Cómo hablar con extraños (sin ser incómodo)

¿Alguna vez te ha dado miedo entablar conversación con un desconocido? Todos nos hemos sentido así en algún momento. Pero no te preocupes, en este artículo te daremos algunos consejos para que puedas hablar con extraños sin sentirte incómodo e incluso hacer nuevos amigos. ¡Sigue leyendo!

¿Te sientes incómodo hablando con extraños, especialmente en entornos concurridos y extrovertidos, como fiestas o bares? Es posible que ya sepa que será más fácil con la práctica, pero obtener esa práctica puede parecer imposible, especialmente si es introvertido.

Hay tres partes para convertirse en un experto en hablar con extraños; acercarse a extraños, saber qué decir y manejar sus sentimientos sobre la conversación.

Aquí hay algunos consejos para ayudarle con las tres etapas.

anuncios

Contenido

Secciones

Cómo hablar con extraños

Entablar conversaciones con personas que no conoces puede ser desalentador. Tener una buena conversación con un extraño se trata tanto de cómo actúas como de lo que dices. Aquí hay 13 consejos para ayudarte a hablar con extraños.

1. Enfócate en temas positivos

Comience por hacer comentarios genuinos y positivos sobre su entorno o la situación. Hablar sobre experiencias positivas o cosas que ambos disfrutan puede crear una atmósfera cómoda y amistosa. Esto le indica a la otra persona que estás abierto y que aceptas, lo que puede alentarlos a abrirse contigo también.

Si bien está bien tener opiniones diferentes sobre temas delicados o controvertidos, es mejor evitarlas cuando conoces a alguien por primera vez. En su lugar, trate de encontrar puntos en común y cosas positivas de las que hablar.

Por ejemplo, si estás esperando en la fila para tomar un café, podrías comentar qué tan bueno está el clima o preguntarles si tienen planes divertidos para el fin de semana. Al mantener la conversación ligera y positiva, puede ayudar a construir una base para una interacción agradable.

anuncios

2. Tener una sonrisa relajada y amistosa

Una sonrisa, incluso si es sutil, puede significar la diferencia entre que alguien asuma que estás invitando y comience una conversación o siga adelante, temeroso de que estés distante o malhumorado. La mayoría de las personas temen el rechazo, por lo que evitarán a las personas que parecen no estar felices de hablar.

Si le resulta difícil sonreír, hay otras maneras de mostrar amabilidad y accesibilidad. Una opción es usar un tono de voz amigable. También puede participar en un lenguaje corporal abierto al descruzar los brazos y mirar a la persona con la que está hablando. Además, puede usar pequeños gestos como asentir o inclinarse ligeramente para mostrar que está escuchando activamente a la otra persona.

Recuerde que una sonrisa es solo una forma de transmitir calidez y apertura, y hay muchas otras señales no verbales que pueden ser igualmente efectivas para hacer que los demás se sientan cómodos a su alrededor.

3. Sepa que está bien hacer comentarios triviales

La gente no espera que alguien sea brillante y carismático cuando los conocen por primera vez. Se un buen oyente. Sea abierto y amistoso. Haz observaciones casuales sobre el evento o tu entorno. Di lo que tienes en mente, incluso si no es profundo. Algo tan mundano como «Me encanta este sofá» indica que eres cálido y puede iniciar una conversación interesante. Las percepciones brillantes pueden llegar más tarde, cuando se conozcan mejor y estén profundizando en un tema.

4. Presta atención a sus pies y a su mirada

¿Te miran con los pies apuntando hacia ti? Estas son las señales de que la persona con la que estás hablando está involucrada en la conversación y quiere continuar.

Cada par de minutos, verifica la dirección de su mirada. Si está continuamente mirando por encima de tu hombro o apartando el cuerpo de ti, empezando por los pies, tiene otras cosas en mente y probablemente esté demasiado distraído para continuar.

Leer más: Cómo saber si alguien quiere hablar contigo.

5. Demuestra que te gusta hablar con alguien

A veces estamos tan absortos en ser geniales que nos olvidamos de ser apasionados, y eso es infinitamente más agradable. Si le muestras a una persona que disfrutaste hablar con ella, estará más motivada para volver a hablar contigo. “Oye, no he tenido una conversación filosófica como esta en mucho tiempo. Realmente lo disfrute.»

