Cómo dejar de ser supersticioso: 7 consejos altamente efectivos

Si eres de esas personas que evita caminar bajo una escalera o teme numerología, es posible que seas una persona supersticiosa. Muchas veces estas creencias no tienen ninguna base lógica, pero aún así nos invaden. Pero ¿y si te dijéramos que existe una manera de dejar de ser supersticioso? Aquí te presentamos 7 consejos altamente efectivos para los más supersticiosos. ¡Toma nota!

Divulgación: esta página contiene enlaces de afiliados para seleccionar socios. Recibimos una comisión si elige realizar una compra después de hacer clic en ellos.

Las supersticiones pueden jugar un papel difícil en tu vida cuando comienzan a interferir con tus elecciones.

La verdad es que todas las supersticiones se basan solo parcialmente en la realidad. La mayoría de las supersticiones tienen algo de verdad que se ha exagerado con el tiempo.

Desafortunadamente, la verdadera razón puede quedar enterrada bajo el pensamiento mágico, los chismes y las personas que simplemente embellecen la historia.

Pero a veces, las supersticiones son más grandes que eso. A veces, las elecciones de una persona están impulsadas por la superstición, el miedo y el pensamiento mágico porque están experimentando síntomas de una enfermedad mental.

Eso podría ser algo así como el trastorno obsesivo compulsivo, donde la persona siente que necesita realizar una determinada acción o algo saldrá mal. También pueden ser enfermedades mentales como la esquizofrenia o el trastorno bipolar que pueden causar que una persona tenga creencias delirantes.

Por supuesto, estos son sólo algunos ejemplos. Hay varios otros problemas de salud mental que las supersticiones severas pueden señalar. Suponga que descubre que sus creencias se interponen en su vida o le causan angustia. En ese caso, es una buena idea buscar a un profesional de la salud mental para ver si hay un problema mayor en el trabajo.

Pero, si no es tan grave o quieres intentar deshacerte de los pensamientos, podemos ver algunos pasos para diseccionar y tratar de robarles a esas supersticiones algo de su poder.

Habla con un terapeuta acreditado y experimentado para que te ayude a liberarte del pensamiento supersticioso. Es posible que desee intentar hablar con uno a través de BetterHelp.com para obtener atención de calidad en su forma más conveniente.

1. Aprenda más sobre la superstición.

La mayoría de las supersticiones tienen algo de verdad. Una vez que encuentre el grano de verdad, puede intentar despojar al Pensamiento Mágico de la superstición.

Por ejemplo:

Pasar por debajo de una escalera traerá mala suerte. Los orígenes de esta superstición tienen su origen en la mala idea de pasar por debajo de las escaleras cuando alguien está trabajando en una. Puede terminar con una lata de pintura o con un martillo en la cabeza. También puede ser que la persona que pasa por debajo choque con la escalera y provoque un accidente.

Los gatos negros traen mala suerte. Esta superstición tiene sus raíces en el miedo a las brujas en la Edad Media y en adelante. La idea era que las brujas se convertirían en gatos negros para esconderse y evadir el arresto. En realidad, estos pobres gatos son solo gatos. E incluso hoy, sufren el estigma de esta superstición al ser atacados por «ocultistas» en Halloween o asesinados porque traen mala suerte.

Hay una buena posibilidad de que cualquier superstición clásica en la que creas tenga algo de verdad. Sin embargo, ese hilo de verdad puede no ser lo que crees que es. Así que explora. Investigue un poco más sobre su superstición y vea qué puede encontrar.

2. Busque evidencia de que su superstición sea correcta.

Racionalizar y buscar evidencia de la creencia supersticiosa es una forma de liberarse de su control. Si esta creencia es cierta, debe haber evidencia que apoye la creencia en alguna parte. ¿Bien?

Pero, si lucha con estas ideas, la evidencia puede volverse turbia. Entonces, ¿qué constituye evidencia?

La mejor manera de buscar evidencia es buscar en trabajos de investigación, documentos escritos por autoridades como universidades y médicos, o alguna otra fuente verificada y revisada por pares. Si hay amplia evidencia de una creencia verdadera, es probable que encuentre múltiples ejemplos de esa cosa.

