Causas, Ejemplos, Cómo Parar

¿Te has preguntado por qué ciertos comportamientos persisten a pesar de nuestros mejores esfuerzos para cambiarlos? En este artículo, exploraremos las causas de la conducta indeseada, proporcionaremos ejemplos comunes y, lo más importante, discutiremos cómo detenerlos. Aprenderás estrategias efectivas para romper malos hábitos y adoptar comportamientos más saludables y positivos. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo tomar el control de tu vida y alcanzar tus objetivos!

Divulgación: esta página contiene enlaces de afiliados para seleccionar socios. Recibimos una comisión si elige realizar una compra después de hacer clic en ellos.

Casi todo el mundo sueña despierto. Es normal que tu cerebro divague de vez en cuando en busca de una aventura subconsciente.

No hay nada de malo en eso. Eso es perfectamente saludable.

Sin embargo, las formas poco saludables de soñar despierto pueden causarle una gran angustia y empeorar su salud mental.

Algunas personas constantemente crean escenarios negativos sobre la posibilidad de que les sucedan cosas terribles a ellos mismos o a las personas que les importan. Y, de nuevo, es normal tener algunos miedos y preocuparse periódicamente de que algo malo suceda.

Crear estos escenarios negativos en tu mente se convierte en un problema cuando interfiere con tu capacidad de conducir tu vida. Eso empeora tu “calidad de vida” porque vives y actúas por miedo.

Como resultado, puede evitar riesgos razonables, actividades normales e impedir su capacidad para vivir su vida. Nadie debería necesitar vivir con miedo.

La calidad de vida es una métrica común en la que los profesionales médicos y de salud mental basan sus evaluaciones. Así es como separan los problemas crónicos, como el pensamiento catastrófico consistente, de los problemas temporales que son solo parte de la experiencia humana normal.

Habla con un terapeuta acreditado y experimentado para que te ayude a dejar de inventar escenarios negativos en tu cabeza. Es posible que desee intentar hablar con uno a través de BetterHelp.com para obtener atención de calidad en su forma más conveniente.

¿Por qué algunas personas siempre piensan lo peor?

Este tipo de pensamiento, conocido como pensamiento catastrófico, puede deberse a problemas de salud mental o enfermedades mentales. Sin embargo, hay una diferencia entre los problemas de salud mental y las enfermedades mentales que debemos asegurarnos de que comprenda.

En aras de la simplicidad, la enfermedad mental suele ser una experiencia crónica de pensamientos, emociones o comportamiento distorsionados. Por otro lado, un problema de salud mental puede ser solo un problema temporal en el que una persona experimenta problemas mentales, emocionales o de comportamiento debido a una situación en la que se encuentra.

Por ejemplo, una persona que experimenta ansiedad puede no tener un trastorno de ansiedad. Tal vez su ansiedad se deba a la inseguridad de la vivienda. “¿Cómo voy a pagar mi alquiler? ¿Cómo voy a pagar mis cuentas?” Pero luego la ansiedad desaparece cuando claramente tienen suficiente dinero para cubrir sus gastos de manutención. Por otro lado, una persona con trastorno de ansiedad general puede sentirse preocupada acerca de si eso es realmente un problema o no.

Entonces, una persona puede crear escenarios negativos debido a problemas de salud mental o enfermedades. Por ejemplo, una persona con un trastorno de ansiedad puede preocuparse constantemente por circunstancias fuera de su control.

Las personas con trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) pueden aferrarse obsesivamente a pensamientos negativos, lo que hace que creen esos escenarios perturbadores en sus mentes.

Las personas con trastorno de estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés) también pueden volver a pensar en «¿y si?» pensamientos relacionados con su trauma o miedos creados por su trauma. La ansiedad en el peor de los casos también puede ser causada por el niño sobreviviente o el abuso doméstico.

A menudo, la creación de escenarios negativos es un mecanismo de supervivencia. La persona puede haber experimentado un trauma inesperado con el que está luchando. El pensamiento catastrófico es una forma de ejercer control sobre circunstancias imprevistas que podrían dañarlos más adelante.

Otras veces, eso se extiende a los seres queridos de la persona. Están creando estos escenarios negativos para anticipar cualquier cosa horrible que les pueda ocurrir a sus seres queridos.

La conexión universal, ya sea temporal o como resultado de una enfermedad mental crónica, es que afectan la calidad de vida de la persona. La calidad de vida es la capacidad de una persona para realizar actividades generales de la vida, como socializar, trabajar, cuidarse a sí mismo, cuidar el hogar y comprometerse con el presente y el futuro. Incluso pueden afectar la calidad de vida de las personas que los rodean al alentarlos a no vivir sus vidas, tomar riesgos o actuar de manera de evitar amenazas que no son reales.

