8 maneras altamente efectivas para dejar de estar loco en una relación

¿Estás cansado de sentirte atrapado y loco en tu relación? No te preocupes, ¡no eres el único! Mantener una relación sana y feliz puede ser un desafío, especialmente cuando estamos lidiando con emociones intensas y diferencias en la comunicación. Sin embargo, hay formas altamente efectivas de superar estos obstáculos y encontrar la estabilidad emocional que tanto deseas. En este artículo, descubrirás 8 maneras probadas para dejar de estar loco en una relación y recuperar tu felicidad. ¡No te lo pierdas!

¿Cómo saber si te estás volviendo loco en una relación?

¿No se supone que el amor te vuelve loco? ¿Cuándo una relación pasa del enamoramiento a un lugar donde tus acciones se vuelven cuestionables?

Cuando estás en una relación que deseas desesperadamente que funcione, el amor puede hacerte sentir todo tipo de emociones. Puede ser fácil perder la perspectiva y comenzar a tomar decisiones mientras exhibes un comportamiento que nunca hubieras pensado que te encontrarías haciendo.

Lo que se siente estar «loco» en una relación.

Loco de amor es cuando toda racionalidad se va por la ventana. Tu relación ha pasado de un enamoramiento amoroso a una obsesión preocupante, y tu comportamiento se está volviendo tóxico y aleja a tu pareja.

Has perdido el sentido de lo que es normal y ya no respetas los límites y las necesidades individuales de tu pareja. Estás dejando que tus emociones negativas y pensamientos intrusivos saquen lo mejor de ti y, a menos que actúes, tu relación se desmoronará.

Se vuelve más difícil compartir a tu pareja con los demás, lo que te vuelve autoritario. Desea tanto que su relación funcione que está ejerciendo demasiada presión sobre ella en lugar de disfrutar el momento presente. Con todo, estás haciendo que tu pareja se sienta incómoda y quiera distanciarse de ti, lo que a su vez empeora la situación.

Los celos, la baja autoestima, las malas relaciones anteriores y el miedo a perder lo que tienes pueden hacer que una persona empiece a actuar como una loca.

Para evitar que las cosas vayan demasiado lejos, debes reconocer que tu comportamiento no es saludable ni agradable para tu pareja. Luego, puede comenzar a trabajar en usted mismo y en las inseguridades que lo llevan a microgestionar y destrozar su relación.

El primer paso es reconocer y aceptar que su relación podría funcionar con algo de trabajo. El segundo es reconocer el comportamiento loco en una relación cuando sucede. Para empezar, echa un vistazo a la lista a continuación para ver si alguno de estos ejemplos suena como si pudieras ser tú:

  • Quiere estar con su pareja las 24 horas del día, los 7 días de la semana y no ve por qué deberían estar separados alguna vez. El hecho de que estés enamorado no significa que no debas tener tiempo para ti. Deja que tu pareja tenga algo de espacio.
  • Los pequeños problemas se convierten rápidamente en discusiones. Eres demasiado sensible y emocional, lo que dificulta que tu pareja se comunique contigo.
  • Estás constantemente en contacto con tu pareja. Estás tan preocupado por la idea de que tu pareja te engañe que no puedes dejar que tenga tiempo a solas.
  • Acechas sus redes sociales y revisas su teléfono o correo electrónico porque has perdido todo el respeto por los límites de tu pareja.
  • Necesita constantemente la seguridad de que su pareja quiere estar con usted. No puedes confiar en que están contentos contigo, y los estás alejando y volviendo locos al cuestionar siempre tu relación.
  • Estás celoso de todos. Sospechas de cualquier persona que tu pareja conoce porque estás convencido de que te dejarán.
  • Aíslas a tu pareja de sus amigos y familiares. Tu necesidad de que tú y tu pareja pasen todo el tiempo juntos los está aislando de sus amigos y familiares.
  • Quieres controlarlos/comprarlos. Intentas todo para mantener a tu pareja contigo, incluso si es manipulador o tóxico.
  • Usas el chantaje emocional con ellos. Estás haciendo sentir culpable a tu pareja para que pase más tiempo contigo o llevas tu relación demasiado rápido para tratar de mantenerla contigo.
  • No dejarás que hablen de su pasado antes que tú. Tus inseguridades sobre tu relación significan que no puedes reconocer la vida de tu pareja ante ti a pesar de que los ha convertido en quienes son.
  • Tú eres siempre el que está en el centro del drama. Si siempre parece haber drama cuando estás cerca, ¿has considerado que estás en la raíz de todo?
  • Haces planes sobre el futuro demasiado rápido y presionas a la relación para que avance demasiado rápido. Estás desesperado por hacer que tu relación funcione, así que te apresuras a ponerte serio, incluso si tu pareja aún no está lista para eso.

