Cómo estar interesado en los demás (si no eres naturalmente curioso)

¿Alguna vez has tenido la sensación de que no eres una persona especialmente curiosa sobre la vida de los demás? ¿Te preocupa que esto pueda afectar tus relaciones personales y profesionales? No te preocupes, existen técnicas y estrategias para aprender cómo estar interesado en los demás y mejorar nuestras habilidades de comunicación y empatía. En este artículo te compartimos algunos consejos útiles para superar la falta de curiosidad natural y cultivar un interés genuino hacia los demás.

Incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si realiza una compra a través de nuestros enlaces, podemos ganar una comisión.

“He perdido interés en socializar. La mayoría de la gente me parece aburrida, así que no desarrollo conexiones significativas. Creo que parezco grosero o snob. ¿Cómo puedo interesarme lo suficiente en las personas para hacer amigos?”.

Una de las mejores maneras de hacer amigos es tener un interés genuino en los demás. Sin embargo, es más fácil decirlo que hacerlo. Por lo general, las personas pueden darse cuenta si no estás realmente interesado, por lo que forzarte o fingir no es una gran solución.

La buena noticia es que puede desarrollar su interés y curiosidad tal como desarrollaría otras habilidades en su vida. Estos son nuestros mejores consejos sobre cómo ser curioso con los demás.

anuncios

1. Ten expectativas realistas

No vas a estar intensamente interesado en todos los que conoces. Eso simplemente no es posible. Tampoco vas a ser tan interesante en la vida diaria de un extraño como lo serías con un amigo o alguien cercano a ti.

No esperes estar demasiado emocionado por hablar con cualquier persona que conozcas. En su lugar, trate de mantener una mente abierta. No sabes si esta persona será interesante, pero puede serlo.

2. Desafía tus percepciones

Pregúntate por qué no encuentras interesantes a otras personas. ¿Qué tendría que hacer alguien para que lo encuentres interesante? ¿Te interesan más las personas que son similares a ti o las que son diferentes?

anuncios

A menudo, no nos interesan las personas porque tenemos ideas preconcebidas sobre ellas. Podemos suponer que son superficiales o aburridos. Quizás pensamos que no se interesarán por nosotros, así que nos encerramos como una forma de protegernos.

3. Trabaja en tu crítico interior

Es posible que no tenga suficiente espacio mental para interesarse en los demás si su mente está sobrecargada de pensamientos ansiosos sobre usted mismo, el mundo, el futuro y el pasado.

Digamos que estás en la tienda de comestibles y te encuentras con alguien que conoces vagamente pero con quien realmente no has hablado.

“Oh, debería haberme puesto algo más bonito. Notarán las manchas en mi camisa. ¡Que embarazoso! Seré grosero si no digo hola, pero ¿y si lo hago y se convierte en una larga conversación de la que no puedo escapar? Tal vez no quieran hablar conmigo. ¿Qué tengo que hacer?»

Con todas estas preocupaciones dando vueltas, es natural que no haya lugar para pensamientos como «Me pregunto cómo les va».

Si tiene este problema, puede ser útil leer nuestra guía para personas que sienten que la ansiedad social está arruinando sus vidas y nuestro artículo sobre qué hacer si su ansiedad social está empeorando. Si la autocrítica es un tema serio para ti, una buena terapeuta también puede ayudar.

4. Presta atención a los detalles de los demás

Cuando te des cuenta de que estás en tu cabeza, trata de devolver tu atención al momento presente. Adquiera el hábito de notar cosas sobre las personas con las que está hablando. ¿De qué color son sus ojos? ¿Qué están usando? ¿Parecen confiados o inseguros?

Es más probable que encuentre personas interesantes cuando les presta más atención.

5. Escribe lo que has aprendido

Trate de llevar un diario y registre sus interacciones sociales. Trate de elaborar sobre las cosas que ha notado y lo que pueden significar. ¿Por qué la gente habla de las cosas de las que habla? ¿Que dice sobre ellos?

