6 consejos para lidiar con las transiciones importantes de la vida

En la vida, hay muchos momentos de transición que pueden resultar difíciles de afrontar. Desde cambiar de trabajo hasta mudarse a otro lugar, pasando por la pérdida de un ser querido o el fin de una relación, las transiciones importantes pueden causar ansiedad y estrés emocional. En este artículo, presentamos seis consejos útiles para ayudarte a lidiar con las transiciones importantes de la vida de la manera más positiva posible. Si estás pasando por una situación difícil en este momento, ¡sigue leyendo para aprender cómo superarla!

La vida es un flujo constante de cambio y transición. Es una verdad ineludible que todos experimentarán tarde o temprano.

No importa cuán felices seamos o cuánto deseemos permanecer en un lugar en particular, la vida eventualmente nos guiará en otra dirección.

Esa guía puede ser tan suave como una brisa que hace que una hoja baile en el viento, o puede ser un huracán que devasta todo a su paso.

El grado de dificultad que enfrentará con las transiciones de la vida dependerá de cómo las aborde y qué tan bien maneje sus emociones.

Puedes ahorrarte mucho dolor y confusión si puedes aceptar las transiciones de la vida que se presentan como inevitables y nadar con la corriente en lugar de nadar contra ella. Todavía pueden ser aterradores, dolorosos o difíciles. Realmente no hay forma de evitarlo, especialmente si está contento con su situación actual.

Pero lo que sí puede hacer es prepararse mental y emocionalmente para enfrentar las transiciones de la vida a medida que se presenten.

¿Qué son las transiciones de la vida?

Es útil entender lo que estamos viendo como una transición de vida. Una transición será cualquier cambio distinto en la dirección de tu vida; un momento en que las cosas se vuelven diferentes para ti. Hay diferentes transiciones, que van desde sociales, personales, biológicas, hasta inesperadas.

Las transiciones sociales incluyen cosas como convertirse legalmente en un adulto, ingresar a la fuerza laboral, ingresar a la mediana edad y entrar a la tercera edad. Hay diferentes estándares y expectativas que una sociedad colectiva espera de las personas.

A la gente le resultará extraño si eres un adulto y no trabajas ni te capacitas para conseguir un trabajo. A la gente también le resultará extraño si eres una persona mayor que vive en la playa para surfear. Sin embargo, esas expectativas no significan que debas cumplirlas. Es tu vida y tú decides cómo vivirla.

Las transiciones de la vida personal tienen un impacto directo sobre usted y su mundo inmediato. Esto incluiría ir a la universidad, comenzar una nueva relación, terminar una relación, conseguir un nuevo trabajo, madurar o darse cuenta de que quiere algo diferente en su vida.

Mudarse de casa tiende a ser un marcador importante para las transiciones de la vida personal. Las personas a menudo organizan sus recuerdos según el lugar donde viven y cuándo se mudaron.

A veces experimentamos un problema con nuestro cuerpo que dificulta llevar a cabo nuestra vida como esperábamos. Las transiciones biológicas pueden incluir cosas como los efectos del envejecimiento, el desarrollo de una enfermedad, la curación de una enfermedad o lesiones.

Una enfermedad crónica puede forzar una vida completamente diferente e inesperada en una persona. Una lesión, enfermedad o envejecimiento puede hacer que a esa persona le resulte imposible vivir su vida a plena capacidad.

Ocurren tragedias. La gente muere. Los eventos traumáticos pueden sorprendernos de la nada. Estos eventos extremos e inesperados pueden empujarnos hacia un nuevo camino, nos guste o no. Aún así, debemos tratar con ellos queramos o no.

¿Cómo afronto las transiciones de la vida?

Ya sea que esté pasando por una transición de vida importante en este momento o que esté a punto de pasar por una, aquí hay algunas formas en que puede lidiar con el cambio.

1. Permítete sentir tus emociones.

Estamos enumerando esto en el lugar número uno por una razón. Hay muchos consejos sobre tratar de buscar cosas buenas, aceptar las cosas como son y seguir adelante en los momentos difíciles.

