Cómo presentarse en la universidad (como estudiante)

Si eres un estudiante universitario, sabes que la presentación es una parte vital de la vida académica. A menudo, los profesores esperan que los estudiantes se presenten a sí mismos y a su trabajo en clases y seminarios. Incluso más importante, una excelente presentación puede ayudarte a ganar la atención y respeto de tus compañeros de clase, lo que puede ser una ventaja en proyectos de grupo o al buscar una pasantía o trabajo después de la universidad. En este artículo, descubrirás las mejores prácticas para presentarse en la universidad y cómo destacar en situaciones académicas.

Comenzar la universidad puede ser emocionante, abrumador y aterrador. Conocer y conocer gente nueva en el campus es una de las mejores formas de sentirte más cómodo y a gusto desde el primer día. Las personas que hacen nuevos amigos en la universidad informan que les resulta más fácil adaptarse a la vida del campus y también es más probable que sigan presentes en su segundo año.[1, 2]

Ya sea que se mude a un dormitorio, viaje a la universidad o tome clases en línea, este artículo puede ayudarlo a descubrir cómo presentarse a las personas en la universidad y convertirse en parte de la escena social en el campus.

1. Suponga que no es el único estudiante nuevo

Su primer día de clases puede sentirse como el «niño nuevo» en la escuela que no sabe cómo llegar a su salón de clase o con quién sentarse a almorzar. Puede ser desalentador cuando no conoces a nadie en tu nueva escuela, pero la mayoría de las personas que conoces en tu primer día también son estudiantes nuevos. Esto significa que la mayoría estará tan ansiosa (y nerviosa) por conocer gente nueva como tú, lo que facilita descubrir cómo acercarte a la gente y hacer amigos.

anuncios

2. Elabora un discurso de introducción

Debido a que existe una buena posibilidad de que te pidan que te presentes muchas veces en tus primeros días en la universidad, por ejemplo, en algunas de tus clases, es posible que desees elaborar un breve discurso de presentación.

Las buenas introducciones brindan información básica sobre quién eres, de dónde eres y cuáles son tus objetivos para la universidad, además de proporcionar uno o dos detalles interesantes por los que las personas pueden recordarte.

Aquí hay un ejemplo de una buena introducción para usar cuando se encuentra por primera vez con otros estudiantes o profesores:

anuncios

“Hola, mi nombre es Carrie y soy originaria de Wisconsin. Soy un niño militar, así que he vivido por todo Estados Unidos y Europa. Espero especializarme en finanzas y también estudiar en el extranjero”.

Practicar algunas palabras para decir en situaciones específicas puede ser particularmente útil para los estudiantes transferidos. Si eres uno de ellos, echa un vistazo a este artículo sobre cómo hacer amigos como estudiante transferido.

3. Da una impresión positiva e intencional

Las personas se forman las primeras impresiones de los demás a los pocos segundos de conocerlos, con o sin su conocimiento. Ser intencional sobre la impresión que das te ayuda a aprovechar estas primeras oportunidades de conocer gente en la universidad.

Aquí hay algunos consejos sobre cómo comenzar una auto-presentación:

  • Intención: Su “objetivo”; lo que esperas lograr al presentarte.

Ejemplo: Fíjese el objetivo de compartir más sobre su especialización (p. ej., “¡Me estoy especializando en finanzas y me encantaría conocer a otros en mi departamento!”).

  • Impresión: algo que quieres que los demás recuerden de ti.

Ejemplo: Considere causar una impresión memorable compartiendo algo interesante sobre usted (p. ej., «Un hecho divertido sobre mí es que hablo ruso con fluidez»).

  • Información privilegiada: “Información privilegiada” es lo que desea que los demás sepan sobre usted.

Debe dar a otros pistas importantes sobre quién es usted y qué está buscando en su experiencia universitaria. Ejemplo: “Soy de Hawái, así que esta es mi primera vez en el continente y ¡es realmente diferente! Todavía me estoy adaptando al clima”.

4. Inicia conversaciones 1:1

Puede ser abrumador presentarte a una clase o un grupo grande de personas, y también puede ser difícil formar conexiones personales de esta manera. Trata de acercarte a personas que parezcan tener cosas en común contigo, ya que es más probable que se desarrollen amistades entre personas que son similares entre sí.[5] Comienza por acercarte, saludar y presentarte. Si parecen dispuestos a hablar, también puedes iniciar una conversación más profunda haciéndoles preguntas sobre de dónde son o cómo se están instalando.

