Cómo mejorar tus habilidades de conversación (con ejemplos)

¿Alguna vez has sentido que no sabes qué decir en una conversación? ¿Te sientes incómodo o incapaz de mantener una conversación interesante o fluida? Si es así, no estás solo. La habilidad de mantener una buena conversación es importante en todos los aspectos de la vida, desde el ámbito laboral hasta el personal. En este artículo, te proporcionamos consejos prácticos y ejemplos para mejorar tus habilidades de conversación y convertirte en un conversador más seguro y efectivo. ¡No te lo pierdas!

“¿Cómo puedo mejorar al hablar con la gente? Siempre he sido un poco torpe al entablar una conversación, y no estoy seguro de qué debo hablar. ¿Cómo puedo entrenarme para ser un mejor conversador?”

Si desea mejorar sus habilidades de conversación y sentirse más cómodo en situaciones sociales, esta guía es para usted. Aprenderá algunas técnicas y ejercicios simples que puede usar al hablar con personas en entornos tanto informales como profesionales. Cuando haya aprendido las reglas básicas de la conversación, se sentirá más seguro con los demás.

1. Escucha atentamente a la otra persona

Es posible que ya hayas oído hablar de la «escucha activa».[1] La escucha activa se trata de prestar atención a la persona con la que estás hablando y estar presente en la conversación. Las personas con pocas habilidades de conversación tienden a esperar su turno para hablar sin registrar lo que dice su interlocutor.

Esto puede sonar fácil, pero, en la práctica, puede ser difícil mantenerse enfocado. Es posible que empieces a pensar en si estás dando una buena impresión o en lo que dirás a continuación. Una buena manera de mantenerse enfocado es parafrasear lo que les dice.

anuncios

Si alguien está hablando de Londres y dice que le encantan los edificios antiguos, por ejemplo, podrías decir:

“Entonces, ¿lo que más te gusta de Londres son los edificios antiguos? Puedo entender eso. Hay un sentido real de la historia. ¿Cuál fue tu favorita?»

La escucha activa se cubre con mucho más detalle en la mayoría de los libros de nuestra lista de libros de habilidades de conversación.

anuncios

2. Descubre qué tienes en común con alguien

La mejor manera de mantener una conversación es cuando tanto tú como la persona con la que hablas están interesados ​​en continuarla. Lo hace hablando de pasatiempos, actividades y preferencias que tienen en común.

Prueba a ofrecer información sobre tus intereses y comprueba si responde a alguno de ellos. Menciona una actividad que hayas hecho o algo que sea importante para ti.

Aquí hay un enlace a una guía detallada que explica cómo entablar una conversación, que contiene muchas estrategias que lo ayudarán a encontrar puntos en común.

Pivote a la emoción

A veces, es posible que no tengas nada en común con otra persona. Si este es el caso, aún puede compartir cómo se siente. Trate de centrar la conversación en las emociones en lugar de los hechos. Por ejemplo, si tratas de quedarte hablando de hechos, podrías tener una conversación en este sentido:

Ellos: Fui a un concierto anoche.

Tu: Oh, genial. ¿Qué tipo de música?

Ellos: Clásicos.

tu: ay Me gusta el heavy metal.

En este punto, la conversación puede estancarse.

Si pasas a hablar de las emociones, la conversación podría ser así:

Ellos: Fui a un concierto anoche.

Tu: Oh, genial. ¿Qué tipo de música?

Ellos: Clásicos.

Tu: Oh, guau. Nunca antes había ido a un concierto de música clásica. Estoy más en el heavy metal. Sin embargo, hay algo diferente en un concierto en vivo, ¿no? Se siente mucho más especial que escuchar una grabación.

Ellos: Si. Es una experiencia completamente diferente, escucharlo en vivo. Me encanta la sensación de conexión con todos los demás allí.

Tu: Sé lo que quieres decir. El mejor festival al que he ido [continue sharing]…

3. Haz preguntas personales para dejar atrás las conversaciones triviales

Las conversaciones triviales son importantes, ya que generan una buena relación y confianza, pero pueden volverse aburridas después de un tiempo. Trate de mover gradualmente la conversación hacia temas más personales o significativos. Puede hacer esto haciendo preguntas personales que fomenten un pensamiento más profundo.

Por ejemplo:

  • «¿Cómo llegaste a la conferencia hoy?» es una pregunta impersonal basada en hechos.
  • «¿Qué pensaste de ese altavoz?» es un poco más personal porque es una solicitud de opinión.
  • “¿Qué te hizo entrar en esta profesión?” es más personal porque le da a la otra persona la oportunidad de hablar sobre sus ambiciones, deseos y motivaciones.