Lo que no cuenta como evidencia son las opiniones sin ninguna evidencia fáctica que las respalde. Puedes pensar que la luna está hecha de queso, pero nadie aceptará que esa opinión sea válida. Una montaña de evidencia muestra que la luna no está hecha de queso. Las rocas lunares están siendo devueltas a la Tierra, los estudios científicos de la composición mineral de la luna y los alunizajes.

Sí, ese es un ejemplo un poco tonto, pero ilustra por qué una opinión puede no ser válida. ¿Es válida la creencia y la opinión de que si pisas una grieta, le romperás la espalda a tu madre? No. No hay evidencia que lo respalde aparte de una opinión equivocada aquí y allá.

3. Evite el uso de supersticiones para guiar sus elecciones.

Quizás tenga un problema al dejar que las supersticiones guíen sus elecciones. Quizás no quieras volar el día 13 de un mes porque crees que el número 13 trae mala suerte. ¿Bien por qué? ¿Por qué el 13 es un número de mala suerte?

Bueno, mira la historia de la superstición. Encontrará que una de las razones es que Judas fue el decimotercer discípulo y supuestamente fue el decimotercer en sentarse en la Última Cena. Trece está asociado con Judas y su traición. Por lo tanto, el 13 es un número de mala suerte. Pero eso no tiene mucho sentido, ¿verdad?

Considera lo siguiente. Si 13 es tan desafortunado que podrías estar considerando tomar un viaje en avión diferente para evitarlo, ¿dónde debería estar todo el caos y la carnicería? Millones de personas vuelan a diario sin repercusiones negativas, excepto posiblemente por el desfase horario. Habría noticiero tras noticiero de todos los accidentes aéreos y problemas que ocurrieron el día 13 si esa superstición tuviera alguna base en la realidad.

Pero no es así.

Desafía la forma en que tomas estas decisiones. Pruébelo. Continúe y actúe en contra de esta superstición y vea qué sucede. No vas a tener mala suerte si un gato negro se cruza en tu camino, si rompes un espejo o si tu vuelo es el día 13. Nada va a suceder como resultado directo de estas acciones.

4. La suerte no es algo creado por supersticiones.

Muchas personas tienen diferentes prácticas para tratar de generar suerte. Pueden tener una pata de conejo de la suerte (que no fue tan afortunada para el conejo), números de la suerte o algún tipo de ritual de la suerte que creen que les dará una ventaja. Por ejemplo, tal vez un jugador de fútbol no se afeite la barba porque siente que le da buena suerte en el campo.

La suerte no es algo creado por circunstancias abstractas. Pero, en realidad, la suerte no es tanto algo tangible si consideras el arco general de la vida. A veces suceden cosas buenas, y la gente lo atribuye a la buena suerte. Otras veces suceden cosas malas, y la gente lo atribuye a la mala suerte.

La verdad es que tampoco lo es. A veces suceden cosas buenas en la vida, a veces no. Así es la vida.

Por supuesto, hay otras formas en las que puede tratar de prepararse para un mayor éxito. Por ejemplo, hay un dicho común: «Suerte = Trabajo + Oportunidad». Pero, ¿qué significa eso, exactamente? Si quieres tener suerte, debes trabajar para ponerte en posición de aprovechar una oportunidad cuando se presente en tu camino.

Por ejemplo, tal vez se ha esforzado mucho en el trabajo y la gerencia lo notó y le ofreció un aumento debido a eso. Esa no es una suerte intangible flotando alrededor del universo. Ese es el resultado de su arduo trabajo al encontrarse con la oportunidad de un aumento.

La mejor manera de mejorar tu suerte es poner más esfuerzo en las áreas de tu vida que quieres mejorar. Por ejemplo, ¿quieres encontrar una relación de pareja? Esfuérzate más en desarrollarte y tener citas. ¿Quieres un mejor trabajo? Esfuércese más en la educación, la capacitación o la solicitud de mejores trabajos. ¿Quieres una vida más feliz? Haz más cosas que te hagan feliz.

