Cómo la soledad te está matando lentamente

La soledad no es solo una sensación incómoda y desagradable. La falta de conexión y compañía puede tener consecuencias graves en nuestra salud mental y física. Muchas veces, no nos damos cuenta de cómo la soledad va minando poco a poco nuestra energía, motivación y bienestar. En este artículo, descubrirás cómo la soledad te está matando lentamente, y qué puedes hacer para llevar una vida más plena y conectada. ¡No te lo pierdas!

Es bastante seguro decir que todos nosotros hemos experimentado algún grado de soledad a lo largo de nuestras vidas, pero hay una diferencia notable entre un sentimiento temporal de soledad y la desesperación de la soledad crónica.

Aunque Internet ha permitido que personas de todo el mundo estén más conectadas que nunca, es un tipo de conexión muy diferente a la interacción cara a cara con otros seres humanos. Puedes chatear con alguien en línea durante horas, pero es un pequeño sustituto de un abrazo, ¿no es así?

Además de sentirnos tristes y deprimidos porque no tenemos a nadie con quien hablar, la soledad puede manifestarse físicamente en todo tipo de condiciones horribles que van desde la depresión hasta el cáncer, entre todas las cosas. Es extraño pensarlo, pero el aislamiento puede causar estragos en nuestros cuerpos, mentes y almas en muchos niveles diferentes.

Cómo la soledad afecta tu salud

Las personas no estaban destinadas a existir en aislamiento y soledad: necesitamos una interacción social regular para prosperar, y la falta de ella puede causar depresión y ansiedad, junto con todos los efectos secundarios de ambas condiciones. Los estudios han demostrado que las personas que experimentan períodos prolongados de soledad tienen sistemas inmunológicos debilitados y falta de sueño, debido tanto al insomnio como a la hipervigilancia. (1)

Con este último, es una situación en la que las personas no se sienten seguras cuando están solas, por lo que el más mínimo sonido en cualquier lugar de su hogar es suficiente para despertarlas. Solo pueden depender de ellos mismos para su protección, y esa vulnerabilidad interfiere con su capacidad para descansar decentemente por la noche. Con el tiempo, la falta de sueño puede provocar obesidad, trastornos autoinmunes e hipertensión… lo que puede provocar ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Sí, de hecho; parecería que estar solo y pasar demasiado tiempo solo puede llevar a tener un maldito ataque al corazón.

Algunos estudios afirman que la soledad puede hacer que una persona sea más susceptible a la demencia y la esquizofrenia, y que la depresión causada por la soledad extrema puede hacer que las personas se vuelvan suicidas. (2) Todavía hay una serie de estudios por hacer para respaldar estas ideas, pero al menos, el factor del suicidio parece haber sido probado varias veces. No todas las personas solitarias son suicidas, por supuesto, pero casi todas las personas que lidian con ideas suicidas son solitarias.

Además de tener tasas más altas de autolesiones, las personas solitarias y aisladas parecen tener un mayor riesgo de desarrollar cáncer y de sufrir enfermedades virales graves (3). Parecería que las personas que pasan mucho tiempo solas tienen sistemas inmunológicos que están menos preparados para combatir las infecciones bacterianas, por lo que cuando entran en contacto con un virus, se ven muy afectados.

Si ha estado pasando mucho tiempo solo, este es el punto en el que sería una buena idea correr al café más cercano para tener una interacción social muy necesaria para que pueda defenderse de la gripe de este año.

Soledad incluso en grupo (por qué necesitas encontrar tu tribu)

Aquí está la cosa: es posible estar devastadoramente solo incluso cuando estás rodeado de otras personas. Puedes estar en una relación con alguien, o vivir en una casa con una docena de miembros de la familia, y aun así sentirte solo hasta el punto de una desesperación desgarradora. La clave para desterrar la soledad es pasar tiempo con las personas con las que conectas; personas que comparten tus intereses, tus pasiones, tus peculiaridades.