Lee nuestro artículo sobre cómo empezar a tener conversaciones significativas y profundas.

4. Usa tu entorno para encontrar cosas que decir

Muchos sitios web en Internet que prometen ayudarlo a desarrollar buenas habilidades de conversación tienen largas listas de temas de conversación aleatorios. Puede ser bueno memorizar una o dos preguntas, pero las conversaciones y las charlas triviales no deben ser aleatorias si buscas vincularte con alguien.

Usa lo que te rodea para inspirarte sobre cómo iniciar una conversación. Por ejemplo, «Me encanta cómo renovaron su apartamento» puede ser más que suficiente para demostrar que estás abierto a la interacción en una cena.

También puede usar una observación sobre lo que la otra persona usa o hace para iniciar una conversación. Por ejemplo, «Esa es una pulsera genial, ¿dónde la conseguiste?» o “¡Oye, pareces ser un experto en mezclar cócteles! ¿Dónde aprendiste a hacer eso?”.

Aquí está nuestra guía sobre cómo hacer una pequeña charla.

5. Practica tus habilidades básicas de conversación con frecuencia

Muchos de nosotros podemos ponernos realmente nerviosos y comenzar a preocuparnos cada vez que tenemos que subir y hablar con alguien, especialmente antes de comenzar el entrenamiento de habilidades sociales.

Conversar es una habilidad, y eso significa que necesitas practicar para mejorar. Trate de fijarse la meta de practicar un poco de conversación todos los días.

Si esto te asusta, recuerda que hablar con alguien no se trata de entablar una conversación perfecta. Se trata de ser relevante para la situación en la que te encuentras. Se trata de ser sincero en lugar de tratar frenéticamente de encontrar algo interesante que decir. Incluso un simple «Hola, ¿cómo estás?» a un cajero es una buena práctica. Aquí hay una descripción general de como hacer una conversacion.

6. Muéstrate confiado y accesible

Hablar con alguien que no conoces puede dar miedo. Es fácil pensar: «¿Qué debo decir?», «¿Cómo me comporto?» y «¿Por qué molestarse?»

Pero hablar con personas que no conoces es cómo llegas a conocerlas. No tengas miedo de expresar tu personalidad.

Parecer accesible es muy importante cuando se habla con gente nueva. El lenguaje corporal, incluido el contacto visual seguro, es una gran parte de ello. Pararse derecho, mantener la cabeza erguida y sonreír hace una gran diferencia.

No tengas miedo de emocionarte por conocer a alguien nuevo. Cuando exprese interés en las personas y las escuche, se abrirán a usted y sus conversaciones se convertirán en algo significativo.

7. Reduzca la velocidad y tome descansos

Cuando estamos nerviosos, es muy fácil hablar rápido en un esfuerzo por terminar con todo lo antes posible. A menudo, esto lo llevará a murmurar, tartamudear o decir algo incorrecto. Trate de hablar aproximadamente a la mitad de la velocidad que naturalmente desea, tomando descansos para respirar y enfatizar. Esto puede hacerte sonar más reflexivo e incluso podría ayudarte a relajarte.

También es importante tomar descansos de la práctica de la conversación si tiene dificultades. Los introvertidos, en particular, necesitan tiempo para recargarse para evitar el agotamiento social. Si siente que su ansiedad aumenta, considere tomarse unos minutos en algún lugar tranquilo para calmarse antes de volver a intentarlo. También puede permitirse salir de una fiesta antes o tener un fin de semana solo para un agotamiento a largo plazo.

Aquí está nuestra guía completa sobre cómo entablar una conversación como introvertido.

8. Indica que hablarás cuando estés en grupos

Esperar tu turno no funciona en entornos grupales porque la conversación rara vez se calma lo suficiente. Al mismo tiempo, no puedes interrumpir descaradamente a las personas.

Un truco que funciona bien es inhalar rápidamente justo antes de hablar. Esto crea el sonido reconocible de alguien que está a punto de decir algo. Combine eso con un movimiento de barrido de su mano antes de comenzar a hablar.

Cuando haces esto, las personas inconscientemente registran que estás a punto de comenzar a hablar y el gesto de la mano atrae la atención de las personas hacia ti.

Hay algunas diferencias entre las conversaciones grupales y 1 a 1 que las personas tienden a ignorar. Una diferencia clave es que cuando hay más personas en una conversación, a menudo se trata más de divertirse que de conocerse a fondo.

