Cómo dejar de esforzarse demasiado (para gustar, ser genial o divertido)

¿Te sientes agotado intentando agradar a los demás, destacar en todo o ser el alma de la fiesta? ¡No te preocupes más! En este artículo te compartiremos las claves para dejar de esforzarte demasiado y empezar a ser auténtico y feliz contigo mismo. Acompáñanos a descubrir cómo lograrlo.

Incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si realiza una compra a través de nuestros enlaces, podemos ganar una comisión.

“Es difícil para mí ser yo mismo con otras personas, y por lo general siento que estoy fingiendo o forzándolo. Me esfuerzo mucho por encajar, pero parece que no funciona. ¿El problema es que no me estoy esforzando lo suficiente, o es que me estoy esforzando demasiado?”.

Se nos enseña que el trabajo duro y el esfuerzo nos darán lo que queremos en la vida, pero hay algunas situaciones en las que este enfoque simplemente no funciona. Según la investigación, esforzarse demasiado para causar una buena impresión en las personas en realidad puede hacerte menos agradable, lo que sugiere que el trabajo duro no siempre es la forma de hacer amigos.[1]

En lugar de esforzarte tanto, puedes tener más éxito siendo tú mismo y actuando de manera más normal con otras personas. Este artículo proporcionará consejos respaldados por investigaciones sobre cómo causar una buena impresión sin esforzarse demasiado o ser falso consigo mismo.

anuncios

Causar una buena impresión: qué funciona y qué no

Causar una buena impresión y ser agradable es importante en todas las áreas de su vida, incluida su vida personal, en el trabajo y cuando trata de conocer gente y hacer amigos. La clave es encontrar un equilibrio entre no esforzarse lo suficiente y esforzarse demasiado, ya que ir demasiado lejos en cualquier dirección puede resultar contraproducente.

También es importante centrar sus esfuerzos en las estrategias que realmente funcionan. Algunas de las formas en que puede intentar evitar el rechazo o agradar a las personas pueden volverlo más ansioso, menos auténtico y, en última instancia, menos agradable.[1, 2] Se ha realizado una amplia investigación sobre formas efectivas e ineficaces de dar una buena impresión y agradar a la gente, que se resumen a continuación:[1, 2, 3, 4, 5]

Maneras efectivas de causar una buena impresiónManeras ineficaces de causar una buena impresiónMostrar interés: hacer preguntas, mostrar preocupación e interés en otras personasRetenerse: ir a lo seguro, permanecer callado, no abrirse, no compartir ideas u opinionesSer honesto: abrirse, ser vulnerable , compartir pensamientos y sentimientos reales, ser directo. Hacer las cosas bien: pretender ser indiferente, no importarle, ocultar sus verdaderos objetivos, sentimientos y necesidades. Positividad: llevar conversaciones agradables, pasar tiempo de calidad, humor y optimismo. bueno o para obtener validación Escuchar: reducir la velocidad, dejar que la gente hable, hacer preguntas, mostrar interés Hacerse cargo: interrumpir, llenar cada silencio, no dejar que otras personas hablen Vulnerabilidad: revelar cosas que son algo personales o delicadas para generar confianza Perfeccionismo: esforzarse demasiado para ocultar los errores , defectos y debilidades de los demás Amabilidad: ser considerado, sensible a los sentimientos y necesidades de los demás, ayudar a las personas Agresión: viajes de poder, conversaciones dominantes, intimidación apariencia, estatus, dinero o logros Inclusión: incluir a las personas en conversaciones, ser de mente abierta y brindar apoyo Ser necesitado: buscar lástima, aprobación o validación, compartir en exceso, regañar o molestar Autenticidad: ser real con las personas acerca de sus intereses, pensamientos, sentimientos y necesidades Congraciación : abusar de la adulación, fingir entusiasmo, demasiado educado o complacer a la gente

Secciones

Cómo dejar de esforzarse demasiado

Si sientes que te has esforzado demasiado para parecer genial, divertido o simpático, y no está funcionando, probablemente estés usando algunas de las estrategias que no funcionan y no las suficientes. Al redirigir sus esfuerzos a los hábitos y tendencias que se ha demostrado que hacen que las personas sean más agradables, tendrá más éxito.

