Cómo saber si eres introvertido o antisocial

¿Eres de esas personas que prefieren pasar tiempo solos en vez de salir con amigos o conocer gente nueva? ¿Te agobian las situaciones sociales y te cuesta entablar conversaciones? Puede que estés preguntándote si eres introvertido o antisocial. En este artículo te ayudaremos a distinguir ambos términos, para que puedas entender mejor tu propia personalidad y tener una vida social más sana y satisfactoria.

Incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si realiza una compra a través de nuestros enlaces, podemos ganar una comisión.

“Realmente no me gusta socializar mucho. A menudo evito a las personas, incluso si las conozco. ¿Soy antisocial o introvertido? ¿Cómo puedo averiguarlo?

Cuando los psicólogos hablan de personas antisociales, normalmente se refieren a aquellas que se comportan de una manera anormal y dañina. Por ejemplo, una persona antisocial puede comportarse de manera agresiva, robar en tiendas o cometer fraude.[1]

Pero en este artículo, vamos a utilizar la definición más informal y cotidiana de «antisocial»: alguien que no es sociable y no quiere estar en compañía de otras personas.

anuncios

No siempre es fácil detectar las diferencias entre las personas introvertidas y las antisociales. Comparten algunas preferencias, como el amor por el tiempo a solas y la aversión por las conversaciones triviales.

He aquí cómo saber si eres antisocial o introvertido.

1. Pregúntese: «¿Alguna vez disfruto estar con otras personas?»

A los introvertidos les suelen desagradar los grupos grandes y las conversaciones superficiales. Pero por lo general valoran tener algunos amigos cercanos en sus vidas. Las investigaciones muestran que las relaciones cercanas y saludables pueden ayudar a los introvertidos a sentirse más felices.[2]

A las personas antisociales no les gusta pasar tiempo con la gente y no encuentran las relaciones gratificantes. Es poco probable que busquen amigos o hagan un esfuerzo por conocer gente en su comunidad.

2. Considera cómo te sientes después de socializar

Uno de los sellos distintivos de la introversión es la necesidad de recargarse solo después de socializar.[3] Algunos introvertidos afirman tener «resacas introvertidas» después de eventos sociales que los dejan sintiéndose fatigados, irritables y con ganas de pasar tiempo a solas.

Esto no siempre es cierto para las personas antisociales. Si se ven obligados a entrar en contacto con otros, en el trabajo, por ejemplo, una persona antisocial puede estar molesta o aburrida, pero no necesariamente exhausta o agotada.

3. Observa cómo usas las redes sociales

En comparación con los extrovertidos, los introvertidos tienen redes de amigos más pequeñas en las redes sociales, comparten menos fotos y comparten menos información personal.[4] Los extrovertidos también son más propensos a usar las redes sociales para mantener sus amistades.[4] Pero si eres introvertido, aún puedes encontrar útiles las redes sociales como una forma de ponerte al día con amigos y conocer gente nueva.

Si eres antisocial, podrías usar las redes sociales para hacer un seguimiento de las noticias que te interesan en lugar de conectarte con otras personas. O tal vez lo usa solo por motivos profesionales, como compartir artículos relacionados con su industria.

Esta no es una regla estricta porque algunas personas optan por no usar las redes sociales en absoluto, pero puede ser un indicador útil.

4. Piensa en los objetivos de tu relación

La mayoría de los introvertidos están interesados ​​en tener una relación romántica en algún momento de sus vidas. Pero si eres antisocial, la idea de salir con alguien y pasar mucho tiempo juntos puede sonar poco atractiva. Puede optar por permanecer soltero porque las relaciones necesitan más trabajo del que está dispuesto y es capaz de dar.

Lo mismo podría aplicarse a las amistades. Si eres introvertido, es posible que desees tener un mejor amigo, pero si eres antisocial, probablemente no sientas la necesidad de compañía.

5. Evalúa cuánta estimulación puedes tolerar

Los introvertidos se ven abrumados por el ruido y otros estímulos más rápidamente en comparación con las personas extrovertidas.[3] Por lo general, prefieren una cafetería tranquila, un parque o una biblioteca a un bar lleno de gente o un parque temático concurrido. Si un introvertido elige asistir a una gran fiesta, probablemente se irá antes que los invitados más extrovertidos.

