«Arruiné mi vida, ¿y ahora qué?» (12 Consejos)

¿Alguna vez te has sentido como si hubieras arruinado tu vida? ¿Te preguntas si hay alguna manera de recuperarte y avanzar? No estás solo. Muchas personas han experimentado momentos en los que se sienten perdidos y sin rumbo. Pero hay esperanza y soluciones para salir de este pozo. En este artículo, compartiremos 12 consejos útiles para ayudarte a levantarte y volver a encarrilar tu camino hacia el éxito y la felicidad. ¡No te pierdas esta valiosa información!

Consulte a un entrenador de vida para que lo ayude a superar este momento difícil y hacer un futuro más brillante. Simplemente haga clic aquí para encontrar uno ahora.

Has llegado a un punto difícil en la vida y probablemente te estés preguntando qué hacer.

Casi todos nosotros hemos pasado por esto en algún momento, y tú también lo vas a superar.

Es probable que las cosas se vean bastante sombrías en este momento, y es posible que estés en medio de una espiral descendente, sintiendo que has arruinado tu vida de manera irreparable.

Claro, puede que estés en una situación bastante grave en este momento, pero teniendo en cuenta que todavía estás respirando y leyendo este artículo, las cosas definitivamente se pueden salvar.

Para reparar y reconstruir tu vida después de que la ‘arruinaste’, sigue algunos de nuestros consejos.

12 maneras de abordar tu vida ‘arruinada’

1. Escriba una lista de gratitud.

Una vez, cuando viajaba en un tren a campo traviesa, un extraño muy sabio que conocí me dijo: “Sé agradecido por lo que aún tienes, porque todo siempre puede empeorar”.

Estaba pasando por un momento bastante horrible en ese momento, y sus palabras me ayudaron a volver a centrarme.

Probablemente no quiera pensar en todas las otras cosas que podrían salir mal en este momento, así que cambiemos de perspectiva y concentrémonos en lo bueno por un momento.

Escribe todas las cosas por las que tienes que estar agradecido en este momento. Esto podría incluir cualquier cosa, desde un bolígrafo que funcione y una caja de té en el armario, hasta una mascota cariñosa o una planta que aún no se ha desplomado sobre ti.

Asegúrese de anotar todo lo que pueda ayudarlo a cambiar su atención a lo positivo.

¿Llevas calcetines calientes? No importa si combinan, siempre y cuando tus pies estén calientes. ¿Funciona tu bolígrafo? Bien, escribe eso también.

Todos estos pequeños fragmentos de positividad te ayudarán a construir el nuevo marco fundamental sobre cómo vas a reconstruir tu vida.

2. Deja de catastrofizar la situación.

Es difícil pensar racionalmente cuando tu mente está enfocada en todas las formas en que crees que has arruinado tu vida. Pero tienes que preguntarte esto: ¿realmente las cosas están tan mal?

Y sé honesto contigo mismo. Trate de imaginar que esto mismo le ha sucedido a un amigo y considere si sería tan negativo acerca de su vida.

Entonces, dejaste la universidad y ahora tienes un trabajo de bajo salario mientras tratas de pagar la deuda estudiantil que acumulaste. Ah, y todavía vives con tus padres porque no puedes pagar el alquiler, y mucho menos comprar una casa. Y estás soltero pero no quieres estarlo.

¿Se acabó tu vida? No. ¿Aún puedes trabajar duro para crear un futuro de riqueza emocional y material significativa? Sí.

Es posible que hayas sufrido algunos contratiempos y que tengas que forjar un camino diferente para construir el tipo de vida que deseas, pero muy pocas situaciones en la vida no se pueden revertir.

A menudo, el paso más importante es aceptar que tu vida no está tan desordenada como crees. Una vez que deje de creer que está indefenso y comience a creer que puede afirmar un nivel de control positivo sobre su vida, podrá tomar medidas.

3. Darse cuenta de que sin ataduras = libertad para cambiar.

Una de las cosas por las que más entra el pánico en las personas cuando sienten que han ‘arruinado’ su vida son todos los cambios que están a punto de enfrentar.

Por ejemplo, alguien que ha sido sorprendido haciendo trampa puede enfrentarse repentinamente a la perspectiva de divorciarse, perder su casa y lidiar con un cambio drástico en la relación con sus hijos.