Muchas de estas estrategias implican relajarse, abrirse y ser más tu verdadero yo en lugar de tratar de imitar a otras personas o convertirte en lo que crees que ellos quieren que seas.

Aquí hay 10 formas de interactuar con las personas de una manera más natural y auténtica al mismo tiempo que causa una buena impresión:

1. Relaja tu cuerpo

Cuando se siente nervioso o incómodo, puede notar que sus músculos se tensan y su postura se vuelve rígida. Respirar profundamente intencionalmente, exhalar lentamente y dejar caer los hombros puede ayudarte a relajarte y liberar la tensión.

Encuentre una postura que le resulte cómoda y relajada, y evite que su cuerpo se ponga demasiado rígido. Su cerebro toma señales de su cuerpo y comportamiento, por lo que respirar profundamente y liberar la tensión en sus músculos puede ayudarlo a sentirse más tranquilo y seguro, lo que facilita la interacción de una manera natural con otras personas.[6]

2. Usa tu voz natural

Cuando está nervioso, puede hablar más rápido o más alto de lo normal, o puede notar que habla más alto o con más énfasis de lo normal.[7] Muchas personas imitan inconscientemente a otras personas cuando se sienten nerviosas, recogiendo sus gestos o copiando la forma en que hablan.

Cuando hable con personas con las que se sienta más cómodo, observe qué tan fuerte y qué tan rápido habla normalmente, cuánto énfasis usa y qué tipo de lenguaje y frases usa. Esta es su voz natural, y si puede usarla con todos, le resultará más fácil interactuar de una manera que se sienta normal y natural.

3. Reduzca la velocidad y permita el silencio

El silencio puede sentirse incómodo cuando estás nervioso, pero llenar cada silencio puede acelerar la conversación y crear un ritmo que sea difícil de seguir. Al reducir la velocidad y esperar el momento adecuado para hablar, puede reducir su ansiedad e interactuar de forma más natural.[6, 7]

Permitir silencios y pausas también ayuda a asegurarse de que no sea usted quien hable todo el tiempo, lo que ayuda a evitar que las conversaciones se sientan forzadas, apresuradas o unilaterales. Animar a otras personas a participar, abrirse y hablar más le quitará la presión, al tiempo que le ayudará a mostrar interés en los demás, ayudando a dar una buena impresión.[3, 4]

4. Cambia tu mentalidad

Los pensamientos negativos y autocríticos son como alimento para la ansiedad, haciéndola más grande y más fuerte.[7, 8] Cuando pueda interrumpir o cambiar estos pensamientos negativos, su ansiedad a menudo desaparecerá por sí sola, lo que hará que sea mucho más fácil hablar con las personas de manera natural. La terapia cognitiva conductual, o CBT, es la forma más efectiva de terapia para la ansiedad y funciona al cambiar los pensamientos ansiosos.[7]

Recomendamos BetterHelp para la terapia en línea, ya que ofrecen mensajería ilimitada y una sesión semanal, y son más económicos que ir a la oficina de un terapeuta.

Sus planes comienzan en $64 por semana. Si usa este enlace, obtiene un 20 % de descuento en su primer mes en BetterHelp + un cupón de $50 válido para cualquier curso de SocialSelf: Haga clic aquí para obtener más información sobre BetterHelp.

(Para recibir su cupón SocialSelf de $50, regístrese con nuestro enlace. Luego, envíenos un correo electrónico con la confirmación del pedido de BetterHelp para recibir su código personal. Puede usar este código para cualquiera de nuestros cursos).

