Letreros, Arreglar los suyos, Manejar los de otros

Si eres dueño de un negocio o transitas constantemente por la ciudad, seguro habrás notado la importancia de los letreros en el mundo moderno. Estas señales son clave para comunicar la información necesaria a clientes, visitantes y transeúntes en general. Pero, ¿qué pasa cuando los letreros están deteriorados o mal diseñados? En este artículo te hablamos de cómo arreglar los tuyos y de cómo manejar los letreros de otros. ¡Toma nota!

Divulgación: esta página contiene enlaces de afiliados para seleccionar socios. Recibimos una comisión si elige realizar una compra después de hacer clic en ellos.

Hay muchas palabras de moda que circulan regularmente en los círculos de autoayuda y crecimiento personal.

Uno de ellos es el término “ego frágil”.

A menudo se usa como un insulto para condenar comportamientos que a las personas no les gustan. Pero la realidad es mucho más matizada y compleja de lo que la mayoría de la gente cree.

Además, tener un ego frágil es un obstáculo que puede causarle a alguien mucho sufrimiento a lo largo de la vida.

Echemos un vistazo a lo que significa tener un ego frágil y cómo manejarlo y repararlo, ya sea el tuyo o el de otra persona.

Habla con un terapeuta acreditado y experimentado para que te ayude a explorar y trabajar con tu frágil ego. Es posible que desee intentar hablar con uno a través de BetterHelp.com para obtener atención de calidad en su forma más conveniente.

¿Cuál es la definición de un ego frágil?

Para entender qué es un ego frágil, primero tenemos que entender qué es el ego.

En términos más simples, el ego de una persona es su identidad construida: quiénes creen que son. Su nombre, historia, intereses, valores, personalidad general, pasatiempos, etc. son todos factores que contribuyen a la identidad individual.

El ego es el sentido de sí mismo de una persona. Cuando alguien tiene un fuerte sentido de quién es y se siente cómodo y confiado en el manto que ha creado para sí mismo, a menudo puede parecer arrogante o «egoísta».

Esto generalmente significa que les gusta quiénes son, están entusiasmados con lo que hacen en la vida y creen que, en general, quienes los rodean los tienen en alta estima.

Alguien que tiene un ego frágil carece de un fuerte sentido de sí mismo.

Es posible que no sepan quiénes son o qué les gusta. Pueden sentir que carecen de valor inherente como ser humano y están convencidos de que a todos los que los rodean no les agradan.

Tener un ego frágil es algo muy difícil y doloroso de experimentar, y puede hacer que la vida sea extremadamente incómoda para quien lo sufre.

¿Cuáles son los signos de un ego frágil?

1. Se describen a sí mismos en términos negativos.

Una persona que tiene un ego frágil tiende a tener una autoestima y una autoestima muy bajas.

Cuando y si intentan describirse a sí mismos, utilizarán términos y frases que denotan una sensación de carencia, en lugar de abundancia. Además, esa ausencia percibida de un “algo” se percibe como negativa.

Por ejemplo, si se les pregunta qué tipo de pasatiempos tienen, podrían decir que no pueden practicar deportes porque son débiles y que no pueden crear música porque no tienen talento, pero les gusta mirar juegos de hockey y escuchar un género musical en particular.

Luego, intentarán reforzar una percepción de valor a través de la opinión de otras personas, como decir que son amigos de alguien en una banda en particular, o que pueden conseguirte boletos de primera fila para un juego, si los quieres.

2. Son hipersensibles a las críticas y se ofenden con facilidad.

Un ego frágil hace que una persona sea terriblemente sensible a cualquier tipo de crítica. Muchos se preparan perpetuamente contra los ataques y se ponen a la defensiva ante el más mínimo desaire percibido.

Además, pueden hacer absolutamente todo lo posible para convertirse en el tipo de persona que no puede ser criticada: si no se perciben defectos, no puede haber insultos, ¿verdad?

