16 maneras de ser una persona más solidaria

¿Quieres hacer una diferencia positiva en el mundo? Una manera de lograrlo es siendo una persona más solidaria. La solidaridad es una actitud que involucra empatía, compasión y acción altruista para contribuir al bienestar de los demás. Aquí te presentamos 16 formas en las que puedes ser una persona más solidaria en tu vida cotidiana. Desde pequeños actos de bondad hasta grandes iniciativas comunitarias, ¡únete a nosotros en la misión de hacer del mundo un lugar más amoroso y compasivo!

Divulgación: esta página contiene enlaces de afiliados para seleccionar socios. Recibimos una comisión si elige realizar una compra después de hacer clic en ellos.

Habla con un terapeuta acreditado y experimentado para que te ayude a sentir y mostrar más interés por los demás si tienes dificultades en este momento. Simplemente haga clic aquí para conectarse con uno a través de BetterHelp.com.

¿Te cuesta preocuparte por otras personas?

Verdaderamente, sinceramente se preocupan por ellos y por ellos?

No te castigues por eso. No estás solo. Lejos de ahi.

Si bien preocuparse por los demás es algo natural para muchas personas, ese no es el caso para todos. Y el hecho de que estés leyendo esto significa que probablemente podrías usar algunos consejos cuando se trata de sentir y demostrar interés por los demás.

Eso es exactamente lo que este artículo proporcionará. Pero primero, una pregunta obvia pero no directa.

¿Qué significa preocuparse por los demás?

Cuando se trata de preocuparse por los demás, el mayor enfoque está en su felicidad y bienestar. Es posible que desee ayudar a garantizar que estén seguros y saludables y que se sientan satisfechos y felices de manera regular.

Si descubre que está pasando por algún tipo de dificultad, es probable que se incline a ofrecerle ayuda.

En términos más simples, preocuparse por otro ser, ya sea humano o no humano, significa que no desea que experimente sufrimiento y querrá tomar medidas para ayudar a aliviarlo si puede.

Hay muchas maneras diferentes en las que puedes mostrar a los demás que te preocupas por ellos, que van desde palabras amables hasta gestos abiertos, según el individuo y las situaciones a las que se enfrenta.

A continuación se presentan algunas de las mejores y más fáciles formas de ser más cariñoso con otras personas.

1. Trate de averiguar de dónde provienen sus propios bloqueos emocionales.

Muchas personas descubren que quieren ser más cariñosas y cariñosas con los demás, pero parece que no pueden hacerlo.

Puede haber una amplia gama de razones para esto, pero es importante que no te enojes ni te frustres contigo mismo si tienes dificultades. Cuando estás tratando de cultivar la bondad amorosa hacia los seres humanos, la mejor persona para empezar eres tú mismo.

Todo empieza desde dentro. Si estás luchando por sentir o mostrar cariño hacia alguien que realmente te gusta y quieres demostrarlo, entonces el autoanálisis es siempre tu primer recurso.

¿Ha sido profundamente herido y traicionado en el pasado? ¿Se burlaron por mostrar amor y bondad abiertamente? ¿Aprovechado por mostrar abiertamente tales sentimientos? ¿O incluso empujado a mostrar afecto a los demás cuando se sentía incómodo al hacerlo? (Como verse obligado a abrazar o besar a parientes mayores y amigos de la familia cuando era niño, a pesar de que lo asustaban).

Es posible que tenga escudos por varias razones diferentes, así que trate de determinar de dónde provienen. Al hacerlo, es posible que pueda desarmarlos y bajarlos.

2. Descubre los lenguajes de amor de otras personas.

Cuando intentas mostrarles a los demás que te preocupas por ellos, una de las mejores cosas que puedes hacer es asegurarte de que ambos hablen el mismo idioma.

Cuando se esté comunicando con otras personas, pregúnteles si saben cuáles son sus principales lenguajes de amor y tome notas mentales de ellos. Esto te ayudará mucho a aprender a mostrar interés de una manera que ellos aprecien y entiendan. Si no lo saben, puede ser divertido hacer que lo hagan. tomar la evaluación y averiguar.

Por ejemplo, los principales lenguajes de amor de mi pareja son los actos de servicio y las palabras. Los míos son el tiempo de calidad y el cariño físico. Dado que entendemos esto de los demás, podemos ver los esfuerzos de los demás y expresar nuestro interés en consecuencia.