Puede practicar la TCC convirtiendo sus pensamientos de «qué pasaría si…» en pensamientos de «incluso si…», lo que le ayudará a quitarle poder a sus miedos. Otra forma de pensar de manera más positiva es imaginar que las personas como usted están interesadas en lo que tiene que decir y tienen mucho en común con usted. Cambiar su perspectiva puede ayudarlo a sentirse más positivo acerca de sus interacciones.[2, 7, 8]

5. Concéntrate en otras personas

Cuando está ansioso o inseguro, a menudo está demasiado concentrado en sí mismo y distraído por sus propios pensamientos, lo que puede hacer que sea imposible participar por completo en una conversación. Cuando enfoca su atención en otras personas, puede interrumpir los pensamientos cohibidos y sentirse más presente y comprometido en sus conversaciones.[7, 8]

Practique esta habilidad convirtiéndose en un mejor oyente y prestando a los demás toda su atención cuando hablen. Hacer preguntas, mostrar interés y hacer contacto visual con ellos demuestra que estás escuchando y también es una forma comprobada de gustarle a la gente.[3, 4]

6. Sé más humano

Si bien puede parecer que ser perfecto y ocultar todos tus errores y defectos te hará ganar amigos, en realidad puede intimidar a las personas y hacerlas inseguras. Debido a que nadie es perfecto, dejar que se muestren algunos de tus propios defectos y peculiaridades puede hacerte más accesible y hacer que los demás se sientan más cómodos abriéndose contigo.[5]

Ser más humano no significa que tengas que exagerar tus debilidades y defectos; simplemente significa no esforzarse demasiado por ocultarlos y ser un poco más abierto y honesto. Cuando cometa un error, reconózcalo, y cuando no sepa algo, admítalo. Ser más humano te llega a conocer mejor y crea una oportunidad para una conexión más profunda con ellos, y también es bueno para tu autoestima.[5, 9]

7. Deja claras tus metas

Muchas personas juegan juegos en una relación, tratando de actuar con calma o sin tener claro lo que quieren de la otra persona. Por ejemplo, algunas personas se conforman con encuentros casuales porque tienen miedo de ser sinceros sobre el hecho de que realmente quieren algo más serio.

Cuando juegas juegos como estos, envías señales contradictorias a las personas que pueden confundirlas sobre qué tipo de relación quieres con ellas. Si quieres ser amigo de alguien, trata de enviarle señales claras iniciando conversaciones, mostrando interés y pidiéndole que pase el rato en lugar de fingir ser indiferente.

8. Establece límites saludables

En un esfuerzo por gustar, es posible que hayas dejado que las personas se aprovechen de ti, te traten mal o que te traten como un felpudo. Esto a veces te ayuda a evitar conflictos en el momento, pero también puede dañar tu autoestima y crear desequilibrios en tus relaciones.

No tienes que ser polémico para establecer límites con las personas, solo sé honesto acerca de lo que te gusta y lo que no, y hazles saber si dijeron algo que te molestó o hirió tus sentimientos. Establecer límites saludables muestra confianza y respeto por uno mismo. Pueden ayudarlo a construir relaciones saludables en las que lo traten de la manera que desea que lo traten.[8]

9. Celebra lo que te hace único

Si bien puede sentirse inseguro acerca de las cosas que lo hacen diferente de otras personas, estas son las cosas que lo hacen único. Si tienes ciertas peculiaridades, un extraño sentido del humor o un interés inusual, trata de verlos como parte de lo que te hace único y especial, en lugar de como cosas que te hacen “menos que”. Después de todo, un mundo lleno de personas idénticas sería bastante aburrido.

Cuando celebras las cosas que te hacen único, no tienes que tratar de ocultar tus diferencias a otras personas. Esto lo ayudará a ser más auténtico, mejorará su autoestima y lo ayudará a conectarse con los demás de maneras que se sientan más significativas.[2, 5, 8]

10. Haz que los demás se sientan bien

Después de una interacción, las personas a menudo no recuerdan todo lo que dijiste, pero casi siempre recuerdan cómo los hiciste sentir. Preste atención a otras personas cuando interactúe con ellas y observe cómo le responden.

Si se inclinan, hacen contacto visual y parecen entusiastas, generalmente es una señal de que la conversación va bien. Si parece incómodo, aparta la mirada o se queda callado, podría ser una señal de que lo has ofendido o sacado a relucir un tema delicado. Al mejorar en la lectura de las señales sociales, puede tener interacciones más positivas que las personas disfrutan, lo que hace más probable que quieran interactuar con usted en el futuro.[1, 3, 4]

Preguntas comunes

¿Me estoy esforzando demasiado?