Esta hipersensibilidad también se expande al ámbito de la crítica constructiva. Están tan decididos a hacer todo bien que no quieren ningún tipo de comentario a menos que esté lleno de elogios y sea positivo. A menudo verá ejemplos de esto en las publicaciones de las redes sociales donde las personas piden «solo buenas vibraciones».

Como puede imaginar, esto no es un buen augurio para las personas en entornos de trabajo o postsecundaria estándar para adultos. Si entregan un ensayo que no pasa el examen, o si su jefe les pide que rehagan alguna parte de un proyecto, se derrumbarán. Pueden llorar, discutir o tomar medidas más extremas, como abandonar los estudios o dejar su trabajo por completo.

Para ellos, criticar algo que han hecho es como criticarlos personalmente, y no pueden manejarlo. En absoluto. En lugar de pensar «está bien, hice lo que pensé que era mejor, pero veo que hay espacio para mejorar», pensarán «soy inútil y sin valor y nunca voy a hacerlo bien, así que nunca me molestaré en intentarlo de nuevo». .”

Del mismo modo, se ofenden con mucha facilidad por aquellos que tienen opiniones diferentes o tienen valores diferentes a los suyos. Dado que están tan fuertemente definidos por sus valores y opiniones elegidos, cualquier cosa que les haga cuestionar cómo se sienten o qué piensan se ve como una amenaza y se trata como tal.

3. Buscan ser perfectos.

Esto amplía la nota anterior sobre la hipersensibilidad a la crítica. Una persona con un ego frágil a menudo será un triunfador, yendo más allá para ser el mejor en lo que sea que elija cultivar como su personalidad.

Pueden hacer ejercicio y entrenar obsesivamente para ganar elogios (y posiblemente medallas) por su habilidad atlética. O ahorrarán para una cirugía plástica en un intento de evitar que su apariencia se desvanezca para que no puedan ser insultados por tener la audacia de envejecer.

4. Tienen identidades personales maleables.

Verá esto mucho en las personas que saltan de un grupo de nicho a otro o parecen cambiar sus valores, estilo y pronombres con regularidad.

Un día podrían ser aliados veganos militantes LGTBQ+, pero cuando te los encuentras seis meses después, son aficionados a la dieta cetogénica de CrossFit.

No hay absolutamente nada de malo en probarse diferentes «sombreros» a medida que avanzamos en la vida para ayudarnos a descubrir quiénes somos. De hecho, la mayoría de nosotros cambiaremos de dirección y seremos versiones muy diferentes de nosotros mismos en diferentes puntos de nuestro desarrollo personal.

Las diferencias entre la evolución estándar a través de la búsqueda del alma y el comportamiento del ego frágil son de donde provienen estos cambios y cómo nos comportamos con los demás que son diferentes a nosotros.

Por ejemplo, la persona ficticia mencionada anteriormente podría haberse burlado terriblemente de los carnívoros cuando eran veganos, y luego se burló de los veganos cuando decidieron cambiar a una dieta cetogénica.

Sus puntos de vista y comportamientos estarán influenciados por el círculo social en el que están involucrados, y menospreciarán a sus compañeros o los aplaudirán dependiendo de lo que estén haciendo los otros miembros de su grupo. Reflejarán e imitarán para congraciarse y ser vistos como valiosos e importantes.

5. Están hiperenfocados en impresionar a otras personas.

Dado que todo su sentido de autoestima proviene de la opinión de otras personas, harán todo lo posible para impresionar y fascinar a los que los rodean.

En primer lugar, pueden cultivar una apariencia única que atraerá la atención y el aprecio de los demás. Tal vez se vistan con un estilo vintage que pocas personas usan, con un color de cabello característico o un accesorio que los diferencie de los demás.

Es posible que se propongan entablar amistad, incluso salir con personas a las que tienen en gran estima, para que puedan nombrarlos en grupos o mostrar a su amante en público. Después de todo, si ese actor, músico, autor, etc. está saliendo con ellos, entonces eso es prueba de que tienen valor y valor como ser humano, ¿no?