Pero esos cambios no necesariamente tienen que ser algo malo.

Piensa en ello un segundo. Aunque puede que no lo parezca en este momento, este es un momento increíble y una oportunidad para un cambio completo. Cuando no tienes grilletes, eres libre de cambiar de dirección por completo.

Si todo lo que has trabajado hasta ahora se rompe y todo lo que has construido o acumulado se pierde, entonces no tienes lazos que te aten. A nada.

En esencia, eres libre de vivir la vida que siempre has querido.

Toda esta situación puede sentirse absolutamente horrible, y aunque no lo creas en este momento, esto puede ser una bendición si lo permites.

Después de todo, cuando trabajas con una pizarra en blanco, un reordenamiento completo de tu mundo está más a tu alcance.

Cuando no tienes nada, entonces no tienes nada que perder. Y así, con el fuego desesperado y el coraje latiendo a través de tu pecho, puedes hacer que sucedan cosas increíbles en muy poco tiempo.

4. Deja ir las expectativas previas que tenías para el futuro.

Si ha tomado más que su parte justa de malas decisiones en la vida y esto ha llevado a algunas circunstancias bastante desagradables, puede sentir una sensación de pérdida por las expectativas que solía tener para su futuro.

Si esas expectativas se han hecho añicos, es posible que esté enojado consigo mismo por sus errores y triste porque es posible que su futuro ahora no se vea como esperaba que se vería.

Pero la verdad es que nunca puedes predecir con precisión tu futuro. Y es posible que no haya disfrutado de lo que una vez vio como su futuro ideal si hubiera sucedido. Lo único que puedes hacer es hacer las paces con la realidad de tu situación y seguir trabajando para mejorarla.

Sí, usted debe establecer metas. Sí, deberías aspirar a algo mejor. Pero no te apegues tanto a una visión particular del futuro que te sientas como un fracaso si no eres capaz de lograrlo.

Manténgase flexible, vea las oportunidades cuando surjan y aprenda a estar contento con su presente y menos preocupado por los detalles precisos de su futuro.

5. Aborda cualquier arrepentimiento, culpa y vergüenza que estés sintiendo.

Si sus acciones o elecciones han llevado a la situación poco inspiradora en la que se encuentra, es probable que experimente algo de arrepentimiento, posiblemente algo de culpa y muy probablemente también algo de vergüenza.

Todas estas son emociones que te agobiarán y harán que todo parezca mucho más desesperado de lo que realmente es. Por lo tanto, es importante que los controle y trabaje para superarlos.

Lidiar con el arrepentimiento es un proceso de varias etapas que implica asumir la responsabilidad de sus acciones, NO asumir la responsabilidad de las cosas sobre las que no tenía voz, centrarse en los aspectos positivos que surgieron de sus acciones y más.

En cuanto a sentirse culpable por los errores del pasado que pueden haber lastimado a otros, debe aceptar que lo hecho, hecho está, perdonarse a sí mismo por sus decisiones defectuosas, tratar de enmendar a quien haya perjudicado y reflexionar sobre las lecciones aprendidas, entre otras cosas. otras cosas.

La vergüenza puede considerarse como el resultado dañino del arrepentimiento y la culpa que se concentran en uno mismo como persona. Implica internalizar eventos y equiparar las cosas que has hecho con el valor que tienes. Lidiar con la vergüenza implica examinar tus acciones bajo una nueva luz, trabajar para neutralizar los desencadenantes emocionales y separar tu autoestima de tus acciones.

Trabajar para superar los tres lo pondrá en una mentalidad mucho más brillante con respecto a su futuro. Si los efectos de su arrepentimiento, culpa y vergüenza están afectando su vida de manera importante, debe buscar la ayuda de un consejero de salud mental certificado. Si son solo sentimientos de fondo que lo están frenando, un entrenador de vida podría ser una mejor opción.

6. Pregúntate: ¿quién quieres ser?

Por favor, sepa que hay un tremendo poder dentro de usted. En lo profundo de tu corazón y alma se encuentra la capacidad de recrearte a ti mismo.

Dentro de tu miedo habrá un deseo y una pasión. No es fácil ver más allá del miedo y requerirá un esfuerzo constante para no permitir que nuble su visión, pero si busca lo suficiente, encontrará algunas verdades importantes allí.