Estas cosas pueden ocurrir por casualidad, pero serán mucho más probables si usted está haciendo el trabajo y creando oportunidades para que sucedan.

5. La superstición a menudo tiene sus raíces en el miedo. Contrarresta el miedo.

Pregúntese: «¿Qué espero obtener de mi superstición?» Tal vez sea algo positivo como la suerte. Sin embargo, muchas creencias supersticiosas se reducen a tomar medidas para evitar un resultado negativo. Un gato negro que se cruza en tu camino, rompe un espejo, pasa por debajo de una escalera, te tira sal por encima del hombro si la derramas o abres un paraguas en el interior son cosas para evitar la mala suerte.

¿A qué le tienes miedo? ¿Y por qué le tienes miedo?

Puede ayudar a contrarrestar estas creencias negativas reemplazándolas por otras más positivas. En lugar de pensar en todo lo que puede salir mal, enfoca tus pensamientos en lo que puede salir bien. Trate de mantener una perspectiva positiva, cree planes y establezca metas para trabajar. Una vez que comienzas a lograr algunas metas pequeñas, es más fácil ver que las supersticiones no te ayudan a evitar la mala suerte.

Por lo general, solo se interponen en el camino de crear cosas significativas en tu vida.

6. La creencia da poder a las supersticiones.

¿Quizás has oído hablar del efecto placebo? Es decir, una persona que cree firmemente en algo puede experimentar efectos positivos a través de la fuerza de sus creencias.

Un ejemplo de un efecto placebo son los pacientes a los que se les dan pastillas de azúcar como parte de un grupo de control y se les dice que en realidad son un medicamento. A veces, esas personas pueden mostrar una marcada mejoría sin otra razón identificable que no sea su creencia en el «medicamento» que están tomando.

Sin embargo, no hay evidencia cuantificable de que haya alguna fuerza mística que cause que suceda. En cambio, está más ligado al cerebro y cómo ciertas creencias pueden hacer que el cuerpo se ajuste y funcione. Sin embargo, es un efecto interesante que puede desembocar en creencias supersticiosas.

Ilustremos mejor esta idea con un ejemplo.

William es un atleta que se prepara para un juego. Como muchos atletas, William tiene un ritual previo al juego que cree que lo ayuda en el campo. Cuando puede realizar su ritual, se siente más en la zona, más concentrado mentalmente y definitivamente juega mejor. Entonces, atribuye su éxito a su ritual.

¿Pero es eso cierto? Especie de. La otra posibilidad es la interrupción del enfoque de William en el juego. Si se interrumpe el ritual previo al juego de William, es posible que se atormente con pensamientos de mala suerte, que no pueda desempeñarse tan bien y que se distraiga mientras intenta jugar. ¿Y que pasa?

El resultado es que juega peor. Y debido a que juega peor, asume que el resultado está ligado a su ritual previo al juego, lo cual es más o menos. Aun así, no se debe a alguna fuerza mística y mágica de la suerte en el universo. Es solo porque su cabeza no estaba en el juego porque se estaba molestando al no realizar su ritual.

Es posible que tenga un elemento o ritual de buena suerte que lo ayude a tener la mentalidad correcta para tener éxito. ¡No hay nada de malo en eso! Sin embargo, se convierte en un problema cuando asignas alguna creencia mágica al objeto o experimentas angustia porque olvidaste tu objeto o no puedes realizar tu ritual.

Y lo contrario es cierto para la mala suerte. Si crees que vas a tener mala suerte, tu mente se centrará en todas las cosas malas que suceden en lugar de las cosas buenas. Entonces tu mala suerte se convierte en una profecía autocumplida.

7. Aléjate de las supersticiones culturales.

Muchas culturas tienen una variedad de supersticiones. Por ejemplo, los japoneses han tenido muchas supersticiones culturales que han ido y venido; números desafortunados, no tender la ropa por la noche y ver a las arañas como buena o mala suerte.

