Cómo navegar la depresión en una relación (para ambas partes)

La depresión puede ser un gran desafío para cualquier persona en una relación amorosa. Si bien es importante buscar ayuda profesional para lidiar con esta enfermedad, es posible que también necesites ajustar tu enfoque en la relación. En este artículo, te presentaremos algunas herramientas útiles para navegar la depresión en una relación, tanto para la persona que la sufre como para su pareja. Desde aprender a comunicarse hasta cuidar de ti mismo, descubre cómo mantener una relación saludable y feliz a pesar de los desafíos que la depresión puede presentar.

Las relaciones son desafiantes en las mejores circunstancias.

Una relación te expone a todas las cosas hermosas y no tan hermosas de tu pareja.

La depresión agrega un nivel completamente diferente de desafío a la relación, porque nadie realmente nos enseña cómo tener una relación saludable con una enfermedad mental.

Hay muchos tropiezos y descifrar cosas sobre la marcha porque los diferentes enfoques funcionan mejor para diferentes personas.

La depresión complica las relaciones por la forma en que afecta la funcionalidad y la percepción del mundo de una persona.

Es doloroso y difícil ver a alguien a quien amas sufrir por malestar.

Su opinión de sí mismos puede caer, pueden sentirse desesperanzados y como si no importaran. Y parece que cualquier cosa que digas en sentido contrario no tiene ninguna resonancia emocional.

La forma en que la depresión sofoca las emociones y la propia capacidad de sentir hace que parezca que una pareja no puede contribuir a nuestro bienestar.

Eso no es cierto. Es solo que la forma en que debemos mostrar compasión por un ser querido con depresión es diferente de cómo mostramos compasión por aquellos que no tienen una enfermedad mental.

La depresión puede dañar fácilmente la relación si ambos miembros de la pareja no tienen cuidado.

Es fácil tomar la negatividad y la desconexión de la depresión como algo personal si no lo sabes mejor.

Por lo tanto, exploremos algunas formas de facilitar la navegación en una relación con depresión, primero para la pareja sin depresión, luego para la pareja con depresión.

Para la pareja sin depresión…

1. Acepte que no puede solucionar la depresión de su pareja.

La depresión es una enfermedad insidiosa que puede necesitar terapia, medicamentos y cambios en el estilo de vida para mejorar.

No es una situación en la que puedas animar a tu pareja diciéndole cosas buenas o positivas.

La depresión puede deformar un monólogo interno e interrumpir los procesos químicos que permiten a una persona disfrutar y sentir alegría en este tipo de cosas.

Estar presente para su pareja con depresión es un enfoque mucho mejor, aunque puede ser doloroso.

Es probable que vea muchas cosas hermosas sobre su ser querido. Estar presente para esa persona cuando su enfermedad mental le está haciendo sentir o percibir cosas feas de sí misma es difícil, pero es necesario.

No puedes arreglar la depresión de tu pareja. Solo puedes estar presente y apoyar.

2. Sea flexible en el cambio de planes.

La flexibilidad es importante porque es posible que una persona con depresión no pueda cumplir con todos los planes que hace.

Algunos días son mejores que otros. Algunos días tu pareja será más funcional que otros.

Es posible que los planes que se hicieron la semana pasada no se concreten esta semana si su pareja no puede levantarse de la cama porque tiene un día de malestar grave.

La depresión a veces les robará la capacidad de funcionar de una manera típica.

La comprensión y la flexibilidad contribuirán en gran medida a mantener la armonía en la relación.

Sí, no es divertido tener planes interrumpidos de esa manera, pero sucederá tarde o temprano.

Recuerda: algunos días son mucho más fáciles que otros.

3. Escoja y elija sus batallas con cuidado.

La depresión hace que una persona piense en blanco y negro.

Le gusta amplificar las emociones negativas, como la baja autoestima y las dudas, y hacerlas más significativas de lo que son.

Un comentario inocente puede ser interpretado de manera negativa que cause fricciones. Una pequeña crítica puede sentirse como un rechazo hiriente o un ataque personal.

Lo que usted puede ver como algo pequeño o intrascendente puede ser tomado por la depresión y convertido en algo grande y abrumador, como pensar que nunca serán felices o que nunca podrán tener una relación sana.

La depresión también puede amplificar los sentimientos de impotencia y desesperanza, eliminando la capacidad de sentir el control sobre su enfermedad mental o su vida.

Las discusiones y los desacuerdos ocurrirán en las relaciones. Es mejor evitar tenerlos cuando una persona está en un lugar oscuro porque no van a estar pensando de la misma manera que lo harían mientras estuvieran más equilibrados.

Eso no significa que deba renunciar a sus propias necesidades, pero comprenda que una discusión delicada puede necesitar esperar un día mejor.

4. Trate de no tomarlo como algo personal.

Habrá negatividad y sentimientos heridos que atravesar. Habrá momentos en que su ser querido no sea él mismo debido a la forma en que la depresión colorea sus percepciones del mundo y las emociones.

