6 conceptos erróneos que la mayoría de la gente tiene sobre los machos beta

En la sociedad actual, los machos beta son una de las etiquetas más malinterpretadas y maltratadas. A menudo se les tilda de débiles, patéticos o incompetentes, sin embargo esto no podría estar más lejos de la realidad. En este artículo, desmontamos seis de los conceptos erróneos más comunes que la mayoría de la gente tiene sobre los machos beta. Descubra por qué estos hombres merecen más respeto del que se les otorga.

Hemos recorrido un largo camino desde los hombres de las cavernas alfa, pero todavía hay muchos conceptos erróneos sobre los machos beta.

A menudo se supone que son todo lo contrario de los duros alfas cazadores-recolectores, pero no siempre es así.

Nuestros valores, expectativas y comportamientos han cambiado enormemente, especialmente en los últimos años, y ya es hora de que nuestras perspectivas también cambien…

1. Son débiles

Supuestamente, los machos alfa son los mejores, por lo que se supone naturalmente que los machos beta deben ser los débiles. Los machos beta a menudo se definen como débiles y pasivos, pero esto simplemente no es cierto.

La definición social de ‘fuerte’ parece haber cambiado mucho, ¡y ya no se relaciona solo con la fuerza física y el machismo! Ir al gimnasio es excelente para la salud, por supuesto, pero hay muchas formas en que un hombre puede ser fuerte.

En estos días, la fuerza tiende a referirse a un estado mental y emocional más que a cualquier otra cosa: nuestra conciencia y comprensión de la salud mental ha avanzado a pasos agigantados en los últimos años.

Los machos beta pueden no ser siempre los ‘muchachos’ de camiseta ajustada y engrasados, pero es probable que tengan fuerza mental y conciencia de sí mismos. Ser fuerte puede referirse a la resiliencia, la ambición y la resistencia, que son rasgos positivos de la personalidad.

La sensibilidad es algo que ahora se respeta en los demás, y con razón. Estar en contacto con sus emociones y no ser egoísta y testarudo es definitivamente un rasgo deseable en un amigo, empleado o colega.

Ya no se trata solo de la fuerza, se trata de la compasión y la fuerza emocional, que son rasgos que se encuentran a menudo en los machos beta. Toma nota: vivir en el gimnasio ya no es la única forma de demostrar tu fuerza.

2. Carecen de confianza

La confianza es algo que viene en muchas formas y no siempre se nota al instante. Es por esta razón que muchos machos beta son descartados como tímidos o faltos de confianza.

Los machos alfa tienden a exhibir un comportamiento de «pavo real» como un signo de su confianza, por lo que existe una asociación de que la confianza solo viene en forma de ser ruidoso y extrovertido.

Los machos beta pueden ser retraídos en el sentido de estar callados y evitar ser el centro de atención, pero esto no siempre equivale a una falta de confianza.

A veces, tener confianza significa tener fe en tus decisiones, elegir activamente evitar el centro de atención y sentirte lo suficientemente cómodo contigo mismo como para pasar tiempo a solas.

Los machos beta suelen hacer precisamente estas cosas, y se malinterpretarán como signos de ser tímidos o introvertidos.

3. Son femeninos

Si los machos alfa son la definición de la palabra ‘masculino’, los machos beta deben ser ‘femeninos’, ¿verdad?

Hay muchas cualidades que solían considerarse femeninas, pero las líneas entre los rasgos típicos de género se han desdibujado considerablemente en los últimos años.

Los machos beta pueden verse como individuos emocionalmente dirigidos, lo que solía ser un rasgo femenino estereotipado.

De hecho, hay tantos hombres que están en contacto con sus emociones y tantas mujeres que no lo están, que este límite ahora es redundante.

Es posible, créanlo, ser macho y exhibir cualidades masculinas sin poseer las típicamente asociadas con los machos alfa.

Hay muchos hombres que pueden no tener rasgos típicamente femeninos (como ser abiertos con sus emociones, ser cariñosos y compasivos), pero que tampoco encajan con la típica personalidad de macho alfa, como ser superficiales, egoístas y despiadados.

También te puede interesar (el artículo continúa a continuación):

4. Son seguidores pasivos

De la misma manera que los machos alfa son vistos como agresivos, los machos beta son vistos como pasivos. Este es un concepto erróneo que minimiza las habilidades de liderazgo de los machos beta.

Hay diferentes estilos de liderazgo, y ser un «buen» líder puede presentarse en una variedad de formas.

Mientras que los machos alfa pueden apresurarse a hacerse valer, los machos beta a menudo se detienen y se unen al equipo, lo que se concibe erróneamente como pasivo.

El liderazgo puede ser complicado, y cualquier persona que no se hace cargo de inmediato es ampliamente vista como pasiva.

Una de las mejores características de los machos beta es que a menudo se sumergen en el equipo, trayendo a los miembros del personal con ellos.

