lograr está muy bien, pero a veces solo tienes que detenerte y tomar un respiro.

Permítete descansar y relajarte de vez en cuando. Disfrute de algo positivo por un rato. Luego, ¡sal y diviértete de vez en cuando!

12. Sigue aprendiendo.

¿Sabes lo que es gratificante? Aprendiendo algo nuevo. Ya sea que se trate de una información que le parezca interesante o de cómo hacer una tarea en particular, se siente bien crecer un poco más aprendiendo algo nuevo.

Es inmensamente satisfactorio ampliar un poco más tus límites mentales o prácticos en términos de lo que sabes y de lo que eres capaz. La alternativa es el estancamiento y eso solo agotará la satisfacción que tienes actualmente en la vida.

No tienes que comprometerte a aprender nuevas habilidades o conocimientos importantes. No tiene que volver a ingresar a la educación o recibir capacitación específica, a menos que su deseo intuitivo lo empuje en esa dirección. Simplemente siga agregando pequeños fragmentos a su base general de habilidades y conocimientos.

13. Sea amable.

La bondad es un regalo que se da en ambos sentidos. Ser amable es un regalo para la otra persona. Los hace sentir un poco mejor consigo mismos y con el mundo. Les ayuda a aliviar sus cargas y les da una perspectiva más brillante de su día, semana, mes o vida en general.

Ser amable también es un regalo para ti mismo. Es una sensación increíble cuando haces algo bueno por otra persona. Y está bien hacer cosas buenas y sentirse bien al respecto; no contamina las cosas buenas ni convierte el acto en egoísta.

Solo debes recordar que ser amable no siempre es fácil y no siempre se sentirá bien en ese momento. Pero incluso cuando no es fácil, la amabilidad es lo correcto. Y hacer lo correcto eventualmente te dará una sensación de gratificación.

14. No vivas en la negatividad.

La vida no siempre es la mejor. A veces experimentará cosas que serán dolorosas y difíciles. Esta bien. Todo eso es parte del viaje. La clave es evitar vivir en la negatividad.

Es difícil encontrar la paz, la felicidad y la realización en la vida si te estás ahogando constantemente en la negatividad. Y hay bastante para dar vueltas con todos los problemas sociales, la política y las terribles noticias que se transmiten las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Es bueno estar informado, pero también es bueno limitar su tiempo y exposición a las partes feas de la vida. Simplemente alimenta la ira, la ansiedad y la depresión, que es como encadenar tu cerebro a un ancla y dejarlo caer en el océano.

Deja de hacer que sea más difícil para ti encontrar la felicidad y la satisfacción en las cosas positivas que tienes enfocándote demasiado en lo negativo.

También te puede interesar:

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




14 maneras sin tonterías de vivir una vida plena

1. Se honesto contigo mismo

Saber quién eres y lo que deseas en la vida es un gran paso para alcanzar la felicidad.

2. Haz ejercicio regularmente

El ejercicio no solo es bueno para tu cuerpo, sino también para tu mente. Te hará sentir más positivo y lleno de energía.

3. Practica la gratitud

Tómate un tiempo cada día para reflexionar sobre las cosas que aprecias en la vida y sé agradecido por ellas.

4. Rodéate de personas positivas

Las personas que te rodean pueden tener un gran impacto en cómo te sientes. Busca amigos que te apoyen y te hagan sentir bien contigo mismo.

5. Sé curioso

Explora nuevos intereses y aprende cosas nuevas para expandir tu mente y crecer como persona.

6. Usa tu tiempo sabiamente

Aprende a equilibrar tu tiempo entre trabajo, ocio y descanso, y asegúrate de dedicar tiempo a las cosas que realmente importan.

7. Define tus metas

Tener metas claras y factibles te ayudará a mantener la motivación y la dirección en tu vida.

8. Aprende a perdonar

Perdonarse a sí mismo y a los demás puede ser difícil, pero es clave para liberarse del resentimiento y la negatividad.

9. Practica la meditación o la respiración profunda

Tomarte un tiempo para conectarte contigo mismo y encontrar la paz interior puede ayudarte a reducir el estrés y la ansiedad.

10. Haz algo que te apasiona

Encontrar una actividad que te haga sentir realizado y feliz es una gran manera de vivir una vida plena.

11. Aprende a decir «no»

Aprender a establecer límites y decir «no» cuando sea necesario es crucial para cuidar tu salud mental y física.

12. Sé amable contigo mismo

Trátate con el mismo amor y respeto que tendrías con un amigo cercano.

13. Encuentra el equilibrio adecuado

Aprender a equilibrar todas las áreas de tu vida, incluyendo trabajo, familia, amigos y hobbies, te ayudará a sentirte más completo y feliz.

14. Siempre busca crecer

Siempre hay espacio para crecer y mejorar en la vida. Mantén una mentalidad de crecimiento y sé abierto a aprender y cambiar.

  1. Se honesto contigo mismo
  2. Haz ejercicio regularmente
  3. Practica la gratitud
  4. Rodéate de personas positivas
  5. Sé curioso
  6. Usa tu tiempo sabiamente
  7. Define tus metas
  8. Aprende a perdonar
  9. Practica la meditación o la respiración profunda
  10. Haz algo que te apasiona
  11. Aprende a decir «no»
  12. Sé amable contigo mismo
  13. Encuentra el equilibrio adecuado
  14. Siempre busca crecer


Deja un comentario