5. Conéctese con compañeros de suite antes de que comience la escuela

Estar en el campus te brinda una gran ventaja porque hace que sea más fácil ajustarte y adaptarte a la vida universitaria y también brinda oportunidades más naturales para conocer gente y hacer amigos.[4]

Si se está mudando a una vivienda en el campus, considere comunicarse con sus compañeros de suite antes de que comiencen las clases buscándolos en las redes sociales o utilizando la información de contacto que le proporcionó la universidad.

De esta manera, ambos pueden ir a la universidad conociendo al menos a otra persona, lo que puede facilitar los primeros días. Además, se ha demostrado que conectarse en las redes sociales con anticipación hace que sus primeras interacciones con los compañeros de casa sean menos incómodas.[2]

6. Aprende los nombres de las personas

Asegúrate de recordar los nombres de las personas con las que te encuentras y hablas, y trata de usar sus nombres en voz alta en una conversación con ellos. Este simple truco es una forma comprobada de ayudarlo a recordar nombres y también lo ayuda a causar una impresión positiva en las personas.[6] Cuando sabes su nombre, también es más fácil saludarlos o iniciar conversaciones con ellos cuando los ves en clase o en el campus.

7. Hablar de luchas comunes

Los inconvenientes son parte del proceso de adaptación a la vida universitaria, pero también brindan oportunidades para conectarse y relacionarse naturalmente con las personas. Por ejemplo, decir: “¡He estado allí!” para alguien que se ve perdido en el campus, que se apresura a ir a clase o que acaba de recibir una multa de estacionamiento puede ser un gran «in» para presentarse. Al ser observador de otras personas, a menudo puedes encontrar oportunidades para usar este enfoque e incluso ofrecer una mano amiga a alguien.

8. Sé activo en tus clases

Ser activo en tus clases es una de las mejores maneras de conocer a tus compañeros de clase y al mismo tiempo conocer a tus profesores. Hablar y compartir tus aportes y opiniones en clase ayudará a tus compañeros a conocerte y te ayudará a formar una buena relación con los instructores. Las buenas relaciones con tus profesores pueden ayudarte a abrir puertas en tu vida académica y profesional, además de ayudarte a adaptarte a la universidad.[3]

9. Desarrollar una presencia en las redes sociales en el campus

Las investigaciones han demostrado que conectarse con nuevos amigos universitarios en las redes sociales puede ayudar a los nuevos estudiantes a construir una nueva vida social. Los estudiantes que están socialmente conectados con otros estudiantes también tienen una transición más fácil a la universidad y también es más probable que sigan inscritos en la universidad el próximo año.[1, 2]

Puedes trabajar en la construcción de tu presencia en las redes sociales en la universidad al:

  • Limpie sus perfiles de redes sociales asegurándose de que las imágenes y las publicaciones estén actualizadas y reflejen el contenido que desea que otros vean.
  • Únase a grupos de redes sociales con otros estudiantes de su universidad.
  • Manténgase actualizado sobre los eventos y actividades actuales en el campus suscribiéndose para recibir actualizaciones o siguiendo las cuentas de las redes sociales de la universidad.
  • Conéctese 1: 1 con compañeros de clase, amigos y personas en su dormitorio en las redes sociales para enviar mensajes y conectarse directamente con ellos.

10. Involúcrate en la escena social de tu universidad

Si te quedas encerrado en tu dormitorio y solo sales para ir a clases y para ir al baño, tendrás dificultades para adaptarte a la vida universitaria. Asistir a eventos en el campus es una forma comprobada de ayudar a los estudiantes a ajustarse, adaptarse y desarrollar una vida social activa en la universidad.[3, 7]

Hay muchas maneras de volverse más activo e involucrado en las actividades del campus, que incluyen:

  • Considere la vida griega: investigue diferentes hermandades y fraternidades en su escuela y considere asistir a un evento de reclutamiento.
  • Asiste a eventos y eventos sociales en el campus: asiste a eventos y eventos sociales en el campus para conocer gente nueva y orientarte en la vida del campus.
  • Únase a un club, deporte o actividad: si tiene un pasatiempo o interés, considere unirse a un club, deporte o actividad existente en su escuela para conocer personas con intereses similares.

11. Invita a la gente a salir

Pedirle a la gente que pase el rato puede ser difícil e intimidante, pero se vuelve más fácil con la práctica. La clave es mantener la invitación casual diciendo algo como, “Aquí está mi número. Deberíamos estudiar juntos en algún momento” o “¿Estaba pensando en ir a tomar un café más tarde si tienes ganas de unirte?”. Al dar este primer paso, está mostrando interés en las personas, siendo amigable y creando una oportunidad para conectarse con ellos de manera más personal.

