5 prácticas estoicas para ayudarte a navegar con éxito en la vida

¿Necesitas una guía para enfrentar los desafíos de la vida con éxito? El estoicismo, una filosofía antigua que se centra en la autodisciplina y el autocontrol, puede ser justo lo que estás buscando. En este artículo, te presentamos cinco prácticas estoicas que te ayudarán a ser más resiliente, enfocado y eficaz en todo lo que hagas. Descubre cómo la sabiduría de los estoicos puede transformar la forma en que enfrentas los desafíos cotidianos y llevarte hacia una vida más plena y satisfactoria.

El estoicismo es una filosofía que ha ganado fuerza e impulso en la esfera de la autoayuda en los últimos años, pero tiene una larga historia.

Muchas más personas lo ven como una forma de manejar mejor sus emociones negativas y cultivar la paz y la felicidad.

Pero, ¿de eso se trata el estoicismo? ¿Es algo con lo que el estoicismo puede ayudarte? Bueno, exploremos eso.

El concepto erróneo común del estoicismo

Existe una gran diferencia entre el estoicismo con «s» minúscula y el estoicismo con «S» mayúscula en la cultura y la comprensión modernas.

En la cultura moderna, muchos de nosotros vemos a un estoico como impasible, sin emociones y esencialmente como una roca gris. Por eso, muchas personas ven el estoicismo como una herramienta para encontrar la forma de no preocuparse, de no tener emociones en lugar de tener emociones dolorosas para que dejen de perturbar la paz, la felicidad y la vida.

Esto no podría estar más lejos de la realidad del estoicismo.

El estoicismo se trata de muchas cosas, pero no pretende ser una herramienta para convertirte en una roca sin emociones. En cambio, el estoicismo se trata de abordar la vida con lógica y racionalidad en lugar de dejarse llevar por los caprichos de tus emociones, que a menudo te meterán en problemas.

Sí, puedes y sentirás emociones. Eres un ser humano. Se supone que debes sentir emociones, a pesar de la depresión.

Pero lo que no quiere hacer es permitir que sus emociones controlen sus acciones porque eso a menudo conduce a resultados terribles.

Considere el siguiente ejemplo:

Alguien me llama idiota delante de otras personas. Eso me enojaría, y eso sería razonable. Esta persona me faltó el respeto, así que tengo derecho a estar enojado.

Pero, ¿qué viene después?

Bueno, hay dos caminos a seguir.

El primer camino es ceder a mi ira y estar a la defensiva, y comprometerme, lo que intensificará la situación. Tal vez doy un paso adelante y le doy un puñetazo en la cara. ¿Y entonces que? ¿Cuál es el peor de los casos? En el peor de los casos, lo golpeo lo suficientemente fuerte como para derribarlo, su cabeza rebota contra la pared o el suelo y muere. Luego, voy a la cárcel por homicidio involuntario durante 20 años, traumatizando a muchas personas involucradas y destruyendo la paz y la vida de al menos dos personas.

O bien, puedo tomar el segundo camino. Puedo escuchar a esta persona hablar mierda y saber que no me conoce y que no hay razón para que me importe su opinión. Cualquiera que escuche a esta persona sin cuestionarla probablemente no valga la pena asociarse con ella. Sí, puedo estar enojado, pero mis acciones son las únicas cosas sobre las que realmente tengo control. Uso la lógica y la racionalidad para dejar que esta persona haga lo que quiera hacer, y luego seguimos con nuestras vidas intactas. Y espero que este hombre pueda crear paz dentro de sí mismo porque sé lo terrible que es vivir enojado y agresivo.

El estoicismo, con respecto a las emociones, no se trata de quedarse sin emociones. Se trata de ejercer control sobre tus emociones para que dejen de llevarte a tomar malas decisiones. Aquí hay algunas prácticas estoicas que pueden ayudarlo a hacer eso.

5 prácticas estoicas que puede desear adoptar como parte de su estilo de vida y mentalidad

1. Considere las acciones pasadas y presentes a través de la Virtud.

“La virtud es el único bien”.

Es una frase que resume la brújula moral del estoicismo.