Ella se esfuerza por pasar tiempo conmigo y ser mimosa, mientras me aseguro de dejarle pequeñas notas o hacer cosas que apreciará. Al hacer esto, ambos nos sentimos vistos, respetados y cuidados a nuestra manera.

3. Hágales preguntas.

La mayoría de las personas aprecian cuando se les pregunta sobre sí mismos. Por ejemplo, puede preguntar sobre sus intereses, preferencias personales e incluso detalles personales como su fecha de nacimiento.

Está bien si no sabes nada sobre el tema que les apasiona. De hecho, muchas veces, a las personas les encanta cuando se encuentran con alguien que casi no tiene experiencia con el tema de su elección. Esto se debe a que ven la oportunidad de compartir algo maravilloso con otra persona y potencialmente despertar un amor similar en esa otra persona.

Esto a menudo va más allá de tratar de cultivar una nueva amistad o relación romántica. Cuando alguien siente una cantidad increíble de alegría por algo, la idea de ayudar a otra persona a experimentar esa alegría puede hacerlos ridículamente felices. ¡Tienen la oportunidad de ser maestros en las áreas que les apasionan!

Incluso si no terminas sintiendo la misma alegría que ellos, lo que más les importa es que te tomaste el tiempo para profundizar en algo que es tan importante para ellos. Ha hecho tiempo para ellos, los ha escuchado y aprendido de ellos. Por lo tanto, si se encuentra en una posición como esta, asegúrese de mostrarles la cortesía y el respeto adecuados con una escucha activa y muchas preguntas relevantes.

Solo debes saber que su alegría se desvanecerá si les haces saber que no te importa y que simplemente les sigues la corriente. Algunas personas neurodivergentes tienen dificultades con este tipo de cosas, porque quieren ser honestos acerca de sus motivaciones y no quieren que la otra persona se sienta engañada. Sepa que a veces, mantener la boca cerrada, con una gran sonrisa pegada en ella, es el mejor curso de acción.

4. Preste atención a las respuestas que dan y actúe en consecuencia.

Esto amplía el consejo anterior con respecto a hacerles preguntas. Preste sincera atención a las respuestas que le den y considere tomar notas sobre ellas para el futuro. Esto les dice que no solo estabas haciendo preguntas sobre ellos por el simple hecho de hacerlo, sino que sus respuestas realmente te importaban.

Un ejemplo perfecto de esto sería un cumpleaños. Cuando te digan qué día es, anótalo en tu calendario. También es posible que desee tomar notas sobre lo que le han dicho que les gusta cuando discutían intereses, pasatiempos, fandoms, etc.

¿Recuerdas lo bien que te sientes cuando la gente se esfuerza de verdad en cosas como los regalos de cumpleaños y Navidad y te dan artículos que realmente te encantan? Este es el sentimiento que pretendes evocar en los demás.

Si esa persona te dijo que es un gran admirador de los dragones, por ejemplo, podrías darle una pequeña bolsa de regalos con temas de dragones para su cumpleaños y verlos brillar absolutamente. O si mencionaron de pasada que están ansiosos por un evento en particular (concierto, inauguración de un museo, lo que sea), sorpréndelos con boletos.

Estos actos les muestran que son lo suficientemente importantes como para que no solo prestes atención a lo que han dicho, sino que también hagas algo realmente hermoso por ellos en un día que es importante para su corazón.

Lo mismo puede ocurrir con las fiestas especiales, incluidas aquellas que no celebres tú mismo. Pocas cosas significan tanto para las personas como cuando personas de diferentes culturas, religiones o inclinaciones personales muestran apoyo y cuidado por celebraciones en las que ellos mismos no participan.

5. Ayúdalos a celebrar las victorias y llorar las pérdidas.

Cuando te preocupas por alguien, es importante mostrar ese interés tanto en momentos de euforia como de coacción.

¿Tu amigo se siente orgulloso y realizado porque finalmente terminó un programa de grado en el que ha estado trabajando durante años? Incluso si no crees que es tan impresionante, llévalos a tomar una copa y hazles saber lo orgulloso que estás de ellos.

Del mismo modo, ¿alguno de tus amigos ha perdido a un padre o pareja? Exprese sus condolencias y ofrezca estar allí para ellos como sea posible. Hágales saber que no están solos y que tienen un hombro en el que apoyarse si es necesario. Es posible que no tengas la misma actitud hacia la muerte y la pérdida que ellos, pero eso no significa que no puedas brindarles el apoyo que necesitan.