Pasar mucho tiempo pensando demasiado en sus interacciones, ensayándolas con anticipación y sentirse agotado después son señales de que puede estar esforzándose demasiado. Esforzarse demasiado puede manifestarse como tratar de ser más como los demás, menos como uno mismo, o usar una personalidad que cree que impresionará a otras personas.

¿Por qué me esfuerzo tanto?

Te esfuerzas mucho por ser querido, divertido o genial para que la gente te quiera y te acepte. Esto es algo bueno porque significa que valoras las relaciones. El problema surge cuando necesitas gustarle a la gente para sentirte bien contigo mismo y basar tu autoestima en la aprobación de otras personas.

¿Cómo puedo sentirme bien cuando no le gusto a la gente?

La verdadera autoestima viene del interior y no depende de las opiniones de los demás. Aceptando tus imperfecciones, practicando la autocompasiónestablecer límites y ser fiel a uno mismo son buenas maneras de desarrollar la autoestima y volverse menos dependiente de la aprobación de otras personas.[3, 5]

Pensamientos finales

Al relajarte, abrirte y ser más tú mismo, puedes tener interacciones que se sientan más naturales y haces posible que las personas te vean y te acepten por lo que eres. Ser más auténtico también puede ayudarte a mejorar tu ansiedad, sentirte más seguro y aumentar tu autoestima.[2, 7, 8, 9]

Si bien es importante esforzarse en sus relaciones, desea poner sus esfuerzos en acciones y hábitos que tengan más probabilidades de dar sus frutos. Estos incluyen mostrar interés en los demás y ser más considerado, amable y atento.

Mostrar referencias +

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Cómo dejar de esforzarse demasiado

Para gustar

Uno de los errores más comunes que cometemos es querer gustar a todo el mundo y hacer lo que sea necesario con tal de lograrlo. Lo cierto es que no podemos agradar a todos, y si intentamos hacerlo, acabaremos agotados y frustrados. En lugar de eso, enfócate en ser fiel a ti mismo y en hacer lo que te hace feliz.

Consejos para dejar de esforzarte demasiado para gustar

  1. Identifica tus valores y principios y pregúntate si lo que estás haciendo concuerda con ellos.
  2. Deja de compararte con los demás y empieza a enfocarte en tus habilidades y talentos.
  3. Aprende a decir «no» cuando algo no te parece correcto o no te hace feliz.
  4. Rodéate de personas que te aprecian por quien eres realmente y no por lo que haces para complacerlos.

Para ser genial

A todos nos gustaría ser la persona más popular y admirada del lugar, pero la verdad es que no necesitas la aprobación de los demás para ser genial. Ser auténtico y fiel a ti mismo es lo que te hace verdaderamente único y especial.

Consejos para dejar de esforzarte demasiado para ser genial

  1. No te preocupes por lo que piensan los demás y haz lo que te parezca correcto.
  2. Sé honesto contigo mismo y con los demás. La gente valora la sinceridad y la autenticidad.
  3. Aprende a reírte de ti mismo y a no tomarte todo tan en serio.
  4. Deja de buscar la perfección y acepta tus imperfecciones. Nadie es perfecto y eso es lo que nos hace humanos.

Para ser divertido

A todos nos encanta estar rodeados de personas que nos hacen reír y pasar un buen rato, pero tratar de ser gracioso a toda costa puede ser agotador y poco auténtico.

Consejos para dejar de esforzarte demasiado para ser divertido

  1. No intentes ser algo que no eres. Si eres una persona seria y tranquila, eso está bien.
  2. Busca actividades que te resulten divertidas y hazlas por ti mismo, no para impresionar a los demás.
  3. Escucha con atención y valora las bromas e historias de los demás. A veces, el mejor humor es reírse con los demás y no de ellos.
  4. Sé tú mismo y confía en que la gente disfrutará de tu compañía por quien eres, no por lo que haces o dices para intentar ser gracioso.

En resumen, dejar de esforzarse demasiado para agradar, ser genial o divertido es una tarea que requiere de introspección, aceptación y autenticidad. Al seguir estos consejos, podrás ser la mejor versión de ti mismo y disfrutar de las relaciones interpersonales de manera más natural y satisfactoria.

Deja un comentario