Eso no debe confundirse con el potencial de amenazas reales. Por ejemplo, si vives en un vecindario incompleto, es perfectamente razonable pensar y tomar medidas para evitar que te roben. O tal vez trabajas un turno tarde en el que tienes que llevar la basura al basurero a la una de la mañana y no te sientes seguro haciéndolo solo. Imaginar escenarios negativos y encontrar formas de evitarlos es perfectamente razonable en situaciones como estas.

¿Cómo es la ansiedad en el peor de los casos?

Vamos a ver algunos ejemplos de pensamiento negativo excesivo para que puedas entender mejor cómo se ve.

Puedes ver algunos elementos que experimentas; No deberias. Sería imposible compilar una lista exhaustiva de ejemplos. No tome los ejemplos literalmente ni elimine sus propios pensamientos negativos si no coinciden. Si sus pensamientos son lo suficientemente problemáticos como para interferir con su vida o su tranquilidad, entonces son un problema que vale la pena abordar.

Ejemplo 1 – Sara

Sarah está conduciendo al trabajo. Cada vez que pasa una intersección o las vías del tren, experimenta un pensamiento intrusivo de ser golpeada lateralmente. Ella imagina las secuelas de su auto retorcido. Se imagina estar herida y atrapada sin poder hacer nada en los escombros más allá de la ayuda inmediata.

Sarah luego se imagina a sí misma muriendo porque no pudo ser ayudada a tiempo. Entonces su mente salta a su familia y amigos. ¿Cómo será cuando la policía entregue la noticia a sus padres? ¿Cómo reaccionarán sus amigos? ¿Cómo reaccionará su pareja?

¿Y si ella no muere en el naufragio? ¿Qué pasa si ella termina en coma durante años? ¿Qué pasa si la rescatan, la llevan al hospital y muere en Atención de Emergencia? ¿Y si nunca puede volver a caminar?

Y estos pensamientos intrusivos simplemente se inyectan en su cerebro y despegan sin que ella piense conscientemente en ellos.

Ejemplo 2 – Marca

Mark está preocupado por el estado del mundo para sus hijos. El cambio climático está afectando al mundo de una manera que está causando problemas masivos. Los incendios hacen estragos en las zonas de sequía. Hay conflictos por el agua y los recursos en lugares donde el agua es un problema. ¡Y no parece que nadie esté realmente haciendo nada! Bueno, lo son, pero parece que son en su mayoría corporaciones que luchan por mantener sus ganancias con uñas y dientes.

Por la noche, se acuesta en la cama, mirando al techo, pensando en todos los peores escenarios posibles. ¿Cómo garantizará la seguridad de sus hijos? ¿Cómo tendrán un buen futuro con la economía tal como está? ¿Serán capaces de encontrar un hogar con la crisis de la vivienda y la inflación? ¿Cómo podrán conseguir un buen trabajo para poder vivir?

Imaginar estas cosas malas que les suceden a los hijos de Mark tiene un pie y medio en la realidad. Estas cosas son problemas legítimos que pueden causar un daño real a los hijos de Mark. Sin embargo, Mark no es un vidente del futuro. No puede saber si estas circunstancias catastróficas sucederán o no. Fácilmente podría haber avances significativos en tecnologías clave para ayudar a cambiar el rumbo.

Y usted puede estar pensando, «Bueno, ¿cuál es el problema de preocuparse por esto?» El problema es que definitivamente afectará la forma en que Mark conduce su vida. No solo no duerme porque se despierta preocupado todas las noches, sino que también proyectará sus miedos en sus hijos. Eso puede ser indirecto y subconsciente, pero afectará a su familia.

Ejemplo 3 – Lea

Leah se está preparando para ir a la universidad. Solo está pasando el rato y haciendo lo suyo cuando empieza a pensar en ello. Pero en lugar de emoción o felicidad, su mente se desvía hacia todo lo que podría salir mal.

¿Qué pasa si su ayuda financiera no llega? ¿Qué pasa si ella no hace ningún amigo? ¿Qué hará si las clases son demasiado difíciles? ¿Qué pasa si ella falla porque no puede manejar el trabajo del curso? ¿Qué pasa si sus maestros son malos o no son buenas personas? ¿Qué hará ella por un trabajo si fracasa en la universidad?

Es menos que estos pensamientos se están entrometiendo con fuerza en la corriente de conciencia de Leah. En cambio, ella está creando estos pensamientos negativos a propósito. Ella puede estar tratando de ejercer control sobre esta emocionante pero aterradora situación desconocida en la que se está metiendo.

Como puede ver, hay elementos comunes entre estos ejemplos. Todos ellos se enfocan en circunstancias fuera de su control. Son todas especulaciones y «¿qué pasaría si?» incluso si son razonables en algunos casos. Todos estos pensamientos están causando estrés y preocupación adicionales a cada persona.

Un problema adicional con el pensamiento del peor de los casos.

Ya hemos mencionado los problemas obvios de inventar escenarios negativos en tu cabeza. Pueden tener un impacto gravemente negativo en su capacidad para conducir su vida, afectar a las personas que lo rodean y causarle estrés. Pero hay un problema adicional que este tipo de pensamiento puede causar.

