8 maneras de quedarse dormido en un tiempo récord

¿Tienes problemas para conciliar el sueño por las noches? ¿Pasas largas horas dando vueltas en la cama sin poder dormir? Si es así, estás en el lugar adecuado. En este artículo te presentamos 8 maneras efectivas y rápidas de quedarte dormido en un tiempo récord. Olvida los somníferos y las pastillas para dormir, y descubre cómo puedes lograr una noche de sueño reparador en poco tiempo. ¡Sigamos adelante!

¿Estás celoso de las personas que se quedan dormidas tan pronto como su cabeza toca la almohada?

Dormir bien es uno de los elementos esenciales de nuestro bienestar físico y mental, por lo que ya es hora de que tú también aprendas algunos trucos que pueden ayudarte a encontrar el camino a la tierra de la cabeza en el doble de tiempo.

Trate de practicar una o más de las siguientes técnicas para conciliar el sueño rápido y darle ese sueño profundo y reparador que tanto desea.

1. Busque el estrés y déjelo ir

Una vez en la cama, acuéstese boca arriba y cierre los ojos. Comenzando con los dedos de los pies y subiendo por el cuerpo, aísle cada área e intente relajar por completo todos los músculos posibles.

Te sorprenderá la cantidad de tensión que mantienes en tus músculos incluso cuando estás boca arriba y crees que estás completamente relajado. Gran parte de tu cuerpo está completamente relajado durante la noche, por lo que entrar en este estado puede acelerar el inicio del sueño.

Preste especial atención a la tensión en el cuello, los hombros y los músculos faciales.

2. Lucha contra el sueño y terminarás perdiendo (aunque en realidad ganas)

¿Alguna vez has tratado de permanecer despierto incluso cuando tu mente te dice que cierres los ojos y te vayas a dormir? Si es así, comprenderá cómo esto puede ayudarlo a quedarse dormido cuando le resulte difícil.

Métete en la cama, apaga las luces, pero en lugar de cerrar los ojos, trata de mantenerlos abiertos. Si su habitación está lo suficientemente oscura (lo que debería ser si quiere dormir bien), no podrá ver mucho y esto es parte del proceso en acción.

Nuestros pensamientos a menudo son la causa de nuestro insomnio, pero puede ser más difícil visualizar las raíces del estrés y la ansiedad cuando nuestros ojos están abiertos que cuando están cerrados. Por lo tanto, mirar hacia la oscuridad de tu dormitorio hace que tu mente se desconecte mucho más fácilmente.

Lucha contra el impulso de dejar caer los párpados, ya que este esfuerzo también ayudará a bloquear cualquier pensamiento no deseado; trata de mantener esto todo el tiempo que puedas.

Eventualmente, sin embargo, perderá la batalla y se hundirá silenciosamente en el sueño.

3. Imagina el color blanco o negro

Si mantener los ojos abiertos no evita que los pensamientos atraviesen tu mente, puedes probar esta técnica en su lugar.

Esta vez cierra los ojos, pero trata de imaginar que el color blanco llena todo tu campo de visión. Cada vez que otro pensamiento intente entrar en tu mente, reconócelo, pero regresa de inmediato a la blancura que está llenando todos tus sentidos.

Algunas personas pueden encontrar el negro o algún otro color más útil, pero elijas lo que elijas, conviértelo en tu único pensamiento.

Tarde o temprano encontrarás que los pensamientos aleatorios atraviesan tu muro de color, pero estas deberían ser las etapas iniciales de un sueño que indican que te estás quedando dormido.

4. Deja que tu mente se vuelva loca

Puede sonar contradictorio, pero permitir que su mente pase rápidamente por los pensamientos uno tras otro puede ser otra ruta hacia el estado de sueño.

Lo importante aquí es que no permitas que la mente se detenga demasiado tiempo en un solo pensamiento; en cambio, lo dejas saltar de uno a otro en rápida sucesión.

Esta técnica requiere práctica y algo de esfuerzo para poner la pelota en marcha, pero imita la forma en que funciona una mente que sueña y, por lo tanto, puede ser una ayuda extremadamente efectiva para dormir.

5. No olvides respirar

Ok, entonces no puedes olvidarte de respirar, pero la forma en que inhalas y exhalas puede ayudar a poner tu cuerpo en el estado correcto para que comience el sueño.

Si bien hay algunas rutinas de respiración muy específicas que se promocionan en Internet, como la respiración 4-7-8, la mayoría de las personas solo necesitan seguir su propia rutina basada en una inhalación profunda, manteniéndola durante un período, antes de exhalar lentamente hasta tus pulmones están vacíos.

Si bien contar cada paso puede ser útil, corres el riesgo de quedar demasiado atrapado en perfeccionar los tiempos en lugar de relajarte, que es de lo que se trata este tipo de respiración consciente.

Lo mejor es simplemente seguir su propio patrón natural, que a menudo significará un alargamiento gradual de cada inhalación y exhalación a medida que su corazón se ralentiza y su cuerpo se relaja.

