¿No puedes hacer contacto visual? Razones por las que y qué hacer al respecto

Si te has encontrado en situaciones donde no puedes hacer contacto visual con las personas, ya sea en una entrevista de trabajo, una reunión social o simplemente al hablar con alguien, no estás solo. Hay muchas razones por las cuales esto puede suceder y en este artículo te explicaremos las causas más comunes y qué puedes hacer para solucionarlo. No te pierdas esta guía para mejorar tus habilidades sociales y nunca más sufrir la incomodidad de no poder hacer contacto visual.

Incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si realiza una compra a través de nuestros enlaces, podemos ganar una comisión.

Odio hacer contacto visual, y creo que es porque no sé cómo tener conversaciones normales con la gente. Me avergüenzo y miro hacia otro lado porque me siento incómodo. Creo que se interpone en el camino de hacer conexiones, pero el contacto visual me hace sentir incómodo. ¿Cómo puedo arreglar esto?

Hay varias razones por las que evitamos mirar a las personas a los ojos. Vamos a discutir las razones subyacentes por las que puede tener problemas para hacer contacto visual y lo que puede hacer si hacer contacto visual durante las conversaciones le resulta difícil.

Contenido

Secciones

  • Razones para tener problemas para hacer contacto visual
  • Cómo mejorar tu contacto visual
  • Preguntas comunes
  • Razones por las que puede tener problemas para hacer contacto visual

    Desde el nacimiento, usamos la comunicación no verbal para determinar si otras personas son seguras y confiables. Si pasas tiempo con un bebé, puedes notar que sigue intensamente tu mirada. Los estudios muestran que es más probable que los bebés sigan los ojos de un cuidador que solo los movimientos de su cabeza. Eso es porque estamos programados instintivamente para usar el contacto visual para conectarnos con otras personas.[1]

    anuncios

    Sin embargo, el contacto visual no siempre se siente fácil o natural. El contacto visual puede ser especialmente desafiante cuando se habla con alguien. Estas son algunas de las razones más comunes por las que podría hacer poco o ningún contacto visual:

    1. Tienes ansiedad social

    La renuencia a hacer contacto visual es un signo de trastorno de ansiedad social (SAD).[2] Si tiene TAE, tiene un miedo intenso a ser juzgado por los demás. Cuando haces contacto visual con alguien, puede parecer que te está examinando,[3] que puede hacerte sentir nervioso y cohibido.

    2. Eres tímido

    La timidez es similar a la ansiedad social, pero es más leve y no está clasificada como un problema de salud mental.[4] Si eres tímido, probablemente te sientas ansioso e incómodo en situaciones sociales. Es posible que seas especialmente tímido con una persona nueva o con alguien a quien quieras impresionar, por ejemplo, un colega senior o alguien con quien te gustaría salir. Podrías evitar el contacto visual porque te hace sentir demasiado expuesto o vulnerable.

    También te puede interesar qué significa cuando alguien evita el contacto visual cuando habla contigo.

    3. Tienes un trastorno del espectro autista (TEA)

    El autismo es un trastorno del neurodesarrollo que afecta la comunicación no verbal y el procesamiento emocional. Los problemas con el contacto visual son uno de los primeros signos de autismo, y un adulto con autismo a menudo tendrá el mismo problema.[5]

    Según un estudio de 2017 publicado en Scientific Reports, las personas con autismo tienen cerebros que son inusualmente sensibles a las caras.[6] Si tiene ASD, el contacto visual puede sentirse incómodo, abrumador o invasivo.[7]

    4. Tienes TDAH

    Si tiene trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), es posible que le resulte difícil mantener el contacto visual si tiene dificultades para concentrarse en otras personas durante las conversaciones.[8]

    5. Tiene antecedentes de trauma/TEPT

    Es posible que le resulte difícil hacer contacto visual directo si ha experimentado abuso grave u otras formas de trauma. El trauma puede cambiar la forma en que funciona su cerebro, lo que hace que sea más probable que interprete el contacto visual normal como una amenaza.[9]

    Cómo mejorar tu contacto visual cuando tienes problemas con él

    Si no puedes hacer contacto visual (o lo evitas), recuerda que no estás solo. Aquí hay algunas estrategias que pueden ayudarlo a mantener el contacto visual.

