Cómo ayudar a un amigo a superar una ruptura: 24 consejos altamente efectivos

No hay nada más difícil que ver a un amigo sufriendo por una ruptura amorosa. En estas situaciones, el apoyo de los amigos es fundamental para superar el dolor y seguir adelante. Pero, ¿cómo podemos ayudar de manera efectiva? En este artículo te presentamos 24 consejos probados y altamente efectivos para ayudar a un amigo a superar una ruptura y volver a ser feliz. ¡No te los pierdas!

Cuando tu amigo está pasando por una ruptura, tu instinto es ayudarlo tanto como puedas.

Pero, ¿cómo haces eso? ¿Cómo puedes animarlos y ayudarlos a cerrar la relación para que puedan seguir adelante?

Seamos realistas, las rupturas nunca son divertidas. Pueden ser particularmente duros con tu amigo si él no fue el instigador de la ruptura, si lo tomó por sorpresa, si terminó debido a una traición o si la relación fue tóxica de alguna manera.

Independientemente de las circunstancias exactas de la ruptura de su amigo, le toma tiempo a una persona seguir adelante después de que termina una relación. Tu amigo necesita que estés allí para ayudarlo en esto, y así es como puedes hacerlo:

1. Pregúntales cómo puedes ayudar.

Todos manejan las rupturas de manera diferente. Después de todo, sus relaciones también son diferentes.

Eres más que bienvenido a decirle a tu amigo lo que funcionó para ti, pero no asumas que funcionará para ellos. Probablemente sea mejor no ofrecer consejos a menos que lo pidan específicamente.

Lo mejor que puedes hacer por tu amigo es preguntarle cómo puedes ayudarlo. Ellos saben mejor si necesitan desahogarse, salir o escuchar sus consejos.

Pregúntale a tu amigo de qué le gustaría hablar y qué le gustaría hacer. Siéntete libre de sugerir algunas actividades que creas que disfrutarían, pero no los obligues a nada. Deja que te digan lo que necesitan en este momento.

También puede preguntar qué les ayudó a lidiar con las rupturas en el pasado. Tal vez se sentirían mejor después de una carrera seguida de un buen baño largo si eso les funcionó antes. Prueba las cosas que te sugieren.

2. Estar allí para ellos.

Una ruptura deja un gran vacío en tu vida. La mayoría de nosotros hacemos todo lo posible para no volvernos codependientes con nuestras parejas, pero aún así es inevitable que una pareja consuma mucho de su tiempo y energía. Una ruptura puede hacer que te sientas realmente solo, perdido e inseguro.

Como amigo, debes tratar de asegurarte de aliviar algo de esa soledad. Solo hágales compañía para que no pasen demasiado tiempo solos con sus pensamientos, obsesionados sin cesar con lo que salió mal.

Escúchalos cuando hablen de la ruptura y déjalos que se desahoguen contigo. Sin embargo, trata de hacerles pensar en otras cosas si están abiertos a ello.

Si solo quiere hablar sobre su relación y la ruptura, déjalo. Esté ahí para ellos y deles un hombro para llorar.

3. Llévales helado.

Claro, es un cliché, pero funciona para muchos de nosotros. Llévale helado a tu amigo poco después de la ruptura. Es posible que no lo coman de inmediato, pero apreciarán el gesto una vez que tengan antojo de algo dulce.

Ni siquiera tiene que ser helado. ¿Conoces los bocadillos favoritos de tu amigo? Cómpralos y llévaselos a tu amigo.

Algunas personas pierden el apetito cuando están pasando por un momento difícil, pero aun así comen sus refrigerios favoritos antes de la fecha de vencimiento.

4. Ayúdalos en el camino hacia el autodesarrollo.

El final de una relación es la oportunidad perfecta para un nuevo comienzo. Muchas personas optan por reinventarse una vez que atraviesan una ruptura, y eso no tiene nada de malo.

Ayuda a tu amigo en el camino hacia el desarrollo personal. Haz esto ayudándolos a aprender cosas nuevas, siendo su estilista o animándolos a perseguir sus intereses.

Puede sugerir nuevos pasatiempos o actividades que su amigo podría probar e incluso unirse a ellos si eso es lo que le gustaría. Tal vez siempre hayan querido tomar una clase de improvisación, aprender a cocinar o jugar al golf. Sea lo que sea que les interese, puede ser su nuevo hobby ahora que tienen más tiempo libre.