8 consejos para dejar de estar loco en una relación

Has visto suficientes señales de alerta para notar si te estás volviendo loco en tu relación. Pero una vez que ha reconocido que necesita ayuda para retroceder, ¿qué hace a continuación? Sigue leyendo para conocer algunos consejos sobre cómo dejar de ser el loco en una relación.

1. Encuentra otro interés.

Estar en una relación no debería significar pasar todo tu tiempo con tu pareja. Por mucho que disfruten estar juntos, aún deben respetarse como individuos y darle espacio a su pareja.

Si nunca le permites a tu pareja pasar tiempo solo, o con sus amigos y familiares sin ti, entonces empezarás a parecer un loco y controlador.

Es posible que te preocupe que todos se diviertan más sin ti y que tu pareja se dé cuenta de que, después de todo, no quiere estar contigo, así que piensas que es mejor mantenerlo a tu lado.

Podrías estar dejando que tu ansiedad te supere y estar convencido de que cuando no estás cerca, todos los demás están volviendo a tu pareja en tu contra.

Quizás todavía estás en la fase de luna de miel y es que extrañas tanto a tu pareja cuando está lejos que te sientes perdido sin ella.

Cualesquiera que sean sus razones, tratar de evitar que su pareja pase tiempo lejos de usted no los acercará, los separará.

Pasar cada segundo juntos impedirá que se aprecien mutuamente. Se puede encontrar alegría en extrañarse y estar emocionado de ver a su pareja nuevamente. Solo puedes conseguir eso si tienes algo de tiempo separados.

Encontrar sus propios intereses y mantenerse ocupado puede ayudarlo a estar menos necesitado con el tiempo de su pareja. Al disfrutar de sus propios intereses, ya sea un nuevo pasatiempo, pasar tiempo con amigos o simplemente aprovechar el tiempo para usted mismo, puede volver a estar en contacto con lo que lo hace ser quien es, en lugar de moldear toda su identidad en torno a su pareja.

Al mantenerte ocupado, es menos probable que te quedes sentado en casa contando los minutos hasta que regrese tu pareja, y te molestará menos por tener su propio espacio.

Tu pareja se siente atraída por ti por todo lo que te hace ser quien eres; así que dale a tu pareja suficiente espacio para recordar a esa persona.

2. Aprende a confiar.

Mucho de lo que hace que alguien se convierta en el «loco» en una relación tiene que ver con sus problemas para confiar completamente en su pareja.

El miedo a salir lastimado cuando eres vulnerable con alguien no solo hace que retrocedas en una relación, sino que también puede hacer que una persona se vuelva irracional, celosa, posesiva y discutidora hasta el extremo.

Si una persona tiene falta de constancia de objeto, le resulta difícil creer que una relación será estable y que puede permanecer unida. En otras palabras, les resulta difícil confiar en que su relación no se desmoronará y que su pareja no se volverá contra ellos.

Están tan preocupados esperando que algo salga mal en la relación que se convierten en el problema, acusando a su pareja de cosas que ni siquiera han hecho.

Usted quiere que su pareja quiera estar en esta relación con usted tanto que lo está obligando a quedarse tratando de controlar cuánto tiempo está fuera. Crees que es amor, pero en realidad es solo la falta de confianza que tienes en tu relación, y te hace parecer dominante y loco.