La virtud se define por cuatro cosas que puedes reconocer de otras filosofías y religiones: sabiduría, justicia, coraje y moderación.

Al considerar sus acciones pasadas a través de la Virtud, puede hacerse una idea de cómo podrían haber cambiado la trayectoria de su vida o el resultado de la situación.

La misma práctica vale la pena para las acciones presentes. ¿Es sabio? ¿Es justo? ¿Es Valiente? ¿Es moderado? Y si la respuesta es no, busca una acción que lo sea. Luego, considere lo que pudo haber sucedido en su lugar. Este ejercicio debería ayudarte a comprender mejor el poder y la paz de la Virtud, incluso cuando es desagradable.

Los estoicos se esfuerzan por actuar de acuerdo con la Virtud porque la filosofía nos enseña que todo en la vida puede ser arrebatado de nosotros excepto nuestro carácter. Puede perder su carrera, seres queridos, salud, riqueza y todo por lo que ha trabajado. Pero, presumiblemente, no puedes perder tu carácter y tu elección de acciones.

Aunque hay que decir que esta es una idea algo anticuada. La mayoría de las personas entiende que las enfermedades mentales y otros problemas de salud mental pueden hacer que actuemos de maneras que están completamente fuera de lugar.

Aún así, nadie es perfecto, y nadie lo hace perfectamente bien. tú tampoco. Todo lo que puede hacer es esforzarse por cumplir con ese estándar.

Entonces, ¿qué significa actuar con Virtud? Bueno, aquí hay una versión de notas de acantilado, pero tenga en cuenta que desarrollar la comprensión de estos conceptos puede ser un esfuerzo de toda la vida con las muchas circunstancias que uno experimenta.

Sabiduría: Para entender lo que debemos elegir. Para diferenciar entre el bien y el mal. Identificar qué está bajo nuestro control y qué no.

Justicia: Actuar de manera justa y justa con nuestra sociedad, con nuestro prójimo y con nosotros mismos.

Coraje: No tener miedo ante la adversidad y el conflicto significativo. No tener miedo de perder la opinión pública, la pobreza, la enfermedad, la muerte y las circunstancias negativas de la vida para tomar acciones virtuosas.

Moderación: Actuar con disciplina, autocontrol y moderación. Para regular las emociones de uno cuando las emociones de uno están altas.

Bastante simple, ¿verdad?

¿Fácil? Ni por asomo.

No es fácil actuar siguiendo estos conceptos, sobre todo cuando no te irá bien. Es difícil ser valiente y actuar con justicia en una situación que probablemente te hará daño. A veces es más sabio no tomar una dirección en el momento; tienes que ser capaz de conciliar eso.

Más allá de las razones ya expuestas y de la búsqueda de ser Bueno, luchar por la acción Virtuosa es también para vuestra paz.

Considere cuánto caos, dolor y sufrimiento creó una sola mentira en su vida. ¿Destruyó una amistad? ¿Una relación? ¿Te costó un trabajo? ¿Causaste que otras personas te miraran negativamente? ¿Cómo te sentiste contigo mismo? ¿Bien? ¿Feliz? ¿Pacífico?

Pero, ¿y si actuaras con Virtud? ¿Qué pasaría si fueras Valiente y Justo al decir la verdad? Sí, probablemente habría causado algunos problemas. Pero, ¿cuánto del problema más grande podrías haber evitado?

2. Acepta la incomodidad para desarrollar tu tolerancia a lo incómodo.

“Dúchate con agua fría”.

Este consejo es algo que encontrará en Internet en contenido relacionado con el estoicismo.

Y la pregunta obvia es, «¿Por qué?»

Es simple: este consejo se da comúnmente con respecto a la práctica estoica de aceptar la incomodidad porque todos necesitan duchas. Por lo tanto, es fácil de incorporar a su vida.

En un sentido más amplio, la idea es colocarse en posiciones incómodas para que pueda entrenar y practicar regularmente su autocontrol para estar listo cuando surjan los problemas reales.

Puedes pensar en ello en el contexto de un atleta. Un corredor de maratón no solo se levanta y corre una maratón. Entrenan y acondicionan, luego corren el maratón.