Digamos que ha notado que una persona en el grupo estaba callada y otra persona intentó incluirla en la conversación. Puedes escribir: “Alex se aseguró de volverse hacia las personas tímidas del grupo. Muestra que está atento a los demás y se preocupa por hacer que los demás se sientan cómodos”.

O si hay alguien que se toma su música muy en serio, puedes escribir sobre eso. “Andie se enorgullece de conocer las bandas locales y las tendencias musicales. Parece que la creatividad y la individualidad son importantes para ella”.

Trate de mantener una actitud sin prejuicios cuando analice a los demás. Estás practicando la empatía, la curiosidad y la compasión. Pronto, descubrirás que todos los que conoces son un mundo entero.

6. Ve la conversación como un proceso

Cuando hablamos con alguien, nuestra conversación no se trata solo de los detalles reales de lo que estamos hablando.

Las conversaciones triviales por lo general no son interesantes. Pero a menudo es un paso necesario para establecer una relación con otra persona. Small talk dice: Me importa ser amable contigo y abrir una puerta para futuras comunicaciones.

Digamos que alguien te está contando sobre su viaje de mochilero. Ahora, es posible que no te importe tanto su viaje. No estás interesado en el país que visitaron, no ves qué tiene de interesante ver templos antiguos, y no necesitas saber qué comieron allí.

Pero piénselo de esta manera: su historia no se trata tanto de lo que hicieron sino de lo que ganaron con ello. ¿Están orgullosos de sí mismos por hacer algo de lo que tenían miedo? ¿Se desafiaron a sí mismos probando cosas nuevas?

Cuando alguien te dice algo, no solo comparte hechos: comparte sus pasiones, personalidad, creencias y sentimientos.

7. Aprende a dejar atrás las conversaciones triviales

Vas a encontrar las conversaciones aburridas si dejas que otras personas dicten todo al respecto. Tome parte activa en sus discusiones. Cambia el tema a algo que te parezca más interesante. Ofrezca sus propias historias. Haga preguntas y comparta su perspectiva.

Las conversaciones son una calle de doble sentido. Piense en ellos como un baile: debe haber un toma y daca. Usted tiene tanta responsabilidad en hacer que sus conversaciones sean agradables como su compañero de conversación.

Para obtener más información, lea nuestros consejos sobre cómo tener conversaciones más profundas.

8. Aprende de las diferencias

A veces nos cuesta conectarnos con las personas cuando sentimos que no tenemos nada en común con ellas.

Pero imagine el caso extremo de conocer a alguien que comparte exactamente sus opiniones, gustos, valores y creencias. ¡Te quedarás sin cosas que decir bastante rápido si estás de acuerdo en todo!

Podemos aprender mucho de personas que provienen de diferentes orígenes y tienen creencias opuestas. Recuerda venir de un lugar de respeto. Tener opiniones diferentes no significa que uno tenga razón y el otro no.

9. Trata de conocer gente que te resulte interesante

Tienes más posibilidades de interesarte por personas con las que compartes intereses comunes, al menos al principio. Conocer gente a través de pasatiempos y actividades compartidas te da algo de qué hablar y crear vínculos. Haz un esfuerzo por encontrar personas de ideas afines con las que hablar y ver si puedes sentir curiosidad por conocerlas.

10. Leer literatura

Los libros de ficción pueden ser una excelente manera de desarrollar la empatía. Eso es porque pueden transportarnos a la mente de otra persona.[1]

Trate de leer libros que tengan lugar en diferentes países, en diferentes momentos, o desde la perspectiva de personas que difieren de usted en edad, género, raza, preferencia sexual o personalidad. Si lo hace, le ayudará a interesarse más en cómo los antecedentes de las personas influyen en sus sentimientos y comportamientos. Puedes obtener ideas de libros que despertaron empatía en otros.

También puede escuchar podcasts que incluyen entrevistas con otras personas que hablan sobre su vida.