Si no tienen los atributos para impresionar a otros físicamente, pueden hacerlo con sus logros. Por ejemplo, pueden asumir más trabajo del que pueden manejar para mostrar cuán capaces son, o dedicarse a un trabajo de caridad agotador para que otros los aprecien y le digan al mundo cuán desinteresados ​​y generosos son.

Sus esfuerzos tienen poco que ver con hacer el bien en el mundo, sino que se centran en ganar reconocimiento y elogios. A menudo se muestran arrogantes y tienden a no perdonar los desaires que perciben hacia ellos. Si alguien tiene la audacia de hacerlo sentir insultado u ofendido, es probable que lo eliminen de la vida de esa persona y lo conviertan en persona non grata para siempre.

6. Son incapaces de tomar decisiones firmes.

Cuando una persona tiene un ego frágil, no confiará en su propia intuición e intereses a la hora de tomar decisiones. Harán balbuceos sobre todo y pedirán a innumerables personas sus consejos y opiniones para ayudarlos a tomar una decisión.

Claro, es posible que sepan en el fondo lo que realmente quieren elegir, pero tienen tanto miedo de tomar la decisión «equivocada» o de que se burlen de ellos por elegir lo que realmente les gusta que prefieren que otros dicten sus elecciones de vida por ellos.

Por supuesto, es probable que se sientan miserables si aceptan la elección de otra persona, pero ignorarán ese sentimiento diciéndose a sí mismos que son estúpidos por querer algo diferente; que las otras personas que son más inteligentes, geniales y exitosas saben mejor.

Cosas que muchas personas con egos frágiles usan como identificadores:

Muchas personas que tienen problemas de ego frágil dividen su personalidad en unos pocos identificadores diferentes. A menudo tratan de “engrandecerse” comparándose con aquellos a quienes consideran inferiores. En términos más simples, es sobre quién se pueden sentir mejor y sobre quién pueden volcar su vitriolo.

Estos generalmente se pueden agrupar en tres categorías principales: lo que tienen, lo que no tienen y quiénes no son.

Lo que tienen.

Como se mencionó anteriormente, una persona con un ego frágil está tratando de obtener elogios y reconocimiento de los demás. Como tal, a menudo basarán su personalidad en torno a sus posesiones o logros.

Cuando intentas tener una conversación con ellos, seguirán llamando la atención sobre los aspectos de ellos mismos que consideran más impresionantes. Podría ser su educación, su trabajo o el automóvil que les costó el equivalente a su salario anual.

En términos de los nombres que mencionamos anteriormente, a menudo también incluirán esos detalles en la conversación. Oh, cenaron con una celebridad X la semana pasada, ¿y sabías que su pareja es modelo para la marca de diseñador X? Etc.

Dado que tienen muy poco de qué hablar en términos de su propia vida e intereses, se centrarán en cambio en sus pertenencias.

Lo que no tienen.

De la misma manera que alabarán sus propios logros, también podrían poner énfasis en las muchas cosas poco atractivas que no tienen.

Por ejemplo, si están obsesionados con mantener su idea de perfección física, podrían señalar a aquellos que no están en buena forma física. Juzgarán las elecciones de alimentos y los hábitos de vida de los demás, posiblemente condenándolos por ser perezosos.

También pueden adoptar una actitud de «más santo que tú» cuando se trata de problemas de salud de otras personas. Muy a menudo, ignorarán los problemas de salud de otra persona como autoinfligidos o de alguna manera «merecidos», y actuarán como superiores a los afligidos porque no tienen los mismos problemas.

Quiénes (y qué) no son.

Alguien con un ego frágil puede mostrar disgusto por alguien que está en un nivel de ingresos más bajo que ellos, por ejemplo, o alguien cuyo estilo de ropa no es típicamente «a la moda».

Puede encontrarlos burlándose de aquellos que no tienen su nivel de educación, o que no han leído los libros correctos, visto las películas correctas o no son conscientes de los problemas sociales que consideran importantes.

