6 reglas fundamentales que simplificarán tu vida para siempre

¿Te sientes abrumado por la vida cotidiana? ¿Necesitas simplificar tus responsabilidades pero no sabes por dónde empezar? ¡Tenemos la solución perfecta para ti! En este artículo, te presentaremos las 6 reglas fundamentales que cambiarán tu forma de ver la vida y te ayudarán a simplificar tus tareas para siempre. No más estrés ni confusiones, sigue leyendo para descubrir cómo lograr una vida más tranquila y sencilla.

¿Estás haciendo tu vida innecesariamente más complicada de lo que debería ser?

¿Estás tratando de reducir el estrés? ¿Combatir la depresión o la ansiedad? ¿O simplemente quieres una vida menos complicada?

La vida está llena de tensiones y desafíos. Le encanta lanzárnoslas cuando menos lo esperamos.

¡Y es imposible evitarlos! A todos nos encantaría, eso seguro. Pero, no podemos.

Todo lo que podemos hacer es trabajar para evitar los dolores de cabeza y los problemas adicionales que creamos para nosotros mismos, las cosas sobre las que tenemos control, para que los desafíos inesperados de la vida no nos descarrilen de nuestro camino general.

Simplificar su vida puede hacer que el estrés y los desafíos sean mucho más fáciles de manejar. ¿Como hacemos eso?

1. Seguir trabajando para mejorar

La vida es un viaje. Toma muchos giros y vueltas antes de llegar al final.

Hay muchas personas que se fijan una meta, la alcanzan y deciden que finalmente la han “alcanzado”. Entonces, se sientan y piensan que es hora de disfrutar los frutos de su trabajo.

Es absolutamente importante apreciar las cosas que tenemos, las metas que alcanzamos y tomarnos el tiempo para disfrutar de nuestros éxitos.

Pero…

La vida pasa, surgen situaciones difíciles, pueden surgir problemas de salud, pueden perderse trabajos, las relaciones pueden terminar.

Hay un montón de problemas y complicaciones que pueden sacar a una persona del cómodo nido que se ha construido con su esfuerzo.

Una persona que busca continuamente mejorarse a sí misma y su posición en la vida se está armando con más herramientas, conocimientos y experiencia para sortear estas complicaciones cuando finalmente surjan.

Y lo harán. Siempre lo hacen. Es solo cuestión de tiempo.

Solo recuerda: hay una GRAN diferencia entre la satisfacción y la complacencia.

2. No dejes que la negatividad coloree tu percepción

La vida es dura. A veces te golpeará implacablemente, golpeándote con todo tipo de estrés y problemas.

Luego tienes todo lo que conlleva vivir en un mundo tan conectado, el ciclo de noticias las 24 horas del día, los 7 días de la semana y la negatividad que se emite sin parar.

Las redes sociales e Internet ciertamente no ayudan. Proporcionan un excelente medio para que las personas expresen su enojo, a veces válido, a veces no.

Y para las personas con depresión, ansiedad o aquellas que están luchando, estas cosas pueden arrastrarlas a una mentalidad negativa.

No puedes dejar que estas cosas coloreen tu percepción del mundo. Es fácil caer en la trampa de pensar siempre en lo peor de las situaciones o de las personas que se interpondrán en tu camino.

El miedo ha sido durante mucho tiempo una forma en que las personas evitan sufrir daños. El problema es que estamos tan inundados de negatividad regular que es difícil saber qué es razonable y qué no.

Necesitamos un lugar de paz; un retiro donde podemos alejarnos de toda esa negatividad. ¡Elaborarlo en nuestra mente nos permite tomar nuestro lugar de paz con nosotros!

El punto aquí no es ser falso positivo, sino esforzarse por no ser negativo, mirar las cosas con neutralidad en lugar de saltar directamente a una conclusión.

Se necesita tiempo y práctica, la práctica de detenerse a pensar en nuestros pensamientos y sentimientos, para que realmente funcione bien.

3. Proactivo vence a pasivo cada vez

La vida está ocupada. Tenemos tantas cosas que hacer cada día. Tal vez sea construir una carrera, buscar una educación, pelear con la familia o alguna combinación de esas cosas.

Sea lo que sea, todas estas cosas requieren el valioso bien que es el tiempo. Una persona que está inundada de actividades y responsabilidades puede fácilmente dejar que las cosas más pequeñas se caigan por las grietas.

El problema es que esos asuntos menos apremiantes pueden convertirse fácilmente en problemas más serios.

Un enfoque proactivo supera al pasivo porque usted está limpiando regularmente su pizarra de los pequeños problemas para que no se conviertan en problemas serios y complicados más adelante.

Pruebe el siguiente consejo: si una actividad le llevaría menos de cinco minutos resolverla, simplemente hágala. No lo pospongas. Descubrirá que tiene muchas menos cosas pequeñas acumuladas para abrumarlo en una fecha posterior.