¿Y sabes qué? No es un mal consejo. De hecho, le daremos algo de lo mismo en unos pocos párrafos. A veces, solo sobrevivir con la creencia obstinada de que encontrarás una manera de resolver las cosas es la única manera de superarlo.

Pero hay algo esencial que decir acerca de permitirte sentir tus emociones.

Es normal sentirse triste, enojado, deprimido, desesperanzado o cualquier otra cantidad de emociones negativas debido a un cambio significativo en su vida.

¡Da miedo enfrentarse a lo desconocido! Y está bien que sientas lo que sea que puedas estar sintiendo acerca de la situación. Suprimirlo no es saludable para su salud mental en general.

Sin embargo, vivir en esas emociones tampoco es saludable. Insistir y reflexionar sobre las emociones negativas puede mantenerlo encerrado en su lugar mientras todo lo demás intenta moverse a su alrededor.

Le impide tomar decisiones importantes o tomar medidas que pueden ayudar a disminuir el impacto de lo que está experimentando.

Y no tomar una decisión sigue siendo tomar una decisión: estás decidiendo dejar que el destino o las personas que pueden no tener en mente tus mejores intereses tomen la decisión por ti.

Siente tus emociones, tómate un tiempo para llorar y luego vuelve a trabajar para que la transición sea lo más suave posible.

2. Sea un participante activo en las transiciones de su vida.

Puede que no siempre elijamos lo que experimentamos en esta vida, pero tenemos una opción sobre lo que hacemos al respecto.

No dejes que el destino u otras personas determinen tu camino si puedes guiarlo.

Esto es algo más fácil de hacer cuando puedes vislumbrar lo que te espera. Tal vez desee tener una vida saludable y funcional a medida que envejece. Bueno, entonces ayuda a construir un estilo de vida más saludable, hábitos alimenticios y una rutina de ejercicios ahora para que pueda construir una base sólida para su futuro.

Será mucho más fácil para usted aceptar el envejecimiento si no está luchando constantemente contra las malas decisiones de estilo de vida que hizo cuando era más joven.

Quizás no se sienta seguro en su empleo. Buscar una nueva capacitación, educación o una mejor situación laboral puede brindarle tranquilidad y ayudar a que su transición sea predecible, en lugar de simplemente ser despedido inesperadamente.

No puede planificar para cada eventualidad, y no puede prever cada obstáculo en su camino, pero siempre tiene algo que decir sobre el resultado de una transición, así que asegúrese de aprovechar ese poder.

3. Acepte las transiciones como un desafío, no como un fin.

Hemos establecido que las transiciones van a suceder, nos guste o no. ¿Hay alguna manera de que podamos ver estas transiciones con alguna forma de aceptación o incluso de positividad?

Una forma en que puede hacer esto es considerar sus transiciones como desafíos que superar.

Eso no requiere que busque cosas positivas en circunstancias potencialmente trágicas. A veces, una transición será desgarradora y no tendrá nada de positivo. Esta bien. Sucede, y es normal.

¿Qué puedes aprender de la transición? ¿Cómo puedes usar esta situación para desarrollarte mejor o la forma en que enfocas la vida? ¿Hay algo que puedas hacer para aliviar el dolor y el estrés de la situación?

Solo para reiterar nuestro primer punto: no tienes que reprimir tus emociones para ‘superar’ los momentos difíciles. Puede usar sus emociones para ayudar a dirigir su curso durante y después de la transición.

4. Obtenga apoyo.

Cuando una transición sea desafiante y usted esté luchando ya sea en la práctica o con los aspectos de salud mental de la misma, busque ayuda en quienes lo rodean.

Si tiene familiares o amigos que podrían ayudarlo de alguna manera a aliviar la carga por un tiempo, pregúnteles si podrían hacerlo. Al menos hasta que te arregles.

Supongamos que tiene su primer hijo y, como la mayoría de los padres, las noches de insomnio le resultan un desafío. ¿Hay abuelos o tías y tíos que puedan sacar a pasear a su pequeño durante una hora más o menos durante el día para que usted pueda tomar una siesta?

Algunas transiciones de la vida giran en torno a tomar una nueva dirección y descubrir qué es lo que quieres de la vida. En estos casos, un entrenador de vida podría guiarlo a través de esta parte de su viaje.