Si te apasiona el arte y la arquitectura medievales, pero todos en tu círculo social están obsesionados con el fútbol o los chismes de celebridades, terminarás desesperadamente solo porque no tienes con quién hablar. Claro, puedes hablarle a la gente, aburrirla hasta las lágrimas con descripciones de arbotantes voladores y los sutiles matices de la iluminación del manuscrito, pero simplemente se distraerán y no te corresponderán con entusiasmo. Del mismo modo, pueden hablarte sobre deportes, estrellas de cine o lo que sea, pero sabes que solo asentirás y sonreirás cortésmente porque no podría importarte menos nada de lo que estén hablando.

Esa no es una conversación o conexión real; son solo personas ladrando unos a otros durante unos minutos. Necesitas encontrar personas que alimenten tu alma; aquellos con los que puedes hablar durante horas y salir con energía en lugar de agotado.

También te puede interesar (el artículo continúa a continuación):

Mantenerse a salvo

Además del efecto muy positivo que tiene la socialización real y auténtica en nuestro bienestar mental y emocional, también está el hecho de que la interacción social regular puede mantenerlo a salvo físicamente.

Todos hemos escuchado historias sobre una persona mayor solitaria que murió en su casa y nadie se dio cuenta de que se había ido hasta que un vecino percibió un olor desagradable que provenía de su apartamento. Sin duda, pensamos que tal cosa era bastante horrible, pero tal vez no empatizábamos realmente con la persona que había muerto, y lo increíblemente solos que debían haber estado.

No son solo los ancianos los que pueden sufrir este tipo de destino; cualquier persona de cualquier edad puede patear sin previo aviso debido a una enfermedad o lesión, y sería terrible terminar en las noticias porque te han comido tus gatos domésticos después de caerte por las escaleras y romperte el cuello.

Hay pocas cosas más tristes en las que pensar que que alguien se lastime o muera y no tener a nadie en su vida que se dé cuenta de que algo podría estar mal, o incluso que se sienta inclinado a ir a ver cómo está si se ha quedado callado durante un par de días. . Las personas deben cuidarse unos a otros, incluso si es solo para comunicarse regularmente con una llamada telefónica o un correo electrónico.

Si has estado solo por un tiempo, puede que la idea de salir y conocer gente nueva te resulte bastante desalentadora. Puede que te preocupe ser demasiado viejo, raro o socialmente raro para conocer nuevos amigos, pero ¿sabes qué? Eso no es cierto.

En absoluto.

Sin duda, hay personas en su área que comparten al menos un par de sus intereses y pasatiempos, ya sea que le gusten las novelas de fantasía, la detección de metales, el tejido o la colección de vinilos antiguos. ¡Busque grupos de reunión locales, busque comunidades en las redes sociales y sumérjase! Las personas son mucho más receptivas y acogedoras de lo que generalmente les damos crédito, y 99 de cada 100 veces, si les das la oportunidad de ser increíbles, serán increíbles.

¿Qué tienes que perder aparte de tu soledad?

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded



Cómo la soledad te está matando lentamente

La soledad y sus efectos negativos en nuestra salud

La soledad es un sentimiento que todos experimentamos en algún momento de nuestras vidas. Sin embargo, ¿sabías que estar solo por períodos prolongados puede ser perjudicial para tu salud mental y física?

Efectos psicológicos de la soledad

La soledad crónica puede llevar a la depresión y a la ansiedad. Las personas que se sienten solas a menudo experimentan sentimientos de tristeza, vacío y falta de propósito en la vida. El aislamiento social también puede incrementar el riesgo de tener pensamientos autodestructivos.

Efectos físicos de la soledad

La soledad prolongada puede tener efectos negativos en la salud física también. Las personas que se sienten solas corren un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, problemas de sueño, así como tener un sistema inmunológico debilitado.

  1. Intenta conectarte con otras personas
  2. Explora tus intereses
  3. Practica la meditación o el yoga
  4. Busca ayuda profesional si sientes que tu soledad te está afectando negativamente

Recuerda, la soledad es un sentimiento común, pero no tienes que enfrentarlo solo. Toma medidas para conectarte con otras personas y mejorar tu bienestar emocional y físico.

No permitas que la soledad te quite la vida que mereces tener.

¡Conéctate con los demás y vive una vida más plena y feliz today!

Deja un comentario