7 consejos sin tonterías que realmente funcionan

¿Cansado de encontrar consejos inútiles que no hacen más que perder tu tiempo y dinero? ¡Tenemos la solución para ti! En este artículo te presentaremos los 7 consejos más efectivos que realmente funcionan. Olvídate de las tonterías y descubre cómo mejorar tu vida con tips prácticos y sencillos de aplicar. ¡No te lo pierdas!

El respeto es algo ganado por las acciones de uno y la forma en que se llevan a sí mismos a través de la vida.

Las personas a menudo dicen que quieren exigir respeto o imponer el respeto de otras personas, pero eso no es realmente algo que puedas hacer.

Exigir respeto no gana respeto, generalmente solo hace que el demandado aplaque al demandante, lo cual no es respeto. Eso es más miedo e intimidación que ni siquiera se acercan a lo mismo.

El respeto es una profunda admiración por una persona o cosa cuyos logros, habilidades o cualidades inspiran.

Para ganarse el respeto, uno necesita adoptar formas de inspirar esos sentimientos en uno mismo y en otras personas.

¿Cómo haces eso?

1. Actuar con respeto hacia las demás personas.

La gente puede ser idiota. Son groseros, arrogantes, agresivos y enojados.

¿Por qué querrías tratar a esas personas con respeto?

Bueno, su comportamiento es un reflejo de ellos y de su estado mental y de vida, mientras que tu comportamiento es un reflejo de ti y de tu estado mental y de vida.

Es tentador hundirse en el lodo y pelear con esas personas cuando te empujan contra tus límites o te tratan mal.

Pero la gente tomará nota de cómo respondes a ese comportamiento. Caer a ese nivel puede hacer que otras personas piensen que careces de autocontrol o de la capacidad de ser diplomático con los conflictos.

Eso no significa que debas ser un felpudo o aceptar un comportamiento negativo. Significa tener un límite establecido y aprender a alejarse o navegar socialmente por conflictos innecesarios para no dejarse atrapar por la negatividad de otras personas.

La gente se dará cuenta si puedes tomar el camino correcto.

2. Deja que tus acciones hablen por ti.

A nadie le importa lo que dices que vas a hacer.

Solo les importa lo que realmente haces.

La gente hablará todo el día sobre lo que van a hacer y cómo lo van a hacer. Demasiadas personas piensan que una buena idea o un deseo es de alguna manera comparable a tomar acción.

No digas lo que vas a hacer ni busques la aprobación de otras personas sobre tus ideas.

Si quieres hacerlo, entonces hazlo.

Solo recuerda esto: las acciones que tomas hoy son las que la gente formará juicios mañana.

Actuar con integridad y honestidad, incluso cuando las cosas no van bien, demuestra que eres digno de confianza para los demás.

Si dice que hará algo, sígalo y asegúrese de que se haga.

Ser alguien en quien se puede confiar te hará sobresalir y ganar respeto porque muy pocas personas realmente cumplen con las cosas que dicen que harán.

3. No confundas el respeto profesional con el respeto personal.

Algunas personas creen que pueden ganarse el respeto con un título o autoridad.

Eso es cierto. Puede respetarse un título o cargo de autoridad, pero no la persona que lo presida.

Tal vez esa persona se muestra como una persona imprudente, temeraria, abusiva o impulsiva.

Quizás usan su autoridad como un garrote para golpear a sus subordinados.

No son un líder, son simplemente alguien que tiene un papel de liderazgo.

Puede adquirir un título (médico, atleta estrella, gerente, comandante), pero lo que haga con ese título determinará si la gente realmente lo respeta o no.

La persona que gana ese título necesita actuar con integridad personal y profesional. Eso significa tomarse en serio las propias responsabilidades, tomar las decisiones correctas y trabajar.

Sé un buen seguidor cuando sea el momento. Sea un buen líder cuando sea el momento.

Con ese trabajo viene el carácter, la confianza y el respeto.

También te puede interesar (el artículo continúa a continuación):

4. Ten opiniones y no seas demasiado amable.

Uno pensaría que ser amable es una forma de ganarse el respeto.

Que no es.

Si bien es importante actuar con amabilidad y gracia hacia otras personas, ser demasiado amable puede interpretarse como debilidad o deshonestidad.

La amabilidad está bien con moderación. Pero ser demasiado amable puede hacer que la gente cuestione tu carácter y honestidad.

La honestidad a veces no es agradable ni positiva, pero puede ser algo que deba decirse para que pueda surgir un cambio significativo y positivo de la situación.

Si estás a punto de cometer un terrible error, no querrás que tu buen amigo te diga que es una gran idea cuando sabe con certeza que no lo será. Eso es solo mentir y nadie respeta a un mentiroso.

Lo mismo ocurre con las opiniones. Una persona que no tiene opiniones propias o las cambia cuando se le desafía de alguna manera se muestra débil.

Eso no significa que no pueda cambiar una opinión cuando se le presenta nueva información o comprender mejor el tema. Significa que no puedes retroceder arbitrariamente ante las personas si quieres que te respeten.

5. Desarrolla un diálogo interno positivo.

Lo que nos decimos a nosotros mismos en la quietud de nuestra propia mente se lleva a cabo a través de nuestras acciones, emociones y comportamientos.

Una persona que usa mucho diálogo interno negativo, sobre cómo sus ideas no son buenas, que no son valiosas, que no vale la pena respetarlas, lo proyectará hacia afuera a través de sus acciones y comportamiento.