Además, es posible que se nieguen a hacer cosas que consideran que están «por debajo» de ellos. Esto podría incluir trabajos que no son tan prestigiosos como creen que se merecen, o tareas domésticas que pueden resultarles desagradables.

¿Los narcisistas tienen egos frágiles?

No necesariamente como regla general, pero muchos lo hacen. Hay varias condiciones que pueden involucrar la fragilidad del ego, y estas pueden incluir el trastorno narcisista de la personalidad y el trastorno límite de la personalidad.

Ambos trastornos pueden hacer que las personas sean hipersensibles a las críticas. A menudo están descontentos consigo mismos sobre una base fundamental, por lo que tratan de engrandecerse a los ojos de otras personas.

Mientras que el autoengrandecimiento de un narcisista a menudo hará que menosprecie a una persona que lo critica, alguien con TLP se sentirá destrozado hasta la médula. Pueden encerrarse en sí mismos y autolesionarse en un intento de lidiar con el dolor de la crítica y el rechazo, o pueden romper los lazos con toda la red social en la que estaban involucrados. De esta manera, no tendrán que sentir vergüenza u otras consecuencias emocionales negativas.

Es importante notar una vez más que la fragilidad del ego a menudo es causada por un trauma en la juventud. Como resultado, es beneficioso tratar de ser paciente y compasivo durante el proceso de curación, ya sea el tuyo o el de otra persona.

La autocondena y la hipersensibilidad a la crítica generalmente se derivan de la crueldad recibida mientras se es vulnerable. Cuando y si la fragilidad del ego asoma la cabeza, trate de ver más allá del comportamiento defensivo y petulante hacia el niño o adolescente que fue maltratado horriblemente para que dicha fragilidad existiera en primer lugar.

¿Cómo puedes abordar y arreglar tu frágil ego?

Dado que un ego frágil se deriva de la falta de valor percibido en la autoestima de uno mismo, ese es un buen indicador de dónde puede comenzar a arreglar el suyo.

Trabaja con un buen terapeuta.

Desentrañar una fachada de ego cuidadosamente construida puede ser inmensamente difícil. No solo implica el desmantelamiento de las estructuras de comportamiento que lo han mantenido a uno apoyado durante años, sino que también deja a la persona desnuda y vulnerable mientras intenta descubrirse a sí misma.

Si ha estado dando vueltas durante años sin vivir su vida de manera auténtica, es posible que sienta una ansiedad significativa, incluso pánico, al enfrentarse a este tipo de viaje introspectivo.

Aquí es donde un gran terapeuta o consejero puede hacerte mucho bien. Además de hacerle preguntas vitales que pueden ayudarlo a descubrir quién es usted y dónde quiere estar (¡y continuar desde aquí!), pueden ofrecerle apoyo y orientación a través de esta metamorfosis.

Claro, los verdaderos amigos pueden ayudarte siendo animadores de apoyo mientras cambias a una piel auténtica y que te queda mejor, pero es posible que no sepan cómo calmarte durante los ataques de pánico. Es posible que no sepan las cosas correctas para decir cuando y si te encuentras con el rechazo de los miembros de la familia o la dureza de una comunidad religiosa.

Encuentre un terapeuta con el que se sienta cómodo y tendrá una estructura de apoyo invaluable en la que apoyarse mientras aprende a reconstruirse.

Recomendamos la terapia en línea que se encuentra en BetterHelp.com. Puede hablar con alguien desde cualquier parte del mundo en el momento que más le convenga. Es fácil y conveniente.

Aquí está ese enlace nuevamente para obtener más información o para reservar su primera sesión.

Encuentra la causa de la fragilidad.

En primer lugar, puede intentar hacer un poco de examen de conciencia para determinar de dónde proviene esta fragilidad.

O, en términos más simples: ¿quién te lastimó?

Es posible que haya notado que la mayoría de los niños pequeños están muy contentos con quienes son. Si miras al niño promedio, pavoneándose con ropa con estampado de personajes de dibujos animados que no combinan, usando las gafas de sol de sus padres y las botas de sus hermanos mayores, probablemente estén bastante contentos con ellos mismos. Les gusta cómo se ven, saben lo que les gusta y lo que no les gusta, y son curiosos y juguetones acerca de sus percepciones del mundo que los rodea.