12. Haz buenas preguntas

Cuando las personas están nerviosas, a menudo divagan o hablan demasiado sobre sí mismas, pero una de las mejores maneras de entablar una conversación es hacer buenas preguntas. Hacer preguntas es una excelente manera de mostrar interés en otras personas, lo que ha demostrado que te hace más simpático.[6] Hacer preguntas también puede ser una excelente manera de mantener una conversación o profundizar en una conversación y encontrar cosas en común con alguien.

Aquí hay algunas preguntas para presentarse y encontrar cosas en común con las personas:

  • «¿Qué pensaste sobre la clase de hoy?»
  • «¿De donde eres originalmente?»
  • «¿En qué estás especializado?»
  • «¿Cómo te estás adaptando?»
  • “¿Qué tipo de cosas te gusta hacer fuera de clase?”

13. Perfecciona tu presentación en línea

Si estás en una clase en línea, es una buena idea personalizar tu perfil de manera que ayude a tu profesor y compañeros de clase a conocerte. Agrega una foto y un breve mensaje a tu perfil para las clases en línea. Además, preséntese a compañeros de clase individuales respondiendo directamente a sus publicaciones, mensajes o presentaciones en línea. Esto puede proporcionarles cierta validación y, al mismo tiempo, brindarle una ‘entrada’ fácil para iniciar futuras conversaciones con ellos.

14. Haz que la gente venga a ti

No tienes que hacer todo el trabajo para presentarte e iniciar conversaciones con la gente, especialmente si sabes cómo hacer que la gente se acerque a ti. Según la investigación, ser amigable, mostrar interés en los demás y brindarle a las personas toda su atención contribuye en gran medida a causar una buena impresión.[6] Ser abierto y participar en las clases también ayuda a atraer a personas que comparten intereses, ideas y objetivos similares.

Puede crear oportunidades fáciles para que las personas se acerquen a usted al:

  • Llegar a clase unos minutos antes o tomarse su tiempo para irse
  • Estudiar en áreas públicas del campus.
  • Asistir a más eventos en el campus
  • Responder a los comentarios de otros estudiantes en las clases
  • Hablar de tus intereses y opiniones en clase

15. Desarrolle un enfoque de adentro hacia afuera

Las personas se sentirán más cómodas hablando con usted y podrán relacionarse mejor con usted cuando adopte un enfoque ‘de adentro hacia afuera’, dejando que se muestren más de sus verdaderos pensamientos, sentimientos y personalidad.[6] A menudo, estar nervioso hace que las personas oculten su verdadero yo o se pongan una fachada o una personalidad, pero se ha demostrado que ser más auténtico conduce a interacciones más genuinas y significativas.[8]

Pensamientos finales

Presentarse a sí mismo suele ser la parte más difícil y aterradora de su primer día en la universidad, pero también una de las más importantes. No se pierda las primeras oportunidades en clases y eventos en el campus para comenzar a conocer gente. Cuanto más te expongas, inicies conversaciones y muestres interés en los demás, más fácil será adaptarte a la vida universitaria.[1, 2, 3]

Mostrar referencias +

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Cómo presentarse en la universidad (como estudiante)

1. Vestimenta adecuada

Es importante vestirse de forma adecuada para presentarse en la universidad. Esto no significa que debas llevar un traje y corbata, pero tampoco acudir en ropa deportiva o demasiado informal. Lo ideal es optar por ropa cómoda pero elegante, como unos pantalones de vestir y una camisa.

2. Actitud en la presentación

En la universidad es fundamental tener una buena actitud en todo momento, especialmente cuando te presentas ante tus profesores o compañeros. Debes mantener una postura firme, hablar con confianza y respeto, y mostrar interés por lo que se te está presentando.

3. Conocimiento del programa de estudios

Es importante estar familiarizado con el programa de estudios antes de presentarse en la universidad. Así podrás hacerte una idea de las materias que vas a estudiar, los profesores encargados de impartirlas, y los horarios en los que tendrás que acudir a clase.

4. Participación activa en las clases

Una actitud activa y participativa en las clases es fundamental en la universidad. Esto implica no solo asistir a todas las clases, sino también hacer preguntas, participar en discusiones y actividades, y colaborar con tus compañeros de clase.

En resumen…

Para presentarte en la universidad como estudiante, es fundamental tener en cuenta la vestimenta adecuada, una buena actitud en todo momento, estar familiarizado con el programa de estudios, y participar activamente en las clases. Siguiendo estos consejos, seguro tendrás un buen comienzo en tu carrera universitaria.

  1. Vestimenta adecuada
  2. Actitud en la presentación
  3. Conocimiento del programa de estudios
  4. Participación activa en las clases

Deja un comentario