6. Mantén el contacto visual

El contacto visual les dice a las personas que estás interesado en lo que están diciendo. Sin embargo, hay una delgada línea entre demasiado contacto visual y demasiado poco. Una buena regla general es hacer contacto visual cuando la persona con la que estás hablando está hablando. Cuando hables, mira a tu pareja para mantener su atención. Por último, cuando alguno de ustedes esté pensando entre comentarios, pueden romper el contacto visual.

Echa un vistazo a este artículo sobre el contacto visual para obtener más información.

7. Usa tu entorno para inspirarte

Cuando conozca a alguien, mire a su alrededor y haga observaciones sobre lo que sucede a su alrededor. Comentarios como «Esta sala de reuniones tiene las mejores ventanas» o «Me pregunto si almorzaremos, ya que esta es una reunión de todo el día». son comentarios casuales e improvisados ​​que indican que es fácil hablar con usted y que es amigable.

8. Haz las preguntas correctas

No haga preguntas por hacer preguntas. Hace que las conversaciones sean aburridas y robóticas. Trate de hacer sus preguntas un poco personales. No quieres que la gente se sienta incómoda, pero sí quieres llegar a conocerlos.

Digamos que estás hablando de lo alto que es el alquiler en tu vecindario. Luego cambias la conversación a “Modo Personal” y agregas que dentro de unos años te quieres comprar una casa en el campo. Luego les preguntas dónde creen que vivirán dentro de unos años.

De repente, estás haciendo preguntas para conocer a alguien y la conversación es sobre temas FORD (Familia, Ocupación, Recreación, Sueños) que son mucho más divertidos y reveladores.

9. Trata a un extraño como tratarías a un amigo

Cuando chateas con amigos, probablemente te sientas relajado. Sonríes cuando los ves. Les preguntas cómo están. Hablas de lo que ambos han estado haciendo. La interacción fluye sin problemas.

Cuando conozcas gente nueva, trátalos de la misma manera. Piensa en un tema que hablarías con un amigo y utilízalo como inspiración.

Por ejemplo, si estás hablando con alguien que no conoces muy bien en el trabajo, pregúntale cómo van sus proyectos. ¿Están súper ocupados o es la carga de trabajo habitual? Si estás en la escuela, pregúntale a alguien sobre sus clases. Sea informal y amistoso sin ser demasiado familiar.

10. Permita 1-2 segundos de silencio antes de hablar

Tu corazón puede estar acelerado, pero eso no significa que tu discurso también deba acelerarse. Si respondes muy rápido, puede parecer que estás demasiado ansioso o que no estás seguro de lo que dices. Tómese un latido de uno o dos segundos antes de responder, y eso dará la impresión de que está relajado. Después de hacerlo por un tiempo, se volverá natural y no necesitarás pensar en ello.

11. Encuentra puntos en común

Busca intereses mutuos. Puedes hacer esto mencionando las cosas que te gustan y ver cómo reaccionan. Si te gusta la historia, puedes comprobar si la otra persona también:

Ellos: “¿Qué hiciste este fin de semana?”

Tú: “Vi este fascinante documental sobre la Guerra Civil. Se trata de cómo…”

Si reaccionan favorablemente, podrías usar la historia como un interés mutuo para vincularte. Si no parecen interesados, mencione algún otro interés que tenga en un momento posterior.

O, cuando hablaste del fin de semana, tal vez te enteraste de que juegan al hockey. Si te gustan los deportes, aprovecha la oportunidad para hacer crecer tu amistad en torno a este tema.

12. Comparte cosas sobre ti

Las preguntas son una excelente manera de iniciar una conversación. Sin embargo, para que sea un intercambio en el que aprendan unos de otros de manera equilibrada, querrás agregar tus propias experiencias e historias. Esto mantiene la conversación interesante para ambas personas y evita que múltiples preguntas parezcan un interrogatorio en lugar de curiosidad.

13. Mantén la conversación simple

Debes mantener la conversación ligera porque es menos intimidante para ambas personas. En este momento, están descubriendo el uno del otro, por ejemplo, qué hacen, dónde viven ya quién conocen.