    1. Identifica con qué situaciones luchas

    ¿Cuándo es más difícil para ti el contacto visual? ¿Notas que luchas más con cierto tipo de personas, como las que tienen autoridad o los extraños? ¿Tienes algún otro desencadenante que afecte el contacto visual, como ir a una cita o hablar con una chica o un chico que te parezca atractivo?

    Dedique algún tiempo a pensar en estas situaciones. Es una buena idea ser consciente de sus patrones. Si tienes esa conciencia, puedes dar pasos positivos hacia el cambio.

    2. Date tiempo para mejorar

    Dominar el contacto visual no sucede de la noche a la mañana. Es una habilidad social que requiere tiempo y práctica. No lo obtendrás de inmediato, y eso está bien. Es una buena idea recordarse continuamente que el cambio lleva tiempo.

    También puede encontrar que lleva un tiempo sentirse cómodo con una nueva persona. Por ejemplo, si estás en una primera cita, el contacto visual puede ser muy difícil. Pero para la tercera cita, probablemente te darás cuenta de que es más natural.

    3. Ponte metas pequeñas

    Establece una meta de contacto visual semanal para ti mismo. Hazlo pequeño y manejable. Por ejemplo, tal vez intente hacer contacto visual con un cajero la próxima vez que esté en la tienda de comestibles. O bien, puede concentrarse en hacer contacto visual con su jefe cuando le pida algo.

    A medida que gane confianza, podría apuntar a metas más ambiciosas; por ejemplo, podría desafiarse a sí mismo a sonreír y hacer contacto visual con el chico o la chica atractivos de su clase u oficina.

    Si quieres lograr tu objetivo, haz todo lo que puedas para prepararte para el éxito. Escríbelo. Léalo todas las mañanas. Al final de la semana, escribe cómo te fue. ¿Tuviste éxito? Si no lo hiciste, ¿qué necesitas hacer diferente la próxima vez? Recuerda celebrar los pequeños hitos. ¡Elógiese por el progreso que está logrando! Te animará a seguir practicando.

    4. Haz contacto visual contigo mismo

    Puedes practicar las habilidades de comunicación por ti mismo. Ten una conversación contigo mismo y mírate en el espejo mientras hablas. Trate de mantener el contacto visual consigo mismo. Intenta hacer esto un par de veces a la semana. Con el tiempo, te sentirás más cómodo manteniendo el contacto visual tanto cuando estés solo como cuando estés con otras personas.

    5. Practica con personas con las que te sientas cómodo

    Siempre es una buena idea practicar nuevas habilidades sociales con personas seguras. Sus personas seguras pueden incluir a sus amigos, pareja, familia o terapeuta. Incluso podrías decirles que estás aprendiendo cómo sentirte cómodo haciendo contacto visual y que quieres practicar con ellos. Pregúntales si están dispuestos a darte su opinión o hacerte responsable de tu objetivo.

    6. Quítate las gafas de sol

    Los anteojos de sol son una muleta y usarlos no mejorará sus habilidades de contacto visual. Quítatelos cuando hables con otras personas.

    7. Establezca contacto visual de inmediato

    No espere a que la otra persona tome la iniciativa. Si estás en un lugar nuevo, haz contacto visual con las personas en la habitación. Combínalo con una sonrisa. Esto da vibraciones de confianza, incluso si te sientes muy nervioso por dentro.

    8. Registra el color de ojos de la otra persona

    La próxima vez que hables con alguien nuevo, mira el color de sus ojos. Este proceso, buscar y registrar, toma alrededor de 4 a 5 segundos. Esa es la cantidad de tiempo adecuada para mantener el contacto visual.

    9.>

    Si te sientes incómodo mirando directamente a los ojos de alguien, imagina un triángulo alrededor de sus ojos y boca. Durante su conversación, cambie su mirada cada 5-10 segundos de un punto del triángulo a otro. Esta es una forma sutil pero efectiva de mantener el contacto visual sin parecer espeluznante. Cuando estés en una cita, usa el método del triángulo para lograr el equilibrio correcto entre mostrar interés y parecer demasiado ansioso.

