«Necesito estar ocupado todo el tiempo»

Si te sientes ansioso, inquieto y no puedes estar inactivo ni un minuto, es probable que te identifiques con el título de este artículo. La necesidad de estar siempre ocupado es cada vez más común en nuestra sociedad, y aunque puede parecer positivo al principio, puede convertirse en un problema que afecte nuestra salud mental y física. En este artículo exploraremos las razones detrás de esta necesidad, sus posibles consecuencias y algunas estrategias para aprender a disfrutar de momentos de paz y tranquilidad. ¡No te lo pierdas!

¿Sientes la necesidad de estar constantemente ocupado?

Seamos claros: ocupado es diferente de productivo. Puede estar ocupado y ser productivo, pero estar ocupado no significa necesariamente ser productivo.

Ocupado solo significa que tienes muchas cosas que hacer. Productivo significa que estás logrando algo significativo con tus acciones.

¿Por qué importa esto?

Porque muchas personas empacan sus vidas con ocupaciones improductivas como un medio para hacer frente a otros problemas que puedan estar teniendo. Después de todo, si está ocupado, no tiene que quedarse quieto con sus pensamientos y emociones. Puedes salir constantemente del presente enfocándote en lo siguiente que debes hacer.

Las personas pueden usar el ajetreo para hacer frente a la ansiedad, la depresión, el trauma u otros problemas de salud mental. Algunas personas pueden usar el ajetreo para evitar una vida infeliz.

Esto puede ayudarlo a superar un momento difícil, pero en realidad no lo ayuda a sanar o crecer.

La otra cara de la moneda es la adicción. El ajetreo tiene que ver con hacer las cosas, lo que también activa los circuitos de recompensa en su cerebro, lo que hace que una persona siga subconscientemente persiguiendo esos éxitos. Ahora, no hay nada de malo en querer trabajar duro o lograr metas. De nada. Es cuando comienzas a descuidar otras áreas de tu vida a favor de la persecución que se convierte en un problema.

¿Entonces, qué puede hacer usted al respecto? ¿Cómo puedes combatir la necesidad de estar siempre ocupado?

1. Trabaja para mejorar tu salud mental.

Las personas a menudo usan el ajetreo para distraerse de otros problemas con los que viven.

El ajetreo impide que las personas vivan en el presente. En lugar de sentarse de brazos cruzados con sus pensamientos y emociones, están pensando en lo siguiente que deben hacer. Puede ser el trabajo, un compromiso social, las tareas del hogar o cualquier cosa que requiera su tiempo y atención.

Esto no es necesariamente un problema de enfermedad mental. Tal vez tengas una vida hogareña difícil o tu relación se esté desmoronando. Es posible que no desee lidiar con esas emociones negativas. El escapismo es una forma en que las personas intentan evitar hacer frente a la fea realidad. Y no estamos tirando piedras aquí. Todo el mundo lo ha hecho de alguna manera.

Deténgase para examinar lo que está pasando en su mente. Si está pasando por un momento difícil, puede valer la pena comunicarse con una red de apoyo (si tiene una) o hablar con un consejero sobre lo que está enfrentando. A veces nuestros problemas pueden parecer imposibles porque simplemente no sabemos cómo lidiar con ellos.

2. Aborda tu miedo a perderte algo.

Las personas pueden llenar su agenda con actividades porque no quieren perderse lo que está pasando. Una vez más, esto no es necesariamente algo malo a menos que esté afectando negativamente su capacidad para conducir su vida.

Esta persona puede llenar su agenda con eventos sociales, salir de fiesta o asegurarse de estar constantemente en movimiento. Simplemente no pueden quedarse quietos por un período prolongado porque no quieren perderse un buen momento o posiblemente perder una experiencia.

Eso no es algo malo con moderación. Las experiencias son buenas para el alma. Sin embargo, vale la pena abordarlo cuando esa necesidad constante de involucrarse comience a afectarlo negativamente.

Tal vez te sientas ansioso por perderte algo. Puede sentirse deprimido o desanimado porque las cosas no salieron según lo planeado. Tal vez tengas celos y envidia porque tus amigos hacen algo que tú no hiciste.

Otras personas pueden haber apostado toda su identidad a ser la persona que siempre está ahí. Entonces siempre dicen que sí a todo porque no tienen límites saludables y quieren ser vistos como confiables.