Los problemas de confianza pueden provenir de haber sido lastimado en relaciones pasadas. Tal vez te engañaron o te engañaron, o tal vez te preguntas si tus amigos y familiares realmente disfrutan de tu compañía.

La confianza se encuentra en el corazón de una relación, y no puedes obligar a alguien a que se enamore de ti o quiera pasar tiempo contigo. Si desea una relación saludable y emitir una vibra menos «loca», entonces debe tratar de averiguar de dónde provienen sus dificultades para confiar en alguien para que pueda comenzar a trabajar en ellas.

Nunca se puede saber si una relación funcionará o no, pero sí se sabe con certeza que se derrumbará si no pueden confiar el uno en el otro.

3. Abraza a la familia y los amigos de tu pareja.

Por mucho que desees todo el tiempo de tu pareja, si quieres que tu relación dure y no quieres parecer la pareja loca y controladora, entonces tienes que aceptar que también pasarán tiempo con otras personas.

Puede que no te guste el hecho de tener que compartir a tu pareja, pero tratar de evitar que suceda no solo te hará parecer loco, sino que también te hará desagradable.

En lugar de tratar de luchar contra que tu pareja pase tiempo lejos de ti, trata de abrazar a las otras personas importantes en su vida. Aproveche cada oportunidad para conocer a los amigos y familiares de su pareja, y dé lo mejor de sí cuando lo haga.

El objetivo es no ser posesivo, sino congraciarse con los amigos y seres queridos de su pareja. Esto aumentará su probabilidad de ser invitado a reuniones grupales. Si funciona, es una situación en la que todos ganan, porque no pareces loco y aún puedes pasar más tiempo con tu pareja.

No tienes que preocuparte de que tu pareja te engañe o se olvide de comunicarse contigo porque estás ahí haciendo conexiones con sus amigos y familiares juntos.

Todavía es importante dejar que tu pareja tenga espacio para hacer las cosas por su cuenta, y eso también es igualmente importante para tu salud mental.

Pero al hacer un esfuerzo con los seres queridos de su pareja, en lugar de buscar una pelea, no le está pidiendo a su pareja que elija entre usted y cualquier otra persona. En cambio, les está mostrando cuán fácilmente pueden ser parte y apoyarse en la vida de los demás.

4. Trata a tu pareja con respeto.

Tratar a alguien con respeto en una relación requiere reconocer y respetar sus límites.

No importa cuánto creas que amas a alguien, sigue siendo su propia persona y eso significa que tienes que respetar sus derechos como individuo. No siempre pensarán o reaccionarán de la misma manera que tú, y eso es algo que debes aprender a aceptar.

El hecho de que piensen diferente a ti no significa que estén equivocados. Está mal hacer que tu pareja se sienta culpable por no estar en el mismo nivel emocional que tú, y no es justo acusarla de no amarte lo suficiente porque reacciona de manera diferente a las situaciones que tú.

El hecho de que esté feliz de compartir cada parte de su vida no significa que su pareja también deba hacerlo. Si tienen diferentes límites en términos de lo que ambos se sienten cómodos, deben aprender a respetarlos en lugar de obligar a su pareja a cambiar.

Para hacer esto, debe asegurarse de tener claro cuáles son los límites de cada uno. Podría ser un entendimiento de que los artículos personales como teléfonos o computadoras portátiles están fuera de los límites entre sí. O has acordado evitar llamar a la otra persona cuando sabes que está con sus amigos.

Podría ser tan simple como planificar una noche de cita a la semana y al mismo tiempo establecer un horario en el que ambos hagan sus propias cosas por separado para darle a su pareja el espacio que necesita.

Es importante no romper estos límites una vez que se han decidido. Cuanto más intente controlar y cambiar a su pareja, más se sentirá asfixiada por usted. El truco es no amar demasiado a tu pareja, de una manera que comience a cruzar la línea del respeto por ellos como un ser humano.

Si rompen los límites del otro o se sienten con derecho a menospreciar o controlar a su pareja, entonces no le están mostrando el respeto que merecen como iguales en su relación.