Estas cosas son las que pueden ayudarte a convertirte en quien siempre has soñado ser.

Pero cuidado; lo que encuentras cuando miras hacia adentro no siempre es lo que parece ser.

Analiza profundamente si las cosas que deseas (o crees que te harán feliz o satisfecho) son cosas valiosas y sustanciales.

¿Cómo te sientes cuando haces lo que crees que te hace verdaderamente feliz?

¿Te inspiran? ¿Realmente disfrutas haciéndolos? ¿O las haces a regañadientes porque crees que “deberías”?

¿Crees que quieres esas cosas, pero luego encuentras todas las excusas para evitar tomar las medidas necesarias para lograr lo que estás soñando? Esto generalmente significa que no eres realmente sincero acerca de querer esas cosas en primer lugar.

Mientras escribe una lista de las cosas que quiere hacer para construir su nueva vida, solo persiga las cosas que realmente ama. Al hacerlo, serás sincero en tus esfuerzos y pondrás un verdadero esfuerzo en perseguirlos.

7. Trate de aceptar estos cambios con coraje y gracia.

A menudo, cuando las personas pierden cosas, su respuesta instantánea es intentar recuperarlas, pero deben preguntarse si realmente las quieren.

¿Eras feliz y realizado donde estabas?

¿Cuáles fueron los aspectos negativos y las repercusiones de la(s) situación(es) en la(s) que se encontraba?

A veces, lo que se siente increíble e ideal en el momento, pensando que eso es lo que realmente queríamos, resulta ser menos que ideal en retrospectiva.

Sin embargo, la aceptación no es algo que simplemente sucede. Es un proceso mental como cualquier otro.

Cada vez que sienta que anhela la vida pasada que ahora podría estar más allá del rescate, debe volver a pensar en los aspectos positivos de su nueva situación.

Revisa esa lista de gratitud. Haz uno nuevo en tu mente en ese preciso momento para reflejar lo bueno que te rodea.

Cuanto más pueda sentirse mejor acerca de su nueva situación, más fácil será aceptarla en lugar de luchar contra ella.

Eso no quiere decir que tu sentimiento de que has arruinado tu vida no sea válido. Está absolutamente bien experimentar muchas emociones difíciles cuando tu vida se ha puesto patas arriba, especialmente cuando es a través de tus propias acciones.

Debes sentir estos sentimientos y permitirte superarlos. No los embotelle y espere que desaparezcan porque solo reaparecerán en un momento posterior.

Acepta la situación en la que te encuentras, acepta los sentimientos que sientes, pero también acepta esa inevitable realidad de que las cosas mejorarán con el tiempo.

"Arruiné mi vida, ¿y ahora qué?" (12 Consejos)

8. Identifique acciones que puede tomar para mejorar su situación.

En primer lugar, trata de sentirte cómodo con tu incomodidad actual. Sí, las cosas son difíciles en este momento, y eso está bien.

Trate de evitar huir o adormecer el dolor porque esas cosas no abordarán las causas de su malestar.

La mejor manera de sentirse mejor es tomar acción.

Entonces, regresa a tu lista que detalla quién quieres ser y el tipo de vida que quieres crear.

Luego, trabaje hacia atrás desde ese punto final y construya una serie de pasos necesarios para llegar desde donde está ahora hasta donde quiere estar.

Convierta estos pasos en metas, tanto las metas a largo plazo como las metas a corto plazo que conducen a ellas.

Recuerda que un viaje de mil millas comienza con un solo paso. Simplemente levantarse del sofá es el primer paso para poder correr un maratón.

Al hacer solo un poco de esfuerzo todos los días, estás trabajando para ser la persona que quieres ser.

9. No permita que el miedo lo detenga.

Tu creencia de que has arruinado tu vida puede nacer del miedo. Tiene miedo de no estar a la altura de su potencial. Tienes miedo de haber defraudado a otros. Tienes miedo de sufrir por las decisiones que tomaste.

El miedo puede hacerte sentir impotente, lo que puede significar que no tomas medidas positivas para mejorar tu situación. El miedo es especialmente paralizante cuando tus acciones pasadas son las que te han llevado a tu situación actual en primer lugar. Puede tener miedo de empeorar las cosas de lo que ya son.

