Cómo ser más articulado en el habla y la narración cotidianas

¿Alguna vez te has quedado sin palabras en una conversación o te ha costado expresar tus ideas con claridad? La habilidad para ser articulado en el habla y la narración es esencial para comunicarse efectivamente en todos los aspectos de la vida. En este artículo, te enseñaremos algunos consejos y trucos para mejorar tu capacidad para hablar con fluidez y claridad en cualquier situación cotidiana. ¡No te lo pierdas!

Aquí le mostramos cómo ser más articulado al hablar en conversaciones cotidianas y contar historias. Esta guía le ayudará a formular sus pensamientos y mejorar su habla y vocabulario. He orientado los consejos de esta guía hacia los adultos que quieren ser mejores para expresarse en situaciones cotidianas.

Secciones

Contenido

Cómo ser más articulado en el habla cotidiana

1. Habla más lento y usa pausas

Si tiende a hablar rápido cuando está nervioso, intente reducir la velocidad y respirar durante dos segundos al final de cada oración. Hacer esto te ayuda a ordenar tus pensamientos. También proyecta confianza, lo cual es un buen bono.

Una pista rápida: Aparto la mirada de la persona con la que estoy hablando cuando hago una pausa. Me ayuda a concentrar mi mente y evita la distracción de preguntarme qué está pensando la otra persona.

2. Busque oportunidades para hablar en lugar de evitarlas

La única manera de dominar algo es hacerlo una y otra vez. Como dijo Franklin D. Roosevelt, “Lo único que tenemos que temer es el miedo mismo.El miedo es paralizante, hazlo de todos modos. Ve a esa fiesta donde solo conoces a unas pocas personas. Continúe conversando durante unos minutos más en lugar de terminarla prematuramente, incluso si le incomoda. Habla más alto de lo que estás acostumbrado para que todos puedan escucharte. Cuenta una historia independientemente de si crees que la estropearás.

3. Lee libros en voz alta si te cuesta pronunciar y grábalo

Tengo un amigo que es un hablador suave. Lee libros en voz alta y se asegura de proyectar y enunciar sus palabras. Ella también se graba a sí misma.

Puedes hacer esto también. Vea cómo suena al principio de su oración y al final. Esas son las partes donde los habladores suaves tienden a comenzar demasiado bajo, o se apagan y desaparecen. Además, presta atención a tu pronunciación. Usa la grabación para ver qué podrías hacer para hablar con más claridad. Entonces echa un vistazo a nuestros consejos a continuación sobre cómo enfatizar la última parte de cada palabra mientras la dices.

4. Escriba en foros de discusión en línea para practicar la transmisión de un punto

Escribe las respuestas en los subreddits. Explica como cinco y NeutralPolítica. Hacer esto te dará práctica para transmitir tu idea y obtendrás comentarios instantáneos en los comentarios. Además, el comentario principal suele estar tan bien escrito y explicado que puede aprender mucho sobre cómo transmitir su punto de vista solo con él.

5. Grábate hablando en situaciones cotidianas

Grabe su teléfono cuando hable con amigos y tenga los auriculares puestos para que pueda escucharse a sí mismo. ¿Cómo suenas cuando te reproduces a ti mismo? ¿Suena agradable o molesto? ¿Alarmante o aburrido? Lo más probable es que lo que sientas sea lo mismo que los que te escuchan. Ahora ya sabe dónde necesita hacer cambios.

6. Lee las clásicas “Palabras Sencillas”

Esta guía de estilo tradicional lo ayudará a transmitir sus ideas de manera efectiva. Consíguelo aquí. (No es un enlace de afiliado. Recomiendo el libro porque creo que vale la pena leerlo). Aquí hay una vista previa de lo que encontrará en este libro:

  • Cómo usar las palabras correctas para decir lo que quieres decir.
  • Al escribir y hablar, piensa primero en los demás. Sea breve, preciso y humano.
  • Consejos sobre cómo hacer que tus oraciones y tu vocabulario sean más eficientes.
  • Las partes esenciales de la gramática.

7. Usa un lenguaje simple en lugar de complicado

Traté de usar palabras más complicadas para sonar más articuladas y pulidas. Eso resultó contraproducente porque hacía que fuera más difícil hablar, y parecía que me esforzaba. Usa las palabras que te vengan primero. Tus oraciones fluirán mejor que si estuvieras buscando continuamente palabras para que parezcan inteligentes. Un estudio incluso encontró que usar un lenguaje demasiado complicado nos hace parecer menos inteligentes.[1]

Por el contrario, si te encantan las palabras, haz lo que sea natural en tu discurso. Habla como escribes. Si encuentra que está hablando ‘por encima de la cabeza’ de su audiencia, use palabras más accesibles.

8. Omita palabras y sonidos de relleno

Conoces esas palabras y sonidos que usamos cuando pensamos como: ah, uhm, ya, como, un poco, hmmm. Hacen que sea más difícil que nos entiendan. En lugar de usar esas palabras de relleno por defecto, tómese un segundo y recopile sus pensamientos, luego continúe. Las personas esperarán mientras piensas y estarán interesadas en escuchar el resto de tus pensamientos.