Entonces, en algún momento, algo cambia. Se enciende un interruptor que les hace cuestionar todo lo que saben y les gusta de sí mismos. Además, también les hace cuestionar su simpatía general por parte de otras personas.

Si están expuestos a críticas y abusos de forma regular, esto puede hacer que estén hipervigilantes sobre todas sus opciones de vida. Todo lo que hacen se analiza en busca de posibles críticas y se eligen o evitan en consecuencia. Aprenden desde el principio que sus propios gustos y disgustos son bastante irrelevantes: lo único que importa es que se comporten de una manera que no alimente la crueldad de otras personas hacia ellos.

Esa triste lección se convierte en una armadura alrededor de la cual se esculpe toda su vida. Como resultado, es posible que honestamente no tengan idea de lo que les gusta o disgusta sinceramente, o lo que los haría felices. Otras personas han estado dictando los parámetros de quiénes son durante tanto tiempo que son simplemente pasajeros en su propia historia de vida.

Participa en una intensa búsqueda del alma.

Si te has dado cuenta de que tu frágil ego te está causando más daño que bien en la vida y estás listo para emprender un camino de mayor autenticidad y satisfacción, entonces ese es un magnífico primer paso. Permíteme ser el primero en felicitarte por ese nivel de autoconciencia y por el hecho de que estás dando pasos para mejorar las cosas.

Tampoco lo digo como un lugar común hueco. Estás haciendo un trabajo realmente bueno aquí, y tengo plena fe en tu capacidad para descubrir quién eres realmente y qué te dará el tipo de vida plena que estás buscando.

Una cosa que a menudo recomiendo a las personas es que obtengan uno de esos libros de preguntas y respuestas para completar. Estos diarios «todo sobre mí» hacen muchas preguntas interesantes que invitan a la reflexión para que el escritor las responda. Estas preguntas comienzan de manera fácil, con preguntas sobre colores y alimentos favoritos, pero luego profundizan un poco más.

Muchas de estas preguntas pueden hacerle pensar en qué es lo que realmente aprecia y valora en comparación con lo que se ha estado aferrando para ganar la aceptación de sus compañeros y de un grupo social más amplio.

Por ejemplo, ¿se ha identificado con un nicho o una causa en particular porque le hace sentir que es parte de algo grande e importante? ¿Se siente valorado y visto por su participación en este grupo? ¿O estás participando porque sinceramente sientes con fuerza lo que ellos piensan, sienten, participan y defienden?

Muchas personas experimentan una gran depresión si no viven una vida fiel a sí mismas. Cultivan una estética o una personalidad que no es sincera, únicamente porque desean desesperadamente ser apreciados y parte de un grupo.

Pero esa es una mascarada que no se puede mantener indefinidamente. Es como pretender ser feliz en una relación romántica en la que no hay una conexión o atracción real, pero de todos modos están de acuerdo porque se ven bien como pareja y están contentos con sus comodidades.

Necesitamos encontrarte.

Apóyate en lo que te duele para comprenderte mejor.

La personalidad que has estado cultivando es una especie de mortaja que ha estado oscureciendo tu verdadero yo. Lo más probable es que haya estado increíblemente a la defensiva al respecto y que se haya apresurado a arremeter contra aquellos que pueden haber cuestionado sus motivaciones o criticado sus intereses.

Cuando sentimos dolor, es un indicador notable de lo que debe abordarse y cambiarse. Piense en esto como hacer un escaneo profundo del alma similar a cuando un médico realiza un examen físico.

Si presionan en un área y duele, eso es un indicador de que hay algo que no está del todo bien allí. Tal vez haya inflamación en la fascia del músculo o una pequeña fractura en el hueso. O tal vez haya una infección allí que habría pasado desapercibida si no hubiera sido pinchada. Ahora que sabemos que está ahí, se puede tratar en consecuencia, ¿verdad?