Si tratas de pensar en temas inteligentes e impresionantes, es probable que te pongas tenso. Si te pones tenso, es cuando suceden los silencios incómodos.

El objetivo es relajarse y disfrutar de la compañía del otro. Ahí es cuando se hacen amigos.

Acercándose a extraños

Acercarse a extraños es una habilidad, y eso significa que puedes mejorar en eso. Aquí hay algunos consejos para ayudarlo a parecer más relajado, seguro y accesible en situaciones sociales y algunas formas de ayudarlo a practicar cómo acercarse a extraños.

1. Practica sonreír o asentir con la cabeza a las personas.

Practique sonreír o asentir con la cabeza de forma casual cuando la gente pase. Cuando te sientas cómodo con eso, puedes dar el siguiente paso y preguntar cómo están o hacer una pregunta o comentar sobre algo a tu alrededor. Ponerse en situaciones sociales cada vez más desafiantes puede ayudarlo a sentirse menos ansioso.[1][2]

2. Muestra amistad con tu lenguaje corporal

El lenguaje corporal es una parte masiva de lo que la gente se lleva de las conversaciones. Es tanto lo que hacemos con nuestro cuerpo como nuestro tono de voz. El lenguaje corporal amigable se ve así:

  • Sonriente
  • Cabeceo
  • Contacto visual
  • Expresión facial relajada y agradable.
  • Usar gestos con las manos al hablar
  • Brazos a tu lado, relajados cuando no gesticulas
  • Si estás sentado, casualmente cruza los pies.
  • Mantener las manos visibles y alejadas de los bolsillos

Para obtener más consejos, consulte nuestra guía para un lenguaje corporal seguro.

3. Tener un tono de voz positivo

Tu tono de voz puede ser casi tan importante como tu lenguaje corporal. Trate de mantener su voz optimista y amistosa, o al menos neutral. Pruebe estos consejos detallados para ayudar a que su voz suene animada e interesante.

Si quieres sonar confiado e interesante, también es importante no murmurar. Trate de mantener la cabeza erguida y dirija su voz hacia la otra persona en lugar del suelo. Si necesitas más ayuda, prueba nuestros consejos para hablar con claridad.

4. Mejora tu postura

Si tienes una buena postura, las personas asumirán automáticamente que tienes confianza en ti mismo y que es interesante hablar contigo. Si tiene mala postura, comience a hacer los ejercicios diarios descritos en este video.

5. Da el primer paso

Iniciar una conversación puede ser aterrador, pero puede que te sorprenda la frecuencia con la que se agradece. Tendemos a subestimar cuánto quieren hablar los demás.[3] Trate de probar las aguas. Haz contacto visual, sonríe y di «hola». Es posible que descubras que la gente está impresionada con tu confianza.

6. Aprenda las señales de “manténgase alejado”

Puede ser más fácil acercarte a extraños si comprendes las señales de que alguien no quiere hablar. Éstas incluyen

  • usando auriculares
  • Alejando su cuerpo de ti
  • Lectura
  • Lenguaje corporal ‘cerrado’, con los brazos cubriendo su pecho
  • Dar una respuesta simple de «sí» o «no» y luego apartar la mirada de usted

7. Establece objetivos sociales

Si tiene dificultades para iniciar conversaciones con extraños, intente proponerse un desafío. Puede intentar averiguar el nombre de 3 personas diferentes en un evento de networking, por ejemplo.

Cuanto más específicos sean sus objetivos, más efectivos serán. Fijarte el objetivo de hablar con 3 personas en un evento puede llevarte a hacer ‘desplazamientos’, en los que saludas a alguien y luego abandonas la conversación de inmediato. En su lugar, intente establecer objetivos que solo pueda lograr a través de una discusión más larga.

Por ejemplo:

  • Encuentra a alguien que haya visitado 3 países diferentes
  • Encuentre a alguien que comparta un interés con usted, por ejemplo, su libro favorito
  • Averigua los nombres de las mascotas de 3 personas

8. Toma el transporte público

Tomar el transporte público puede brindarle una manera de practicar hablar con extraños con poca presión.

Las personas a veces son receptivas a una conversación con un extraño cuando están en el transporte público. A menudo no hay mucho más que hacer, y la conversación naturalmente termina al final de su viaje. Y si las cosas se ponen incómodas, nunca tendrás que volver a verlas.

