21 consejos para ser más divertido y menos aburrido estar cerca

¿Te consideras una persona aburrida? ¿Sientes que tus conversaciones no prenden y que la gente prefiere alejarse de ti? Tranquilo, no estás solo. Ser divertido es una habilidad que se puede desarrollar y en este artículo te daremos 21 consejos para lograrlo. Desde pequeños cambios en tu actitud hasta estrategias para ser el alma de la fiesta, descubre cómo ser más divertido y atraer la atención de todos los que te rodean. ¡Prepárate para dejar de ser el aburrido del grupo!

Incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si realiza una compra a través de nuestros enlaces, podemos ganar una comisión.

¿Sientes que aburres a la gente? Quizás te preocupa que la gente se quede boquiabierta cuando hablas, o quizás creas que todos tus chistes fracasan. En esta guía, aprenderá cómo dar la impresión de ser una persona más divertida y emocionante, tanto en entornos individuales como grupales.

Secciones

  • Cómo ser más divertido
  • Cómo ser más divertido cuando estás en un grupo
  • Los beneficios de divertirse
  • Cómo ser más divertido

    Incluso si te sientes cohibido o tímido en situaciones sociales, puedes aprender a ser menos aburrido y más entretenido. No hay un truco simple que te haga más divertido. Deberá esforzarse por desarrollar una actitud relajada y tranquila mientras mejora algunas habilidades sociales clave.

    anuncios

    He aquí cómo ser más divertido con otras personas:

    1. Practica relajarte con la gente

    La gente divertida tranquiliza a los demás. Solo puedes hacer eso si estás a gusto contigo mismo. Cuando te sientes seguro y cómodo con la gente, puedes ser tú mismo. Por ejemplo, puedes hacer bromas tontas y actuar libremente sin preocuparte de que otras personas te juzguen.

    Todos tenemos rasgos que nos hacen diferentes y únicos. Cuando estamos relajados y sentimos que podemos ser nosotros mismos, podemos dejar que estos rasgos brillen.

    Si se siente incómodo, aquí hay algunas cosas que debe recordar:

  • La gente no observa todos tus movimientos. Puede que te sientas muy cohibido, pero todos los demás se centran en sí mismos, no en ti.
  • Si te equivocas, pregúntate cómo reaccionaría una persona segura de sí misma si estuviera en tu situación. Probablemente a ellos no les importaría, así que ¿por qué deberías hacerlo a ti?
  • Serás más simpático si hablas con libertad y eres tú mismo. Es mejor decir una tontería de vez en cuando que quedarse callado por miedo a equivocarse.
  • 2. Muestra a los demás que te sientes relajado

    Las personas divertidas suelen parecer relajadas con los demás. Si te sientes rígido en situaciones sociales, hay algunas cosas que puedes hacer para parecer más tranquilo:

    • Si alguien dice algo gracioso, ríete para demostrar que aprecias su sentido del humor.
    • Haz contacto visual confiado. Desea encontrarse con la mirada de la otra persona cuando le habla, pero evite mirar fijamente.
    • Mantenga su lenguaje corporal abierto y relajado.
    • Sea generoso con los elogios y los comentarios positivos. Busca lo bueno en las personas y situaciones.
    • No te censures. Piensa en ideas y compártelas. Por ejemplo, sugiera lugares para ir y cosas para hacer. Ayuda a otras personas a conocerte compartiendo tus opiniones.
    • Aprende a ser ingenioso.

    3. Evita juzgar a otras personas

    Decidir no juzgar a los demás les ayudará a relajarse a tu alrededor. Si te apresuras a juzgar, recuerda darles a todos una oportunidad.

    Trata a todos como futuros amigos. Tenga una expresión facial abierta y relajada y haga preguntas para conocer a la otra persona. Recuerda que todo el mundo puede enseñarte algo. Las decisiones de todos pueden tener mérito, incluso si hubieras tomado decisiones diferentes.

