Cómo hablar con confianza: 20 trucos rápidos

Hablar en público puede ser una experiencia aterradora para muchas personas. La falta de confianza puede hacer que te sientas nervioso, ansioso e incluso te provoque parálisis. Sin embargo, ¡no temas! ¡Siempre hay formas para mejorar! En este artículo te presentaremos 20 trucos eficaces para ayudarte a hablar con confianza y sin miedo. Estos consejos te ayudarán a preparar tu discurso, a mantener el control sobre tus emociones y a comunicarte eficazmente con tu audiencia. ¡Descubre cómo hablar con confianza y conviértete en un orador seguro y efectivo!

He aquí cómo hablar con confianza en la vida cotidiana y en el escenario.

Primero, hablaremos de cómo sonar más confiadoy luego, hablaremos de Cómo sentirse más seguro al hablar.

Capítulo 1: Sonar más seguro al hablar

1. Evite las palabras de relleno

Practique evitando palabras como «ehh», «me gusta», etc. Más bien quédese completamente en silencio mientras piensa qué decir a continuación.

anuncios

También recomiendo nuestra guía sobre cómo ser más elocuente aquí.

2. No hables más alto de lo necesario

Use una voz que sea lo suficientemente alta como para ser escuchada, pero no más fuerte que eso. Una voz demasiado alta puede parecer insegura y neurótica.

Baje un poco la voz cuando hable más alto. Evite bajar tanto el tono de su voz que pierda su variación tonal:

3. Mantén una buena postura

Gire el pecho hacia afuera y hacia arriba tensando la parte superior de la espalda. Esto ayuda a que entre más aire en sus pulmones y su voz se vuelve más potente. Una buena postura también nos ayuda a sentirnos más seguros.[1]

Yo lo recomiendo este video. Me ha ayudado a conseguir una mejor postura de forma permanente.

4. Usa la variación tonal

Varíe el tono y la velocidad de su voz. La variación tonal te hace más interesante de escuchar. También ayuda a indicar que está a gusto.

Aquí hay un ejemplo de mi voz con y sin variación tonal.

5. Usa los silencios

Siéntete cómodo con los silencios. Generan expectación. Atreverse a estar callado por un rato indica confianza. [2]

6. Termina tus oraciones en un tono bajo

Evite subir de tono al final de sus oraciones. Eso puede hacerte sonar inseguro. Haz lo contrario y termina con un tono ligeramente más oscuro.

Practique decir algunas oraciones que suben y bajan de tono al final.

7. Graba tu voz

Utilice la función de grabación de su teléfono cuando hable con un amigo. Escucha tu voz y analiza lo que quieres cambiar.

Me sorprendí cuando hice esto. Sonaba monótono cuando trataba de sonar confiado, y gracias a escuchar la grabación, pude mejorar mi voz al hablar.

8. Usa tus manos y ocupa espacio

Siéntete cómodo ocupando espacio. Puedes hacer esto usando un lenguaje corporal abierto y gesticulando mientras hablas.

Cuando gesticulas, haz movimientos suaves:

9. Usa movimientos suaves y relajados

Mueva las manos, la cabeza y el cuerpo suavemente en lugar de sacudirse.

Es común hacer movimientos bruscos cuando nos sentimos nerviosos. Una regla general es moverse más como un león que como una ardilla.

10. Usa una cara relajada con expresiones auténticas

Asegúrate de que tu rostro esté relajado y que tus expresiones faciales sean auténticas.

Es común tener una cara rígida cuando nos sentimos nerviosos, o que usamos expresiones faciales poco sinceras como si interpretáramos un personaje en lugar de ser nosotros mismos.

Relaja tu rostro. Permita que se muestren reacciones sinceras.

11. Usa un lenguaje simple en lugar de tratar de sonar elegante

Use palabras simples y oraciones cortas. El lenguaje complicado hace que sea más difícil hablar y que la gente lo entienda.