Lo mismo ocurre con las heridas del ego.

Considere algunas de las reacciones instintivas que ha tenido recientemente ante lo que percibió como críticas de los demás. Estas reacciones negativas a menudo suceden porque en el fondo sabemos que hay un elemento de verdad en ellas, pero estamos tan enredados en la mascarada que estamos representando que no queremos mirar debajo de la superficie.

Si profundizamos demasiado, tendremos que cuestionar nuestra autenticidad… y eso puede dar miedo. ¿Qué pasa si tratamos de ser fieles a nosotros mismos y los demás no nos quieren por eso? O peor aún, ¿burlarse de nosotros?
¿Qué pasa si nos excluyen del grupo de compañeros del que hemos trabajado tan duro para ser parte?

La respuesta a todo eso es simple: si las personas que dicen preocuparse por ti te rechazan o te condenan por ser fiel a ti mismo, entonces realmente no se preocupan por ti en absoluto.

Las personas te mostrarán quiénes son en momentos de dificultad. A partir de ahí, puedes determinar qué es más importante para ti: seguir manteniendo un grupo social basado en el cumplimiento superficial o cultivar una “tribu” más fuerte llena de personas que te aman por lo que eres. Por cada grupo que te mira con desdén, hay otros tres que te recibirán con los brazos abiertos.

Permítete espacio para fallar y crecer.

A medida que avance en este viaje de autodescubrimiento, sin duda tropezará y se asustará de vez en cuando. Esto es particularmente cierto para las personas más jóvenes que están tratando de descubrir lo que sienten y piensan, pero puede ser relevante a cualquier edad.

Piense en ello como probarse diferentes conjuntos cuando sale de compras. Algunos te quedarán mejor que otros, y algunos pueden parecer geniales la primera vez que te los pruebes, pero luego te das cuenta de que el hecho de que te quede bien no significa que te guste. Y eso está bien.

No hay límite de tiempo para el autodescubrimiento y la autenticidad. Puedes tener 90 años y empezar a darte cuenta de quién eres realmente y qué es lo que realmente amas, y eso es increíble. Siempre tienes tiempo y aprenderás más sobre ti mismo con cada tropiezo y paso en falso.

¿Cuáles son algunas formas efectivas de lidiar con los frágiles egos de otras personas?

En primer lugar, recuerda lo que mencionamos anteriormente con respecto a su niño interior herido. Esta persona no pretende ser tan frágil cuando se trata de críticas: ha sido herida en un nivel fundamental y todavía tiene que entenderse a sí misma.

Como resultado, siempre que tenga que corregirlos de alguna manera, trate de hacerlo alegre y positivo, y ofrezca explicaciones de por qué se está realizando la corrección. Si es lógico y racional y no es un ataque personal, es más probable que se adapten en el futuro.

Por ejemplo: en lugar de decir “cortaste las zanahorias de la manera incorrecta”, intenta decir “¡Agradezco tu ayuda para preparar la cena! ¿Sabías que si las zanahorias se cortan todas del mismo tamaño, entonces se cocinan uniformemente? Trato de cortarlos todos del mismo tamaño, pero necesito mucha más práctica”.

Esto les brinda cierta información lógica para procesar, al mismo tiempo que reconoce que tampoco eres perfecto en este esfuerzo. También los alienta a ampliar su conjunto de habilidades de una manera alentadora en lugar de insultos y condenas.

Si te encuentras lidiando con un colega o conocido que muestra signos de ego frágil, puedes tranquilizarlo y calmarlo significativamente. Haga esto ayudándolos a darse cuenta de que son valorados por lo que son, en lugar de las cosas superficiales por las que tratan de llamar la atención.

Aunque su comportamiento de búsqueda de atención y auto-engrandecimiento puede ser agotador y molesto a veces, se benefician mucho de una conexión sincera. Después de todo, solo se comportan de esa manera porque están profundamente heridos y tratando de ser aceptados por los demás.