Los pasatiempos y las clases también son excelentes oportunidades para conocer a otras personas con intereses similares. Si bien es probable que tu amigo no esté listo para comenzar a salir de nuevo, el simple hecho de conocer gente nueva será bueno para él.

Algunas personas pueden encontrar útil cambiar su apariencia después de salir de una relación. Si quiere hacerlo, ayuda a tu amigo a elegir un nuevo corte de cabello o elegir ropa nueva y anímalo a hacer ejercicio si quiere verse y sentirse más fuerte.

5. No los apresure para que se sientan mejor o vuelvan a su estado normal.

Perder una relación significa perder la conexión con alguien que fue una parte importante de tu vida. Es perfectamente normal llorar cuando esto sucede.

Dale a tu amigo espacio y tiempo para llorar su pérdida.

Cuando ves a tu amigo herido, quieres que se sienta mejor lo antes posible. Incluso podrías tener la tentación de decirles que ya lo superen si ha pasado un tiempo.

Sin embargo, debes recordarte que lleva mucho tiempo recuperarse de una ruptura.

Quieres que tu amigo sea como antes, y eso es normal. Pero, debe comprender que puede llevarles entre seis meses y dos años seguir adelante.

Algunas personas tardan menos tiempo, otras incluso más, pero debes estar preparado para meses y años, no para días.

Tal vez tienes una receta para superar una ruptura y sigues adelante en cuestión de días cuando termina una relación. Incluso si es así, no puedes asumir que tu amigo es como tú. Permítales curarse a su propio ritmo sin obligarlos a volver a ser como antes.

Esté preparado para los altibajos también. Tu amigo está afligido por la relación y el dolor es impredecible. Pueden parecer bien un día, pero se descomponen al mes siguiente.

Esté preparado para ir y recoger las piezas cuando sea necesario y no asuma que debido a que ha pasado X tiempo, deben haberlo superado.

6. No hable mal de su ex.

Es posible que sientas la tentación de insultar a la ex de tu amigo una vez que termine la relación, pero no es una buena idea. Incluso si tu amigo estaba en una mala relación, probablemente se preocupaba por su ex, y probablemente todavía lo haga.

La gente puede lastimarnos, y aun así los amaremos. El amor no es racional, así que no esperes que tu amigo quiera odiar a su ex.

Además, hablar basura solo trae energía negativa. El ex de tu amigo fue alguien con quien eligieron estar, independientemente de sus defectos. Ellos amaban a esta persona, y no pueden dejar de amarlos simplemente porque son malos para ellos. En realidad, pueden, pero llevará tiempo llegar allí.

Si su ex fue malo para ellos, probablemente lo saben. No tienes que decirles que es mejor que terminen la relación o que su ex no era bueno para ellos. Ellos saben estas cosas, pero el corazón quiere lo que quiere el corazón, y necesita sanar ahora que está roto.

Trate de traer positividad a la vida de su amigo en lugar de enfocarse en las malas cualidades de su ex. No hagas que tu amigo tenga miedo de decirte que extraña a su ex porque piensas mal de él.

Si la relación se ha roto por algo serio, como el abuso de cualquier forma, es de esperar que tu amigo sea lo suficientemente fuerte como para no volver allí. Pero el hecho es que las personas se separan por todo tipo de cosas, y no necesariamente se quedan así.

Ten en cuenta que siempre existe el peligro de que tu amigo pueda volver con la persona que actualmente es su ex. Y si eso sucede, no querrás haberlo llamado algo demasiado desagradable o haber revelado el hecho de que siempre lo odiaste de todos modos.

Si lo hace, es posible que no lo inviten a cenar en su casa cuando vuelvan a vivir juntos… y su amigo definitivamente no sentirá que puede confiar en usted sobre la relación en el futuro.

7. Sugiera actividades que disfrutarían.

Es posible que tu amigo no quiera ir a ningún lado ni hacer nada inmediatamente después de la ruptura.

Después de que haya pasado un tiempo, puede comenzar a sugerir planes y tratar de alentarlos a salir. Sin embargo, no los invites a salir de una manera que los haga sentir que solo lo haces porque sientes lástima por ellos.

Simplemente invítelos a las cosas que ya está haciendo o busque eventos divertidos que sepa que disfrutarán.