El miedo engendra dudas sobre tus habilidades. El miedo engendra letargo. El miedo engendra excusas. Necesitas derribar los muros de tu miedo para ver que tu vida no solo no está arruinada, sino que tiene todas las posibilidades de ser feliz y exitosa si haces las cosas necesarias para que así sea.

A menudo, la mejor manera de superar un miedo es exponerse a él de frente. Al hacer las cosas que temes, demuestras que tu mente está equivocada cuando esas cosas conducen a resultados positivos o, al menos, neutrales.

10. Haz cosas que generen emociones positivas.

Aparte de la lista de gratitud que ya has hecho, hay muchas cosas que puedes hacer para sentirte bien en el momento presente.

Y si bien no pueden solucionar los problemas de su vida, pueden brindarle la resiliencia y la motivación que necesitará para superar esta etapa difícil.

Una emoción positiva en medio de toda la negatividad que probablemente esté sintiendo en este momento podría ser suficiente para sacarlo de una espiral descendente y ver la oportunidad que ahora se le presenta.

Algunas de estas cosas pueden incluir:

Salir a la naturaleza: hay algo tan mental y emocionalmente purificador en escapar del ajetreo y el bullicio de la vida cotidiana y sumergirse en un entorno natural.

Visite algunos espacios verdes, el océano, los lagos o prácticamente cualquier lugar alejado de la jungla de asfalto de nuestros pueblos y ciudades. Trate de no llevar su teléfono con usted si puede, o manténgalo en silencio y evite mirarlo.

Pasatiempos que ya disfrutas: cuando sientes que has arruinado tu vida, puede ser fácil renunciar a las actividades que actualmente realizas regularmente. Después de todo, ¿a quién le importa ese deporte de equipo o hacer mermeladas cuando te equivocaste y te enfrentas a las consecuencias?

Pero hiciste esos pasatiempos por una razón, y esa razón fue que los disfrutaste. Claro, es posible que no disfrutes tanto de ellos en este momento, pero pueden ayudar a que tu mente descanse de las preocupaciones de tu vida y aumentar los químicos que libera tu cuerpo para sentirte bien.

Pasar tiempo con personas cuya compañía disfrutas: es posible que tengas ganas de aislarte del mundo en este momento, pero te insto a que no lo hagas. La interacción social con las personas adecuadas te hará sentir mejor.

Si lo desea, puede discutir sus problemas y ver si tienen algún consejo, pero podría ser una mejor idea hablar de otra cosa. Pregúntales sobre su vida; haz que hablen y realmente toma interés en lo que están diciendo.

Involucrarte con otras personas te hará darte cuenta de que la vida continúa y que tienes personas en tu vida que te aman y se preocupan por ti.

Mover su cuerpo: puede que no sea una persona que haga mucho ejercicio, pero hay grandes beneficios para la salud mental al mantenerse activo y aumentar su frecuencia cardíaca.

No solo es fortalecedor saber que puedes correr, nadar o caminar y esforzarte, tu cuerpo libera endorfinas y otras sustancias químicas mientras lo haces, lo que mejora tu estado de ánimo.

11. Aborde cualquier problema de salud mental que pueda tener.

La lente a través de la cual ves tu vida puede teñirse de varias maneras dependiendo de tu estado de ánimo. Si crees que tu vida está arruinada, es muy probable que la estés viendo desde una perspectiva bastante negativa, y eso podría deberse a una condición de salud mental que dificulta ver los aspectos positivos.

Cuando sufres de depresión, por ejemplo, es difícil ser optimista sobre tu vida o tu futuro. Puede ser difícil reunir entusiasmo de cualquier tipo, y esto hará que sea difícil actuar de la manera que necesita para volver a encarrilar su vida.

La baja autoestima también puede ser un obstáculo para el crecimiento personal y la mejora de su vida. Si no tienes una opinión muy alta de ti mismo, no te creerás capaz o digno de disfrutar de mejores circunstancias que las que enfrentas actualmente.

Y la ansiedad por su futuro puede ser paralizante. Si está constantemente estresado y preocupado porque está fallando en la vida, es posible que no tenga las reservas de energía mental para perseverar con el plan de acción que necesita para que su futuro luzca un poco más prometedor.