Cuanta más gente haya en el grupo, más tiempo pasarás escuchando. Mantener el contacto visual con el hablante actual, asentir y reaccionar ayuda a mantenerte como parte de la conversación incluso cuando no estás diciendo nada.

Lea nuestras guías sobre cómo unirse a una conversación grupal y cómo ser incluido en una conversación con un grupo de amigos.

9. Ten curiosidad por otras personas

A casi todo el mundo le gusta sentirse interesante. Ser genuinamente curioso acerca de otras personas puede ayudarte a dar la impresión de ser un gran conversador.

Ser curioso es estar listo para aprender. Anima a las personas a hablar sobre algo en lo que son expertos. Preguntar sobre algo que no sabes no te hace parecer estúpido. Te hace ver comprometido e interesado.

Si no está seguro de por dónde empezar, intente utilizar el método FORD. FORD significa Familia, Ocupación, Recreación, Sueños. Esto le da algunos grandes temas de inicio. Trate de usar preguntas abiertas, como «Qué» o «Por qué». Plantéate un desafío para ver cuánto puedes averiguar sobre otra persona durante una sola conversación, pero ten cuidado de no parecer que la estás interrogando.

10. Encuentra un equilibrio entre pedir y compartir

Durante una conversación, no centres toda tu atención en la otra persona o en ti mismo. Trate de mantener la conversación equilibrada.

Lea nuestra guía sobre cómo entablar una conversación sin hacer demasiadas preguntas. Explica por qué las conversaciones se extinguen y cómo mantenerlas interesantes sin quedarse atascado en interminables preguntas.

11. Detecta las señales de que una conversación se está desviando

Aprender a leer a las personas te dará la confianza de que con quien estés hablando disfruta de la conversación, lo que puede inspirarte a practicar tus habilidades sociales con más frecuencia.

Esté atento a las señales de que la otra persona se siente incómoda o aburrida. Su lenguaje corporal puede revelar sus sentimientos. Por ejemplo, pueden mirar hacia otro lado, adoptar una expresión vidriosa o seguir moviéndose en su asiento.

También puede escuchar señales verbales. Por ejemplo, si alguien da respuestas mínimas a tus preguntas o suena indiferente, la conversación puede estar llegando a su fin.

Para obtener más consejos, lea nuestra guía sobre cómo saber cuándo ha terminado una conversación.

12. Aprende a evitar el autosabotaje

No importa cuánto desee mejorar sus habilidades de conversación, probablemente se encontrará un poco estresado cuando tenga que practicar. Cuando esto sucede, es fácil prepararse para el fracaso sin darse cuenta.

Una forma común de sabotear tus conversaciones es tratar de terminarlas lo más rápido posible. Te dices a ti mismo que vas a practicar tus habilidades de conversación. Te mentalizas y ensayas mentalmente cómo va a ser la conversación. Te pones en una situación social y empiezas a entrar en pánico. Avanzas rápidamente en la conversación, dando respuestas cortas para tratar de terminarla rápidamente.

Mucha gente hace esto cuando se pone ansiosa. El primer paso para detener este tipo de autosabotaje es darse cuenta de cuándo lo está haciendo. Trata de decirte a ti mismo: “Apresurarte me hará sentir mejor a corto plazo, pero quedarme un poco más me permitirá aprender”.

No trate de alejar sus sentimientos de nerviosismo. Eso solo puede empeorarlos.[2] En lugar de eso, recuérdate a ti mismo: “Estoy nervioso por esta conversación, pero puedo manejar el estar nervioso por un rato”.

13. Concéntrese en ser genuino en lugar de ingenioso

La buena conversación rara vez se trata de bromas inspiradas u observaciones ingeniosas. Si quieres aprender a ser más ingenioso, trata de ver a una persona divertida hablar con los demás. Probablemente te darás cuenta de que sus comentarios divertidos solo constituyen una pequeña parte de su conversación.

Los grandes conversadores usan las conversaciones para mostrarles a los demás quiénes son en realidad y para conocer a otras personas. Hacen preguntas, escuchan las respuestas y comparten algo sobre sí mismos en el proceso.

Consulte nuestra guía sobre cómo aprender a ser ingenioso si desea obtener consejos sobre cómo agregar humor a sus conversaciones.

Muestra tu mejor lado

Trate de pensar en una conversación como una oportunidad para mostrar sus mejores atributos y encontrar los mejores atributos de los demás.