    4. Sea un buen oyente

    Puede indicar que acepta a los demás y quiere escucharlos a través de su lenguaje corporal y hablando en un tono de voz cálido. Eso significa dejar de lado todas las distracciones y escuchar con quién está hablando, asentir con la cabeza, sonreír y decir «ajá» cuando corresponda.

    Mantén el contacto visual para demostrar que estás escuchando. No escanees la habitación; si alguien te ve mirando hacia otro lado, podría pensar que preferirías estar en otro lugar.

    5. Ábrete

    Al compartir algo sobre usted, ayudará a otras personas a sentirse lo suficientemente cómodas como para abrirse a cambio. Ábrete y cuenta historias divertidas sobre tu vida y experiencias, como trabajos extraños que hayas tenido, una mala cita a ciegas o cosas divertidas de tu infancia.

    No comparta historias profundamente personales que harían que su audiencia se sintiera incómoda. Quieres compartir anécdotas identificables que hagan reír a la gente. Recuerda que para que dos personas sientan que se conocen, necesitan saber cosas el uno del otro.

    6. Ser capaz de reírte de ti mismo

    Las personas que están de acuerdo con ser un poco tontas suelen ser más divertidas que las personas que se toman en serio a sí mismas todo el tiempo. Un pequeño error puede hacerte más humano y agradable. Se llama el efecto caída. Si tropiezas y te caes, serás más simpático si puedes reírte y bromear al respecto en lugar de fingir que no pasó nada. A la gente le gusta estar cerca de aquellos que pueden reírse de la vida y de las situaciones extrañas en las que nos pone.

    Una broma autocrítica también puede hacerte más identificable. Pero no te excedas; si haces muchos chistes por tu cuenta, la gente podría empezar a sentirse incómoda.

    7. Encuentra tu tipo de humor

    Si quieres aprender a ser gracioso, comienza con el tipo de humor que te hace reír. ¿Es sarcasmo seco? ¿Juegos de palabras y giros tontos de la frase? ¿Chistes físicos con caras graciosas y movimientos corporales? Sea lo que sea, estúdialo y ve si puedes reproducirlo primero con tus amigos y familiares. Luego incorpórelo a sus conversaciones diarias.

    8. Sé el pegamento que mantiene unidas a las personas

    La gente divertida suele ser como un pegamento social; reúnen grupos y ayudan a otras personas a hacer nuevos amigos. Trate de presentar a sus amigos entre sí y anímelos a encontrar cosas en común.

    Aquí hay algunas maneras de ayudarlo a vincularse con las personas para que se diviertan más juntos:

    • Hable acerca de los intereses mutuos que todos tienen.
    • Hable sobre algo interesante que haya hecho una persona del grupo y pídale que se lo cuente al resto del grupo.
    • Reúna a nuevos amigos o grupos de amigos para hacer algo que todos puedan disfrutar, como bolos, parques temáticos, frisbee, fútbol o una noche de juegos.

    9. Haz cosas que te asusten

    Las personas valientes y abiertas a nuevas experiencias a menudo tienen historias divertidas que contar. Empuje sus límites un poco si tiende a permanecer en su zona de confort. Haz cosas nuevas, aunque te asusten un poco. Si alguien te invita a probar algo nuevo, como una clase de cocina o ir a un evento de citas rápidas, y tu instinto es declinar, hazlo de todos modos. Expandir tu zona de confort aumenta lentamente tu confianza y tu capacidad de ser espontáneo.

    10. Sea positivo

    Adoptar una perspectiva más positiva puede hacer que tu vida sea más divertida en general y convertirte en una persona más divertida con quien estar. Ser positivo es una decisión, no diferente a la decisión de comer más verduras o pasar menos tiempo en su teléfono.

