18 razones por las que te sientes tan emocional últimamente (¡NO las ignores!)

¿Has sentido que tus emociones están a flor de piel últimamente? ¿Te sientes abrumado(a) por pequeñas situaciones cotidianas? No te preocupes, no estás solo(a). En este artículo te explicaremos las 18 razones más comunes por las que te puedes sentir tan emocional últimamente y por qué no debes ignorarlas. ¡Sigue leyendo y aprende cómo manejar tus emociones de forma saludable!

Divulgación: esta página contiene enlaces de afiliados para seleccionar socios. Recibimos una comisión si elige realizar una compra después de hacer clic en ellos.

Si sigue sintiéndose un poco «por todos lados» y no tiene idea de por qué, es posible que podamos arrojar algo de luz sobre la situación.

Estar en contacto con tus emociones es una gran cosa, hasta que comienza a afectar negativamente tu vida diaria.

Podrías sentirte más emocional debido a algo físico, espiritual o mental, y es importante resolver estos problemas y seguir adelante con tu vida.

Habla con un terapeuta acreditado y con experiencia para que te ayude a identificar las razones por las que estás tan emocional y luego trabajar en ellas. Es posible que desee intentar hablar con uno a través de BetterHelp.com para obtener atención de calidad en su forma más conveniente.

1. Condiciones de salud

Quitaremos esto primero, ya que es el que a menudo causa más preocupación.

Hay una variedad de razones para sentirse demasiado emocional y, a menudo, pueden explicarse por la vida cotidiana en general. Dicho esto, cualquier cambio severo o repentino en su estado de ánimo podría indicar un problema de salud subyacente.

Si bien esto puede no ser motivo de preocupación, vale la pena visitar a su médico si las cosas han cambiado rápidamente o si experimenta otros síntomas.

Ser emocional puede estar relacionado con desequilibrios hormonales (especialmente si eres mujer, ¡es molesto!), problemas con la medicación existente o problemas de tiroides.

2. Trauma pasado

A veces puede ser difícil dejar las cosas en el pasado, y los recuerdos de traumas o dolores pasados ​​pueden aparecer cuando menos lo esperas.

Ciertas partes de su rutina diaria pueden desencadenar respuestas emocionales. A veces, puede ser difícil saber exactamente qué ha causado este colapso estilo dominó, por lo que es tan importante hablar sobre tus sentimientos.

Al compartir cómo te sientes y recorrer diferentes escenarios y recuerdos, a menudo llegas a comprender de forma natural de dónde provienen tus emociones.

3. La naturaleza y el mundo espiritual

Hay algunos que creen que los aspectos del mundo natural afectan tu estado de ánimo.

Se cree que los ciclos de la luna, por ejemplo, alteran su comportamiento y pueden hacer que se sienta más abierto o vulnerable.

Se dice que la luna llena es la más poderosa en términos de desatar nuestras emociones: si te sientes deprimido, molesto o lleno de energía negativa, ¡comprueba el cielo!

Aunque no hay pruebas científicas concretas de que la luna y otros cuerpos celestes puedan influir en su estado de ánimo, muchas personas atribuyen al ciclo lunar sus estados de ánimo más bajos y emocionales.

Los cambios de estación pueden tener un impacto real en su estado emocional. Los días más cortos y la falta de luz natural pueden provocar el Trastorno Afectivo Estacional (SAD).

Ciertamente, hay alguna evidencia que sugiere que la exposición a la naturaleza, o la falta de ella, puede tener un impacto en nuestra respuesta emocional.

4. Asuntos actuales

Algunas personas son muy sensibles a lo que sucede a su alrededor, lo que a veces puede ser abrumador. ¡Con tantas cosas que suceden en el mundo, a veces puede ser difícil permanecer desconectado!

Si eres como una esponja de emociones, leer y escuchar sobre eventos globales traumáticos puede desencadenarte y sacar a relucir tus emociones. ¡Esto puede hacer que sea muy difícil de manejar, ya que realmente no puedes evitar las noticias!

Ser compasivo y empático son rasgos tan maravillosos, pero es posible que desee buscar formas de limitar su exposición a los medios que inducen emociones.

5. Próximos eventos

Si se avecina un gran evento, es muy probable que esté estresado por ello. Si bien el estrés es una respuesta natural y relativamente saludable, ¡en realidad podría estar revelando un montón de otras emociones!

Estar estresado nos hace más susceptibles a sentirnos abrumados, molestos y frustrados. Puede ser una entrevista, una reunión, una salida nocturna o una cena familiar, y en realidad puede estar deseando que llegue, pero los sentimientos no deseados pueden desencadenarse de cualquier manera.