Si hay una clase nocturna que deseas comenzar o un deporte que crees que te gustaría y crees que a tu amigo también le gustaría, sugiérelo como algo que podrían hacer juntos.

Probablemente sepa mucho acerca de sus gustos, aversiones e intereses. Tal vez sepas de un concierto al que les encantaría ir o de algún otro evento al que les gustaría asistir. Sugiéraleslo y dales oportunidades de salir de casa de vez en cuando.

8. Hazles la vida más fácil.

Podrías hacerle la vida más fácil a tu amigo ocupándote de algunas de sus tareas y quehaceres. Tal vez estén demasiado deprimidos para cocinar, así que podrías hacerles su comida favorita.

Tal vez quieran redecorar su casa para que no les recuerde tanto a su ex. Ayúdalos con eso.

Tal vez habían hecho planes para irse de vacaciones o a un festival de música con su ex. Puede ayudarlos a cancelarlos y obtener reembolsos, o incluso ofrecer ir en lugar de su ex.

Los amigos y familiares también deben ser informados sobre el final de la relación. Estas son todas las cosas con las que puedes ayudarlos.

También sabes lo que les hace sonreír. Crea una lista de películas para ellos, ve de compras, cómprales un suéter cómodo o simplemente cuéntales un chiste. Trate de traer alegría a su vida y hacer las cosas más fáciles para ellos.

9. Respeta sus límites.

Tienes que considerar la posibilidad de que tu amigo no quiera tu ayuda en este momento. Tal vez solo quieran pasar el duelo solos por un tiempo.

No están listos para salir y enfrentar un nuevo día. Si ha dejado en claro que no desea que lo molesten, respete sus límites.

Antes de compartir un consejo, siempre pregúntale a tu amigo si está interesado en escucharlo. Es posible que no quieran escuchar tu experiencia personal porque es muy diferente a la de ellos. Por lo tanto, considere siempre sus necesidades y respete sus deseos.

10. Muestre amabilidad y empatía y no juzgue.

Haz que tu amigo se sienta seguro para abrirse contigo mostrándole amabilidad y empatía. No los juzgues sin importar lo que pasó.

Tal vez pienses que han dejado que su ex los lastime; mantén este tipo de pensamiento para ti mismo. Cuando hables con tu amigo, trata de entender realmente de dónde viene sin juzgarlo.

Valida siempre sus sentimientos y haz que se sientan escuchados. No se les debe hacer sentir mal por extrañar a su ex o por seguir amándolo. Trate de ver las cosas desde su perspectiva.

Los sentimientos no siempre son racionales. Es posible que tu amigo aún no pueda ver su situación objetivamente debido a sus emociones.

11. No haga promesas que no pueda cumplir.

Antes de prometerle a tu amigo que siempre estarás ahí para él, asegúrate de que realmente puedas hacerlo. ¿Tienes el tiempo y la energía necesarios para cumplir con todo lo que prometiste hacer por tu amigo?

No se comprometa a hacer cosas que en realidad no puede hacer. Comprometerse y prometer demasiado solo hará que tu amigo se sienta decepcionado.

Es mucho mejor ser honesto sobre tu capacidad que cancelar en el último minuto cuando tu amigo ya es vulnerable. Sea considerado con sus sentimientos y su capacidad cuando haga planes con ellos.

Sé honesto contigo mismo acerca de cuánto puedes ayudar realmente a tu amigo antes de comprometerte con algo. Es mucho mejor hacer poco que prometer mucho y pagar la fianza cuando llegue el momento.

12. Ofrecer un cambio de ambiente.

Si tu amigo está rodeado de recuerdos de su ex en su día a día, una escapada podría ser justo lo que necesita. Reserve una escapada urbana de última hora o simplemente haga una excursión de un día a la costa. Poner cierta distancia física entre ellos y su ex puede ser un verdadero salvavidas, incluso si es solo por un corto tiempo.

También puedes ofrecer un cambio de ambiente invitando a tu amigo a lugares en los que nunca ha estado antes. Anímelos a experimentar cosas nuevas porque podría recordarles que hay mucho por delante que aún no han experimentado. Además, las cosas nuevas son divertidas y pueden distraer a tu amigo de su ex.

Si tu amigo y su ex vivían juntos, o si hay muchos recordatorios en su casa, ofrécete a ayudarlos a deshacerse de ellos. Tu amigo no tiene que despedirse de todo, solo asegúrate de que esté empacado en una caja y dejado en algún lugar fuera de la vista.