    Si algo te molesta, pregúntate si hay una forma positiva de ver la situación. Si algo negativo está acaparando toda tu atención, recuerda otras cosas que puedas apreciar. A menudo, estas son las cosas que damos por sentadas, como la buena salud, vivir en un hogar seguro, tener una familia cercana o un buen amigo, disfrutar de la naturaleza o ver una película genial.

    Sin embargo, no necesitas fingir que tus problemas no existen o que tu vida es perfecta. Sigue siendo importante expresar y procesar las emociones negativas. Si carece de una salida constructiva para sus emociones negativas, considere buscar terapia.

    Recomendamos BetterHelp para la terapia en línea, ya que ofrecen mensajería ilimitada y una sesión semanal, y son más económicos que ir a la oficina de un terapeuta.

    Sus planes comienzan en $64 por semana. Si usa este enlace, obtiene un 20 % de descuento en su primer mes en BetterHelp + un cupón de $50 válido para cualquier curso de SocialSelf: Haga clic aquí para obtener más información sobre BetterHelp.

    (Para recibir su cupón SocialSelf de $50, regístrese con nuestro enlace. Luego, envíenos un correo electrónico con la confirmación del pedido de BetterHelp para recibir su código personal. Puede usar este código para cualquiera de nuestros cursos).

    11.>

    Si tiendes a hablar de ti mismo, haz preguntas sobre otras personas para que se sientan cómodas. O busque preguntas divertidas para hacerles a otros y obtener más información sobre ellos. Como regla general para una interacción equilibrada, todos deben pasar la misma cantidad de tiempo hablando.

    12. Toma descansos en situaciones sociales

    Solo puedes esforzarte hasta cierto punto. Recargue sus baterías cuando necesite tener la energía, tanto emocional como física, para seguir adelante. Por ejemplo, si estás en una fiesta, tómate un descanso de 5 minutos en el baño. O si ha tenido una semana completa, permítase tener el domingo solo. El cuidado personal es tan importante como el cuidado de otras personas y debe tener prioridad sobre la socialización.

    Cómo ser más divertido cuando estás en un grupo

    Socializar como parte de un grupo puede ser divertido, pero también puede provocar ansiedad, incluso si ya conoce a todos en la sala. Es posible que le resulte difícil hablar porque tiene miedo de ser juzgado o porque le preocupa no tener nada que agregar a la conversación. Pero puedes aprender a relajarte y parecer más carismático en un entorno grupal, incluso si estás rodeado de personas extrovertidas y seguras de sí mismas.

    Aquí le mostramos cómo ser más divertido y entretenido cuando está en un grupo:

    1. Permítete ser original

    Todos somos únicos. Acepta lo que te hace sobresalir de los demás. Por ejemplo, si te gusta la antropología y las bandas de death metal, ábrete a los demás y habla sobre esos temas si crees que podrían compartir tus intereses.

    Comparte tus opiniones siempre y cuando respetes las opiniones de los demás. Mientras comparte, pregunte a otros por sus pensamientos. Esté preparado para escuchar puntos de vista alternativos, incluso si son directamente opuestos a lo que cree, y trate de ver el mérito en las perspectivas de otras personas. Ser de mente abierta es un rasgo admirable. Significa que puedes llevarte bien con cualquiera.

    2. Usa tus expresiones faciales para mostrar tus sentimientos

    Las expresiones faciales causan una gran impresión en los demás cuando las usamos al máximo. Por ejemplo, las cejas pueden mostrar ira, sorpresa, miedo, alegría o confusión; pueden funcionar como un signo de exclamación en nuestras conversaciones.

    Las personas que animan sus expresiones faciales cuentan historias emocionantes. Incluso si el contenido de la historia no es perfecto, la entrega puede mejorarlo. Así que practica contar una historia en el espejo usando tus cejas y expresiones faciales y luego sin ellas. Pronto verás la diferencia.

    3. Encuentra y enfócate en intereses mutuos

    A medida que hable con la gente, podrá darse cuenta de sus intereses a medida que se conozcan. Usa lo que aprendas para dirigir la conversación en esa dirección y encontrar temas interesantes de qué hablar.