Puede que te preocupe estar escondiendo tu yo «real» o siendo falso, pero ese no es el caso. Los estudios demuestran que tratar de «mostrar tu mejor cara» ayuda a las personas a formarse una impresión más precisa de ti que si solo tratas de «ser tú mismo».[3]

14. Conoce las reglas de la conversación profesional

Tener una conversación profesional puede ser un desafío ligeramente diferente a uno personal, pero las habilidades que usarás serán muy similares.

En una conversación profesional, suele ser importante ser claro y centrado, pero también cálido y amistoso. Estas son algunas reglas clave para las conversaciones profesionales.

  • No pierdas el tiempo. No querrás ser brusco, pero tampoco querrás quitarles el tiempo si tienen una fecha límite. Si siente que una conversación se está alargando, consulte con ellos. Trata de decir “¿No quiero retenerte si estás ocupado?”.
  • Planee lo que necesita decir con anticipación. Esto es particularmente importante en las reuniones. Darte algunas viñetas significa que no te pierdes algo importante y ayuda a mantener la conversación en el buen camino.
  • Preste atención a las partes personales de la conversación. Las personas que conoces en un contexto profesional siguen siendo personas. Hacer una pregunta simple como «¿Cómo están los niños?» muestra que has recordado algo que es importante para ellos, pero solo si sienten que estás escuchando la respuesta.
  • Informa a las personas sobre conversaciones difíciles. Si sabes que necesitas tener una conversación difícil en el trabajo, considera dejarle saber a la otra persona de qué quieres hablar con ella. Esto puede ayudar a evitar que se sientan sorprendidos y a la defensiva.

15. Lleva una vida que te resulte interesante

Puede ser realmente difícil ser un conversador interesante si no encuentras tu propia vida interesante. Eche un vistazo a esta posible respuesta a la pregunta «¿Qué hiciste este fin de semana?»

«Oh nada. Solo anduve dando vueltas por la casa. Leí un poco e hice un poco de trabajo de casa. Nada interesante.»

El ejemplo anterior no es aburrido porque las actividades son aburridas. Es porque el altavoz sonaba aburrido por ellos. Si sintió que había tenido un fin de semana interesante, podría haber dicho:

“Tuve un fin de semana muy agradable y tranquilo. Saqué algunas tareas domésticas de mi lista de pendientes y luego leí el último libro de mi autor favorito. Es parte de una serie, así que todavía sigo dándole vueltas y tratando de averiguar qué significa para algunos de los personajes”.

Trate de reservar un poco de tiempo cada semana, o incluso cada día, para hacer algo que le parezca realmente interesante. Incluso si los demás no están interesados ​​en la actividad, probablemente responderán bien a su entusiasmo. Esto también puede ayudar a construir su autoestima. Trate de desarrollar una variedad de intereses; esto ampliará su repertorio conversacional.

Leer sobre diversos temas también puede ayudar. Leer mucho puede mejorar tu vocabulario y convertirte en un conversador más atractivo. (Sin embargo, es importante recordar que saber muchas palabras complicadas no necesariamente te convierte en una persona interesante).

16. Aprenda la etiqueta de conversación telefónica

Algunas personas encuentran las conversaciones telefónicas más difíciles que hablar cara a cara, mientras que otras personas tienen la experiencia opuesta. Por teléfono, no puedes leer el lenguaje corporal de la otra persona, pero tampoco necesitas preocuparte por tu postura o tus movimientos.

Una parte importante de la etiqueta telefónica es reconocer que no sabes qué está haciendo la otra persona cuando llamas. Intente demostrar que los respeta preguntando si ahora es un buen momento para hablar y brindándoles información sobre el tipo de conversación que desea tener. Por ejemplo:

  • «¿Estás ocupado? En realidad, solo llamo para conversar, así que avísame si estás en medio de algo”.
  • Siento interrumpir su velada. Me acabo de dar cuenta de que dejé mis llaves en el trabajo y me preguntaba si podría pasar a recoger el repuesto.

17. Evita interrumpir

Una buena conversación tiene un flujo natural entre los dos oradores, e interrumpir puede parecer descortés. Si te encuentras interrumpiendo, trata de tomar un respiro después de que la otra persona haya terminado de hablar. Eso puede proporcionar una pequeña pausa para evitar hablar sobre ellos.

Si te das cuenta de que has interrumpido, no entres en pánico. Intente decir: «Antes de que interrumpiera, estabas diciendo…» Esto demuestra que tu interrupción fue un accidente y que estás realmente interesado en lo que tiene que decir.