Te dolerá ver a alguien a quien amas y pensar muy bien en vivir en ese tipo de espacio.

La realidad es que las personas con depresión no pueden salir de ella o simplemente cambiar la forma en que la depresión les afecta. La mejora de una enfermedad mental puede ser un proceso largo y doloroso.

Cuanto mejor pueda ignorar los aspectos más feos de la depresión, más fácil será preservar y navegar la relación.

Eso no significa que debas aceptar o perdonar el abuso, solo comprende que es probable que haya algo de fealdad que esté fuera de lugar para tu pareja.

Una excelente manera de hacer esto es concentrarse en los aspectos positivos de su relación. Eso puede ayudar a contrarrestar la negatividad del momento.

5. Practica el autocuidado y cuida tu salud mental.

El equilibrio de la atención en una relación es esencial. Ambos socios deben poder apoyarse el uno en el otro cuando necesitan ese apoyo adicional para superar lo que sea que la vida les depara.

Es posible que una persona con depresión no pueda brindar ese apoyo adicional todo el tiempo.

Vivir con depresión requiere una gran cantidad de energía emocional para superar los sentimientos negativos y satisfacer las exigencias de la vida.

Vigila tu salud mental para asegurarte de que no te excedas ni te agotes.

Habrá momentos en los que tu pareja no pueda aportar toda su carga emocional a la relación, por lo que es normal que haya momentos de inequidad en la labor emocional.

Sin embargo, eso no debería ser una cosa para siempre o todo el tiempo. Habrá momentos en los que necesite hacer tiempo para recargar sus baterías emocionales.

También te puede interesar (el artículo continúa a continuación):

Para la pareja con depresión…

1. Recuerda que tu pareja no es médico ni terapeuta.

Ser una persona con una enfermedad mental en una relación es difícil debido a la culpa y la vergüenza que conlleva.

La depresión puede infestar tus pensamientos y sentimientos, haciendo que te veas a ti mismo como alguien que no merece amor o que no lo merece. Eso no es cierto en absoluto.

Lo que es cierto es que es muy probable que tu pareja diga o haga algo insensible con respecto a tu enfermedad mental.

No son un profesional. No pueden proporcionar el tipo de apoyo y ayuda que puede brindar un médico o un terapeuta.

Pueden leer todos los artículos y aprender a fondo cómo ser un gran compañero para alguien con una enfermedad mental…

…sin embargo, todos los artículos del mundo no pueden preparar a una persona para la carga emocional que proviene de ver sufrir con impotencia a alguien a quien ama.

Dar testimonio del sufrimiento de un ser querido con una enfermedad mental es un desafío emocional. Y con la dificultad emocional vienen sentimientos abrumadores y nerviosos que pueden no ser manejados de la mejor manera.

Se dirán cosas y se tomarán medidas que pueden ser hirientes en el momento.

Su pareja puede ser una parte valiosa de su red de apoyo, pero no reemplaza el tratamiento y el trabajo que se dedica a la mejora.

No espere que su ser querido haga bien en apoyarlo en sus momentos más oscuros. Es algo que requiere práctica y paz con la situación, que mucha gente no tiene.

2. Desarrolle una mayor red de apoyo fuera de su pareja.

Una pareja romántica será alguien en la primera línea de su red de apoyo.

Sería imposible que no lo fueran porque si las cosas van bien, es probable que pases mucho tiempo con esa persona.

Dicho esto, no pueden ser su único medio de apoyo para hacer frente y trabajar para superar su depresión.

Es solo una cantidad abrumadora de trabajo emocional que muchas personas no están preparadas para manejar.

Es posible que quieran, pero probablemente no podrán.

Después de todo, todos tienen su equipaje emocional y su carga con la que lidiar también.

Busque construir su red de apoyo fuera de su pareja romántica. Pueden ser otros amigos con problemas de salud mental, un grupo de apoyo o un terapeuta.

También puede ayudar tener otras actividades programadas regularmente para salir y hacer algo físico y activo.

Si bien no es un apoyo emocional de una manera típica, el ejercicio físico y tener algo que anhelar pueden servir como apoyos adicionales para ayudarlo a levantarse cuando lo necesite.

3. Planifique para cuando la depresión se vuelva fea.

La mejor manera de evitar el daño cuando la depresión se pone fea es tener un plan con anticipación.

¿Conoce algunas cosas que su pareja puede hacer para ayudarlo a superar un malestar grave?

¿Ejercicio? ¿Sueño extra? ¿Actividades?

Incluya a su pareja en su plan tanto como pueda para que pueda ayudarlo de una manera que tenga sentido para usted.

A veces, la depresión hará que una persona aleje a otras personas para que puedan estar solos.

Otras veces puede deberse a que la depresión los hace sentir que no son amados o que no son dignos de amor y apoyo.

El tiempo a solas puede hacer maravillas para la persona que solo necesita tiempo de tranquilidad para superarlo. Eso se puede incluir en el plan general.