Incluso puede ser algo que haces regularmente, pero la anticipación puede causar una acumulación de emociones que luego pueden surgir todas a la vez y dejarte abrumado.

6. Cambiar

Junto con los eventos futuros, los cambios en sus circunstancias también podrían estar afectando su estado de ánimo. Es posible que se esté mudando de casa, cambiando de trabajo, pasando por una ruptura o incluso comenzando una nueva relación.

Por muy positivo que sea, y por muy bien que crea que lo está afrontando todo, el cambio puede hacer que se sienta muy cargado emocionalmente.

Una vez más, esto suele estar relacionado con la anticipación, así como con un tipo de duelo. El cambio a menudo puede sentirse como una pérdida, por mucho que se desee o se necesite.

Estos sentimientos parecidos al dolor pueden surgir cuando una persona ya no está en su vida; es posible que no haya fallecido, pero esa parte de su vida ya no está viva.

El duelo adopta muchas formas y, a menudo, conduce a ese sentimiento superemocional ‘por todas partes’ con el que todos estamos familiarizados.

El cambio es solo una de esas cosas, y encontrará sus propias formas de lidiar con él. Eso puede significar cerrar cualquier puerta que se esté cerrando, así como escribir las razones por las que estás entusiasmado con las cosas nuevas y crear un mantra para ti mismo.

7. Privación del sueño

El sueño juega un papel muy importante en nuestras vidas, y es sorprendente cuánto lo damos por sentado.

Quedarse sin energía puede desequilibrar sus emociones y hacer que se sienta realmente confundido y agotado.

Estar cansado no solo significa depender de la cafeína más de lo habitual, sino que puede empujarlo activamente hacia una mentalidad negativa, alterando así sus reacciones y comportamiento.

Cuanto más negativamente mires la vida, más probable es que te sientas extraemocional, tiene sentido, ¿verdad?

Trate de dormir 8 horas por noche y sus emociones deberían comenzar a sentirse más bajo control.

8. Estrés general

Si bien el estrés suele denominarse una emoción, también puede desencadenar otras emociones.

Estar estresado esencialmente puede agotar tu cerebro y causar todo tipo de daños. El estrés puede generar otros sentimientos, como inutilidad, aislamiento, ira y frustración.

Esto a menudo lleva a que las emociones se desborden, razón por la cual es posible que estés llorando cada dos minutos. Si bien esta es una respuesta natural, no es exactamente agradable.

Es importante recordar que algunas emociones pueden ser útiles y catárticas, especialmente si su estrés está relacionado con las personas.

Trate de tomar medidas para hacer que su vida sea menos estresante, o facilite las prácticas que lo ayuden a relajarse: ¡el yoga y la meditación hacen maravillas!

9. Dieta y estilo de vida

Sentirse muy emocional puede ser el resultado de una dieta y un estilo de vida poco saludables. Factores como beber, fumar y no terminar sus verduras realmente pueden afectar su bienestar emocional.

Estar desnutrido, aunque ingieras muchos alimentos en términos de volumen, puede provocar todo tipo de desequilibrios emocionales.

Es aburrido y lo has escuchado un millón de veces, pero comer frutas y verduras frescas, reducir el consumo de alcohol y dejar de fumar marcará una diferencia genuina y positiva en cómo te sientes.

Los alimentos azucarados causan picos de energía y, por lo tanto, resultan en caídas de energía. Estos cambios drásticos en la energía seguramente afectarán cómo te sientes, y no es realmente sorprendente tener un mini colapso todas las semanas si te alimentas de comida beige y ginebra.

18 razones por las que te sientes tan emocional últimamente (¡NO las ignores!)

10. Género, por supuesto

La biología tenía que entrar en alguna parte: aparentemente, las mujeres son más propensas a llorar que los hombres.

Si bien esto es un poco una generalización, sigue siendo relevante para muchos de nosotros. A veces, no parece haber mucha explicación de por qué tus parejas o amigas lloran más que tú (o tanto, si también eres mujer).

¡Realmente podría ser otra cuestión de género! Esto normalmente está relacionado con la menstruación y los niveles hormonales fluctuantes que experimenta.

También podría ser el dolor premenstrual y menstrual paralizante que experimentamos la mayoría de nosotras. Qué suerte, ¿eh?

11. Salud Mental

Si sus emociones a menudo se sienten totalmente fuera de control y no tiene idea de qué podría estar afectándolas, probablemente sea hora de sentarse con usted mismo.

Piense en los sentimientos y síntomas que experimenta regularmente. Los sentimientos de ‘gris’ a menudo se reportan en asociación con condiciones como la depresión.

Sentirse completamente sumiso a sus emociones, hasta el punto de sentirse debilitado o paralizado por ellas, podría ser una señal de que está luchando con su salud mental.