En otros casos, podría ser beneficioso buscar la atención de un profesional de la salud mental para que le brinde habilidades prácticas de afrontamiento que lo ayuden a superar los desafíos que enfrenta.

Luego están los grupos de apoyo. Puede ser útil ser parte y contribuir a un grupo de apoyo donde se reúnan otras personas que entienden el dolor de su transición. No solo es tranquilizador saber que no está solo, sino que algunos participantes estarán más avanzados en su viaje y podrán ofrecer consejos y orientación que realmente pueden ayudar.

5. Busque los beneficios del cambio.

Si bien las transiciones trágicas de la vida pueden tener pocos beneficios, la mayoría de las otras transiciones lo tendrán.

Aceptar el cambio y navegar a través de él puede generar grandes dividendos para su salud mental y emocional. Superar estas situaciones desafiantes puede ayudarlo a mejorar su salud mental a medida que encuentra formas más saludables de lidiar con el estrés.

Sin duda, aprenderás cosas nuevas sobre ti mismo, descubrirás nuevos caminos para tu vida y quizás descubras cosas que te encantan de tu nueva situación.

La transición puede no sentirse bien y puede permanecer así por un tiempo, pero eventualmente puede terminar siendo más gratificante de lo que puede imaginar. A veces solo tienes que estar dispuesto a ver lo bueno de la situación.

6. Reflexionar sobre transiciones anteriores.

Tomarse un tiempo para recordar las transiciones anteriores que ha tenido en su vida puede ayudar a que la transición presente sea más cómoda de sobrellevar.

¿Has tenido otros desamores? ¿Momentos en tu vida en los que no tuviste más remedio que hacer la transición?

¿Cómo navegaste por esas situaciones? ¿Qué bien salió de eso? ¿Qué mal puedes evitar con esta transición? ¿Qué aprendiste de la situación que te puede ayudar a lidiar con tu situación actual?

Tal vez te hayan despedido de un trabajo en el pasado y eso tuvo un impacto negativo en tu salud mental. Pero, después de un tiempo, descubrió que salir a caminar o trotar todos los días lo ponía en un mejor espacio mental. Si esa situación se presenta nuevamente, comience a caminar o trotar el primer día de su despido para disminuir el impacto en su salud mental esta vez.

O si te encuentras en una situación igualmente difícil, ese ejercicio diario puede tener los mismos efectos beneficiosos.

Sepa que puede enfrentar estas incertidumbres y superarlas en el otro lado. Puede que estés un poco golpeado, pero lo superarás.

El cambio es sólo parte de la vida. Acéptalo por lo que es cuando puedas, y hará que tu camino sea mucho más fácil.

También te puede interesar:

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

6 Consejos Prácticos para Lidiar con Transiciones Importantes de la Vida

1. Reconoce tus emociones

Es normal sentir incertidumbre, miedo o ansiedad durante una transición importante. Aprende a reconocer tus emociones y utilízalas de manera positiva para impulsarte hacia adelante.

2. Visualiza el éxito

Imagina lo que deseas lograr al final de la transición. Visualiza cómo te sentirás y cómo se verá tu vida después de que se haya completado la transición.

3. Crea una lista de prioridades

Identifica las cosas importantes para ti durante la transición y ponlas en un orden de prioridad. Esto te ayudará a enfocarte en lo que realmente importa y a aprovechar mejor tu tiempo y energía.

4. Busca apoyo

No intentes hacerlo solo. Busca el apoyo de amigos, familiares o profesionales si es necesario. Tener a alguien en quien confiar puede marcar una gran diferencia durante una transición importante.

5. Mantén una mente abierta

Vive la transición como una oportunidad para crecer y aprender. Mantén una mente abierta y dispuesta a aceptar nuevos desafíos y oportunidades.

6. Celebra tus logros

Cada pequeño paso que das durante la transición es un logro que merece ser celebrado. Celebra tus éxitos y utiliza ese sentimiento positivo para impulsarte hacia adelante.

  1. Reconoce tus emociones
  2. Visualiza el éxito
  3. Crea una lista de prioridades
  4. Busca apoyo
  5. Mantén una mente abierta
  6. Celebra tus logros

Deja un comentario