Cómo ser más auténtico y genuino

¿Sientes que te falta autenticidad en tu vida y quieres descubrir cómo ser más genuino? En un mundo cada vez más influenciado por las redes sociales y las apariencias, es común perder nuestra verdadera esencia y convertirnos en alguien que no somos. Afortunadamente, existen varias estrategias que puedes emplear para conectar con tu verdadero yo y mostrarlo al mundo con confianza. En este artículo te presentamos algunas claves para ser más auténtico y encontrarte a ti mismo. ¡Sigue leyendo!

A la gente le encanta dar consejos como: «Solo sé tú mismo», pero es posible que te preguntes qué significa eso realmente. ¿Qué pasa si no sabes cómo ser tú mismo? ¿Cómo no puedes ser falso si ni siquiera sabes quién eres?

Puede parecer que estas preguntas son la fuente de su problema, pero el hecho de que las esté haciendo es una buena señal. Significa que estás más avanzado que muchas otras personas, que se pasan la vida huyendo de preguntas reflexivas como estas.

Este artículo proporciona una inmersión profunda en el autodescubrimiento, ayudándote a descubrir por qué no te sientes auténtico y qué puedes hacer para cambiar esto, interactuando de una manera más genuina con los demás.

anuncios

¿Qué es la autenticidad?

La autenticidad implica saber y mostrar quién eres. Conocerte a ti mismo significa comprender tu personalidad, tu estilo de comunicación y las cosas que te gustan y las que no te gustan. Saber quién eres también significa comprender tus pensamientos, sentimientos y deseos. Por lo general, te sientes falso cuando tus palabras y acciones no se alinean con tus pensamientos, sentimientos y creencias internos.[1]

Aquí hay algunas experiencias comunes reportadas por personas que no se sienten auténticas:[2]

  • “No siempre sé quién es el ‘verdadero yo’”.
  • “Por lo general, hago lo que la gente espera o me dice que haga”.
  • “Es difícil para mí defender lo que creo”.
  • “No me gusta cuánto cambio con otras personas o cuando estoy en una relación”.
  • “Me esfuerzo demasiado por encajar y agradar a la gente”.
  • “Me importa demasiado lo que los demás piensen de mí”.

¿Por qué te sientes inauténtico?

Sentirse poco auténtico a menudo es el resultado de no saber quién eres o de no gustarte quién eres.[1] Si no sabes quién eres, puede ser imposible saber si estás siendo real o falso con las personas. Si no te gusta quién eres, probablemente asumas que nadie más lo hará. Es posible que te esfuerces mucho en tratar de ser alguien diferente de lo que eres.

Cuando entiendes tus propios pensamientos, sentimientos y comportamientos, es mucho más fácil saber cuándo estás siendo real con las personas y cuándo no. La autoconciencia aparece constantemente en la investigación sobre la autenticidad, lo que sugiere que conocerse mejor a uno mismo es un primer paso esencial para ser más real con los demás.[1, 2]

Las personas que son auténticas disfrutan de relaciones más cercanas y son más sanas, felices y seguras que las personas que no se sienten auténticas.[1, 2] Ser más auténtico es un proceso que implica: volverse más consciente de sí mismo, aprender a quererse y aceptarse más, e interactuar de manera más genuina con las personas.[1, 2] A continuación, encontrarás actividades y estrategias para ayudarte a encontrar tu yo auténtico.

1. Usa encuestas y cuestionarios para aprender sobre ti mismo

Si bien hay cientos de cuestionarios diseñados para descubrirse a sí mismo, algunos son más confiables que otros. Las encuestas desarrolladas y utilizadas por psicólogos son mucho más confiables y pueden ser útiles para ayudarlo a ser más consciente de sí mismo.