También te puede interesar (el artículo continúa a continuación):

4. Mantener un fondo de emergencia

La vida es cara. Parece que siempre hay facturas que pagar y aventuras que planificar.

Es una gran idea esforzarse por ahorrar al menos un poco de sus ingresos para construir un colchón en caso de que la vida lo golpee de la nada con un gasto inesperado.

Después de todo, prácticamente siempre necesitarás dinero, ya sea para mantener un techo sobre tu cabeza, comida en la mesa o un teléfono inteligente para no perderte ninguno de nuestros artículos.

Un buen punto de partida para un fondo de emergencia es $1000. Si puede ahorrar $ 1000, tiene un colchón decente si necesita reparaciones en el automóvil o si el refrigerador se estropea.

Después de eso, su próximo punto de referencia debería ser sumar sus gastos totales y ahorrar suficiente dinero para cubrir seis meses de vida cotidiana. De esa manera, si pierde su trabajo o fuente de ingresos, tiene algo de protección para ayudarlo a mantenerse a flote mientras está entre trabajos.

5. Hazte amigo de más personas positivas

La vida es gente. Incluso el más asocial de nosotros necesita interacción interpersonal de vez en cuando.

Puede ser un mejor amigo, un pariente, incluso un compañero de trabajo con el que te lleves bien. Sin embargo, muchas personas no se dan cuenta del impacto que tiene nuestro círculo íntimo en nuestras vidas.

Estas son las personas con las que reímos, lloramos, a las que recurrimos en busca de consejo y perspectiva. Y si te rodeas de personas que son negativas o que se ahogan constantemente en el drama, eso traerá estrés y dificultades a tu vida.

Aunque es un equilibrio. Todos tenemos nuestros problemas y no queremos darle la espalda a un amigo que está pasando por un momento difícil.

Hay otros momentos en los que sabemos que no es bueno estar cerca de una persona, pero simplemente estamos familiarizados con su presencia y nos sentimos cómodos con ella, incluso si es destructiva.

Por eso, nuestro círculo de amigos merece una auditoría de vez en cuando.

6. Da bondad, pero no esperes nada a cambio

La vida es desafiante. La práctica de la bondad puede contribuir en gran medida a construir puentes, reparar vallas y traer alegría a tu vida.

Desafortunadamente, hay personas que ven a quienes practican la bondad como objetivos potenciales para sus propias maquinaciones.

Para evitar que se aprovechen de ti mientras practicas la bondad, simplemente da sin apegarte a las expectativas del regalo. Si no puedes, simplemente di que no.

El dinero prestado entre amigos o familiares es una de las formas más comunes en que se crea el drama. Es mucho mejor simplemente dar el dinero sin la expectativa de recuperarlo si lo vas a hacer.

Si no puede permitirse el lujo de darlo directamente, entonces diga que no. Porque realmente, en ese escenario, no puede darse el lujo de otorgar préstamos a las personas si eso lo deja en una posición financiera frágil.

Además, tratar de cobrar dinero de alguien que no está interesado en devolverlo nunca es un trabajo divertido.

La amabilidad se practica mejor sin expectativas. La palabra “no” es la barrera clave que evitará que las personas se aprovechen de usted e introduzcan complicaciones en su vida.

Simplificar su vida requiere que primero identifique las cosas que la complican y luego encuentre formas de adaptar la situación, o adaptarse a la situación.

Al hacer esto, puede disminuir el impacto de cualquier problema que le suceda. Puede preparar soluciones de antemano a los problemas que pueden pasar por su vida.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




6 Reglas Fundamentales que Simplificarán Tu Vida Para Siempre

Reglas Fundamentales para Simplificar Tu Vida

  1. Concéntrate en lo importante

    Identifica qué es realmente importante en tu vida y céntrate en ello. Deja de lado las distracciones y aprende a decir «no» a aquello que no te ayuda a lograr tus objetivos.

  2. Vive con menos

    Reduce tu consumo y deshazte de lo que no necesitas. Simplificar tu espacio y tu vida te permitirá tener más claridad mental y una mayor sensación de libertad.

  3. Deshazte del exceso de información

    Céntrate sólo en la información que necesitas para lograr tus objetivos. Evita el exceso de información que sólo te retiene en la parálisis del análisis.

  4. Mantén una rutina diaria

    Las rutinas diarias te ayudarán a ser más eficiente y a ahorrar tiempo. Establece un horario para tus actividades y cúmplelo.

  5. Aprende a delegar

    No tienes que hacer todo tú solo. Aprende a delegar tareas a otras personas de confianza que puedan ayudarte a lograr tus objetivos.

  6. Disminuye el tiempo que pasas en las redes sociales

    Límitate a ti mismo en cuanto a la cantidad de tiempo que pasas en las redes sociales. Una cantidad excesiva de este tipo de distracciones te roba tiempo precioso del día a día.


Deja un comentario