Del mismo modo, al aceptar su incomodidad con regularidad, se está entrenando y acondicionando para cuando ese maratón se le presente.

Hay muchas maneras de aceptar la incomodidad. Puedes tomar duchas frías, beber solo agua, dormir en el suelo o privarte de cualquier comodidad.

Y no necesitas hacer esto por el resto de tu vida o para siempre. Empieza pequeño. Vaya por una semana, luego treinta días, o tal vez más si se siente inclinado. Pero hazlo regularmente.

3. Contempla tu mortalidad regularmente.

Memento Mori

Eso es latín para: Recuerda, morirás.

Considere su muerte con regularidad. Considere las muertes de sus amigos, familiares y cualquier otro ser querido que pueda tener.

Esto no tiene por qué ser deprimente. En su lugar, considéralo un recordatorio inspirador de que tienes una vida con la que puedes hacer algo si te levantas y empiezas a hacerlo.

Dejar de dilatar. Deja de posponer las cosas que quieres hacer, las pasiones que quieres perseguir y los amores que quieres dar. Memento Mori.

Todos los días puedes escuchar a la gente quejarse de lo mucho que tienen que hacer y del poco tiempo que tienen para hacerlo. Todos los días, las personas se arrepienten de las oportunidades que no aprovecharon, las cosas que no hicieron, las relaciones que no apreciaron y mucho más.

La verdad es que tienes tiempo. Todos tenemos tiempo, pero lo desperdiciamos mucho a través de esfuerzos desenfocados y distracciones.

Recuerda que morirás.

Puede ser ahora mismo mientras lee estas palabras o dentro de 100 años. De cualquier manera, morirás, así que deja de desperdiciar tu vida y tu tiempo.

En su lugar, haz lo que hay que hacer. Persigue tus pasiones. Haz tu mejor esfuerzo con lo que está frente a ti en este momento. Puede que no haya un mañana para ti o para las personas que amas.

Solo tienes una vida. No puedes esperar. Debes comenzar a hacer lo correcto hoy, persiguiendo lo que quieres y amando y apreciando lo que tienes. Mañana podría ser polvo en el viento.

4. Abraza y ama tu destino, para bien o para mal.

amor fati

Esa es otra frase latina. Significa: Ama tu destino.

¿Qué situación difícil estás posponiendo actualmente? ¿Qué dolor estás experimentando? ¿Es un problema de salud? ¿Enfermedad mental? ¿Un trauma? ¿La pérdida de un ser querido? ¿Abuso de sustancias? ¿Terminó una relación? ¿Quizás perdiste un trabajo? ¿Quizás su trabajo actual está destruyendo su salud y necesita uno nuevo?

Cualesquiera que sean las circunstancias, permítete sentirte triste y desconsolado, o lo que sea que sientas.

Pero si te esfuerzas por abrazar el estoicismo o nuestras prácticas, no debes permitir que eso te impida seguir adelante. No puedes simplemente acostarte en el sufrimiento y revolcarte. Memento Mori, no tienes tiempo para eso.

Tienes que empezar a abordar el problema. Y si no sabe por dónde empezar o cómo hacerlo, acceda a Google y escriba «cómo puedo solucionar el ‘problema x'» y empiece a investigar. Tienes un mundo de información a tu alcance. ¡Ponlo a trabajar!

Amor Fati es una frase que muchas veces se malinterpreta. Siento que la razón por la cual esta frase es tan mal entendida se debe a cómo nosotros, como sociedad, vemos el amor.

El amor sana. El amor derriba muros. El amor es hermoso. El amor es cálido, brillante y satisfactorio. El amor es todo lo que deberías desear de la experiencia humana. Y en eso nos enfocamos.

Pero, ¿es eso todo lo que hay que amar? Si lo fuera, Amor Fati sería sencillo.

El amor es mucho más profundo que lo brillante y brillante. El amor es apoyar a tu pareja cuando le diagnostican cáncer. El amor es el dolor y el sufrimiento de perder a alguien cercano. El amor es tratar de tenderle la mano a alguien que puede abofetearla. El amor es esforzarse por ser amable con las personas desagradables. El amor es tratar de hacer lo correcto cuando todos los que te rodean no lo hacen.