También te puede interesar (el artículo continúa a continuación):

6. Escucha una meditación guiada

Si los métodos anteriores no ayudan a que su mente disminuya la velocidad y se relaje, podría valer la pena invertir en una meditación guiada.

Millones de personas los usan para relajarse y descansar antes de acostarse; una mezcla de visualización y atención plena ayuda a distraer su mente de todos los pensamientos que le impiden conciliar el sueño.

No es raro que los oyentes se duerman antes del final de la meditación y debido a que se pueden recoger como mp3 por menos de un dólar, realmente no hay nada de malo en probarlos.

7. Relájese con una rutina

Es algo totalmente natural que los padres creen una rutina para sus hijos a la hora de acostarse y se ha demostrado que aumenta la calidad del sueño de los niños.

Sin embargo, lo que es menos común es que los adultos tengan su propia rutina, aunque se pueden sentir los mismos impactos positivos. Pregúntese cuál es su rutina normal antes de acostarse, y eso no incluye cepillarse los dientes o quitarse el maquillaje.

Idealmente, desea comenzar a relajarse al menos 30 minutos antes de la hora establecida de acostarse para que su cuerpo y mente se relajen más. Esto significa eliminar las actividades que implican una excitación física o mental significativa.

Una pequeña serie de estiramientos que realiza cada noche puede ayudar a liberar cualquier tensión que pueda tener en su cuerpo, mientras que un período de atención plena de 10 minutos puede tener un efecto calmante en la mente.

La lectura es un precursor efectivo para dormir para muchos, solo asegúrese de que no sea nada demasiado emocionante; también querrá evitar leer en un dispositivo retroiluminado o con una luz brillante en la habitación.

Trate de no mirar televisión o mirar una computadora portátil o teléfono durante la última media hora de su día. Cualquier cosa que resulte en una gran cantidad de luz que entra en tu ojo solo servirá para producir hormonas que te mantendrán despierto.

Al apegarse a una rutina, configurará su reloj biológico para esperar dormir a una hora determinada y después de que se hayan realizado ciertas actividades. Nunca debes subestimar la importancia de tu reloj biológico.

8. Come a tu manera de dormir

Los alimentos que comes impactan directamente la forma en que tu cuerpo produce y usa los químicos que se usan para dormir.

Sin entrar en la ciencia de todo esto, una combinación de carbohidratos complejos y proteínas es el refrigerio ideal para tomar aproximadamente una hora antes de acostarse, ya que proporcionará los elementos básicos y el ímpetu que su cuerpo necesita para generar estas sustancias que inducen el sueño.

Un tazón pequeño de granola con leche baja en grasa o una pizca de queso crema sobre una galleta de avena es perfecto. Agregar un puñado de anacardos, semillas de calabaza o semillas de girasol le brindará más nutrientes esenciales para que su cuerpo alcance el equilibrio químico adecuado para un sueño reparador.

El replanteamiento consciente: dormir bien es de vital importancia y no debemos aceptar menos. Si bien no siempre es fácil de lograr, la persistencia y la práctica te ayudarán a llegar al final.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




8 Maneras de Quedarse Dormido en un Tiempo Récord

1. Apaga todas las luces

La falta de luz ayuda a inducir el sueño. Intenta reducir la luminosidad lo máximo posible y apagar todas las fuentes de luz innecesarias.

2. Toma una ducha caliente

Tómate una ducha caliente antes de dormir, ya que esto ayudará a relajar tus músculos, disminuir la tensión y bajar tu temperatura corporal, lo que facilitará el sueño.

3. Escucha música relajante

Escuchar música suave y calmante puede ayudarte a reducir la ansiedad y el estrés, lo que facilite a quedarte dormido rápidamente.

4. Haz ejercicios de respiración

Cuando te concentras en la inhalación y la exhalación de tu respiración, tu mente se relaja y te ayuda a dormir más fácilmente.

5. Usa técnicas de relajación muscular progresiva

Es una técnica de relajación que implica tensar y relajar los músculos de forma sistemática. Esto reduce la tensión y te ayuda a dormir como un bebé.

6. Reduce el ruido

El ruido constante puede causar estrés y aumentar la ansiedad. Intenta reducir el ruido en tu entorno, ya sea con auriculares o plastilina para los oídos.

7. Medita

La meditación te ayuda a concentrarte en el momento presente y a reducir la ansiedad. Prueba a meditar unos minutos antes de dormir.

8. Usa aromaterapia

El uso de aromas relajantes como la lavanda puede ayudarte a relajarte y prepararte para dormir.

  1. Apaga todas las luces
  2. Toma una ducha caliente
  3. Escucha música relajante
  4. Haz ejercicios de respiración
  5. Usa técnicas de relajación muscular progresiva
  6. Reduce el ruido
  7. Medita
  8. Usa aromaterapia


Deja un comentario