6. Mira contenido conmovedor que te inspire (y te dé ideas).

Casi todos nosotros tenemos algo que tira de nuestras fibras sensibles cuando lo vemos. A algunas personas les gusta ver videos de YouTube de personas que realizan actos de bondad al azar. A otros les gusta ver rescates de animales o pequeños amigos peludos y emplumados viviendo sus mejores vidas en los santuarios.

Piensa en las películas y los programas de televisión que te hacen sentir un poco lloroso o te inspiran a querer hacer algo más bueno en el mundo. Considere volver a ver algunos de ellos únicamente para que pueda analizar qué escenas inspiran las respuestas más emocionales en usted y qué acciones desea tomar después de verlas.

7. Realiza actos de bondad al azar.

¿Recuerdas la película Amelie? Después de que salió a la luz a principios de la década de 2000, innumerables personas que conocía se inspiraron para hacer actos de bondad al azar para los demás, tanto para las personas como para los animales.

Otras personas se inspiran de manera similar para hacer ese tipo de cosas después de encontrar cuentas en las redes sociales dedicadas a derramar un poco más de alegría y generosidad en el mundo.

No podemos arreglar o curar a todos, pero todos somos capaces de hacer algunas pequeñas cosas que pueden ayudar a otros o al menos hacerlos sonreír. Por ejemplo, si hay personas mayores que viven en su calle, puede sorprenderlas con productos horneados o ayudarlos paleando su caminata o cortando leña en invierno.

16 maneras de ser una persona más solidaria

Diariamente, todos tenemos muchas oportunidades de hacer cosas amables por los demás. Si eres alto, puedes ayudar a alguien en el supermercado llevándole algo de un estante alto. O abra las puertas para las personas que usan ayudas para la movilidad como sillas de ruedas o scooters.

Si un amigo tuyo está enfermo en casa, considera pasar por allí con un paquete de atención para animarlo. Agregue un termo de sopa casera, algunas pastillas para la garganta, tal vez una revista ridícula que los haga reír y los mantenga entretenidos durante una hora más o menos.

Un pequeño gesto puede traer a una persona un poquito de felicidad; les demuestra que te importa.

¿Necesitas algo de inspiración? Echa un vistazo a nuestro artículo: 101 ideas aleatorias de actos de bondad para hacer con la mayor frecuencia posible

8. Haz algo para ayudar a los necesitados.

Esto está relacionado con los actos de bondad al azar mencionados anteriormente, pero está más orientado a ayudar a aquellos que sufren en lugar de simplemente hacer cosas buenas para alegrar vidas.

No importa quién seas o dónde te encuentres en la vida, tienes la capacidad de ayudar a alguien que está peor que tú. Y esto no tiene que ser a través de donaciones monetarias, como a varias organizaciones de caridad. Puedes echar una mano amiga de innumerables maneras diferentes.

Si tiene mucha energía y fuerza física, considere ofrecerse como voluntario en programas como Habitat for Humanity y ayude a construir refugios para personas sin hogar. O vaya a su refugio de animales local y saque a pasear a los perros un par de veces a la semana. Si realmente amas a los animales, considera ofrecerte como voluntario en uno de los santuarios de animales antes mencionados: siempre necesitan ayuda adicional para limpiar los establos y acicalar a los animales a su cargo.

9. Escuche sin ofrecer ayuda (a menos que se la pidan).

La mayoría de las veces, las personas solo quieren ser escuchadas y escuchadas cuando están pasando por dificultades. A menos que te pidan específicamente tu opinión o consejo, no se los ofrezcas.

Una de las mejores habilidades que podemos aprender es cómo mantener el espacio para las personas para que puedan trabajar y expresar sus emociones, sin ofrecer una solución instantánea para ello. Claro, usted puede ser el tipo de persona que lo hace mejor cuando puede sumergirse rápidamente en una solución para un problema que surge, pero no todos funcionan de esa manera. A veces, cuando una persona está expresando una dificultad y otra le dice qué hacer para “superarla”, puede sentirse herida e invalidada.

A pesar de que estamos tratando de ayudarlos lo mejor que podemos, no es así como se toma. Puede parecer que estamos ignorando su incomodidad emocional y ofreciéndoles una solución para que se callen y sigan adelante.

Eso realmente no ayuda a nadie.