Así que haz el espacio y el tiempo para hacer algo por tu cuenta por un tiempo, si sabes que te ayudará. Solo depende de cómo te relacionas con las personas cuando no estás bien.

4. Evite las discusiones y decisiones emocionales mientras esté gravemente enfermo.

La depresión crónica se presenta en diferentes intensidades. A veces no es tan malo. A veces es un lugar feo y desolado.

Para las personas emocionalmente saludables, saber qué batallas pelear y cuándo es una parte muy importante para mantener una relación saludable.

Para una persona con depresión, eso se vuelve un poco más complicado porque la depresión tiene un efecto muy adverso en sus percepciones y sentimientos.

Por eso es una mala idea tratar de tener discusiones emocionales profundas o tomar decisiones importantes mientras estás gravemente enfermo.

Es difícil pensar en las percepciones y emociones que manifiesta la depresión, lo que significa que probablemente tendrá dificultades para ver la situación de manera neutral o positiva.

Eso provoca conflictos innecesarios y sentimientos heridos que no tienen por qué ocurrir si se pueden posponer hasta el momento en que te sientas mentalmente mejor.

Pero la vida no siempre nos espera. A veces necesitas hacer las cosas, independientemente de cómo te sientas.

En esos momentos, una lista de pros y contras basada en hechos puede ayudarlo a separar los hechos de los sentimientos de una situación.

Los hechos no tienen emoción en ellos. Por lo tanto, constituyen una mejor métrica para tomar decisiones cuando las cosas no van bien emocionalmente.

5. Aporta el apoyo emocional que puedas.

Una buena relación se trata de equilibrio. Las personas involucradas pueden equilibrarse entre sí, levantarse mutuamente cuando caen y trabajar para mantener al equipo sano y fuerte.

Eso puede ser algo difícil de hacer cuando también vives con depresión.

La depresión le roba a una persona su energía emocional y física a veces. Habrá momentos en los que sientas que no puedes brindarle el apoyo que tu pareja necesita, y eso está bien. Es solo la naturaleza de la bestia.

Lo importante es que hagas un esfuerzo para aportar el apoyo emocional que puedas cuando puedas.

Puede que no parezca mucho, y puede que no parezca tan importante, pero le demuestra a tu pareja que estás haciendo lo que puedes.

El esfuerzo cuenta mucho en las relaciones, así que trata de mostrarte lo más que puedas cuando tu pareja te necesite, incluso si no estás en tu mejor momento.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded



Cómo navegar la depresión en una relación

¿Qué es la depresión en una relación?

La depresión en una relación se refiere a la presencia de este trastorno mental en uno o ambos miembros de la pareja. Puede manifestarse de diferentes formas, como falta de interés en actividades que antes se disfrutaban, cambios de humor frecuentes, dificultades para dormir o concentrarse, entre otros síntomas.

¿Cómo puede afectar a la relación?

La depresión puede afectar de manera significativa a una relación, ya que puede reducir la capacidad de uno o ambos miembros para satisfacer las necesidades emocionales del otro. Puede haber una falta de comunicación, una disminución del deseo sexual, una sensación de desconexión emocional y una disminución de la calidad de vida en general.

¿Cómo se puede ayudar a una pareja con depresión?

1. Escucha y apoya

Es importante que la pareja que no tiene depresión escuche y apoye a la otra persona. Esto puede incluir ofrecer ayuda para las tareas cotidianas que pueden resultar abrumadoras, como cocinar o limpiar.

2. Busca ayuda profesional

La depresión es una enfermedad mental grave que requiere tratamiento profesional. Se debe considerar la posibilidad de buscar la ayuda de un psicólogo o psiquiatra. También puede ser útil considerar la posibilidad de terapia de pareja.

3. No tomen la depresión como algo personal

Es importante comprender que la depresión es una enfermedad y que no tiene nada que ver con el amor que se tienen el uno al otro. La depresión no significa que la persona que la tiene no te quiera o no esté comprometido con la relación.

¿Cómo puede la persona con depresión ayudar a la relación?

1. Comunica tus sentimientos

Comunica tus sentimientos con tu pareja. Esto puede ayudar a que la relación sea más comprensiva y empática. También puede ser útil tener un diario para expresar tus pensamientos y emociones.

2. Haz cosas juntos

Las actividades divertidas y relajantes pueden ayudar a aliviar el estrés y la ansiedad. Traten de encontrar actividades que disfruten juntos como ver películas, cocinar juntos o salir a caminar.

3. Recuerda que eres digno de amor

La depresión puede afectar a la autoestima. Es importante recordar que eres digno de amor. Trata de no sentirte culpable por tener depresión o por cómo afecta a la relación. Estás luchando contra una enfermedad real y mereces apoyo y comprensión.

Conclusion

La depresión en una relación puede ser un desafío, pero con paciencia, comprensión y trabajo en equipo, se puede navegar a través de ella. Tanto la persona con la depresión como la pareja que no la tiene pueden tomar medidas para ayudar a la relación a prosperar incluso en los momentos difíciles.


Deja un comentario