¿La recepcionista del trabajo se extiende sobre su guardarropa de diseñador y sus obsesiones con las marcas de lujo? Hágale saber de pasada que su letra es realmente elegante y hermosa, o pídale consejo sobre dónde conseguir el maravilloso té que trae para compartir.

¿O el chico que estás viendo está obsesionado con el ejercicio y el arreglo personal? Mencione algunos de los libros que vio en su estantería y pregúntele si tiene recomendaciones para que los lea.

Cuando alguien tiene un ego frágil, puede ser desarmado y alentado por aquellos que hacen saber que son apreciados como seres humanos, con todas sus debilidades y debilidades. Que no tienen que ser “perfectos” y que hay cosas en ellos que otros amarán y apreciarán, en lugar de burlarse de ellos.

El amor incondicional y la aceptación son de suma importancia cuando se trata de manejar y arreglar un ego frágil. Desafortunadamente, a menudo es más fácil amar y aceptar a los demás que volver ese cuidado hacia nosotros mismos. Tendemos a juzgarnos a nosotros mismos con más dureza y a ser mucho menos indulgentes de lo que seríamos con nuestras parejas, amigos y familiares.

Hay una cita muy conocida de Siddharta Gautama (también conocido como el Buda) que dice: «Puedes buscar en todo el mundo y no encontrarás a nadie que merezca más tu bondad y buenos deseos que tú mismo».

Tratemos todos de ser un poco más amables y compasivos con nosotros mismos mientras salimos del paso y tratamos de descifrarnos un poco mejor. Al hacerlo, también podemos ser mucho más amables y compasivos con los demás.

¿Todavía no estás seguro de cómo arreglar un ego frágil? Hable hoy con un terapeuta que pueda guiarlo a través del proceso. Simplemente conéctese con uno de los terapeutas experimentados en BetterHelp.com.

También te puede interesar:

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Letreros, Arreglar los suyos, Manejar los de otros

¿Por qué es importante tener letreros claros y bien colocados?

Un letrero claro y bien colocado puede marcar una gran diferencia en la efectividad de su mensaje. Pueden ayudar a guiar a los clientes a través de su negocio, atraer su atención hacia un producto o servicio en particular, o simplemente comunicar información importante. Por otro lado, los letreros confusos, mal escritos o mal colocados pueden causar problemas, correr a los clientes y, en última instancia, afectar su resultado final.

Arreglando los letreros

Es importante revisar regularmente sus letreros para asegurarse de que estén en buen estado y funcionando correctamente. Si un letrero necesita ser reparado o reemplazado, es importante hacerlo de inmediato. Los letreros rotos o que no funcionan correctamente pueden enviar un mensaje equivocado a sus clientes, lo que podría tener un efecto negativo en su negocio.

Si no tiene experiencia en reparación de letreros, puede ser mejor trabajar con una empresa de señalización profesional. Estas empresas tienen experiencia en la instalación, mantenimiento y reparación de letreros, por lo que pueden ofrecer asesoramiento y soluciones expertas para sus necesidades de señalización.

Manejar los letreros de otros

Además de cuidar sus propios letreros, también puede ser útil tener en cuenta cómo se ven los letreros de otros negocios en su vecindario. ¿Hay algún letrero que dificulte el acceso a su negocio o genere confusión para los clientes? Si es así, considere hablar con el dueño de la empresa para encontrar una solución mutuamente beneficiosa.

Por otro lado, si ve un letrero en otro negocio que le guste, tome nota de lo que lo hace efectivo y considerar cómo puede aplicar esas ideas a su propio negocio. Siempre hay oportunidades para aprender y mejorar en el mundo de la señalización.

    Algunos consejos finales para maximizar el impacto de sus letreros:

  1. Asegúrese de que sean fáciles de leer y comprender.
  2. Use colores brillantes y llamativos para atraer la atención de los clientes.
  3. Coloque los letreros a la altura de los ojos de los clientes para que sean fácilmente visibles.
  4. Actualice regularmente la información en sus letreros para que sean exactos y relevantes.

Deja un comentario