Aquí hay algunas encuestas confiables para ayudarlo a ser más consciente de sí mismo:

  • los cinco grandes es una prueba de personalidad válida que los psicólogos usan para ayudar a identificar los rasgos y características de la personalidad.
  • Cuestionarios de valores fundamentales puede ayudar a identificar los ingredientes para una vida plena y significativa.
  • El Cuestionario de Estilo de Defensa es una herramienta probada que puede ayudarlo a identificar los mecanismos de defensa que utiliza, que pueden estar frenándolo.
  • El cuestionario de esquema joven es otra prueba de psicología que puede ayudarlo a identificar viejas historias y creencias negativas que pueden estar frenándolo.
  • Cuestionarios de carrera puede ayudarlo a identificar sus intereses, fortalezas y habilidades para ayudar a informar decisiones importantes sobre su carrera.
  • encuestas como la PHQ-9 (encuesta de depresión) y GAD-7 (encuesta de ansiedad) son a menudo utilizados por los consejeros para identificar problemas de salud mental subyacentes.
  • Utilizar esta escala de autenticidad para puntuar cuán auténtico eres con los demás.

2. Sigue tus sentimientos para encontrar lo que importa

Otra forma de volverse más consciente de sí mismo es seguir sus sentimientos. Piense en cada emoción (incluso las «malas») como pistas sobre las cosas que le importan. Cada vez que te enojas, te asustas, te emocionas o te alteras, tus emociones intentan comunicarse contigo. Si trata de adormecer sus sentimientos, ignorarlos o hacer algo que lo haga sentir mejor de inmediato, es posible que no capte el mensaje que tienen para usted.

La próxima vez que tenga una fuerte reacción emocional, intente usar estas habilidades para comprender de dónde proviene el sentimiento:

  • Nombra el sentimiento para ti mismo (p. ej., notar vergüenza cuando recibes comentarios negativos en el trabajo)
  • Localice la sensación en su cuerpo (p. ej., identifique una sensación de malestar en el estómago)
  • Ábrase alrededor de la sensación (p. ej., respire y suelte esa parte, deje que la sensación sea)
  • Deje que siga su curso (p. ej., siga la sensación hasta que disminuya la velocidad y se quede quieta)
  • Encuentre el significado (p. ej., pregúntese, “¿qué es lo que me importa a mí?” para identificar que se siente así porque le importa hacer un buen trabajo y quiere tener éxito)
  • Cuanto más esté en contacto con sus sentimientos, más comprenderá quién es usted, qué le importa y qué necesita y desea. Tus sentimientos son pistas sobre quién eres y qué te importa (tus valores fundamentales). Estar en contacto con estos valores fundamentales lo ayudará a mantenerse conectado con su yo auténtico.[3]

    3. Revisa viejas historias

    Como la mayoría de las personas, probablemente tengas un conjunto de viejas historias que te cuentas a ti mismo sobre quién eres. Las historias son creencias que te formas acerca de quién eres, lo que puedes y no puedes hacer y lo que “deberías” preocuparte. Muchos de estos se forman en la niñez pero continúan impactando su visión de sí mismo como adulto.

    Algunas de las viejas historias comunes que frenan a las personas incluyen:

    • Líneas de tiempo: Comenzar una carrera a los 25, estar casado y ser dueño de una casa a los 30, tener hijos a los 35
    • Expectativas: Expectativas de convertirse en médico, abogado o trabajar en el negocio familiar.
    • Condiciones: Creer que solo puedes ser feliz si o cuando alcanzas una determinada meta
    • Deberías: Reglas sobre lo que deberías hacer, ser, sentir o pensar.
    • Debilidades: Creencias sobre cosas en las que no eres bueno o no puedes hacer
    • Vergüenza: Creencias acerca de ser malo, diferente o “nunca es suficiente”
    • Diferencias: creencias sobre no encajar o no tener nada en común con las personas
    • Reglas: Expectativas sobre cómo funcionan o no las cosas al final, creer que el trabajo duro siempre da sus frutos, que siempre se sale con la suya, etc.