11. Confía en tus instintos

A veces, no estarás interesado en alguien a pesar de probar todos estos consejos.

Si le has dado a alguien unos minutos de tu tiempo pero aún no te sientes interesado, no finjas. Por lo general, las personas pueden darse cuenta cuando estás fingiendo, así que no vale la pena. Eso no quiere decir que no debas ser amable. Debería. Pero no finjas que quieres conocer a alguien cuando no es así.

A menudo, nuestra falta de interés está ahí por una razón. Tal vez tu instinto te dice que esta persona no será una buena persona para tener en tu vida.

Preguntas comunes sobre estar interesado en los demás

¿Por qué no me interesa hablar con nadie?

Si siente que no puede interesarse en absoluto, puede ser un signo de depresión, ansiedad o baja confianza en sí mismo. Hablar con la gente puede parecer que es más esfuerzo de lo que vale, especialmente si tienes miedo al rechazo y no tienes modelos positivos para las relaciones en tu vida.

¿Por qué pierdo interés en las conversaciones?

Puede perder interés en las conversaciones si se mantienen en un nivel superficial. Solo podemos estar tan interesados ​​en una pequeña charla. Es posible que tengas dificultades para conectarte con las personas a nivel personal. Si las conversaciones se sienten unilaterales, perderemos interés con bastante rapidez.

¿Por qué pierdo interés en las personas?

Perder interés en las personas puede ser una señal de que no comparten valores, objetivos o intereses similares. Es normal perder el interés en alguien si lo juzga, no lo apoya o no está emocionalmente disponible.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Cómo estar interesado en los demás (si no eres naturalmente curioso)

¿Por qué es importante estar interesado en los demás?

Estar interesado en los demás es importante por muchas razones. En primer lugar, es una habilidad social que te ayuda a crear y mantener relaciones saludables con las personas que te rodean. En segundo lugar, es importante para desarrollar una empatía genuina hacia los demás, lo que a su vez puede hacer que seas más compasivo y empático. Por último, aprender a estar interesado en los demás puede ayudarte a ampliar tu perspectiva y a tener una mente más abierta.

¿Por qué algunas personas no son naturalmente curiosas?

Hay muchas razones por las que alguien puede no ser naturalmente curioso acerca de los demás. Algunas personas pueden ser tímidas, introvertidas o simplemente no estar seguras de cómo iniciar una conversación. Otras pueden sentir que su tiempo es demasiado valioso para «malgastarlo» en conocer a los demás. Sin embargo, es importante recordar que aprender a estar interesado en los demás es una habilidad que se puede desarrollar y que puede ser muy beneficiosa a largo plazo.

Consejos para estar interesado en los demás

  • Preguntar preguntas abiertas: en lugar de hacer preguntas cerradas que solo requieren una respuesta simple, trata de hacer preguntas abiertas que fomenten la discusión y muestren tu interés por la persona.
  • Poner atención en los detalles: presta atención a los detalles en lo que la otra persona está diciendo, como nombres, fechas importantes o detalles emocionales, y vuelve a ellos más tarde en la conversación.
  • Evita distraerte: apaga tu teléfono o ponlo en modo «no molestar» durante una conversación. De esta forma, podrás estar realmente presente en la conversación y demostrar que valoras el tiempo de la otra persona.
  • Practicar la escucha activa: en lugar de esperar a que la otra persona termine de hablar para decir lo que piensas, intenta escuchar activamente y reflexionar sobre lo que está diciendo antes de responder.
  • Participar en actividades conjuntas: hacer algo juntos puede ser una gran manera de mostrar interés en los demás y crear oportunidades para conocerlos mejor.

Conclusión

Establecer una conexión con los demás no tiene que ser difícil. Con un poco de práctica y atención consciente, cualquiera puede aprender a estar interesado en los demás. Al hacerlo, puedes mejorar tus habilidades sociales, aumentar tu empatía y desarrollar una mente más abierta.

Deja un comentario