El diálogo interno negativo debe controlarse para que no se desangre en sus interacciones con otras personas.

Pero aquí está la cosa.

No necesita ser falso positivo acerca de tener emociones o percepciones negativas.

Sea positivo acerca de las cosas que en realidad son positivas. Reconoce las cosas negativas que son reales y concretas, pero no dejes que moren en tu mente.

No seas falso positivo sobre lo negativo; solo esfuérzate por no ser negativo.

¿Pero no es eso ser falso positivo?

No. Es solo esforzarse por no ser negativo.

Digamos que cometiste un error en el trabajo que tu jefe notó y no estaba feliz por eso.

Hablar negativamente sería decirse a uno mismo que son estúpidos, incompetentes o incapaces de hacer las cosas correctamente.

La falsa positividad sería tratar de convertir el error en algo bueno cuando claramente no lo es.

Deberías luchar por un término medio. Puedes decir que sí, cometí ese error y no lo volveré a cometer, porque soy un buen trabajador que se esfuerza. Cometí un error… un error que le puede pasar a cualquiera.

6. Sea dueño de sus defectos y errores.

En esta gran era de las redes sociales, las sonrisas brillantes y la superficialidad, la gente anhela la autenticidad.

Una forma de ganarse el respeto es reconocer quién eres, para bien o para mal, negativo o positivo.

Eso no significa aceptar y seguir haciendo cosas negativas. Es ponerse de pie y admitir que eres un ser humano imperfecto, y saber que eso no es algo tan terrible.

Todos cometemos errores. Los que dicen que no, mienten.

Los errores son los que nos impulsan a crecer como personas, desarrollar mejores hábitos y carácter, y obtener el respeto de los demás.

Nadie quiere asociarse o trabajar con personas que intentan escapar de sus errores y responsabilidades.

Limpia tus propios líos, ya sean metafóricos o físicos.

7. Trabajar en el desarrollo de la confianza en uno mismo.

Nada es más desagradable que alguien que está desesperado por obtener aprobación.

Una persona que está desesperada por la aprobación o el respeto a menudo toma acciones que demuestran que están necesitados y necesitados.

Las personas interpretan este tipo de comportamiento como un indicador de alto mantenimiento o baja autoestima, lo que presenta una posible pérdida de sus propios recursos.

Otras personas pueden ser amables o agradables al respecto para ser educados, pero te costará tanto el respeto por ti mismo como el respeto de los demás.

La confianza en uno mismo es la columna vertebral de todo respeto…

…es lo que te dice que hables por ti mismo o por alguien más cuando percibas que algo anda mal.

…es lo que te guía para tratar a otras personas con compasión y respeto.

…es lo que te ayuda a saber que puedes lograr las cosas que te propones hacer, e incluso si no, sabes que te irás con más experiencia, mejor carácter, tu autoestima y cualquier respeto que te hayas ganado a lo largo del camino. forma.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

7 Consejos sin Tonterías Que Realmente Funcionan

1. Establece Objetivos Realistas

Cada vez que te propone un objetivo, asegúrate de que sea realista y alcanzable.

  1. Define una meta específica y medible
  2. Establece un plazo realista para alcanzarla
  3. Crea un plan de acción para lograrla
  4. Identifica los recursos necesarios para alcanzarla

2. Prioriza Tus Tareas

Para ser más eficiente, es importante que tengas claro cuáles son las tareas más importantes.

  1. Identifica las tareas críticas
  2. Organiza tus tareas por orden de importancia
  3. Establece plazos para cada tarea

3. Usa el Tiempo a Tu Favor

El tiempo no se detiene, así que es importante que aprendas a usarlo a tu favor.

  1. Identifica los momentos del día en los que eres más productivo
  2. Elimina distracciones, como redes sociales o televisión
  3. Aprovecha cada minuto libre para realizar tareas pendientes

4. Aprende a Decir No

Saber decir no a ciertas cosas es clave para mantener el enfoque.

  1. Identifica tus prioridades y objetivos
  2. Di no a actividades o tareas que no te aporten valor
  3. No te sientas culpable por decir no

5. Haz Ejercicio Regularmente

El ejercicio no solo es bueno para el cuerpo, también lo es para la mente.

  1. Busca una actividad que te guste
  2. Establece un calendario y horario para realizarla
  3. Empieza poco a poco y aumenta la intensidad con el tiempo
  4. No te rindas si al principio te cuesta hacerlo

6. Dedica Tiempo a Tu Desarrollo Personal

Invertir en tu desarrollo personal te ayudará a mejorar en todos los aspectos de tu vida.

  1. Lee libros sobre temas que te interesen
  2. Asiste a seminarios o conferencias relacionados con tus objetivos
  3. Busca mentores o personas que puedan guiarte
  4. Prueba cosas nuevas para ampliar tu conocimiento

7. Aprende a Escuchar

Escuchar a los demás puede ayudarte a aprender cosas nuevas y mejorar tus relaciones.

  1. Céntrate en lo que la otra persona está diciendo
  2. No interrumpas y deja que termine de hablar
  3. Haz preguntas para aclarar lo que te han dicho
  4. Repite lo que has entendido para asegurarte de haberlo entendido bien

Conclusión

Estos 7 consejos sin tonterías te ayudarán a mejorar tu productividad, eficiencia y calidad de vida.

Deja un comentario