Una buena forma de iniciar una conversación sobre el transporte público es ofrecer asistencia o preguntar sobre el trayecto. Por ejemplo, si alguien tiene maletas pesadas, podrías ofrecerte para ayudar a levantarlas y luego decirle: “¡Vaya! Eso es mucho equipaje. ¿Vas a ir a algún lugar especial?

Si te dan respuestas de una sola palabra, no te rindas. Probablemente no quieran hablar. Está bien. Has practicado dos habilidades sociales: acercarte a un extraño y leer las señales sociales para ver si quiere seguir hablando. Se Orgulloso de ti mismo.

9. Practica hablar con cajeros o personal de servicio

Hablar con cajeros, baristas y otro personal de servicio puede ser una gran práctica. Las personas que trabajan en estos trabajos a menudo son bastante sociables y tienen mucha práctica para entablar conversaciones triviales no incómodas.

Intente hacer una pregunta y luego hacer un comentario de seguimiento. Estos no necesitan ser profundamente perspicaces u originales. Por ejemplo

Tú: “¿Hoy día ocupado?”

Barista: “Sí. Nos han sacado de quicio esta mañana.

Tú: “¡Debes estar exhausto! ¿Al menos hace que el día pase más rápido?”

Hay algunas cosas a tener en cuenta al hablar con el personal de servicio:

  • No intentes entablar conversaciones largas si claramente están muy ocupados.
  • No uses su nombre a menos que te lo den. Leerlo de su etiqueta con el nombre puede parecer un juego de poder o hacerte parecer espeluznante.
  • Recuerda que están en el trabajo y tienen que ser profesionales. No intentes coquetear ni discutir temas polémicos.

10. Revisa tu apariencia física

No tienes que ser guapo para que los extraños quieran hablar contigo, pero puede ser útil si te esfuerzas un poco. Si bien no tiene nada de malo expresarse a través de su apariencia, es posible que las personas le respondan mejor si no se ve amenazante y está limpio, ordenado y bien arreglado.

Sentirse mejor acerca de las conversaciones

Muchas personas, especialmente aquellas con ansiedad social o depresión, descubren que se sienten muy nerviosas o estresadas al hablar con extraños, y luego pueden analizar en exceso. Tratar de cambiar su forma de pensar acerca de las situaciones difíciles puede ayudarlo a sentirse más cómodo.

1. Acepta que estás nervioso

Es intuitivo tratar de sacudirse el nerviosismo y “dejar de estar nervioso”, pero eso simplemente no funciona. Una mejor estrategia es aceptar que estás nervioso y actuar de todos modos.[4][5] Después de todo, sentirse nervioso no es más que un sentimiento, y los sentimientos en sí mismos no pueden hacernos daño. Recuerda que sentirte nervioso no es diferente de cualquier otro sentimiento como el cansancio, la felicidad o el hambre.

Echa un vistazo a este artículo para obtener más consejos sobre cómo no ponerte nervioso al hablar.

2. Concéntrate en la otra persona

Es difícil no obsesionarse con lo que piensa la otra persona cuando estás nervioso y te preocupa mostrarlo. Para salir del ciclo negativo de “Estoy tan nervioso que no puedo pensar”, haga lo siguiente: haga un esfuerzo por cambiar su enfoque hacia la otra persona cuando se sienta cohibido.[6]

Cuando te concentras en lo que dice la otra persona, dejas de pensar en ti mismo. Esto logra tres cosas:

  • Se sienten geniales.
  • Llegas a conocerlos mejor.
  • Dejas de preocuparte por tus reacciones.

3. Recuerda que probablemente será divertido

Es fácil preocuparse de que la gente rechace tu conversación o de que te entrometas. Podría intentar decirse a sí mismo: “Todo estará bien”, pero eso no suele funcionar.

Los estudios han demostrado que las personas sobreestiman lo estresante o incómodo que será hablar con extraños y asumen que no será particularmente agradable.[3] En este estudio, ninguno de los voluntarios tuvo experiencias negativas al hablar con extraños, a pesar de sus expectativas.