    Por ejemplo, si te enteras de que alguien comparte tu amor por la historia, podrías mencionar un documental de historia que te pareció interesante. Al resaltar algo que se relacione con su interés compartido, podría iniciar una conversación que tanto usted como la otra persona disfrutarán.

    4. Dale energía a todas tus conversaciones

    Si a menudo te encuentras en situaciones en las que eres más tímido que los demás, existen estrategias que puedes usar para aportar más energía a las situaciones sociales.

    Primero, una palabra de advertencia: no finjas entusiasmo o pasión si no los sientes. Fingir consume mucha energía y se ve y se siente falso. En su lugar, trate de aumentar su energía de una manera que le resulte cómoda.

    Aquí hay algunas cosas para tratar de tener más energía:

    • Piensa en un momento en el que estabas entusiasmado por contar una historia o hablar sobre algo que te emociona. Vea si puede aprovechar ese estado de ánimo nuevamente.
    • Escuche música de alta energía antes de un evento social.
    • Beba un poco de café u otra bebida con cafeína.
    • Usa tu voz para demostrar que te apasiona un tema; Permítete reír, habla con claridad y trata de no murmurar.
    • Use gestos con las manos para enfatizar sus puntos. Por ejemplo, puede acercar o separar las manos para indicar el tamaño o la distancia.

    Aquí le mostramos cómo ser más divertido para hablar:

  • No se limite a dar respuestas de «sí o no». Elabore y comparta algo de su vida, por ejemplo, “Mi mañana fue buena, pero estaba muy cansada. Al menos logré hacer avena y huevos”.
  • Devuelva las preguntas que reciba. ej., “Así que esa fue mi mañana. ¿Como estuvo el tuyo?»
  • Haga preguntas de seguimiento. por ejemplo, “¿Entonces qué dijo cuando se dio cuenta de lo que había sucedido?”
  • Ser positivo. Habla de problemas y cosas negativas solo si es absolutamente necesario.
  • Dar halagos. Si te gusta algo que alguien ha hecho, felicítalo.
  • Recuerde lo que la gente le dice y haga preguntas de seguimiento que se relacionen con sus conversaciones anteriores. ej., “La semana pasada, me dijo que su hija tenía un resfriado. ¿Está mejor ahora?
  • 5. Conoce un poco de muchas cosas

    Trate de mantenerse al día con los eventos, memes, películas y programas actuales. Cuando sabes un poco sobre muchas cosas, es más fácil contribuir a las conversaciones generales que un grupo pueda tener sobre esos temas.

    6. Estar presente y ser personal durante la conversación

    Haz que una conversación sea más personal centrando toda tu atención en el hablante cuando habla. No se limite a esperar su turno para hablar. En su lugar, escuche para entender lo que su compañero de conversación realmente está diciendo.

    Agregue ideas y pensamientos relevantes a la discusión si cree que mejorarán la conversación. Haga sus comentarios reflexivos y relacionados con el tema. Agregue sus sentimientos e ideas al tema para que la interacción sea más personal.

    Por ejemplo, si tú y tu amigo hablan sobre vivir en la ciudad y lo caro que es, trata de preguntarle dónde viviría tu amigo si el dinero no fuera un problema. O podría preguntarle a su amigo dónde viviría en el mundo si pudiera recogerlo y mudarse allí hoy. Cuando hace preguntas más personales, pasa de hechos generales a conversaciones más profundas y significativas.

    7. Cuenta una gran historia

    La gente divertida a menudo tiene historias entretenidas que contar. Pero contar historias no es algo natural para todos nosotros, es un arte que requiere práctica. Si quieres dominar la narración de historias, echa un vistazo a este artículo Cómo ser bueno contando historias: 6 principios de narración de historias.