Ambos merecen ser felices, y uno de ustedes no debería sacrificar su propia felicidad para satisfacer las necesidades del otro. El compromiso, la confianza y el respeto son lo que evita que una relación se vuelva tóxica y se desmorone, así que deja de ser el compañero loco y comienza a aprender a asegurarte de que estos tres sean las principales prioridades en tu relación.

5. Deja de preocuparte por el futuro.

Una cosa que puede empezar a hacerte actuar como un loco con respecto a tu relación es no poder simplemente disfrutar el presente y preocuparte demasiado por tu futuro.

Estás tan concentrado en si tu relación va a durar, si tu pareja es la persona «adecuada» para ti, si quiere casarse o tener una familia, o incluso cuándo van a hacer que tu relación sea «oficial». ”, que estás poniendo demasiada presión en tu relación demasiado pronto.

Hacerle preguntas difíciles a la persona que estás viendo demasiado pronto en tu relación y esperar que sepa lo que debe decir hará que parezcas demasiado intenso y podría alejarla.

Por mucho que te guste la persona con la que estás saliendo y pienses que podría haber un futuro con ella, es posible que necesite un poco más de tiempo para llegar a ese lugar. Obligarlos a comprometerse contigo desde el principio, ya sea porque te preocupa que te engañen o porque quieres gustarles tanto como a ti, terminará alejándolos si no están listos.

El hecho de que no estén pensando en comprar una casa o casarse y establecerse todavía no significa que no vean un futuro contigo. Necesitas superar la ansiedad de tu relación y aprender a concentrarte en el presente en lugar de mirar siempre hacia adelante.

Si está demasiado ocupado preocupándose de que su relación no vaya a durar y analizando en exceso si esta persona es o no la persona adecuada para usted, se perderá todos los buenos momentos que podrían estar compartiendo juntos en este momento.

Es difícil dejarse llevar y no tratar de “manejar” tu relación, especialmente cuando realmente te gusta alguien. Quieres saber si sienten lo mismo que tú para evitar que te lastimen. Pero si su relación va a funcionar, lo hará porque está destinado a hacerlo, no porque usted lo obligue o lo apresure demasiado.

Tómense el tiempo para disfrutar de la compañía del otro y simplemente conocerse, y se hará evidente si esta es la situación adecuada para ustedes en este momento.

6. No se apresure a sacar conclusiones.

Los malentendidos pueden causar discusiones, y si eres una persona celosa o ansiosa por naturaleza, entonces puede ser difícil no dejar que tus emociones te dominen y sacar conclusiones precipitadas.

Si no quieres parecer el loco en una relación, debes tratar de ser racional con respecto a las acciones de tu pareja y darle la oportunidad de explicar en lugar de acusarlo de algo que quizás no haya hecho.

Provocar discusiones no es una forma efectiva de comunicarse y, en última instancia, hará que sea más difícil para ustedes ser abiertos y honestos entre sí por temor a que se convierta en una pelea.

Si crees que tu pareja está actuando distante o diferente de lo habitual, no asumas de inmediato que se trata de ti o de tu relación. Enojarte con ellos porque crees que están molestos contigo no los ayudará a abrirse sobre lo que realmente está pasando. En cambio, es probable que estén en un estado mental defensivo.

Simplemente podrían estar cansados ​​o estresados ​​por algo completamente diferente de su relación, y lo que necesitan de usted es comprensión y apoyo.

Por ejemplo, solo porque salga tarde, no asumas que debe estar engañándote. Es posible que simplemente estén pasando por un momento estresante en el trabajo y necesiten que los comprendas mientras superan este momento difícil.

Los argumentos y las acusaciones lo separarán y lo harán parecer irracional y demasiado emocional. Encuentre una forma de comunicación que funcione para ambos, ya sea honestidad o tomarse un tiempo hasta que ambos estén lo suficientemente calmados para compartir cómo se sienten.

Trata de no juzgar sin pruebas y recuerda que la confianza es lo que mantiene fuerte una relación, así que comienza a creer en tu relación y no pienses lo peor.