13. No los asfixies.

Si bien es importante asegurarse de que no tengan una gran cantidad de tiempo libre para vivir, tampoco lo lleve demasiado lejos.

Hazle compañía, pero no sientas la necesidad de hablarle constantemente sobre la ruptura o preguntarle cómo se siente cada cinco segundos.

Solo tu presencia es suficiente, y ni siquiera la necesitan todo el tiempo. Déjalos estar solos si eso es lo que prefieren.

Definitivamente deberías seguir controlándolo y sugiriendo cosas, pero cuando sientas que necesita algo de tiempo para sí mismo, déjalo en paz.

No los asfixie con sus intentos de hacerlos sentir mejor. A veces las personas tienen que sentirse mal por un tiempo para poder sentirse mejor nuevamente.

Evita apresurar el proceso y dale a tu amigo todo el tiempo y el espacio que necesite.

14. No los obligues a hacer cosas.

Es bueno ser proactivo y hacer sugerencias, pero no hagas que se sientan obligados a hacer algo que no les apetezca.

Cuando no estén tan abiertos a sus sugerencias, no persista en tratar de convencerlos de que los acepten. Incluso si estás seguro de que lo que sugieres podría ayudar a tu amigo, no insistas si no está interesado.

Al igual que no debes obligarlos a escuchar tus sugerencias, tampoco debes obligarlos a escuchar tus consejos u opiniones.

No les digas qué deben hacer con su vida si no te lo preguntan. Sus ideas pueden ser mejores que lo que están haciendo, pero sigue siendo su vida y pueden decidir qué es lo mejor para ellos.

En especial, no debes obligarlos a comenzar a salir de nuevo si no dijeron que están listos. Ponerlos con alguien nuevo puede sonar como una buena idea, pero podría ser realmente mala.

15. No los organices con alguien nuevo.

Probablemente pasará bastante tiempo antes de que tu amigo esté listo para conocer a alguien nuevo. Si te piden una puesta a punto en los primeros días, no lo hagas. Lo mejor para ellos es encontrar una relación de rebote por sí mismos.

Si tienes a alguien en mente para ellos, espera hasta que estés seguro de que está realmente listo para seguir adelante antes de presentarlos a los dos.

Por lo general, las personas comienzan a salir de nuevo antes de estar realmente listas para ello. Esta es la razón por la cual ocurren las relaciones de rebote, y no están destinadas a durar.

La primera persona con la que tu amigo salga después de la ruptura probablemente no será su amor feliz para siempre. Probablemente todavía sienta algo por su ex y no estará en el estado de ánimo adecuado para una nueva relación.

Ayúdelos a encontrar a alguien que sea adecuado para ellos después de que hayan tenido su relación de recuperación y esté seguro de que han seguido adelante.

16. No asuma que sabe lo que es mejor.

Tienes sus mejores intereses en el corazón, pero realmente no sabes lo que está pasando en su mente… y nunca entenderás cada pequeño detalle de la relación.

Es genial ofrecer una opinión, pero no te sorprendas si hacen todo lo contrario de lo que aconsejas. Tampoco te lo tomes como algo personal.

Tu amigo tiene derecho a lidiar con esto de la forma que quiera. Incluso si sus formas son mejores, no asuma que sabe lo que es correcto para su amigo.

No estabas en una relación con ellos y no experimentaste su ruptura tú mismo. Además, tienes que respetar su libertad para vivir su vida como ellos quieran.

17. Hágales saber que está allí.

Tu amigo necesita saber que, con o sin pareja, no está solo en el mundo. Asegúreles que los respalda y que no se irá a ninguna parte.

Incluso si no quieren tu ayuda, hazles saber que pueden pedirla si alguna vez necesitan algo.

Manténgase en contacto con ellos y apóyelos también a través de mensajes de texto. Puede ser más fácil para ellos abrirse a través de mensajes de texto que en persona, así que déjalos.

Lo más importante, nunca los abandones. Si ya te comprometiste a estar ahí para ellos, realmente quédate ahí.

Probablemente tendrás que escucharlos hablar sobre su ex por un tiempo, pero ten paciencia con ellos y deja que se desahoguen contigo.

Sé el tipo de amigo al que puedan llamar en medio de la noche cuando se despierten de un mal sueño. Sé el amigo al que no le importa ayudarlos a limpiar el apartamento después de que hayan pasado días sin poder levantarse de la cama por la mañana.