En una situación como esta, cuando quieres mostrar cariño y apoyo pero no estás seguro de lo que deberías hacer, no hay nada de malo en pedírselo. Esto tampoco te hará ver como ad*ck, siempre y cuando expreses las cosas correctamente. Por ejemplo, en lugar de decir: “¿Qué quieres de mí?” Prueba algo como “¿Cómo puedo apoyarte mejor mientras estás pasando por esto?”.

10. Muestre cuidado sin tener un motivo oculto (o esperando reciprocidad).

La compasión y el cuidado nunca deben darse simplemente porque quieres algo a cambio.

Tómese un tiempo y analice sus patrones anteriores de atención conductual. Si tienes ganas de hacer algo bueno por otra persona, ¿es porque estás buscando algo de esa persona? ¿Esperas que te traten de cierta manera a su vez? ¿O tal vez darte algo?

Por ejemplo, algunas personas adulan a sus parientes ancianos con la esperanza de recibir una abundante herencia cuando esa persona muera. En una situación como esta, el cuidado que se muestra es, en última instancia, egoísta, en lugar de altruista.

El cuidado y el amor son como el sol: brillan independientemente de cómo se comporte todo bajo su luz. Lo da todo y no pide nada a cambio, y esa es la verdadera esencia del cuidado.

“Incluso después de todo este tiempo, el sol nunca le dice a la tierra: ‘Me debes’. Mira lo que pasa con un amor así. Ilumina todo el cielo”. – Hafiz

11. Sepa que puede ser amable y cariñoso incluso si no siente las emociones que lo acompañan.

Muchas personas luchan por sentir diversas emociones (más sobre eso más adelante), pero eso no les impide ser amables y afectuosos con los demás. De hecho, es un gran testimonio de la compasión y la integridad de uno si uno puede hacer cosas amables por los demás, incluso si no sienten cosas por ellos emocionalmente.

Puede estar absolutamente desprovisto de emociones, pero aún pagar el café de un extraño en el autoservicio o ayudar a un padre a sacar el cochecito de su bebé de un autobús. Estos pequeños gestos no requieren una participación emocional, pero pueden significar el mundo para otra persona.

12. Examine la naturaleza y la crianza en su propia crianza.

Si lo criaron padres o cuidadores que no eran emocionalmente demostrativos, es posible que no haya tenido ejemplos de comportamiento saludable, amoroso y afectuoso. Como resultado, puede resultarle difícil saber cómo hacer cosas que, para empezar, nunca le han enseñado.

Además, varios tipos de neurodivergencia pueden hacer que las personas se sientan confundidas acerca de lo que sienten, y eso incluye las emociones hacia los demás. Si está en el espectro del autismo o tiene otros problemas de procesamiento sensorial, es posible que no pueda reconocer bien sus propias emociones. Además, es posible que no sepa cómo expresarlos de una manera que otras personas reconozcan, aprecien y se sientan cómodas.

Alternativamente, los traumas del pasado podrían estar afectando su capacidad para sentir y expresar emociones. Esto puede deberse a relaciones románticas terribles, pero también puede ser causado por traumas experimentados en la infancia o la adolescencia.

La depresión también puede impedir que las personas puedan sentir las cosas de la manera que les gustaría. Es posible que hayan tenido que «adormecerse» para superar las dificultades, y ahora tienen problemas para reavivar las emociones que solían tener.

Eso es lo que pasa con crear un muro protector alrededor de las propias emociones: son eficaces para mantener a los demás a distancia para que no causen dolor, pero uno también puede quedar atrapado en su interior.

Si tiene dificultades para procesar sus emociones, o si siente algo, considere trabajar con un terapeuta. Puede haber problemas de los que ni siquiera eres consciente que están impidiendo tu capacidad de sentir las cosas de la manera que deseas.

13. Practica la consideración.

Como se mencionó anteriormente, cuando las personas le cuenten cosas sobre sí mismas, mantenga listas. Esto lo ayudará a realizar un seguimiento de los detalles que le brindan, desde fechas hasta preferencias, alergias, etc.

En una nota similar, si esta persona es un artista o creador de cualquier tipo, tómese el tiempo para familiarizarse con su trabajo. Si es un artista, pídale que revise su carpeta. Si es músico, busque y escuche la música que ha creado. Asegúrese de prestar atención cuando esté explorando estas cosas, de modo que cuando hable con ellos más adelante, pueda hacerles saber exactamente lo que le gustó.