Si eres antisocial, esto no necesariamente se aplica a ti. Es posible que le gusten las actividades con mucha adrenalina y que se sienta feliz en entornos estimulantes, siempre y cuando no tenga que interactuar con otras personas.

6. Piensa en la frecuencia con la que te abres a los demás

Los introvertidos a menudo se describen como «difíciles de conocer».[5] No les gustan las charlas triviales, prefieren tener conversaciones significativas y compartir información personal con personas que les agradan y respetan.

Las personas antisociales son diferentes: también son difíciles de conocer, pero esto se debe a que prefieren no abrirse en absoluto. No quieren revelar sus pensamientos y sentimientos más íntimos ni hablar de sus problemas.

7. Pregúntese: “¿Me gusta reflexionar?”

Los introvertidos miran hacia adentro. Por lo general, les gusta analizar sus propios pensamientos y comportamientos.[3] Una persona antisocial puede o no disfrutar pasar tiempo en una tranquila reflexión. Es posible que prefieran ocupar su tiempo con pasatiempos más activos.

8. Piensa en tus metas profesionales

Cuando sueñas con tu carrera o trabajo ideal, ¿dónde encajan otras personas en tu visión? Por ejemplo, si sueña con hacer arte para ganarse la vida, ¿le gustaría hacer algunas conexiones significativas en el mundo del arte, o se imagina viviendo en completa paz y tranquilidad en un estudio sin visitas?

Si siempre quiere trabajar completamente solo y no puede imaginarse colaborando con nadie más, es posible que sea antisocial en lugar de introvertido.

Las personas antisociales y los introvertidos también difieren en lo que respecta al potencial de liderazgo. Contrariamente a los estereotipos populares de que los extrovertidos son los mejores líderes, algunos introvertidos pueden tener éxito como gerentes.[6] Pero si eres una persona antisocial, es poco probable que te atraiga liderar un equipo.

9. Pregunte: «¿Quiero conocer gente?»

Los introvertidos suelen estar dispuestos y son capaces de empatizar con otras personas. Por lo general, no quieren un gran círculo social, pero si conocen a alguien que les gusta, pueden estar interesados ​​​​en saber cómo piensa y siente la otra persona.

Si eres antisocial, es posible que te interesen las personas desde un punto de vista académico, pero que no tengas un interés real en conocerlas como individuos. Por ejemplo, puede disfrutar leyendo libros sobre psicología o sociología, pero no desea aprender nada sobre sus colegas en el trabajo.

10. Evalúa tu salud mental

Tanto las personas introvertidas como las antisociales pueden experimentar problemas de salud mental. Pero si bien la introversión es un rasgo común de la personalidad, ser antisocial y aislarse de la interacción social puede ser un signo de un problema subyacente.

Si>7] Las investigaciones sugieren que la anhedonia social puede ser un síntoma de depresión, trastornos alimentarios, trastorno de estrés postraumático (TEPT) y otros tipos de enfermedades mentales.[7]

Si sabe o sospecha que tiene un problema de salud mental, considere recibir tratamiento. Es posible que, a medida que mejore su salud mental, desee pasar más tiempo con otras personas. Puede encontrar un terapeuta en línea usando mejorayuda.

11. Comprueba si tienes rasgos típicos de introversión

Si aún no está seguro de si es introvertido o antisocial, puede ser útil comparar sus comportamientos y preferencias con rasgos introvertidos comunes.

Por ejemplo, los introvertidos tienden a:[3]

  • Tómese el tiempo para pensar antes de hablar
  • Prefieren trabajar en proyectos que les den la oportunidad de profundizar en un tema interesante
  • Evite los conflictos siempre que sea posible
  • Disfrutar expresándose por escrito.
  • Tómese su tiempo al tomar decisiones

Tenga en cuenta que no todos los introvertidos comparten todos los rasgos de esta lista. Si desea obtener más información sobre lo que significa ser introvertido, consulte esta lista de los mejores libros para introvertidos.