Incluso se ha demostrado que usar un lenguaje complicado hace que las personas suenen menos inteligentes.[3]

12. Mantén el contacto visual

Mantenga el contacto visual, excepto en breves descansos cuando hable. Puede ser útil mirar hacia abajo mientras formulas tus pensamientos, pero vuelve al contacto visual tan pronto como empieces a hablar de nuevo.[4]

Capítulo 2: Sentirse más seguro al hablar

1. Ve el nerviosismo como una señal de que algo bueno está por suceder

Haciendo cosas nuevas es como crecemos como personas. El nerviosismo es una respuesta normal cuando hacemos algo nuevo.

Esto significa que el nerviosismo es una señal de que algo bueno está por suceder. En lugar de verlo como una señal para volver a la seguridad, véalo como una señal de que está a punto de hacer algo bueno.

2. Acepta el nerviosismo en lugar de tratar de evitarlo

Acepte que está nervioso o tembloroso y sepa que es completamente normal. Todos los humanos se sienten nerviosos a veces. Eres humano? Ok, bien, entonces también experimentas nerviosismo.

Sentirse nervioso a veces es tan normal como que un ser humano se sienta cansado a veces. Recuerda que el nerviosismo está bien y que puedes actuar a pesar de ello.

3. Véase a sí mismo más emocionado que nervioso

El nerviosismo y la excitación son la misma sensación en el cuerpo.[5] Es solo que asociamos ese sentimiento con algo bueno o malo dependiendo de la situación.

Piense>

4. Tome respiraciones profundas y exhale más lento de lo que inhala

Respirar de la manera correcta puede hacernos significativamente más tranquilos.[6]

Pruebe esto: respire profundamente hasta el fondo de su vientre. Contenga la respiración durante unos segundos, luego exhale al menos el doble del tiempo que le tomó inhalar. Espere unos segundos hasta que repita.

Séquese para mantener esta respiración funcionando por sí misma. Después de unos 15 minutos, empiezas a sentirte más relajado.

5. Visualiza que la gente te da una gran respuesta

Si estás dando un discurso o necesitas socializar, mira frente a ti cómo la gente está teniendo una gran reacción. Parecen interesados, animan, quieren escuchar más, les gustas, etc.

Es común que nuestro cerebro pinte los peores escenarios. Visualizar lo opuesto funciona como un contrapeso para esto.

6. Sepa que su nerviosismo no es obvio para las personas

Un estudio mostró que el nerviosismo es más evidente para quien da el discurso que para la audiencia.[7]

El hecho de que te sientas nervioso no significa que los demás lo vean de esa manera.

7. Falsa confianza

Pregúntese cómo habría actuado una persona segura de sí misma y adopte el papel de esa persona.

Fingir confianza como esta puede ayudar a saber intuitivamente cómo actuar. Esta seguridad puede hacerte sentir más confiado.

8. Sepa que la audiencia está de su lado

Quienes te escuchan quieren que lo hagas bien y tengas éxito. Ellos están de tu lado.

Darnos cuenta de esto puede ayudarnos a hablar con más confianza.

Mostrar referencias +

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Cómo hablar con confianza: 20 trucos rápidos

1. Conoce tu tema

Antes de hablar en público, asegúrate de conocer bien el tema sobre el que vas a hablar. Haz una investigación exhaustiva y organiza tus ideas para que puedas presentarlas de manera clara y coherente.

2. Practica

La práctica hace al maestro. Practica tu discurso con amigos o familiares de confianza para que puedan darte comentarios útiles y para que puedas sentirte más cómodo hablando frente a un público.

3. Usa el lenguaje corporal adecuado

El lenguaje corporal puede ser tan importante como las palabras que pronuncias. Mantén una postura erguida, mira al público a los ojos y utiliza gestos y movimientos naturales para ilustrar tus puntos.

4. No te disculpes

No te disculpes por estar nervioso o por cualquier otra cosa que pueda debilitar tu credibilidad. Asume el control y habla con confianza.