El pensamiento catastrófico reduce su tolerancia al estrés y su capacidad para manejar los problemas que realmente surgen. En muchos casos, la persona que se preocupa crónicamente está tratando de ejercer control sobre lo desconocido. El problema es que no sabes lo que no sabes. Puedes sentarte allí y pensar en estas cosas todo el día, pero quedar completamente sorprendido por algo que nunca podrías ver venir.

Además, ¿y si todo sale bien? Bueno, entonces te quedas esperando a que caiga el otro zapato. “¡No podría ir tan bien o tan bien! ¡Pasé todo ese tiempo pensando en todas las cosas que podrían salir mal!”

La ansiedad por el futuro te roba la paz de hoy, pero también te desgasta. Desgasta su resiliencia para lidiar con lo que se le presente más adelante. Esa es una de las razones por las que es tan importante abordar este problema.

¿Cómo puedo dejar de crear escenarios negativos y pensamientos catastróficos?

Como hemos abordado, existen diferentes tipos de pensamiento catastrófico. Algunos pensamientos son controlables y otros no. Los que no lo son se llaman pensamientos intrusivos. Los pensamientos intrusivos a menudo son causados ​​por enfermedades mentales como TOC, PTSD o trastornos de ansiedad.

Si tiene pensamientos intrusivos que le asustan o le preocupan, lo mejor sería hablar con un profesional certificado en salud mental. Este es un problema que puede no estar dentro del alcance de la autoayuda. Los pensamientos a veces se pueden manejar, pero manejarlos no abordará la causa raíz.

Un buen lugar para obtener ayuda profesional es el sitio web BetterHelp.com: aquí podrá conectarse con un terapeuta por teléfono, video o mensaje instantáneo.

Demasiadas personas intentan salir del paso y hacer todo lo posible para superar los problemas que realmente nunca logran resolver. Si es posible en sus circunstancias, la terapia es 100% el mejor camino a seguir.

Aquí está ese enlace nuevamente si desea obtener más información sobre el servicio que brinda BetterHelp.com y el proceso para comenzar.

Por otro lado, es posible que descubra que tiene control sobre esos pensamientos. En ese caso, una de las mejores formas de desbaratar las espirales de pensamientos negativos es interrumpirlas o ir contra la corriente.

Es posible que pueda interrumpirlo simplemente haciendo algo que no sea sentarse e imaginar que suceden cosas malas. Haz algo mentalmente atractivo que obligue a tus pensamientos a seguir ese camino diferente. Puedes intentar ver alguna comedia, resolver acertijos, jugar un videojuego o cualquier cosa que ocupe tu mente por completo.

La otra opción es nadar contra la corriente de la espiral. En lugar de tener pensamientos negativos sobre todo lo que puede salir mal, piensa en cómo las cosas pueden salir bien. ¿Cuales son los beneficios? ¿Y si todo sale bien? ¿Qué pasa si funciona más allá de tus sueños más salvajes? Esas posibilidades son tan factibles como las negativas. Es solo que los pensamientos negativos tienden a tener mucho más poder que los positivos. Reducir esos pensamientos negativos es algo en lo que tendrás que trabajar.

No se deje vivir en estos pensamientos y escenarios negativos. En su lugar, obtenga ayuda para resolver el problema y abordarlo lo mejor posible. Incluso si no puedes eliminar los pensamientos negativos por completo, reducirlos puede mejorar significativamente tu calidad de pensamiento y de vida.

Ya has dado el primer paso con solo buscar y leer este artículo. Lo peor que puedes hacer ahora mismo es nada. Lo mejor es hablar con un terapeuta. Lo siguiente mejor es implementar todo lo que ha aprendido en este artículo usted mismo. La decisión es tuya.

También te puede interesar:

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Ciberbullying

Causas del Ciberbullying

  1. Uso indebido de las redes sociales.
  2. Falta de control parental.
  3. Inseguridad de la víctima.
  4. Falta de empatía por parte del agresor.

Ejemplos de Ciberbullying

El Ciberbullying puede manifestarse de diferentes maneras:

  • Insultos y amenazas a través de la redes sociales.
  • Difusión de información o imágenes comprometedoras de la víctima.
  • Bloqueo o exclusión de la persona en grupos de chat o redes sociales.
  • Humillaciones y burlas en publicaciones en línea.

Cómo Parar el Ciberbullying

Es importante tomar medidas para detener el Ciberbullying:

  1. Comunicar la situación a un adulto de confianza.
  2. No responder a los mensajes o provocaciones del agresor.
  3. Bloquear o denunciar el perfil o la cuenta del agresor.
  4. Guardar todas las pruebas y evidencias de los ataques.

Recuerda que el Ciberbullying puede tener graves consecuencias en la salud mental y emocional de la víctima. No permanezcas en silencio y busca ayuda para detener esta problemática.

Deja un comentario