La mentalidad alfa tiende a ser ‘si te quedas atrás, te quedas atrás’. Sin embargo, para los machos beta, las personas merecen igualdad incluso dentro de un sistema jerárquico.

5. Son necesitados y pegajosos

Este es un gran error sobre los machos beta, y este tipo de comportamiento está influenciado por tantos factores externos que incluso los machos alfa pueden mostrarlo a veces.

Estereotípicamente, los machos alfa no muestran mucho afecto y son muy cerrados. ¡Piense en Christian Grey, por ejemplo!

Debido a que se nos dice que no esperemos este tipo de ternura de los hombres, a menudo lo asociamos con ser necesitados y pegajosos cuando lo experimentamos.

Estar en contacto y abierto con tus emociones no te vuelve pegajoso, sin importar el género con el que te asocies.

Es algo que debe alentarse y mejora activamente muchas áreas de su vida, desde el trabajo hasta las relaciones.

Ser un macho beta parece, para muchos, equivaler a estar desesperado por atención e inseguro, lo que definitivamente no siempre es el caso.

Los machos beta pueden ser emocionalmente abiertos, honestos y buenos para comunicarse, ¡ninguno de los cuales son rasgos negativos en absoluto!

6. Evitan el riesgo y la confrontación

Los machos beta pueden verse como tímidos y vacilantes en aspectos de su vida que van desde el trabajo hasta las relaciones.

Esto es un mito, y proviene del hecho de que se supone que son todo lo contrario de los machos alfa testarudos y arriesgados.

De hecho, los machos beta tienden a ser planificadores racionales, que piensan en sus acciones.

A menudo se cree que los machos beta evitan la responsabilidad, que puede venir en la forma de tomar decisiones y defenderse a sí mismos y en lo que creen. Esto puede ser cierto, ¡pero absolutamente no tiene por qué serlo!

Se sabe que los machos beta piensan bien las cosas en lugar de actuar impulsivamente. Pueden tomarse su tiempo cuando se trata de decisiones importantes, pero esto no es malo.

Así que la próxima vez que crea que sabe lo que significa el término ‘macho beta’, pregúntese si está cayendo en el estereotipo o si puede ver los muchos valores verdaderos en este tipo de personalidad incomprendido.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

6 conceptos erróneos sobre los machos beta

1. Los machos beta son débiles

Este es uno de los conceptos más comunes y erróneos sobre los machos beta. La verdad es que no se trata de ser débil o fuerte, sino de tener un enfoque diferente hacia la vida y las relaciones. Los machos beta no se enfocan en ser los líderes de la manada, sino en ser ellos mismos.

2. Los machos beta no son atractivos

Otro concepto erróneo es que los machos beta no son atractivos para las mujeres. La verdad es que la mayoría de las mujeres prefieren a un hombre que sea genuino y no trate de ser alguien que no es. Los machos beta pueden ser muy atractivos si son seguros de sí mismos y auténticos.

3. Los machos beta son demasiado sensibles

Este es otro concepto erróneo común. Los machos beta no son demasiado sensibles, simplemente son empáticos y emocionales. Ser emocional es una buena cosa, ya que te permite conectarte con los demás a un nivel más profundo.

4. Los machos beta son perdedores

Este concepto erróneo se basa en la idea de que el éxito se mide por la cantidad de dinero o poder que tienes. Los machos beta no necesariamente se enfocan en tener éxito en términos convencionales. En lugar de eso, se enfocan en disfrutar la vida y encontrar la felicidad en las pequeñas cosas.

5. Los machos beta son típicos «amigos-zona»

Otro concepto erróneo es que los machos beta siempre están en la «zona de amigos», lo que significa que no pueden conseguir citas o encuentros amorosos. La verdad es que los machos beta pueden tener relaciones románticas y sexuales si se enfocan en ser auténticos y honestos.

6. Los machos beta son resentidos con los machos alfa

Este concepto erróneo se basa en la idea de que los machos beta envidian a los machos alfa, y no tienen la misma confianza o poder que ellos. La verdad es que los machos beta pueden sentir respeto y admiración por los machos alfa, pero no necesariamente los ven como modelos a seguir.

  1. Los machos beta no son débiles
  2. Los machos beta pueden ser atractivos para mujeres
  3. Los machos beta no son demasiado sensibles
  4. Los machos beta no son perdedores
  5. Los machos beta no están siempre en la «zona de amigos»
  6. Los machos beta no son resentidos con los machos alfa

En conclusión, los machos beta no son lo que la mayoría de la gente piensa que son. Estos conceptos erróneos se basan en estereotipos limitantes que no reflejan la realidad. Los machos beta son hombres que se enfocan en ser auténticos, genuinos y encontrar la felicidad en las pequeñas cosas de la vida.

Deja un comentario