En ese caso, es útil dar un paso atrás y dejar que otras personas llenen el vacío. No es necesario que te agobies para tener todas las experiencias. En su lugar, trate de concentrarse en la calidad de sus experiencias. Haz las cosas que realmente quieres hacer en lugar de las que podrías sentirte tibio.

3. No vivas tu vida según los estándares de los demás.

Nosotros, como sociedad, vemos el ajetreo como un estándar y una medida del éxito. ¡La gente perezosa no gana! ¡Tienes que apresurarte! ¡Tienes que moler! ¿Por qué no estás trabajando 60 horas a la semana? ¿Por qué no tienes un trabajo de medio tiempo? ¿Por qué no tienes un ajetreo lateral? ¿Por qué no estás constantemente ocupado? ¡Tengo que ganar suficiente dinero para comprar todas las cosas! ¡Tengo que conseguir ese buen auto, ropa elegante, lo último y lo mejor en tecnología!

Hablamos de estas personas en un sentido de asombro en lugar de lástima. ¿Felicitaciones por comprar un bolso de $2000 con un nombre italiano? Espero que tus amigos estén impresionados. Esta bolsa de plástico no es tan impresionante, pero aun así logró exactamente el mismo objetivo.

Mucha gente está ocupada tratando de cumplir con estándares que no son saludables para ellos. Y no se trata sólo de cosas como el consumismo. También es la persona que mira fotos y videos filtrados de personas influyentes en el estado físico y decide que quiere lucir así, por lo que pasa 40 horas a la semana en el gimnasio trabajando en una lesión que le cambia la vida.

Persigue lo que quieres de la vida. Establecer y aplastar objetivos. Simplemente no te sobrecargues con cosas que hacer para impresionar a otras personas o porque estás tratando de cumplir con algún estándar superficial.

Y definitivamente no lo hagas porque la gente en las redes sociales lo haga. Puedo asegurarles que lo más probable es que no representen honestamente la vida que realmente llevan, ya sea usando filtros de imagen, alquilando ropa costosa para tomar fotografías o tomándose una selfie con el auto de otra persona.

4. Cree tiempo dedicado en su horario para reducir la velocidad.

Lo primero que una persona ocupada suele sacrificar por su actividad es el cuidado personal. “No tengo tiempo para sentarme y no hacer nada. No tengo tiempo para ir al gimnasio, meditar o dedicarme a mi pasatiempo. ¡Tengo tanto que hacer y pocas horas en el día!”

Tienes que hacer tiempo y espacio para reducir la velocidad. No va a aparecer de la nada. Si no toma medidas activas para crear ese espacio, simplemente lo llenará con más cosas para hacer. Entonces, ¿cómo manejas eso?

Programas el cuidado personal en tus rutinas habituales y luego tratas ese cuidado personal como tu principal prioridad. No lo cambie ni lo altere a menos que sea absolutamente necesario. Haces que tu cuidado personal sea una parte regular de tu vida al hacer eso.

Puede ser algo como leer durante una hora para relajarse antes de acostarse, levantarse temprano para hacer ejercicio o ir al gimnasio después del trabajo tres días a la semana. Demonios, puedes reservar una hora para no hacer nada más que escuchar música, relajarte y mirar por la ventana.

Sea lo que sea, bloquéalo en tu horario y no dejes que nada más lo infrinja. El autocuidado es necesario si desea mantenerse bien y saludable.

5. No permita que la culpa lo empuje a estar ocupado.

La culpa puede ser un motivador que mantiene ocupada a la gente. A veces, una persona se mantiene ocupada porque ha sido condicionada a trabajar duro constantemente. Y si no están trabajando duro, deben ser perezosos, y si son perezosos, entonces debe haber algo malo en ellos.

El simple hecho de permanecer sentado demasiado tiempo puede hacer que este tipo de persona se sienta muy ansiosa e incómoda. Y si esta persona es usted, probablemente se beneficiaría de elegir quedarse quieto y hacer menos con más frecuencia.

Por supuesto, estar quieto puede ser un lujo. Algunas personas se mantienen ocupadas porque no tienen otra opción al respecto. Los niños tienen que comer, las tareas del hogar no se van a hacer solas y estas facturas ciertamente no se están abaratando. Estar sobrecargado de trabajo y constantemente estresado puede facilitar los sentimientos de culpa porque crea el temor de que te estás quedando atrás. Y ese miedo puede estar totalmente justificado.