El amor es tan hermoso y tan profundamente doloroso a veces.

Amor Fati: ama tu destino.

Tu destino es lo que experimentas en la vida, no lo que te condena el destino. Experimentarás sufrimiento, dificultades y dolor. Vendrá por ti tarde o temprano. No hay forma de evitarlo.

¿Entonces, Qué haces? ¿Huyes de eso? ¿Esconderse de eso? Puedes intentarlo, pero te alcanzará tarde o temprano. Y cuanto más huyas de él, más tiempo te llevará enfrentarlo, aceptarlo y superarlo.

En cambio, los estoicos se esfuerzan por recibir su destino con una cálida sonrisa y los brazos abiertos. ¡Sí, me pasó algo terrible! ¡Sí, esto no es justo ni correcto! ¡Sí, puedo ser el sobreviviente de la maldad de los humanos hacia otros humanos!

Pero este destino es mío y solo mío. Yo soy el que debe recibirlo con los brazos abiertos para que pueda comenzar a sanar y no dejar que esto me destruya.

5. Crea un hábito de escribir un diario.

Escribir un diario es un tema candente en las esferas de la salud mental y la autoayuda. Y aunque está de moda y es casi un cliché en este punto, hay una razón para ello.

Llevar un diario es una herramienta poderosa no solo para su salud mental y emocional, sino también para la práctica estoica. Escribir un diario es un momento en el que te sientas a considerar tus acciones, pensamientos y sentimientos del día. Escribir un diario es un momento de reflexión en el que puedes considerar significativamente si estuviste a la altura del ejemplo por el que te esfuerzas.

El principal beneficio de llevar un diario proviene de convertirlo en un hábito regular. No verá los beneficios de la planificación y la consideración a largo plazo si solo lo hace ocasionalmente.

Y aunque encontrará muchas sugerencias sobre cómo escribir en un diario, como escribir a máquina o registrar sus pensamientos, le sugiero que escriba a mano su diario. Escribir a mano es una acción sistemática que involucra diferentes partes de su cerebro. La acción constante y más lenta de escribir a mano le da más tiempo para considerar sus pensamientos y sentimientos mientras escribe.

Además, escribir a mano te obliga a considerar cómo expresarte porque no puedes volver atrás y corregirlo fácilmente con unas pocas pulsaciones de teclas. También debe revisar periódicamente su diario para medir su progreso, lo cual es mucho más difícil de hacer con una grabación.

Escribe sobre lo que hiciste ese día. ¿Qué podrías haber hecho mejor? ¿Tomaste malas decisiones? ¿Por qué tomaste malas decisiones? ¿Cumpliste tus metas? ¿Por qué no los cumpliste? ¿Qué puedes hacer para cumplir con tus expectativas la próxima vez?

Este tiempo de reflexión también es importante cuando se trata de implementar más de una filosofía en su vida cotidiana. La vida es difícil, y tomar las decisiones correctas en el momento suele ser difícil. Reflexionar después de los hechos puede ayudarte a ver las cosas bajo una nueva luz.

Escribir un diario también puede brindarle el espacio adicional que necesita para considerar los problemas que se avecinan en el futuro y buscar las soluciones correctas para esos problemas.

Lo que pasa con el estoicismo…

Usted puede notar algo acerca de estas prácticas. Todos ellos son proyectos a largo plazo. Eso se debe a que adoptar una forma de vida diferente, una forma diferente de pensar, requiere un mayor esfuerzo y concentración.

Se necesita tiempo para deshacer los malos hábitos. Se necesita tiempo para crear buenos hábitos. Se necesita tiempo para crear la vida que deseas, reconstruir el daño hecho a tu vida, corregir las cosas incorrectas que estás haciendo con las cosas correctas.

Pero el gran beneficio de hacer estas cosas, de esforzarse por vivir de acuerdo con la Virtud, es el espacio que surge para la felicidad incidental.