18. Deja pasar algunas cosas en la conversación

A veces, se te ocurre algo interesante, perspicaz o ingenioso que decir, pero la conversación ha seguido adelante. Es tentador decirlo de todos modos, pero esto puede romper el flujo natural de la conversación. En su lugar, trata de dejarlo ir. Recuérdese a sí mismo, «Ahora que lo he pensado, puedo mencionarlo la próxima vez que sea relevante», y vuelva a concentrarse en dónde está la conversación ahora.

Cómo mejorar tus habilidades de conversación al aprender un idioma extranjero

Practique hablar, escuchar y leer su idioma de destino con la mayor frecuencia posible. Busque un compañero de intercambio de idiomas a través de tandem.net. grupos de Facebook, como Conversación en ingléspuede conectarte con otras personas que quieran practicar un idioma extranjero.

Cuando hable con un hablante nativo, pídale comentarios detallados. Junto con los comentarios sobre su vocabulario y pronunciación, también puede pedirles consejos sobre cómo puede ajustar su estilo de conversación para sonar más como un hablante nativo.

Si no puede encontrar un compañero de idioma o prefiere practicar solo mientras gana más confianza, pruebe una aplicación que le permita practicar con un bot de idioma, como Magialingua.

Preguntas comunes

¿Qué ejercicios puedo hacer para mejorar mis habilidades de conversación?

El mejor ejercicio es la práctica regular. Si su confianza es baja, comience con interacciones pequeñas y de bajo riesgo. Por ejemplo, diga «Hola, ¿cómo estás?» a un trabajador de la tienda o pregúntele a su colega si tuvo un buen fin de semana. Puedes pasar gradualmente a conversaciones más profundas e interesantes.

¿Cuándo podría necesitar ayuda profesional para mis deficientes habilidades de conversación?

Algunas personas con TDAH, Asperger o autismo encuentran útil la ayuda profesional para mejorar sus habilidades de conversación. La terapia del habla puede ser necesaria para las personas con mutismo o dificultades físicas para hablar. Si tiene Asperger, nuestra guía sobre cómo hacer amigos cuando tiene Asperger puede ser útil.

Mostrar referencias +

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Cómo mejorar tus habilidades de conversación (con ejemplos)

¿Por qué es importante tener habilidades de conversación?

Las habilidades de conversación son esenciales en cualquier ámbito de la vida , ya sea en el trabajo, en la familia o en la vida social. Con ellas, puedes conectar con otras personas, generar confianza y establecer relaciones duraderas.

¿Cómo mejorar tus habilidades de conversación?

  1. Presta atención a tu lenguaje corporal: El lenguaje corporal es una parte importante de la comunicación. Mantén una buena postura, haz contacto visual y utiliza gestos naturales para comunicarte de manera efectiva.
  2. Escucha activamente: Para tener una buena conversación, es importante escuchar activamente a la persona con la que estás hablando. Esto significa prestar atención a lo que dicen y responder con preguntas relevantes para mantener la conversación en marcha.
  3. Practica la empatía: La empatía es la habilidad de ponerse en el lugar de otra persona y entender sus sentimientos y perspectivas. Al practicar la empatía, podrás entender mejor a la persona con la que estás hablando y responder de manera más efectiva.
  4. Sé positivo: La negatividad puede detener una conversación en su camino. Intenta ser positivo en tus respuestas y evita criticar a los demás.
  5. No hables demasiado: Aunque es importante compartir tus pensamientos y perspectivas, no querrás monopolizar la conversación. Asegúrate de permitir que la otra persona hable y tenga su oportunidad de compartir sus ideas y pensamientos.

Ejemplos de cómo mejorar tus habilidades de conversación

  • En lugar de decir «Eso es estúpido», intenta decir «No estoy seguro de que esté de acuerdo totalmente».
  • En lugar de hablar de ti todo el tiempo, intenta hacer preguntas abiertas que permitan a la otra persona hablar y compartir más sobre sí misma.
  • En lugar de juzgar a alguien por su apariencia, intenta centrarte en las cualidades más positivas de esa persona y encontrar algo en lo que puedan conectar.
  • Conclusión

    En resumen, mejorar tus habilidades de conversación puede aumentar enormemente la calidad de tus relaciones y tu vida en general. Si prestas atención a tu lenguaje corporal, escuchas activamente, practicas la empatía, eres positivo, y no monopolizas la conversación, estarás en el camino correcto para mantener conversaciones significativas y duraderas. ¡Empieza a practicar hoy mismo!

    Deja un comentario