7. Reconoce que tu comportamiento los está alejando.

El primer paso para hacer un cambio positivo es reconocer tus rasgos negativos. No puedes trabajar en ti mismo si no estás dispuesto a admitir e identificar qué es lo que necesitas trabajar.

Se necesitan dos personas para que una relación funcione, y si estás luchando en la tuya y sientes que estás actuando como un loco, es posible que no todo dependa de ti.

Es posible que tu pareja no te haga sentir tan seguro como necesitas. Es posible que no se comuniquen de manera positiva, lo que dificulta que entiendas cómo se sienten. A su vez, puede sentir que no ha sido escuchado.

Pero por mucho que mantener una relación saludable sea una calle de doble sentido, eso también significa que debes asumir la responsabilidad de tus acciones y de cómo podrían estar haciendo sentir a tu pareja.

Mírate a ti mismo y reconoce si crees que ha sido difícil comunicarse contigo o monopolizar el tiempo de tu pareja. ¿Los has estado asfixiando o te has puesto celoso cuando están cerca de otras personas? ¿Cómo podría su comportamiento estar afectando a sus socios?

Si puede admitir que también tiene sus propios problemas en los que trabajar, puede comenzar a encontrar la raíz de donde provienen las tendencias locas y tóxicas que tiene y abordarlas.

Podría ser el efecto de malas relaciones pasadas lo que hace que ahora seas posesivo o desconfiado, pero eso no es culpa de tu pareja. Solo tú puedes cambiar tu forma de comportarte.

Si desea que su relación dure, debe comprometerse con el crecimiento personal.

La buena noticia es que si puede aceptar que hay trabajo por hacer, está a medio camino de crear una relación más positiva y equilibrada. Has comenzado, ahora solo tienes que seguir adelante.

8. Trabaja en tu propia autoestima.

La locura en una relación puede tener mucho que ver con tu propia baja autoestima. Tu necesidad de aferrarte a tu pareja, lo que la hace sentir atrapada y asfixiada, es tu forma de tratar de mantenerla contigo porque una parte de ti siente que no la mereces.

Le resulta difícil creer que esta persona quiera estar con usted, por lo que busca la aprobación y la tranquilidad de ellos constantemente, lo que está empezando a volverlos locos gradualmente.

El temor de que encuentren a alguien mejor que tú, o que tu relación se desmorone porque vean algo en ti que no les gusta, podría estar acaparando su tiempo.

Tal vez haga que te esfuerces demasiado y te vuelvas autoritario y controlador porque estás tratando de obligar a tu pareja a quedarse contigo en lugar de dejar que tome esa decisión.

Si quiere detener su comportamiento loco, entonces tiene que dejar de necesitar que lo tranquilicen. Aprende a desarrollar tu propia confianza en ti mismo sin depender de tu pareja para que lo haga por ti.

Tu pareja puede ser una gran influencia en tu vida, pero tu felicidad no debe depender de su estado de ánimo o de la atención que te brinde. Si ese es el caso, entonces te estás enfocando demasiado en cómo se siente tu pareja.

Esperar que tu pareja satisfaga tu necesidad de tranquilidad constante, porque no puedes dártela a ti mismo, es demasiada presión para poner en una relación. Es posible que desee que lo amen, y tal vez ya lo hagan, pero en lugar de encontrar la validación de eso, debe tomar fuerza y ​​​​confianza del amor que se muestra a sí mismo.

Trátese amablemente y comience a poner energía nuevamente en amarse a sí mismo nuevamente. Sea su propio animador y comience a separar sus emociones de sus parejas. Escucha cómo te sientes realmente.

No necesitas la aprobación de tu pareja para saber que eres seguro y adorable. Deberías querer estar en una relación porque amplifica todo lo que amas de ti mismo al sacar lo mejor de ti, sin depender de eso para sentirte completo.

Haz espacio para un tiempo a solas. Piense en ponerse en contacto con las cosas que le traen alegría lejos de su relación, y practique el amor propio y la aceptación para que nunca tenga que sentir que lo está perdiendo en su vida.