¿Cómo puede alguien ser feliz cuando está enojado todo el tiempo? ¿Cómo puede alguien ser feliz mientras vive con miedo de sus malas decisiones? ¿Cómo puede alguien ser feliz cuando debe vivir con la culpa de ver sufrir a alguien y no hacer nada cuando tiene el poder de cambiarlo?

El estoicismo puede llevarte a una mayor paz, pero no necesariamente te llevará a la felicidad todo el tiempo. Aún así, la felicidad es un subproducto maravilloso del estoicismo para muchos. La vida es mucho más fácil y satisfactoria cuando tratas de vivir de acuerdo con la Virtud.

Y puede que te estés diciendo a ti mismo: “Bueno, leí sobre los estoicos, ¡e hicieron todo tipo de cosas malas! ¡Fracasaron en ser estoicos todo el tiempo!”

Sí, lo hicieron. Y en varios lugares de sus escritos, lamentan sus defectos y fracasos como seres humanos porque eso es todo lo que son. Todos somos solo hombres, mujeres o personas que no encajan en ese paradigma tradicional, dando lo mejor de nosotros con lo que la vida nos depara.

Nadie lo hace perfecto. Las historias donde las personas son perfectas son ficción. No hay perfecto. Nunca serás perfecto. Ningún líder o pensador será perfecto. Es imposible e irrazonable pensar de otra manera. Y si lo haces, bueno, tengo algunos frijoles mágicos que te pueden interesar.

No dejes que lo perfecto sea enemigo de lo bueno. En cambio, sé la mejor persona imperfecta que puedas ser.

Y si el estoicismo no resuena contigo, hay muchas otras opciones por ahí. Así que sigue explorando hasta que algo lo haga.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




5 prácticas estoicas para navegar con éxito en la vida

Introducción

La filosofía estoica es una corriente que nos brinda herramientas para enfrentar los desafíos que se nos presentan en la vida. A continuación, te presentamos 5 prácticas estoicas que podrás implementar hoy mismo en tu vida cotidiana para ayudarte a navegar con éxito en la vida.

Prácticas estoicas

1. Practica la meditación

La meditación es una práctica que nos ayuda a desarrollar la atención plena y a conectarnos con nuestro presente. La filosofía estoica la utilizaba para cultivar la serenidad y el autocontrol. Dedica unos minutos al día para meditar, te ayudará a tomar mejores decisiones y a mantener la calma ante situaciones difíciles.

2. Practica la gratitud

Agradecer por lo que tienes te ayudará a enfocarte en lo positivo y a valorar aquello que muchas veces damos por sentado. La filosofía estoica nos invita a cultivar la gratitud para mantener la calma y el equilibrio emocional ante los desafíos que se nos presentan.

3. Practica el autocontrol

El autocontrol es una habilidad que nos permite regular nuestras emociones y comportamientos. La filosofía estoica nos invita a cultivarlo para no dejarnos llevar por las pasiones y los impulsos. La próxima vez que sientas que pierdes el control, detente, respira profundo y toma una decisión consciente.

4. Practica la aceptación

Aceptar las cosas que no podemos cambiar nos ayuda a liberarnos de la ansiedad y a centrarnos en lo que sí podemos controlar. La filosofía estoica nos invita a aceptar los cambios y las dificultades de la vida como algo natural y a aprender a vivir en armonía con ellos.

5. Practica la introspección

La introspección es una práctica que nos permite reflexionar sobre nuestras acciones y decisiones. La filosofía estoica nos invita a cultivarla para autoconocernos y comprender nuestras limitaciones. Toma un tiempo para reflexionar sobre tu vida, tus acciones y tus objetivos, te ayudará a tomar mejores decisiones.

Conclusiones

En conclusión, la filosofía estoica nos brinda herramientas para enfrentar los desafíos de la vida con calma y equilibrio emocional. La meditación, la gratitud, el autocontrol, la aceptación y la introspección son prácticas que podemos implementar en nuestras vidas para vivir con éxito y en armonía con nuestro entorno.

  1. Practica la meditación
  2. Practica la gratitud
  3. Practica el autocontrol
  4. Practica la aceptación
  5. Practica la introspección


Deja un comentario