    Las viejas historias pueden limitarlo y encajonarlo y, a menudo, lo llevan a formarse una opinión sesgada de sí mismo que puede evitar que se vea a sí mismo.[1] Identificar la revisión de estas historias es una excelente manera de ver a través de estas versiones falsas de ti mismo y conectarte con tu yo auténtico. Asegúrate de que tus nuevas historias te ayuden a cambiar, crecer y conectarte con otras personas.

    4. Sé más amable contigo mismo

    Ser más amable y aceptarte más a ti mismo hará que sea más fácil ser real con las personas. Las investigaciones muestran que las personas informaron ser más auténticas en los días en que eran más compasivas consigo mismas, lo que sugiere que es más fácil ser auténtico cuando te gustas y te aceptas a ti mismo.[4]

    Al ser más amable contigo mismo y aceptar más los defectos, los errores y las inseguridades, podrás pasar menos tiempo escondiéndolos de los demás. Esto le permitirá relajarse e interactuar de maneras que se sientan más naturales y auténticas. Las investigaciones muestran que las personas compasivas consigo mismas son más felices, tienen más confianza y tienen mejores relaciones con las personas.[6]

    Prueba estos ejercicios para ser más amable contigo mismo:[6]

    • Prueba uno de estos ejercicios de autocompasión como escribir una carta de autocompasión o aprender a hablar contigo mismo como lo harías con un amigo.
    • Desarrolle una rutina de cuidado personal que incluya tiempo regular para «usted» haciendo actividades que encuentre relajantes o agradables.
    • Replantee sus errores como oportunidades para aprender, crecer y hacerlo mejor la próxima vez.
    • Escríbete una “nota de permiso” para ser menos perfecto, un poco más egoísta o para hacer algo bueno por ti mismo.

    5. Reconsidera tus fortalezas y debilidades

    Puede pensar en sus fortalezas y debilidades como opuestos, pero casi siempre están conectados. Las fortalezas y debilidades son solo características expresadas de una manera útil o inútil. Trate de hacer una lista de sus fortalezas y debilidades, y luego piense en las ventajas y desventajas de cada fortaleza.

    Use estos ejemplos para comenzar:

    • La honestidad puede ser una debilidad si eres demasiado franco o directo, pero una fortaleza cuando te lleva a actuar con integridad.
    • La lealtad puede ser una debilidad si hace que antepongas las necesidades de los demás a las tuyas o una fortaleza que te ayude a sobresalir como confiable y digno de confianza.
    • La sensibilidad puede ser una debilidad cuando te tomas las cosas de manera demasiado personal, pero también una fortaleza que te ayuda a ser más consciente de tus sentimientos y los sentimientos de los demás.
    • El control puede ser una debilidad cuando tratas de controlar las cosas fuera de ti, pero una fortaleza que te ayuda a ser cauteloso, organizado y estar al tanto de todo.
    • La pereza puede ser una debilidad cuando pospones las cosas, pero una fortaleza que te ayuda a estar relajado, tranquilo y tolerante.

    Tus fortalezas y debilidades son realmente solo herramientas en tu caja de herramientas. Un martillo se puede usar para construir cosas, destruirlas o incluso como un arma que usas contra ti mismo. Es más fácil aceptar sus «defectos» cuando los ve como herramientas que pueden ser útiles en ciertas situaciones.

    6. Deja de controlarte y juzgarte a ti mismo

    Según la investigación, las personas que se sienten falsas pasan mucho tiempo autocontrolándose, juzgándose y criticándose a sí mismas.[5] Puede sentir que tiene un monitor de pasillo interno que observa y juzga cada pensamiento, palabra y acción. Cuando el monitor de la sala está cerca, es posible que sea demasiado cuidadoso con todo lo que dice o hace, lo que dificulta ser real con las personas.