——

Si quieres dejar de estar loco en una relación, entonces ya sabes que hay un problema. Cuando ves a tu pareja alejándose de ti o de otras personas haciendo comentarios sobre cómo actúas con ellos, entonces sabes que algo no está bien.

Irónicamente, cuanto más desesperado esté por que su relación funcione, más loco es probable que comience a actuar y más posibilidades hay de que su relación termine por completo. Mucho de lo que se necesita para dejar de estar loco en una relación es poder soltar el control y confiar en que lo que sea que esté destinado a suceder, sucederá.

Eso puede ser difícil cuando estás enamorado de alguien o si eres una persona a la que naturalmente le gusta tener control sobre su vida. Pero las relaciones son impredecibles, e incluso cuando crees que las cosas están bajo control, cualquier cosa puede pasar.

Por eso, para que las relaciones funcionen, debes estar dispuesto a ser vulnerable y confiar en el proceso. Sabrás si esta es la relación adecuada para ti, y si no lo es, solo significa que hay algo mejor por ahí.

Nunca se puede saber exactamente lo que sucederá en el futuro, por lo que lo mejor que puede hacer es asegurarse de disfrutar cada minuto del presente.

Al concentrar su energía en aprovechar al máximo la vida cotidiana, puede comenzar a eliminar los hábitos negativos y locos que lo han estado superando.

No seas la razón por la que tu relación se desmorone. Si no está destinado a funcionar, lo sabrá, pero no quiere que sus inseguridades y su comportamiento irracional le impidan tener el amor que está tan desesperado por encontrar.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded



8 maneras altamente efectivas para dejar de estar loco en una relación

Manera #1: Comunica tus sentimientos

La comunicación es clave en cualquier relación, pero especialmente cuando se trata de manejar sentimientos fuertes o emociones negativas. Asegúrate de expresar tus inquietudes y preocupaciones con tu pareja en un ambiente de respeto y honestidad.

Manera #2: Haz ejercicios de respiración

Cuando nos sentimos abrumados o ansiosos, a veces nuestra respiración puede ser afectada. Intenta hacer ejercicios de respiración profunda para ayudarte a bajar tus niveles de ansiedad y conectarte con tu cuerpo.

Manera #3: Practica el autocuidado

No descuides tu propio bienestar mientras estás en una relación. Pasa tiempo haciendo cosas que te gusten a ti sólo y que te hagan sentir bien contigo mismo, incluso si es simplemente tomar un baño caliente o leer un libro.

Manera #4: Identifica tus desencadenantes emocionales

Reflexiona sobre qué situaciones o comportamientos específicos de tu pareja te hacen sentir loco. Una vez que tengas una idea clara de tus desencadenantes emocionales, puedes empezar a trabajar en cómo lidiar con ellos de una manera más efectiva.

Manera #5: No asumas cosas

Asumir lo peor es una trampa que muchos caemos en nuestras relaciones. Recuerda que la comunicación es vital y es mejor preguntar que asumir.

Manera #6: Establece límites

Es importante establecer límites saludables en cualquier relación. Las fronteras claras pueden ayudarte a sentirte más seguro de ti mismo y más capaz de comunicar tus necesidades a tu pareja.

Manera #7: Busca ayuda profesional

Si te sientes constantemente loco en tu relación, es posible que necesites buscar ayuda profesional. Un terapeuta o consejero puede ayudarte a identificar patrones de comportamiento poco saludables y darte herramientas para manejar tus emociones de manera más efectiva.

Manera #8: Cuida tu autoestima

Una baja autoestima a menudo se manifiesta en relaciones tóxicas o poco saludables. Trata de enfocarte en tus cualidades positivas y evitar compararte con los demás. Aprende a amarte a ti mismo para poder amar mejor a tu pareja.

  1. Comunica tus sentimientos
  2. Haz ejercicios de respiración
  3. Practica el autocuidado
  4. Identifica tus desencadenantes emocionales
  5. No asumas cosas
  6. Establece límites
  7. Busca ayuda profesional
  8. Cuida tu autoestima


Deja un comentario