Puede ser difícil alejarse de las supersticiones culturales profundamente arraigadas porque muchas personas a su alrededor pueden creer genuinamente en ellas. Es mucho más difícil romper con los hábitos del Pensamiento Mágico si estás rodeado de gente inmersa en ellos. Por lo tanto, es útil retirarse tranquilamente de participar en esas supersticiones culturales si siente que es seguro. Desafortunadamente, para algunas personas, no lo será.

No hay nada de malo en participar en estas creencias culturales mientras no creas que son verdaderas o que no tienen ninguna relación real con tu vida.

Para concluir…

Las supersticiones juegan varios papeles en nuestra vida personal y cultural. No hay nada intrínsecamente malo en ser un poco supersticioso. Sin embargo, se convierte en un problema cuando interfiere con su capacidad de conducir su vida.

Las supersticiones y los miedos persistentes pueden apuntar a algo más allá de la autoayuda. Si te sientes angustiado o te parece que algo terrible sucederá si no realizas un ritual en particular, es mejor que lo explores con un profesional de la salud mental porque puede indicar una enfermedad mental no diagnosticada.

Un buen lugar para obtener ayuda profesional es el sitio web BetterHelp.com: aquí podrá conectarse con un terapeuta por teléfono, video o mensaje instantáneo.

Demasiadas personas intentan salir del paso y hacer todo lo posible para superar los problemas que realmente nunca logran resolver. Si es posible en sus circunstancias, la terapia es 100% el mejor camino a seguir.

Aquí está ese enlace nuevamente si desea obtener más información sobre el servicio que brinda BetterHelp.com y el proceso para comenzar.

Ya has dado el primer paso con solo buscar y leer este artículo. Lo peor que puedes hacer ahora mismo es nada. Lo mejor es hablar con un terapeuta. Lo siguiente mejor es implementar todo lo que ha aprendido en este artículo usted mismo. La decisión es tuya.

También te puede interesar:

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Cómo dejar de ser supersticioso: 7 consejos altamente efectivos

¿Eres demasiado supersticioso?

La superstición es una creencia que puede llegar a convertirse en una obsesión ¿Crees que tienes demasiadas? Pues sigue leyendo, te daremos algunos consejos para superarlas.

1. Analiza tus creencias

Identifica tus pensamientos negativos y cuestiona su origen, puede que la mayoría de ellos sean tan solo creencias absurdas.

2. Exposición gradual

Una forma efectiva de superar nuestras supersticiones es enfrentándonos a ellas de forma gradual. Si, por ejemplo, tienes miedo a los gatos, comienza a acercarte a uno poco a poco y progresivamente, hasta que logres estar en contacto con él.

3. Busca información

El conocimiento es la mejor arma para enfrentar nuestras creencias absurdas. Investiga sobre el tema y descubre que muchas de tus creencias simplemente no tienen fundamento.

4. No te culpes

La superstición puede generarnos culpa y ansiedad, pero es importante tener en cuenta que todos tenemos nuestras creencias irracionales y eso es completamente normal.

5. Cambia tus pensamientos

Reemplaza tus pensamientos negativos por otros más positivos. Si piensas que ciertas acciones te traerán mala suerte, trata de enfocarte en pensamientos más constructivos y realistas

6. Pide ayuda

No hay nada de malo en pedir ayuda de un profesional si sientes que no puedes manejar tu superstición por tu cuenta.

7. Se paciente

Superar tus supersticiones es un proceso que puede llevar tiempo, paciencia y esfuerzo. Pero no pierdas la fe en ti mismo, recuerda que después de todo, eres tú quien tiene el control de tus creencias.

Conclusión

La superstición es una creencia irracional que puede convertirse en una obsesión y limitar nuestra vida diaria. Pero no todo está perdido, siguiendo estos consejos podrás superar tus supersticiones y vivir una vida más plena y feliz.

  1. Analiza tus creencias
  2. Exposición gradual
  3. Busca información
  4. No te culpes
  5. Cambia tus pensamientos
  6. Pide ayuda
  7. Se paciente


Deja un comentario