    Aquí hay algunas cosas clave para recordar:

  • Cuente una historia que sea relevante para lo que usted y el grupo hayan estado hablando.
  • Para que una historia sea entretenida, debe ser identificable. Las historias sobre nuestras luchas son mejores que las historias sobre nuestros éxitos.
  • Explique primero el contexto de la historia. Dile a tu audiencia por qué es emocionante.
  • Evita aburrir a tu audiencia incluyendo demasiados detalles. Concéntrese en las emociones en lugar de los hechos irrelevantes. Por ejemplo, describe por qué y cómo los eventos de tu historia te hicieron sentir asustado, sorprendido, enojado o feliz.
  • Elige la historia adecuada para tu audiencia. Por ejemplo, guarde historias sobre el trabajo para sus amigos del trabajo e historias familiares para su abuela.
  • A medida que cuente la historia, genere suspenso agregando todos los detalles relevantes y el contexto emocional, luego suelte el remate al final.
  • 8. Llama la atención con tu lenguaje corporal

    Desea que su lenguaje corporal indique que tiene confianza y pertenece a la habitación. Desea que su postura, tono de voz y forma de andar digan: “Disfruto estar aquí”. Si indicas que te estás divirtiendo, los demás pensarán que es más divertido estar cerca de ti.

    Los grandes oradores del mundo dominan el arte del lenguaje corporal y proyectan constantemente el mensaje que quieren transmitir. Echa un vistazo a estos discursos en YouTube de barack obama, Oprah Winfreyy Tony Robbins para ver cómo se adueñan de la habitación con su lenguaje corporal. (Tony es particularmente bueno en esto).

    Estas personas son animadas y enérgicas. Están 100% enfocados en las personas con las que están hablando, y su actitud hace que quienes los rodean se sientan bien.

    Puedes practicar tu lenguaje corporal en tu espejo. No verá mejoras de la noche a la mañana, pero con la práctica, progresará. El siguiente paso es practicar con familiares y amigos cercanos. O intenta practicar con extraños si lo prefieres. A veces es más fácil probar nuevas formas de actuar con personas que no conoces antes.

    Practica ser el centro de atención y piensa en lo que dices, cómo lo dices y hazlo impactante. Si estás entusiasmado con lo que estás hablando, tu audiencia también lo estará.

    9. Acepta que no todos disfrutarán de tu compañía

    Cuando conozca y hable con muchas personas diferentes, notará que no todos están abiertos y receptivos a su encanto. Eso no es un problema. No todo el mundo está destinado a estar en tu equipo.

    El hecho de que alguien no disfrute de tu compañía no significa que nadie lo hará. Hay toneladas de personas en el mundo. Es normal hacer clic con algunas personas y no con otras. No hay una talla única para todos cuando se trata de amigos. Sin embargo, podemos tener una conversación agradable con la mayoría de las personas con las que nos cruzamos. En algunos casos, esa charla se convierte en una verdadera amistad.

    Los beneficios del juego

    Divertirte y bromear con tus amigos no es solo una forma divertida de pasar el rato. Las investigaciones han demostrado que divertirse con otras personas puede beneficiar su salud mental, su vida social y su carrera. Estas son algunas de las razones por las que jugar y divertirse son buenos para ti:

    1. Jugar puede hacerte más feliz

    Según un estudio de 2019 publicado en Current Psychology, las personas que informan que sus amistades entre personas del mismo sexo son divertidas tienden a ser más felices que aquellas con amistades menos divertidas.[1]

    Los resultados del estudio también encontraron que la alegría en una amistad está relacionada con una amistad de alta calidad y niveles más bajos de conflicto.[1] Los autores proponen que cuando puedes jugar y divertirte con tus amigos, puedes ser tu verdadero yo, lo que puede hacerte más feliz.