Estos y otros problemas de salud mental deben abordarse con la ayuda de un profesional lo antes posible. No solo podrá ver su vida bajo una mejor luz, sino que se sentirá más capaz de abordar algunos de los problemas que podrían estar frenándolo.

12. Date un respiro.

Finalmente, debes evitar culparte una y otra vez por arruinar tu vida.

Ahora, esto no quiere decir que no debas asumir la responsabilidad, porque deberías hacerlo al 100 % si se trata de una situación creada por ti mismo, pero hay una gran diferencia entre la responsabilidad y la culpa.

Asumir la responsabilidad significa ser dueño de lo que hiciste, mientras que culparte a ti mismo significa encontrar fallas en lo que eres como persona.

Asumir la responsabilidad es el pensamiento: “Sé que cometí un error”. Culparse a sí mismo es el pensamiento: “Soy estúpido, débil, inútil”.

¿Ver la diferencia?

Así que no seas tan duro contigo mismo por las acciones que tomaste que te llevaron a donde estás ahora.

Claro, podría representar un defecto, pero todos tenemos defectos de muchas maneras. No te convierte en una mala persona.

Si va a juntar las cosas y dar pasos hacia un futuro más brillante, debe ser amable consigo mismo y ser paciente consigo mismo.

Si todo lo que hace es hablar mal de sí mismo, tanto en voz alta como mentalmente, le resultará más difícil tomar el tipo de acción positiva que se requiere.

¿Todavía no estás seguro de cómo avanzar si crees que has arruinado tu vida? Hable hoy con un entrenador de vida que pueda guiarlo a través del proceso. Simplemente haga clic aquí para conectarse con uno.

Preguntas frecuentes (FAQ)

¿Cómo puedo dejar de ser tan perdedor?

‘Ser un perdedor’ es una forma de pensar; una visión que tienes de ti mismo que está muy alejada de la realidad de quién eres. Entonces, lo principal que puedes hacer es cambiar esa mentalidad a una en la que seas mucho más positivo y compasivo contigo mismo como persona.

Es simple, pero no se equivoquen, no siempre es fácil. Sus pensamientos y sentimientos no cambiarán de la noche a la mañana y tendrá que trabajar un poco para cambiarlos. Necesitas ser más objetivo sobre tu vida y tus logros y aceptar que lo has hecho mejor de lo que te crees, incluso si tu situación actual no es la que esperabas.

Debes evitar compararte a ti mismo y tu vida con los demás y sus vidas. Ese es un camino a la ruina por el que muchas personas, lamentablemente, caminan. No eres esas otras personas y lo que ves de sus vidas es una mera fracción de su verdad general. Experimentan muchas de las mismas dudas que usted y también pasan por momentos difíciles. Ponerlos a ellos y a sus vidas en un pedestal no es saludable.

Hay mucho más, por supuesto, por eso te recomendamos que leas nuestro artículo sobre cómo dejar de sentirte como un perdedor.

¿Cuándo es demasiado tarde para cambiar tu vida?

Respuesta corta: nunca. Depende de tu impulso y voluntad para convertir tu futuro en algo que quieras que sea. Podrías tener 80 años y aun así alcanzar metas que dudabas que pudieras lograr cuando eras mucho más joven.

Claro, es posible que deba reevaluar ciertas metas a medida que pasa el tiempo y ser realista acerca de lo que puede y no puede hacer, física y mentalmente, pero el potencial para una vida más feliz y satisfactoria siempre está ahí.

Solo recuerda esto: cuanto antes comiences, más tiempo tendrás para cosechar las recompensas de tus esfuerzos. No hay tiempo como el presente.

¿Cómo puedo empezar mi vida de nuevo desde cero?

Si siente que realmente ha arruinado su vida, es posible que se pregunte si puede comenzar de nuevo con una pizarra en blanco. En algunos aspectos, sí se puede. Puedes cambiar todas las circunstancias de tu vida e intentar empezar de nuevo.

La clave es que esto tiene que incluir tu forma de pensar si tu nueva vida va a funcionar mejor que la actual. No puedes llevar contigo la falta de autoestima y confianza en ti mismo y esperar forjar una nueva vida hermosa que de alguna manera cure estas cosas. Lo mismo ocurre con los problemas de salud mental también.