Cuando esté empezando a hablar con extraños, intente recordar esta evidencia. Una vez que haya tenido algunas conversaciones, intente concentrarse en las que fueron especialmente bien. Esto puede ayudar a aumentar su confianza.

4. Planifica tu estrategia de salida

Una de las partes difíciles de hablar con extraños es la preocupación de quedar atrapado en una conversación larga o incómoda. Practicar algunas estrategias de salida por adelantado puede ayudarlo a sentirse más en control de la situación.

Las posibles frases de salida incluyen:

  • “Ha sido encantador hablar contigo. Espero que disfrutes el resto de tu día”.
  • «Tengo que irme ahora, pero gracias por una agradable charla».
  • «Me encantaría hablar más sobre esto, pero realmente necesito ponerme al día con mi amigo antes de que se vayan».

Hablar con extraños en línea

“¿Cómo puedo hablar con extraños en línea? Me gustaría practicar mis habilidades de conversación, pero no estoy seguro de dónde encontrar gente con quien hablar”.

Aquí hay algunas salas de chat y aplicaciones populares que pueden ayudarlo a conocer gente nueva y hacer amigos en línea:

  • HÍAK: una aplicación que te empareja con extraños para chatear por video o mensajes de texto en vivo.
  • Omegle: Aunque Omegle no es tan popular como hace unos años, miles de personas todavía lo utilizan todos los días como plataforma de chat.
  • Chatib: Este sitio te permite hablar con extraños en salas de chat temáticas. Hay chats que cubren una variedad de temas, incluidos deportes, religión y filosofía.
  • Reddit: Reddit tiene miles de subreddits para casi cualquier interés que se te ocurra. Algunos subreddits son para personas que quieren conocer gente nueva en línea. Verificar r/hacer amigos, r/necesito un amigoy r/haznuevosamigosaquí.

Hablar con extraños en línea es similar a hablar con ellos cara a cara. Sea cortés y respetuoso. Recuerda que son personas reales detrás de la pantalla, con sus propios sentimientos y creencias. Si no dirías algo en persona, no lo digas en línea.

Mostrar referencias +

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Cómo hablar con extraños (sin ser incómodo)

Paso 1: Busca temas de conversación neutros

Para iniciar una conversación, lo mejor es comenzar con temas neutros que no puedan resultar ofensivos ni controvertidos. Pregunta sobre su trabajo, su lugar de origen, sus hobbies o sus mascotas. Esto te ayudará a conocer un poco más a la persona y a encontrar temas en común para seguir hablando.

Paso 2: Escucha más de lo que hablas

No solo se trata de hablar, sino también de escuchar. Deja que la otra persona hable y muestra interés por lo que dice. Pregúntale sobre sus opiniones, experiencias y pensamientos. Esto te dará una idea de quiénes son y de lo que les importa.

Paso 3: Muestra empatía

Trata de ponerte en el lugar de la otra persona y de entender cómo se siente. Esto mostrará que eres una persona empática y comprensiva. Si están pasando por alguna situación difícil, no dudes en ofrecer tu ayuda o apoyo.

Paso 4: No te preocupes por el silencio incómodo

A veces, puede haber momentos de silencio durante una conversación. No te preocupes, esto es normal y no significa que la conversación haya terminado. Tómate unos segundos para pensar en más temas de conversación o simplemente disfruta el momento.

Paso 5: Mantén una postura abierta y amistosa

Tu lenguaje corporal puede decir tanto como tus palabras. Mantén una postura abierta y amistosa, como por ejemplo sentarse con las piernas sin cruzar y con una sonrisa en el rostro. Esto hará que la otra persona se sienta más cómoda y relajada en tu presencia.

En conclusión, hablar con extraños no tiene por qué ser incómodo si se siguen estas recomendaciones. Escucha, muestra interés y empatía, mantén una postura abierta y busca temas neutros. ¡Haz nuevas amistades y diviértete!

Recuerda: Estas son solo algunas sugerencias, no hay una fórmula mágica para hablar con extraños. Lo más importante es ser auténtico y disfrutar el momento. ¡Buena suerte!

  1. Busca temas de conversación neutros
  2. Escucha más de lo que hablas
  3. Muestra empatía
  4. No te preocupes por el silencio incómodo
  5. Mantén una postura abierta y amistosa

Deja un comentario