¿Te encantó la forma en que los colores jugaban uno contra el otro en esa pintura? ¿Qué tal el uso de un clavicémbalo en esa melodía en particular? Sea específico sobre los detalles que ha notado y les mostrará que realmente ha prestado atención a lo que es importante para ellos.

Esto muestra un interés sincero en lo que están haciendo, por lo que puedes relacionarte con ellos en su «lugar feliz». De hecho, profundizar en temas que realmente no te interesan para comprender y apoyar a quienes te rodean puede significar mucho para la otra persona.

14. Reconoce cuándo y si estás interpretando un papel, en lugar de ser sincero.

Es genial ser amable y cariñoso con los demás, pero es una historia diferente cuando realiza tareas o dice palabras por un sentido de obligación, en lugar de sinceridad.

Puede haber algunas personas en tu vida que no te agradan y que en realidad no te importan en absoluto. En estas situaciones, cualquier sutileza que ofrezcas en su dirección probablemente se sentirá forzada.

Cuando te encuentres en una situación en la que finges que te importa y haces una mueca con una sonrisa, verifica contigo mismo por qué estás haciendo esto.

¿Realmente te importa o incluso te gusta esta persona? Si la respuesta es no, está bien. No tiene que gustarte nadie ni todas las personas con las que interactúas, incluso si estás relacionado con ellos por sangre o matrimonio. Está bien desearle a alguien lo mejor pero no querer tener nada que ver con ellos.

No se enrede en nudos tratando de despertar un sentimiento que simplemente no existe.

Probablemente has tenido citas y no has sentido una conexión con la persona, ¿verdad? No sentías un vínculo, no tenías ningún interés en ellos, no te atraían, etc. Si lo hubieras pretendido, ambos habrían experimentado mucha incomodidad e incomodidad.

Es una historia diferente cuando la persona por la que no sientes nada es un pariente, ya que a menudo hay un sentimiento de obligación: que tienes que amar y preocuparte por esta persona debido a los lazos de ADN.

Aquí está la cosa: no tienes que hacerlo. No hay obligación de tratar de desenterrar emociones cuando simplemente no están ahí. En su lugar, concéntrate en qué y quién te importa de verdad, y sé consciente de que no hay nada de malo en ti por no poder sentir lo que los demás creen que deberías sentir.

Mucha gente usa la compasión y la empatía como armas, dando mucha importancia al comportamiento demostrativo. Implican que alguien es una persona terrible si no adora a su familiar oa aquellos en su círculo social extendido.

Esto simplemente no es cierto. De hecho, es mucho peor dar falso testimonio y pretender tener sentimientos que simplemente no existen.

15. No dejes que otras personas intenten forzarte a sentirte de cierta manera (o que te critiquen por no hacerlo).

Para desarrollar el punto anterior, muchas personas experimentan una inmensa cantidad de culpa cuando creen que deberían sentirse de una manera particular, pero no lo hacen. A menudo hay mucha presión por parte de los miembros de la familia y los círculos sociales para no solo sentir, sino también mostrar emociones en diversas circunstancias (como se mencionó anteriormente con respecto a los roles).

De la misma manera que no necesariamente desarrollarás sentimientos por ciertas personas, habrá causas y situaciones que tampoco te importarán un carajo.

La mayoría de las personas tienen causas que les apasionan y, a menudo, parecen sentir que los demás necesitan ser tan apasionados como ellos, de lo contrario, son terribles ladrones de oxígeno que no merecen existir.

A menudo tratarán de hacer sentir culpables o manipularán u obligarán a las personas a involucrarse en estas causas, o las tratarán horriblemente si no lo hacen. Esto podría incluir avergonzarlos públicamente, sacarlos de sus vidas o incluso acosarlos regularmente.

Curiosamente, muchas personas que están muy involucradas en causas como la justicia social, el veganismo y otras afirman poner la tolerancia y el respeto como sus principales prioridades, pero luego no se muestran a quienes no se suben al mismo tren que ellos. hacer.

Perspectivas como, «Debes preocuparte por esto porque lo he decidido por ti» no es muy compasivo o comprensivo, ¿verdad? Además, va en contra de la mayor ley de la vida: la del libre albedrío, la elección y el consentimiento informado.