5. Usa una voz clara y segura

Tu voz es una herramienta poderosa. Habla con claridad y reduce cualquier tartamudeo o parloteo de tu voz.

6. Aprende a pausar

Aprender a pausar puede ayudarte a hablar con más eficacia. Las pausas pueden ayudar en la transición de ideas clave y también pueden ayudar a mantener la atención del público.

7. Usa palabras de transición

Las palabras de transición pueden ayudarte a organizar tus ideas y a mantener la atención de tu audiencia. Prueba a utilizar expresiones como «en resumen» o «por lo tanto» para ayudar a mantener tus pensamientos organizados.

8. Sé auténtico

No trates de ser algo que no eres. Habla con sinceridad y autenticidad para ganarte la confianza de tu audiencia.

9. Haz contacto visual

El contacto visual puede ayudarte a conectarte con tu audiencia. Mantén una mirada estable y haz contacto visual con diferentes miembros del público para conseguir una conexión más auténtica.

10. Usa historias y ejemplos

Las historias y los ejemplos pueden ayudar a comunicar tus ideas de manera más efectiva. Trata de encontrar historias o ejemplos que ilustren tus puntos y hazlos más atractivos para tu audiencia.

11. Usa el humor

El humor puede ayudar a desarmar a tu audiencia y a hacer que te sientas más relajado. Utiliza una broma o un momento cómico para aliviar la tensión y atraer a tu público.

12. Usa recursos visuales

Los recursos visuales pueden ser una herramienta eficaz para llamar la atención y transformar ideas abstractas en conceptos más concretos. Utiliza diagramas, gráficos o imágenes para ayudar a tu audiencia a visualizar tus ideas.

13. Muestra confianza

Muestra confianza en aquellos momentos en que estés hablando. Si estás seguro de lo que estás diciendo, tu audiencia también lo será.

14. Usa un lenguaje claro y sencillo

No utilices jerga o palabras demasiado complejas que puedan confundir o abrumar a tu audiencia. Utiliza un lenguaje claro y sencillo para hacer que tus ideas sean más accesibles para todos los miembros de tu audiencia.

15. Sé conciso

Mantén tus pensamientos breves y concisos. Introduce las ideas clave y resálzalas para que no se pierdan en una confusión innecesaria.

16. Escucha a tu audiencia

Aprende a leer los gestos y las señales no verbales de tu audiencia. Si notas que están perdiendo el interés o no entienden lo que estás diciendo, ajusta tu habla para recuperar su atención y su afinidad.

17. Utiliza tus emociones

Tus emociones pueden ser una herramienta poderosa en tu habla. Utiliza tu entusiasmo y energía para llamar la atención y animar a tu audiencia.

18. Aprende de tus errores

Considera cada oportunidad de hablar como una oportunidad de aprendizaje. Evalúa lo que salió bien y lo que salió mal y trabaja en mejorar tus habilidades de habla en el futuro.

19. Haz una conexión emocional

Crea una conexión emocional con tu audiencia. Asegúrate de utilizar ejemplos y lenguaje que tus oyentes puedan sentir y entender.

20. Celebra tus logros

Celebra tus logros después de hablar en público. Aprende a reconocer y recompensar tus esfuerzos para que puedas continuar creciendo y mejorando.

  1. Conoce tu tema
  2. Practica
  3. Usa el lenguaje corporal adecuado
  4. No te disculpes
  5. Usa una voz clara y segura
  6. Aprende a pausar
  7. Usa palabras de transición
  8. Sé auténtico
  9. Haz contacto visual
  10. Usa historias y ejemplos
  11. Usa el humor
  12. Usa recursos visuales
  13. Muestra confianza
  14. Usa un lenguaje claro y sencillo
  15. Sé conciso
  16. Escucha a tu audiencia
  17. Utiliza tus emociones
  18. Aprende de tus errores
  19. Haz una conexión emocional
  20. Celebra tus logros


Deja un comentario