También puede ayudar recordar que la introversión no es un rasgo de todo o nada. Puedes ser moderada o extremadamente introvertido. Las etiquetas pueden ser una abreviatura útil para describir tu personalidad o comportamiento. Pero lo que es más importante es si te sientes feliz con tu vida social. Ya sea que sea introvertido o antisocial, puede aprender a ser más hábil socialmente.

¿Es malo ser antisocial?

Evitar todo contacto humano puede ser poco saludable. Para la mayoría de las personas, la interacción social regular es clave para una buena salud mental.[8] Si no te gusta socializar, puede ser útil averiguar por qué.

Por ejemplo:

  • Si a menudo te sientes incómodo, mejorar tus habilidades sociales puede hacer que las situaciones sociales sean más atractivas.
  • Si tiende a ser cínico, hacer un esfuerzo por buscar buenas cualidades en las personas puede ayudar.
  • Si pasa demasiado tiempo en línea y se siente desconectado de las personas en entornos cara a cara, reducir su uso de Internet podría ser una buena idea.
  • Si generalmente se siente cansado o agotado, es posible que no desee socializar. Mejorar su equilibrio entre el trabajo y la vida podría darle más energía para socializar y mejorar su estado de ánimo.

Para obtener más sugerencias, consulta nuestro artículo sobre las razones por las que podrías ser antisocial.

Preguntas comunes sobre ser introvertido versus antisocial

¿Qué significa ser antisocial?

Los psicólogos usan el término «antisocial» para describir a alguien que viola las normas sociales. Por ejemplo, una persona antisocial a menudo puede ser agresiva. Pero en el lenguaje cotidiano, «antisocial» describe a alguien que no quiere pasar tiempo con otras personas.

¿Ser introvertido es lo mismo que ser tímido?

No. Los introvertidos necesitan reponer su energía pasando tiempo a solas.[3] Las actividades sociales pueden hacer que se sientan agotados. La timidez es diferente porque las personas tímidas no necesariamente encuentran agotadoras las situaciones sociales. Sin embargo, pueden estar nerviosos con otras personas, incluso si quieren socializar.

Mostrar referencias +

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Cómo saber si eres introvertido o antisocial

¿Qué significa ser introvertido?

Una persona introvertida se caracteriza por ser alguien reservado, que prefiere actividades en solitario, y que puede sentirse agotada después de pasar mucho tiempo con otras personas. No significa que sean tímidas o inseguras, sino que les gusta tener su espacio personal.

¿Qué significa ser antisocial?

A diferencia de los introvertidos, quienes simplemente prefieren la soledad, las personas antisociales pueden tener algún trastorno mental que les impide socializar de manera normal. Suelen ser reacias a relacionarse con otros, lo cual puede generarles problemas emocionales o de salud mental.

¿Cómo diferenciar entre uno u otro?

Si tienes dudas sobre si eres introvertido o antisocial, puedes hacerte las siguientes preguntas:

  1. ¿Disfruto de mi tiempo a solas?
    • Si la respuesta es sí, es posible que seas introvertido.
    • Si la respuesta es no, debes considerar consultar con un especialista.
  2. ¿Me pesa hablar con otras personas?
    • Si la respuesta es no, puedes considerarte una persona social.
    • Si la respuesta es sí, es posible que seas introvertido.
    • Si la respuesta es sí y además sientes mucha ansiedad en estas situaciones, es posible que sufras algún trastorno social o de ansiedad. En este caso, lo más adecuado es acudir a un especialista.
  3. ¿Me gusta salir y hacer planes con otras personas?
    • Si la respuesta es sí, es posible que seas una persona extrovertida.
    • Si la respuesta es no, puedes ser introvertido.
    • Si la respuesta es no y además sientes angustia al hacer planes con otras personas, debes considerar consultar con un especialista.

Conclusión

En definitiva, ser introvertido o antisocial no hace a una persona buena o mala, pero conocer cuál es nuestra personalidad puede ayudarnos a entendernos y a relacionarnos con otras personas de una manera más saludable.

Deja un comentario