    Puede liberarse de su monitor de pasillo con estos consejos:[3, 4]

    • Concéntrese hacia afuera: ignore el monitor de su pasillo y centre su atención en los demás en lugar de en usted mismo. Cada vez que te encuentres atascado en tu cabeza, regresa suavemente tu atención a la otra persona.
    • Usa tus 5 sentidos: sal de tu cabeza siendo más consciente de dónde estás, centrándote en las vistas, los sonidos, los olores, los sabores y las cosas que puedes sentir.
    • Use la atención plena: aléjese de los pensamientos inútiles imaginando que cada pensamiento es como una nube que puede observar y ver alejarse flotando.
    • Dale un descanso a tu monitor: imagínate caminando hacia el monitor de tu pasillo y diciendo: «Has estado trabajando duro… ¿Por qué no te tomas el resto del día libre?». Cada vez que lo veas trabajando, recuérdale que se supone que debe estar en un descanso.

    7. Deja de intentar encajar

    La autora de éxitos de librería y trabajadora social Brene Brown dice que encajar significa tratar de ser más como otras personas para ser aceptado, en lugar de poder ser simplemente uno mismo. Esta no es la forma de ser auténtico, y tampoco te llevará a sentirte verdaderamente aceptado.[7]

    Si bien las situaciones sociales requieren que adaptes tu comportamiento hasta cierto punto para encajar, la razón por la que no te sientes genuino puede ser que te estás adaptando demasiado. Esta es una señal de que te esfuerzas demasiado por encajar y probablemente no estás siendo fiel a ti mismo. Cuando te enfocas más en ser real en lugar de gustar, es más fácil ser auténtico.

    8. Rompe las reglas

    Si te cuesta ser genuino en el trabajo o en las relaciones con personas que acabas de conocer, puede ser porque estás siguiendo un conjunto rígido de «reglas» para las situaciones sociales. Si bien estas reglas generalmente tienen la intención de mantenerte a salvo del rechazo, también pueden convertirse en una prisión que encierra a tu versión real y evita que alguien entre.

    Algunas de las reglas sociales más comunes que impiden que las personas sean genuinas incluyen:

    • Ensaye todo lo que diga: en lugar de ensayar cada «línea», trate de salirse del guión y deje que más de sus pensamientos sin filtrar se conviertan en palabras.
    • No hables de ti: no tienes que compartir demasiado con las personas que acabas de conocer, pero debes estar dispuesto a compartir alguna información personal sobre ti.
    • De acuerdo con todo: si bien es posible que tenga la necesidad de estar de acuerdo con todo lo que dice la gente, primero haga una revisión interna. Si no está de acuerdo, no asienta con la cabeza ni sonría ni diga “¡exactamente!”, simplemente quédese callado o dé su opinión educadamente.
    • Tómatelo con calma: no es probable que actuar con indiferencia te ayude a atraer amigos y convertirte en un imán para las personas. De hecho, puede alejar a las personas y desencadenar sus propias inseguridades.
    • Autocontrol: Mantener su enfoque solo en usted mismo puede evitar que capte las señales sociales y también puede alimentar su ansiedad, empeorándola. En su lugar, intente concentrarse en otras personas o en su entorno en lugar de en usted mismo.

    Cuando confías demasiado en reglas como estas, tus conversaciones pueden sentirse forzadas o incómodas. Romper las reglas puede dar miedo al principio, pero puede ayudarte a ser más auténtico y real con las personas y ayudará a que las conversaciones fluyan de forma más natural.

    9. Sé más transparente

    El paso final para ser más real con los demás es cambiar la forma en que interactúas con ellos. Trabaja para ser más abierto, honesto y real con las personas con las que hablas en línea, en las redes sociales y en la vida real. Ser más transparente significa dejar que otras personas te vean más.