Esto no es nada de lo que avergonzarse, y es algo que muchas personas experimentan en algún momento de sus vidas.

Es importante hacer todo lo posible para tomar el control: hable sobre cómo se siente con alguien en quien confíe, programe una cita para ver a su médico y considere comenzar un diario de estado de ánimo.

Los antidepresivos pueden marcar una gran diferencia, pero también podría valer la pena explorar opciones no químicas, como la terapia de conversación y la TCC (terapia conductual cognitiva).

12. Descanso y recuperación

Si recientemente pasó por un gran cambio o tuvo un largo período de dificultad o trauma, es probable que su cuerpo simplemente se haya relajado.

Puede sonar tonto, pero a veces te empeñas tanto en superar tu mes de turnos consecutivos, ser autosuficiente mientras viajas o cuidar a un ser querido.

Tu mente y tu cuerpo son hacedores de milagros y, a menudo, simplemente te pones manos a la obra y le das toda tu energía a cualquier tarea que tengas entre manos. Sin embargo, cuando sepas que es seguro parar, ¡puede que de repente aparezca una gran oleada de emociones!

Las personas que trabajan muchas horas durante períodos prolongados a menudo se enferman el segundo día de sus vacaciones; esto se debe a que su cuerpo de repente se da cuenta de que puede tomar un descanso, dejar de estar ‘encendido’ todo el tiempo y relajarse.

Su mente funciona de la misma manera y puede sentirse abrumado por la emoción después de largos períodos de tener que ser fuerte. Esto es natural y totalmente saludable; a veces, solo tienes que aceptarlo y llorar un poco en el baño…

13. Liberación emocional

A veces, llegas a un punto de inflexión en el que tus emociones pueden sentirse y expresarse por completo.

Esto puede suceder si previamente has tratado de reprimir tus sentimientos por una u otra razón.

Tal vez te criaron en un ambiente familiar donde tus padres y/o hermanos no mostraban abiertamente sus sentimientos, por lo que trataste de no mostrar los tuyos.

Pero, como adulto, es posible que hayas tomado la decisión (consciente o inconscientemente) de permitirte sentir las cosas por completo en lugar de tratar de guardar las emociones en una caja para que no se vean.

O tal vez no querías permitirte sentir demasiado demasiado pronto en una nueva relación, por lo que mantuviste tu mente y tu corazón ligeramente cerrados.

Pero ahora la relación está más establecida, te quitas los grilletes y de repente recuerdas cómo se sienten todas tus emociones.

14. Te preocupas por algo

Las emociones pueden aumentar cuando te enfocas en cosas que significan mucho para ti.

Tal vez sea un gran proyecto de trabajo, exámenes universitarios o tratar de concebir un hijo.

Esto se relaciona con el estrés, por supuesto, pero es mucho más que el estrés por sí solo. Es el deseo de un resultado positivo en una situación particular lo que puede emocionarte.

Es posible que desee algo tanto que todo lo que lo rodea provoque sentimientos elevados de un tipo u otro.

Y estos sentimientos pueden ocurrir antes, durante y después del evento en sí, a menudo en diferentes formas.

15. Eres un empático

Ya hemos discutido cómo los asuntos actuales pueden afectar a ciertas personas más que a otras.

Bueno, si eres empático, no solo debes tener en cuenta las noticias.

Es probable que te empapes de las emociones de las personas que te rodean, y esto puede ser bastante abrumador a veces.

Gracias a tus sensibles neuronas espejo, entre otras cosas, sientes esencialmente lo que sienten los demás.

Esto puede significar episodios confusos de intensidad emocional sin una fuente obvia.

16. Conflicto interior

Algunas cosas pueden hacer que dos partes de su mente se empujen entre sí y esta fricción puede dejarlo confundido y emocional.

Cuando un deseo entra en conflicto con tu brújula moral, por ejemplo, una parte de ti terminará decepcionada.

Por ejemplo, quiere dejar la carne por razones éticas o ambientales, pero disfruta tanto comerla que lucha por resistir la tentación.

O puede que le resulte difícil sopesar un deseo frente al riesgo que representa.

Por ejemplo, es posible que desee renunciar a su trabajo y cambiar de carrera, pero no se siente capaz de hacerlo porque potencialmente significaría no poder pagar sus cuentas.

17. Choque/Sorpresa

Quizás estés emocional porque algo te ha tomado completamente por sorpresa y no has tenido tiempo de entender realmente lo que ha sucedido.

Quizás acabas de escuchar la noticia de que vas a ser abuelo y no paras de llorar de felicidad cada vez que ves un bebé.