18. Hágales saber que los ama.

Probablemente te preocupes por tu amigo ya que quieres ayudarlo a superar esto. Entonces, hazles saber que te importa.

Es posible que se sientan más que un poco desagradables en este momento. De acuerdo, no es el mismo tipo de amor, pero el amor entre amigos puede ser igual de fuerte y es igual de importante.

No tengas miedo de decirles que los amas y hazles saber lo importantes que son para ti.

Saber que todavía le importas a alguien puede ayudar a una persona a sanar de un corazón roto. Hable sobre todas las cosas que ama de ellos porque es posible que no puedan ver su lado bueno en este momento.

Una ruptura puede dañar seriamente la autoestima de una persona, así que aumenta la confianza de tu amigo hablando de sus buenas cualidades.

19. Recuérdales lo increíbles que son.

Como ya se mencionó, es probable que su amigo necesite urgentemente un impulso de confianza y autoestima. Recuérdeles sus habilidades y sus fortalezas. Diles lo maravillosos que son, por qué los amas y que merecen tener amor en su vida.

Hágales saber que encontrarán a alguien nuevo, pero anímelos a amarse a sí mismos primero.

Puedes ayudar a tu amigo a sentirse mejor consigo mismo al señalar sus rasgos positivos. Tal vez sean trabajadores, ingeniosos, inteligentes y ambiciosos.

Trate de elaborar una lista de sus buenas cualidades que ocasionalmente pueda mencionarles más adelante. Cuando una oportunidad requiera un cumplido, hágalo.

Quieres que se sientan bien en su propia piel. Tal vez puedan ayudar yendo de compras juntos, tomando una clase de yoga o haciéndose un cambio de imagen.

20. No llames la atención sobre el mal juicio de tu amigo.

Él o ella se siente lo suficientemente mal en este momento. No es necesario que le digas que nunca te gustó su pareja, o que siempre tuviste un mal presentimiento sobre ella, o que pensaste que sus ojos estaban demasiado juntos.

Tu amigo no necesita que lo hagan sentir como un idiota por creer las mentiras o pensar que su ex es capaz de cambiar.

Tal vez sabías que su ex los engañaría, los lastimaría o les rompería el corazón. Pero no llame la atención sobre el mal juicio de su amigo. Solo porque algo era obvio para ti no significa que lo fuera para ellos, o que sea obvio para ellos ahora.

Los sentimientos pueden nublar el juicio de una persona, y no podemos ver nuestra situación con tanta claridad como alguien más podría verla desde lejos.

Todo el mundo, en alguna ocasión, ha confiado en alguien en quien no debería haber confiado. No hagas que tu amigo se sienta como un tonto, aunque ya lo sienta.

21. Déjalos hablar más de lo que tú hablas.

Nunca vas a resolver todos los problemas de tu amigo con tus palabras. Así que concéntrate en escuchar lo que tienen que decir. No domines la conversación. Sólo escucha. Escucha de verdad.

Permítales resolver las cosas verbalizando sus sentimientos y llegando a sus propias conclusiones. Deben hablar mucho más que tú y la conversación debe centrarse en ellos.

Por todos los medios, habla sobre lo que está pasando en tu vida también, pero asegúrate de dedicar suficiente atención a lo que está pasando. Probablemente no quiera que arregles su problema, pero hablar contigo lo ayuda a aceptar la ruptura.

22. Intenta ponerte en su lugar.

Existe la posibilidad de que lo arruines. Puede decir o hacer algo incorrecto aunque tenga buenas intenciones.

Y eso está bien.

Tu amigo perdonará cualquier paso en falso, porque está agradecido de que estés ahí para él y de que estés haciendo lo mejor que puedas.

Si no está seguro de qué es lo correcto para hacer o decir, solo tómese un segundo e intente ponerse en su lugar. Considera lo que necesitarías de tus amigos si estuvieras en su situación.

Y, en caso de duda, recuerde estar ahí para ellos y escucharlos.

23. No fomentes el mal comportamiento.

Mucha gente recurre al alcohol oa las drogas cuando atraviesa un momento difícil. Sin embargo, nunca mejora las cosas.

El alcohol y las drogas son como vendar una herida emocional profunda que tarda en sanar. Pueden hacer que te olvides de la herida por un rato, pero no van a ayudar a que cicatrice. De hecho, la mayoría de las personas quieren llamar a su ex y decirle cosas de las que luego se arrepientan mientras están bajo la influencia.