Piense en ello como una pausa dramática no intencional. Es la naturaleza humana querer saber qué viene después.

9. Proyecta tu voz

Cuando sea necesario, ¿puede hacerse oír a una distancia de 15 a 20 pies (5 a 6 metros)? Si no, esfuérzate en proyectar tu voz, para que la gente no tenga problemas para escucharte. En ambientes ruidosos, una voz fuerte te hará parecer más elocuente. Cuando habla con su rango vocal completo, habla desde el pecho en lugar de desde la garganta. Intente «bajar» su voz hasta su vientre. Es más fuerte, pero no estás esforzándote ni gritando.

Echa un vistazo a este artículo para obtener más consejos sobre cómo hacer que se escuche tu voz tranquila.

10. Usa tono alto y bajo

Alterne su tono de alto a bajo y viceversa para mantener a la gente interesada. Esto agrega dramatismo a sus historias. Si te cuesta imaginarlo, lo contrario es hablar en un tono monótono. Intente escuchar a grandes oradores como Barack Obama y actores como Cillian Murphy para ver qué queremos decir con tonos altos y bajos que lo atraen a la historia.

11. Usa oraciones cortas y largas alternativamente

Esto le permite brindar detalles impresionantes en oraciones largas y emociones en oraciones cortas. Trate de evitar varias oraciones largas seguidas. Puede abrumar a las personas con información, lo que puede confundirlas y hacer que se desconecten de la conversación.

12. Hablar con seguridad y confianza

Proyecta confianza con tu lenguaje corporal y tu tono de voz. Trate de no usar palabras calificativas como tal vez, quizás, a veces, etc. Incluso si se cuestiona a sí mismo internamente, hable con convicción. Las personas están programadas para discernir cuándo los demás son creíbles.[2] Puedes lograr eso con tu entrega.

13. Reduzca la velocidad y haga una pausa

Cuando desee enfatizar un punto o una palabra, reduzca la velocidad y tome un respiro. La gente notará el cambio y te seguirá más de cerca. Puede acelerar su ritmo cuando cubre cosas que su audiencia ya sabe.

14. Qué hacer y qué no hacer en el vocabulario

Conozca a su audiencia donde están. Usa palabras que sean accesibles para todos y llegarás a más personas. Usar palabras grandilocuentes puede causarte problemas si tratas de impresionar a los demás y las palabras no te salen naturalmente. Te sentirás incómodo y tu audiencia perderá la fe en ti, o seguirán adelante porque está por encima de su nivel salarial.

15. Visualiza ser bueno hablando con un grupo de personas

Si eres como yo, te sientes incómodo siendo el centro de atención, y cuando lo eres, probablemente te preocupa equivocarte. Recuerda lo que escuchaste acerca de las profecías autocumplidas. Usa ese conocimiento para imaginarte hablando con un grupo de personas y matándolo. Esas son las imágenes que quieres en tu cabeza. Tememos a lo desconocido, pero si vences al miedo y piensas en lo que quieres, estás a medio camino de hacerlo realidad.

16. Habla con armonía

Sabrás que has dominado hablar en público cuando hayas perfeccionado este hábito. Para hablar con armonía, debes combinar lo que aprendiste sobre oraciones cortas y largas con tonos altos y bajos. Hacer esto creará un flujo natural y agradable que atraerá a la gente. Es casi como música. Regrese a oradores como Barack Obama y verá por qué es tan efectivo. Es porque puntúa su discurso con tonos altos y bajos, oraciones cortas e impactantes y oraciones largas y detalladas. Sus direcciones son fascinantes como resultado.

Vea lo que se considera el discurso que hizo Obama aquí.

Cómo ser más elocuente al contar historias

1. Piense en los grandes rasgos de la historia antes de empezar a hablar

La narración tiene tres componentes principales: un principio, un medio y un final. Piensa en cómo encaja cada sección en el todo antes de empezar a contar la historia.

Imagina que acabas de recibir un ascenso en el trabajo y quieres que tus amigos lo sepan. Estos serían los grandes trazos:

  • Diga cuánto tiempo ha tenido el trabajo: da contexto.
  • ¿Ser ascendido era uno de tus objetivos? Si lo fue, esto nos dice si fue ganado con esfuerzo o no.
  • Cuéntales cómo te enteraste de la promoción y tu reacción.

Quieren saber cómo te sentiste y revivir el evento mientras lo cuentas.

Saber cómo quieres contar una historia antes de comenzar la hará mejor.

2. Intenta contar una historia en un espejo

Joe Biden solía tener problemas para expresarse cuando era un niño. Él atribuye superarlo a leer poesía en el espejo. Esta técnica es excelente para practicar cómo contar historias y también para ver cómo te ves y cómo suenas. Si te preocupa estar demasiado callado o no llamar la atención, trata de animarte y enunciar tus palabras. Es una carrera de práctica, ver qué funciona.