Tal vez reciba la noticia de que la empresa para la que trabaja va a cerrar y pronto se quedará sin trabajo.

Si bien este punto se relaciona con el cambio del que hablamos anteriormente, son los cambios más inesperados que en este caso pueden dejar sus emociones en el aire.

18. No tienes mecanismos de afrontamiento saludables

Cualesquiera que sean las razones principales de su desequilibrio emocional, una razón secundaria importante es que aún no ha encontrado la manera correcta de procesar y manejar sus sentimientos.

Si no eres capaz de superar tus sentimientos, es poco probable que vayan a alguna parte y es posible que se intensifiquen.

Es importante encontrar las habilidades de afrontamiento adecuadas para usted y su situación. Esto le permitirá llevar sus emociones de vuelta a un nivel con el que se sienta más cómodo.

¿Aún no estás seguro de por qué has estado emocionalmente descontrolado últimamente? Hablar con alguien realmente puede ayudarte a manejar cualquier cosa que la vida te depare. Es una excelente manera de sacar sus pensamientos y preocupaciones de su cabeza para que pueda resolverlos.

Un terapeuta suele ser la mejor persona con la que puede hablar. ¿Por qué? Porque están capacitados para ayudar a las personas en situaciones como la tuya. Pueden ayudarlo a identificar las causas de su confusión emocional y trabajar con usted para encontrar soluciones a esas cosas.

Un buen lugar para obtener ayuda profesional es el sitio web BetterHelp.com: aquí podrá conectarse con un terapeuta por teléfono, video o mensaje instantáneo.

Es posible que no crea que sus problemas son lo suficientemente grandes como para justificar una terapia profesional, pero no se perjudique a sí mismo. Nada es insignificante si está afectando tu bienestar mental.

Demasiadas personas intentan salir del paso y hacer todo lo posible para superar los problemas que realmente nunca logran resolver. Si es posible en sus circunstancias, la terapia es 100% el mejor camino a seguir.

Aquí está ese enlace nuevamente si desea obtener más información sobre el servicio que brinda BetterHelp.com y el proceso para comenzar.

Ya has dado el primer paso con solo buscar y leer este artículo. Lo peor que puedes hacer ahora mismo es nada. Lo mejor es hablar con un terapeuta. Lo siguiente mejor es implementar todo lo que ha aprendido en este artículo usted mismo. La decisión es tuya.

También te puede interesar:

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

18 Razones por las que te sientes tan emocional últimamente

  1. Cambios hormonales: Durante períodos de cambios hormonales, como la adolescencia, la menopausia o el embarazo, es común sentirse más emotivo.
  2. Estrés: El estrés puede aumentar los niveles de ansiedad y provocar reacciones emocionales más fuertes de lo normal.
  3. Aislamiento social: La falta de relaciones sociales puede causar sentimientos de soledad y tristeza.
  4. Cambio en la relación: Las relaciones cambian con el tiempo y los cambios pueden ser difíciles de manejar emocionalmente.
  5. Enfermedad: La enfermedad puede ser angustiante y causar emociones intensas.
  6. Problemas financieros: La inestabilidad financiera puede llevar a la ansiedad y depresión.
  7. Trauma emocional: Las experiencias traumáticas pueden dejar una marca emocional duradera.
  8. Inquietud personal: El deseo de hacer algo más significativo con la vida puede llevar a la inquietud emocional.
  9. Problemas familiares: Los problemas con la familia pueden ser altamente estresantes y emocionales.
  10. Desempleo: La pérdida de empleo puede afectar la autoestima y generar estrés emocional.
  11. Ansiedad: La ansiedad, incluso sin una causa específica, puede provocar reacciones emocionales fuertes.
  12. Muerte de un ser querido: El duelo puede ser muy difícil y duradero.
  13. Crisis emocionales: Las crisis emocionales, como un divorcio o un ataque de pánico, pueden causar problemas emocionales a largo plazo.
  14. Baja autoestima: Una autoestima baja puede hacer que las emociones sean más intensas y difíciles de manejar.
  15. Desafíos emocionales: Los desafíos emocionales, como el amor no correspondido o la dificultad para perdonar, pueden provocar una montaña rusa de emociones.
  16. Meditación y prácticas espirituales: La meditación y las prácticas espirituales pueden hacerte más consciente de tus emociones.
  17. Personalidad: Algunas personas son simplemente más emotivas que otras, independientemente de las circunstancias.
  18. Cambio de vida: Los cambios importantes en la vida, como una mudanza o un cambio de carrera, pueden desencadenar emociones fuertes.

No ignores tus emociones. Comprender por qué te sientes de cierta manera puede ayudarte a manejarlas mejor.

Deja un comentario