No seas el amigo que sugiere abrir una botella de vino y compartir un llanto. Piensa en soluciones a largo plazo y anima a tu amigo a considerar su bienestar.

Tomar aire fresco, comer bien, dormir lo suficiente y hacer suficiente ejercicio son opciones mucho más sabias que las drogas y el alcohol. Si está pensando en el largo plazo, seguramente tomará mejores decisiones.

Tu amigo aún podría optar por ahogar sus penas y no debes decirle lo que puede y lo que no puede hacer. Sin embargo, asegúrese de no alentar el mal comportamiento.

24. Ayúdelos a encontrar un terapeuta.

Al final, es posible que tu amigo no pueda lidiar con esto solo, incluso con tu ayuda. Incluya a sus otros amigos en el proceso, pero tenga en cuenta que su amigo podría necesitar la ayuda de alguien con experiencia en ayudar a las personas a superar las rupturas.

Un experto en relaciones puede guiar a tu amigo a través del proceso de recuperación. Tu amigo podría incluso sentirse más cómodo abriéndose a alguien que no conoce en lugar de a ti, su amigo. Esta bien.

Esto es algo que puede sugerir y ayudarlos a organizar si están abiertos a ello.

Otros artículos que pueden ayudarte a ayudar a tu amigo:

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Cómo ayudar a un amigo a superar una ruptura: 24 consejos altamente efectivos

Introducción

Cuando un amigo o amiga sufre una ruptura amorosa, es difícil saber cómo ayudar. A veces, nuestras palabras y acciones pueden hacer más daño que bien. Por eso, aquí te presentamos una lista de 24 consejos altamente efectivos para ayudar a un amigo a superar una ruptura.

Cómo ayudar a un amigo a superar una ruptura

  1. Escucha activamente: deja que tu amigo se desahogue y no interrumpas.
  2. Abraza a tu amigo: el contacto físico puede ser muy reconfortante.
  3. No minimices el dolor de tu amigo: no digas cosas como «encontrarás a alguien mejor».
  4. Permite a tu amigo expresar sus emociones: puede que llore o se enoje, y eso está bien.
  5. No juzgues a tu amigo: no le digas que hizo algo mal o que se merecía la ruptura.
  6. Ofrece ayuda práctica, como cocinarle algo o hacerle la compra.
  7. Salir a caminar o a hacer deporte juntos puede ser una buena forma de distraerse.
  8. No fuerces a tu amigo a salir o a hacer cosas que no quiera hacer.
  9. Si tu amigo quiere salir, ofrécele la posibilidad de hacerlo en un ambiente relajado y seguro.
  10. Permite a tu amigo llorar y desahogarse, incluso si es en público.
  11. Intenta no hablar mal de la pareja de tu amigo: puede que vuelvan juntos y eso puede crear conflictos.
  12. Recuerda a tu amigo las cosas buenas de su vida y las cualidades que lo hacen especial.
  13. Comparte historias de superación y de cómo otros amigos han superado rupturas amorosas.
  14. Si tu amigo lo necesita, acompáñalo a una sesión con un terapeuta.
  15. No presiones a tu amigo para que hable si no quiere hacerlo.
  16. Invita a tu amigo a hacer planes para el futuro, como planes de viaje o actividades de ocio.
  17. Ayuda a tu amigo a recordar que hay más opciones de pareja en el futuro.
  18. Ofrece recursos, como libros o artículos sobre cómo superar una ruptura amorosa.
  19. Si tu amigo lo necesita, ofrece apoyo financiero sin esperar nada a cambio.
  20. Si tu amigo tiene hijos, ofrécele ayuda con la tarea de cuidarlos.
  21. Permite a tu amigo estar solo cuando lo necesite.
  22. Envíale mensajes de apoyo y recordatorios tus querido.
  23. Deja que tu amigo tome sus propias decisiones, incluso si no estás de acuerdo con ellas.
  24. El amor propio y el cuidado personal son fundamentales después de una ruptura: recuérdselo a tu amigo.

Conclusión

Ayudar a un amigo a superar una ruptura puede ser difícil, pero ofrecer amor, apoyo y recursos es la clave. Recuerda que tu amigo está pasando por un proceso de duelo y necesita tu comprensión y paciencia.

Deja un comentario