3. Lee libros de ficción para mejorar tu vocabulario

La lectura es imprescindible para convertirse en un gran comunicador. Cuando te lees:

  • Mejora tu vocabulario
  • Ser mejor en la escritura y el habla.
  • Aprende de los expertos cómo contar una buena historia

Mira esto estos libros por inspiración.

4. Únete a Toastmasters

Se reunirá regularmente, dará un discurso y luego recibirá comentarios de otros sobre ese discurso. Toastmasters me intimidó al principio porque pensé que todos serían oradores increíbles. En cambio, son personas como nosotros: quieren ser más elocuentes y conquistar su miedo a hablar en público.

5. Pregúntese qué puede no saber la audiencia

Incluya las partes críticas de la historia cuando la cuente, asegurándose de completar todas las líneas argumentales necesarias. El quién, qué, por qué, dónde y cuándo:

  • ¿Quiénes son las personas involucradas?
  • ¿Cuáles son las cosas importantes que sucedieron?
  • ¿Por qué sucedió?
  • ¿Donde tuvo lugar? (Si es relevante)
  • ¿Cuándo sucedió esto (si es necesario para la comprensión)
  • 6. Agregue emoción a la entrega de su historia

    Agrega dramatismo contando la historia con emoción y suspenso. Se trata de la entrega. Cosas como: «No te creerías lo que me pasó hoy». “Doblé la esquina, y luego ¡Bam! Me encontré con mi jefe”.

    7. Omite lo que no aporta a la historia

    Si te encantan los detalles y te enorgulleces de tu extensa memoria, aquí es donde debes ser brutal. Evite el vertido de información. Piensa en tu audiencia, como lo hace un escritor. No mencionarán cómo alguien tose a menos que sea un signo de una enfermedad que afecte la trama. De la misma manera, solo quieres decir cosas que son importantes para tu historia.

    8. Escriba en un diario eventos diarios para practicar su narración

    Trate de escribir un diario para practicar la formulación de sus pensamientos. Elige las cosas que te hicieron reír o enojarte. Trate de describir un evento. Llena la página con los detalles de la historia y cómo te hizo sentir. Luego léelo para ti mismo, tanto ese día como una semana después. Vea lo que funciona y lo que no. Cuando esté satisfecho con la forma en que lo escribió, trate de decirlo en voz alta en un espejo. Si quieres, léelo en voz alta a un amigo.

    9. Enfatiza la última letra de cada palabra

    Sé que suena raro, pero pruébalo. Verás como te hace enunciar cada palabra. Intente decir esto en voz alta: hablar más lento y enfatizar la última letra de cada palabra lo convierte en un orador más impactante. Si desea escuchar un ejemplo, escuche los discursos de Winston Churchill. Era un maestro en esta técnica.

    Mostrar referencias +

    Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

    Cómo ser más articulado en el habla y la narración cotidianas

    ¿Por qué es importante ser articulado?

    La capacidad de ser articulado en el habla y la narración cotidianas es esencial para la comunicación efectiva. Ser articulado significa poder expresarse de manera clara y concisa, utilizando un vocabulario rico y una estructura de oraciones coherente. Esto permite que el receptor de la información comprenda fácilmente el mensaje que se está transmitiendo y que se evite la confusión y los malentendidos.

    Consejos para ser más articulado en tu habla y narración

    1. Amplía tu vocabulario

    Para ser más articulado, es importante tener un vocabulario amplio y variado. Puedes lograr esto leyendo libros, artículos y periódicos, y buscando nuevas palabras en un diccionario. También puedes aprender nuevas palabras al escuchar conversaciones y programas de radio o televisión.

    2. Practica la claridad en tu habla

    Es importante hablar con claridad para que tu mensaje sea entendido. Habla con energía, respira profundamente y pronuncia cuidadosamente cada palabra para que tu audiencia pueda escuchar con claridad lo que dices.

    3. Estructura tu discurso

    Para conseguir una narración coherente, es fundamental estructurar tu discurso. Piensa en lo que quieres decir y en cómo quieres decirlo antes de empezar a hablar. Utiliza conectores y frases de transición para mantener la coherencia de tu discurso y para que tu audiencia pueda seguir fácilmente tu narración.

    4. Escucha a los demás

    Escuchar a otras personas hablar y narrar es una forma efectiva de mejorar tu habilidad para hablar y narrar . Observa la manera en que los demás se expresan y usa sus técnicas para mejorar tu propia narración. También puedes pedir consejos y retroalimentación a amigos cercanos o colegas.

    Conclusión

    Ser articulado en la habla y la narración cotidianas es una habilidad que puede ser aprendida y mejorada. Con estos consejos, podrás mejorar tu capacidad de comunicarte con claridad y concisión, y transmitir tus ideas efectivamente.

    Deja un comentario