    2. Las personas juguetonas afrontan mejor el estrés

    Un estudio de encuesta de 2011 con adultos jóvenes encontró que, en comparación con las personas menos juguetonas, las personas juguetonas tienden a experimentar niveles más bajos de estrés emocional cuando se enfrentan a un problema.[2]

    Esto puede deberse a que las personas juguetonas son buenas para tener una visión amplia y equilibrada de una situación desafiante. Este enfoque puede ayudarlos a mantener sus problemas en perspectiva y encontrar soluciones efectivas y creativas.

    3. Jugar puede ayudarte a desempeñarte mejor en el trabajo

    En 2007, Yu y sus colegas encuestaron a 1493 empleados en un estudio sobre el vínculo entre el juego y los resultados laborales. Se pidió a los participantes que completaran cuestionarios que medían la alegría, las actitudes hacia el trabajo y qué tan bien realizaban sus trabajos.

    Los investigadores encontraron que el juego se correlaciona positivamente con la satisfacción y el rendimiento en el trabajo,[3] posiblemente porque los empleados que se divierten en el trabajo tienen más probabilidades de divertirse y esforzarse más para hacer bien su trabajo.

    4. La alegría es atractiva

    La capacidad de hacer reír a la gente puede ser una ventaja si buscas una relación romántica. Los resultados de una encuesta de la BBC a más de 200.000 personas revelaron que los hombres y mujeres heterosexuales clasifican el humor como un rasgo atractivo en una pareja.[4] Esto podría deberse a que, para muchas personas, el humor está relacionado con rasgos positivos, como la simpatía y la amabilidad.[4]

    Mostrar referencias +

    Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded



    21 Consejos para ser más divertido y menos aburrido estar cerca

    Consejos para ser más divertido:

    1. Se tú mismo: No trates de ser alguien que no eres, sé auténtico y demuestra tu personalidad.
    2. Sé positivo: Mantén una actitud positiva y optimista en todo momento.
    3. Muestra interés: Haz preguntas y escucha con atención las respuestas de las personas.
    4. Comparte tu alegría: Compartir tus momentos felices con los demás puede hacer que se sientan bien también.
    5. Sé espontáneo: No tengas miedo de probar cosas nuevas y divertidas.
    6. Diviértete con la gente: Encuentra actividades que disfrutes haciendo con los demás y hazlas juntos.
    7. Sé gracioso: Aprende a contar chistes y a hacer reír a la gente.
    8. Escucha música: La música puede ser una gran forma de relajarte y ponerte de buen humor.
    9. Practica deportes: Los deportes son una excelente forma de liberar el estrés y mejorar tu salud.
    10. Aprende algo nuevo: Aprender algo nuevo siempre es divertido y te da temas de conversación interesantes.

    Consejos para ser menos aburrido:

    1. Sé más social: Sal de tu zona de confort y conoce a nuevas personas.
    2. Involúcrate en actividades: Encuentra actividades que te gusten y participa en ellas.
    3. Prueba cosas nuevas: Experimenta y descubre cosas nuevas.
    4. Lee más: La lectura es una excelente forma de ampliar tus horizontes y encontrar nuevas inspiraciones.
    5. Cambia tus rutinas: Trata de cambiar tus patrones para evitar caer en la rutina.
    6. Ve nuevas películas y series: Explora diferentes géneros y descubre nuevas historias.
    7. Visita nuevos lugares: Viaja a nuevos lugares y experimenta nuevas culturas.
    8. Participa en juegos: Jugar juegos de mesa o videojuegos puede ser divertido y generar nuevas amistades.
    9. Se creativo: Encuentra actividades que despierten tu creatividad y desarrolla nuevas habilidades.
    10. Encuentra tiempo para ti mismo: A veces, necesitas un tiempo a solas para recargarte e inspirarte.

    Conclusión:

    Estos son algunos consejos que puedes seguir para ser más divertido y menos aburrido. No tengas miedo de probar cosas nuevas y experimentar, recuerda que la vida es corta y está para disfrutarse.


    Deja un comentario