Aún así, una vez que salgas de ese hoyo y te adelantes a la carrera, necesitarás encontrar formas de reducir la velocidad y simplemente relajarte. Puede sentirse incómodo, pero será más fácil cuanto más lo haga.

6. Pregúntese, ¿por qué?

¿Qué es lo que te impulsa a estar ocupado? ¿De dónde vino? ¿Fue un padre diciéndote que eres flojo por no trabajar? ¿Es un sentimiento incómodo por no sentirse productivo? ¿Está evitando algo en su vida que realmente necesita abordar? ¿Anhelas la sensación de éxito?

¿Qué es lo que te impulsa a seguir haciendo cosas, cosas que ni siquiera importan tanto?

¿Puedes determinar lo esencial y concentrarte más en eso en lugar de en el trabajo pesado?

Puede o no estar familiarizado con el Principio de Pareto. El Principio de Pareto es la idea de que el 80% de las consecuencias y los resultados provienen del 20% del trabajo. Este principio se aplica a tantas actividades e industrias. Déjame darte un ejemplo de cómo funciona.

Considere un escritor. Quieren sentarse y escribir una novela. Bueno, ¡hay tanto que planear hacer! ¡Necesitan desarrollar personajes, arcos de la historia, generar ideas, delinear, ajustar esto, arreglar eso y hacer más investigación! Y aunque todo eso está muy bien, muchos aspirantes a escritores se pierden en todo ese trabajo en lugar de, ya sabes, escribir la novela. Pero no, todavía están escribiendo, pero en realidad no están escribiendo; simplemente están leyendo e investigando de nuevo.

La forma en que usa el Principio de Pareto, o la Regla 80/20, para su beneficio es identificar el 20% y enfocarse mucho en eso. No todos los personajes del libro necesitan un linaje e historia familiares completos. Son horas y horas de trabajo inútil que impiden que el escritor realmente escriba.

Incluso en el desarrollo de software, tomado de la página de Wikipedia en el Principio de ParetoMicrosoft señaló que corregir el 20 % de los errores más notificados reduciría los errores y bloqueos relacionados en un 80 %.

Trabaja duro. Esfuérzate por tus objetivos. Pero no te entierres bajo un montón de trabajo. No utilice el trabajo ocupado para evitar las partes difíciles de su vida. En su lugar, confróntalos, sumérgete en ellos, resuélvelos.

Y recuerda, si puedes identificar el 20 % más importante en el que concentrar tu energía, puedes hacer que todo sea mucho más fácil.

También te puede interesar:

Cannot search an empty string. A search keyword is required.

Necesito estar ocupado todo el tiempo

¿Por qué es importante estar ocupado?

Estar ocupado es fundamental para nuestra vida diaria, ya que nos ayuda a mantenernos enfocados y motivados. Cuando estamos ocupados, nuestra mente se mantiene activa y nuestra energía fluye de manera constante.

Beneficios de estar ocupado

1. Aumenta la productividad

Cuando estamos ocupados, tenemos un propósito claro y nuestra mente se enfoca en alcanzar nuestras metas. Esto nos ayuda a ser más productivos y eficientes en nuestros trabajos y actividades diarias.

2. Mejora la salud mental

Estar ocupado nos hace sentir más felices y satisfechos con nosotros mismos, lo cual reduce el estrés y la ansiedad. Además, nos brinda un sentido de logro y realización que refuerza nuestra autoestima.

3. Amplía nuestros conocimientos

Estar ocupado nos da la oportunidad de aprender y crecer. Al emprender nuevos proyectos o actividades, ampliamos nuestros conocimientos y descubrimos nuevas habilidades que pueden ser útiles en el futuro.

Consejos para estar ocupado

  1. Establece metas claras
  2. Prioriza tus tareas
  3. Organiza tu tiempo
  4. Aprende algo nuevo todos los días
  5. Busca actividades que te apasionen

En conclusión, estar ocupado es fundamental para nuestra vida diaria, ya que nos ayuda a mantenernos enfocados, motivados y a mejorar nuestra calidad de vida. Establecer metas claras, organizarse adecuadamente y encontrar actividades que nos apasionen son algunas de las claves para estar ocupados y alcanzar el éxito en nuestras vidas.

Deja un comentario