Pero, el proceso de abordar esas cosas es uno de los pasos más importantes para reiniciar tu vida y darte una segunda oportunidad.

Aparte del lado mental de las cosas, probablemente querrá mudarse a una nueva ubicación, posiblemente incluso a un nuevo país, para ayudar a romper los lazos que tiene con todas las cosas que lo deprimen en su vida actual. Poner distancia física entre usted y las cosas y personas que no son buenas para su salud mental puede ser liberador.

No espere que sea fácil: tendrá que esforzarse para hacer nuevos amigos, encontrar trabajo (o, más probablemente, forjar una nueva carrera si la anterior no le trajo alegría) y ser más independiente.

Un nuevo comienzo vendrá con sus propias preocupaciones porque un lienzo en blanco significa libertad, y la libertad puede ser desalentadora cuando involucra decisiones importantes sobre cómo será su nueva vida.

Pero se puede hacer y muchas personas dan este tipo de salto a lo desconocido todos los días. Podrías ser el próximo.

También te puede interesar:

Cannot search an empty string. A search keyword is required.




Arruiné mi vida, ¿y ahora qué? (12 Consejos)

Arruiné mi vida, ¿y ahora qué?

Si sientes que has arruinado tu vida, es importante que recuerdes que siempre hay una esperanza. A continuación, te presentamos 12 consejos para ayudarte a encontrar un camino hacia la felicidad y el éxito nuevamente.

1. Acepta tu situación

Lo primero que debes hacer es aceptar la situación en la que estás. Si te culpas a ti mismo o a otros por lo que ha sucedido, no podrás avanzar. Acepta que has cometido errores y que eso es parte de la vida.

2. Busca apoyo

No tengas miedo de buscar apoyo. Habla con amigos o familiares en los que confíes. También puedes considerar buscar ayuda profesional, como un terapeuta o consejero.

3. Haz un plan de acción

Una buena manera de superar una situación difícil es hacer un plan de acción. Identifica objetivos realistas y traza una hoja de ruta de cómo llegar a ellos.

4. No te rindas en las adversidades

La vida es una montaña rusa, con altibajos que a veces pueden ser muy extremos. No dejes de luchar en las adversidades.

5. Enfócate en el presente

En lugar de lamentarte por lo que ha sucedido en el pasado o preocuparte por el futuro, enfócate en el presente. Vive en el momento, disfruta de las pequeñas cosas de la vida y sé agradecido por lo que tienes.

6. Aprende de tus errores

En lugar de culparte, aprende de tus errores. Analiza lo que hizo que te pusieras en esa situación y crea un plan para no volver a cometer los mismos errores en el futuro.

7. Rodéate de personas positivas

Las personas con las que pasas tiempo pueden influir en tu vida de muchas maneras. Rodéate de personas positivas que te animen y te ayuden a crecer.

8. Practica la gratitud

Muchas veces, cuando nos sentimos mal, nos olvidamos de las cosas buenas que tenemos en nuestra vida. Practica la gratitud. Dedica tiempo todos los días para reconocer todo por lo que estás agradecido.

9. Haz algo bueno por los demás

Hay algo muy gratificante en hacer algo bueno por los demás. Encuentra una organización benéfica con la que puedas colaborar o simplemente haz algo pequeño por un amigo o miembro de tu comunidad.

10. Perdónate a ti mismo

Perdonarte a ti mismo puede ser más difícil que perdonar a los demás. Date cuenta de que todos cometemos errores y recuerda que el perdón es un paso crucial para seguir adelante.

11. No tengas miedo de empezar de nuevo

A veces, la mejor manera de superar una situación difícil es empezar de nuevo. Si es necesario, comienza por el principio. No tengas miedo de hacer un cambio significativo en tu vida si eso es lo que necesitas.

12. Recuerda que eres responsable de tu propia felicidad

Siempre recuerda que eres responsable de tu propia felicidad. No dejes que nadie más te diga cómo vivir tu vida. Toma decisiones que te hagan feliz y que sean coherentes con tus valores.

Conclusión

Estos consejos pueden ayudarte a superar cualquier situación difícil en la que te encuentres. No te rindas, recuerda que siempre hay una manera de encontrar la felicidad.

¡Tú puedes hacerlo!

Deja un comentario