    Esto incluye brindarles ventanas a su mente, su vida y, finalmente, sus emociones. Es posible que no te des cuenta de cuánto tiempo y esfuerzo dedicas a esconderte y mantener alejadas a las personas y cuánto contribuye esto a que te sientas inauténtico. Al dejar entrar a las personas, puede sentirse más auténtico al mismo tiempo que crea oportunidades para conexiones más profundas y significativas con las personas.[7]

    Puede trabajar para ser más transparente al:

    • Sé personal: permite que las personas vean partes de ti que normalmente ocultas. Esto podría ser información personal sobre su familia, de dónde es, pasatiempos extraños que tiene o incluso un sentido del humor peculiar.
    • Da a conocer tus intenciones: si quieres algo, puedes andar por las ramas en lugar de simplemente preguntarle a alguien directamente. Si quieres hacerte amigo de alguien, puedes demuéstralo hablándole más, pidiéndole que pase el rato o mostrando interés en conocerlo.
    • Usa declaraciones en primera persona: ser más directo con las personas y usar declaraciones en primera persona para decir cómo te sientes, qué piensas o qué quieres o necesitas puede ayudarte a sentirte más auténtico. Por ejemplo, decir: “Estaba pensando…” o “Tengo la sensación de que…” le da a la gente una invitación a su mundo interior.

    Pensamientos finales

    La autenticidad es un componente esencial del bienestar y se ha demostrado que es importante para formar relaciones reales y significativas con los demás.[1, 2, 3, 7] Al trabajar para entenderte mejor, gustarte más y cambiar las viejas creencias negativas sobre ti mismo, puedes volverte más consciente de ti mismo. Al abrirse, relajarse y dejar que las personas conozcan más sobre usted, podrá interactuar con las personas de maneras que se sientan más auténticas.

    Preguntas comunes sobre ser auténtico y genuino

    ¿Qué significa ser real?

    Ser real es diferente para todos porque significa ser uno mismo. Ser abierto sobre cómo te sientes, lo que piensas y lo que quieres son todos componentes de ser real con las personas.

    ¿Cómo sabré que estoy siendo auténtico?

    Sabrás que estás siendo auténtico cuando no te sientas tan deshonesto o falso con otras personas y cuando no trates de ocultarte, enmascararte o cambiarte para encajar o caerle bien a la gente.

    Mostrar referencias +

    Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

    Cómo ser más auténtico y genuino

    1. Conoce tus valores

    Sé consciente de tus valores y principios y asegúrate de vivir de acuerdo con ellos. Si no estás seguro de cuáles son tus valores, haz una lista de lo que es importante para ti. Vivir sincronizado con tus valores es fundamental para ser auténtico y genuino.

    2. Sé tú mismo

    Sé honesto contigo mismo, no trates de ser alguien que no eres. Acepta tus defectos y fortalezas, muestra tu verdadero yo y no trates de encajar en un molde que no es el tuyo.

    3. Comunica con claridad

    Habla con honestidad y claridad, no te escondas detrás de palabras vacías. La comunicación clara te permitirá expresarte de manera auténtica sin malentendidos.

    4. Aprende a decir «no»

    No te sientas presionado para complacer a los demás todo el tiempo. Aprende a decir «no» cuando algo no te sienta bien. Ser más auténtico implica saber cuándo establecer límites y cuándo ser fiel a tus convicciones.

    5. Aprende de tus errores

    No tengas miedo de cometer errores, en lugar de eso, aprende de ellos. Trata de no repetir los mismos errores, en su lugar, utilízalos como lecciones para ser más auténtico y crecer como persona.

    6. Sé amable contigo mismo

    Aprende a tratarte a ti mismo con amor y respeto para que puedas ser auténtico y genuino en tus interacciones con los demás. Trata de no ser demasiado crítico contigo mismo y aprende a perdonar tus errores.

    1. Conoce tus valores
    2. Sé tú mismo
    3. Comunica con claridad
    4. Aprende a decir «no»
    5. Aprende de tus errores
    6. Sé amable contigo mismo

    En resumen, ser más auténtico y genuino implica aceptarte a ti mismo, ser fiel a tus valores y principios, aprender a decir «no» cuando sea necesario, aprender de tus errores, comunicarte claramente y ser amable contigo mismo. Con práctica y tiempo, serás más auténtico y compartirás tu verdadero yo con aquellos que te rodean.

    Deja un comentario