Tu amor por la soberanía y la autonomía se rebelará ante sentimientos como estos, y es muy posible que te cierres mental y emocionalmente para tolerar el tsunami de culpa que se te lanzará por hacerlo. Intentarán hacerte sentir como si fueras una excusa horrible e indiferente para un ser humano por no hacer The Thing mientras la virtud lo señala con regularidad, pero eso está lejos de la verdad.

Indudablemente tienes innumerables causas que son importantes para ti, pero no son tan importantes para los demás. Eso es perfectamente normal e incluso saludable. Las cosas simplemente se desequilibran cuando los demás no pueden respetar las diferencias y las opciones alternativas sin tomarlas como ataques personales.

16. Llena tu propia taza.

“No se puede verter de una taza vacía” es un dicho muy conocido y citado con frecuencia que es relevante aquí.

Una de las principales razones por las que las personas tienen dificultades para cuidar de los demás es que simplemente no tienen nada que dar. Las responsabilidades de la vida y diversas circunstancias estresantes pueden hacer que una persona se apague solo para seguir adelante. Esto puede exacerbarse cuando uno es abordado por todos lados por todo tipo de cosas horribles que se supone que deben enfurecerlo u horrorizarlo a diario.

Esto a menudo se conoce como fatiga por compasión o empatía. Le sucede a muchas personas en profesiones médicas que se sienten tan abrumadas por el sufrimiento que su capacidad para sentir estas emociones se sobrecarga y se reduce.

Es posible que todavía quieran cuidar y amar a los demás, ya sean pacientes bajo su cuidado o sus propias parejas e hijos, pero su taza se ha secado. Literalmente no pueden extraer ninguna emoción porque no hay nada en absoluto.

En casos como este, es absolutamente imperativo volver al centro y encontrar cosas para volver a llenar tu taza.

Si el trabajo lo ha aplastado emocionalmente, entonces vea si puede tomar una licencia médica para reagruparse. Aprovecha esta oportunidad para hacer cosas que sabes que te recargarán, ya sea pasar mucho tiempo a solas o hacer cosas que te brinden alegría y comodidad. Coma buenos alimentos ricos en nutrientes, cuide su cuerpo y asegúrese de descansar lo suficiente.

Mientras lo hace, manténgase alejado de cualquier estímulo que lo agote mental o emocionalmente. El objetivo aquí es volver a llenar esa taza hasta que tenga suficiente emoción disponible para poder poner energía sincera tanto en usted mismo como en los demás. No puedes hacer eso si sigues vaciando tus reservas tan pronto como tengas un dedal lleno para trabajar.

¿Aún no estás seguro de cómo preocuparte por los demás si no te resulta natural? Hablar con alguien realmente puede ayudarte a manejar cualquier cosa que la vida te depare. Es una excelente manera de sacar sus pensamientos y preocupaciones de su cabeza para que pueda resolverlos.

Realmente le recomendamos que hable con un terapeuta en lugar de un amigo o familiar. ¿Por qué? Porque están capacitados para ayudar a las personas en situaciones como la tuya. Pueden ayudarlo a explorar por qué le cuesta cuidar a las personas y ofrecerle consejos personalizados para que pueda trabajar en esta parte de usted mismo.

Un buen lugar para obtener ayuda profesional es el sitio web BetterHelp.com: aquí podrá conectarse con un terapeuta por teléfono, video o mensaje instantáneo.

Si bien puede tratar de resolver esto usted mismo, puede ser un problema mayor que el que puede abordar la autoayuda. Y si está afectando su bienestar mental, sus relaciones o su vida en general, es algo importante que debe resolverse.

Demasiadas personas intentan salir del paso y hacer todo lo posible para superar los problemas que realmente nunca logran resolver. Si es posible en sus circunstancias, la terapia es 100% el mejor camino a seguir.

Haga clic aquí si desea obtener más información sobre el servicio que brinda BetterHelp.com y el proceso para comenzar.

Ya has dado el primer paso con solo buscar y leer este artículo. Lo peor que puedes hacer ahora mismo es nada. Lo mejor es hablar con un terapeuta. Lo siguiente mejor es implementar todo lo que ha aprendido en este artículo usted mismo. La decisión es tuya.

También te puede interesar:

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

escribe un articulo para una pagina web en formato html sobre 16 maneras de ser una persona más solidaria
que contengan etiquetas

,

,

, , ,

    y

  1. . Que no tenga etiqueta

    , Que no tenga apartado de conclusion, Que no tenga apartado de introduccion

Deja un comentario