    10. Practica otras habilidades no verbales

    El contacto visual es una parte importante del lenguaje corporal, pero no es lo único que importa. De hecho, el contacto visual puede volverse más fácil una vez que te concentres en mejorar tus habilidades generales de lenguaje corporal.

    Para empezar, gira tu cuerpo hacia la otra persona. Esto demuestra que eres abierto y amistoso. Guarda cualquier elemento que te distraiga, como tu teléfono. Relaja los hombros y trata de mantener una postura segura. Para obtener consejos específicos sobre cómo dominar el lenguaje corporal, consulte esta guía sobre lenguaje corporal seguro.

    11. Inclínate un poco hacia atrás

    Cuando hablas con alguien nuevo, está bien mantener cierta distancia entre ustedes dos. No quieres invadir el espacio personal de alguien.

    El concepto de espacio personal es algo subjetivo, pero según Este artículo por The Spruce, debe tratar de pararse al menos a cuatro pies de distancia de los extraños. Para buenos amigos o familiares, la regla general es de alrededor de 1,5 a 3 pies. Si alguien comienza a alejarse de ti, es una señal de que podrías estar invadiendo su espacio y necesitas dar un paso atrás.

    12. Practica romper el contacto visual de manera efectiva

    Es una buena idea cambiar el contacto visual cada 5 segundos más o menos. Se tarda aproximadamente ese tiempo en completar una frase o un pensamiento.

    Por supuesto, no deberías estar contando los segundos durante una conversación. Hacerlo te hará sentir distraído. Cuanto más practiques mirando alrededor del triángulo, más natural se vuelve el ritmo. Si está hablando con un grupo, intente cambiar el contacto visual después de que cada persona hable. De lo contrario, puede parecer que estás demasiado concentrado en una persona.

    13. Practica la regla del 50/70

    De acuerdo a Este artículo por la Universidad Estatal de Michigan, es una buena idea tratar de concentrarse en mantener el contacto visual durante aproximadamente el 50 % del tiempo cuando habla y el 70 % del tiempo cuando escucha.

    Es imposible verificar estos porcentajes (¡a menos que se grabe en video!), pero intente recordar este número incluso antes de comenzar la conversación. Esta mentalidad puede ayudarlo a mantenerse enfocado en su objetivo.

    14. Cuando escuche, mire hacia los lados en lugar de hacia abajo.

    Si comienza a sentirse realmente incómodo, intente cambiar su mirada hacia el lado de la persona en lugar de mirar hacia el piso. Esto puede indicarles que estás procesando la conversación o tratando de recordar información importante en lugar de sentirte incómodo.

    15. Intenta parpadear con menos frecuencia

    En promedio, parpadeamos entre 15 y 20 veces por minuto.[10] El parpadeo ayuda a lubricar la córnea y protege los ojos de los irritantes. Por supuesto, este es un proceso natural en el que probablemente no piensas.

    Pero es posible que parpadee demasiado cuando se sienta nervioso. Por ejemplo, si estás en una cita con alguien que realmente te gusta, es posible que empieces a parpadear más de lo habitual. Intenta pensar en cómo y cuándo parpadeas. Si cree que está parpadeando en exceso, puede ser útil tomar algunas respiraciones profundas y relajantes.

    16. Ponte a prueba para hablar con más extraños

    Tienes casi infinitas oportunidades para practicar el contacto visual. Solo necesitas estar dispuesto a hacer un esfuerzo. Sal con más frecuencia y, cuando lo hagas, practica hablar con extraños. Cuando haga mandados, hable con los empleados de la tienda. Si pasa junto a un vecino mientras camina, mírelo a los ojos y sonría.

    17. Toma una clase de oratoria

    Si la idea de hablar frente a un grupo grande te inquieta, podría valer la pena salir de tu zona de confort. Muchos colegios comunitarios tienen clases para hablar en público. Incluso si la idea te pone increíblemente nervioso, estas clases te obligarán a crecer y probar nuevas habilidades.

    18. Prueba la terapia

    Las técnicas de autoayuda pueden marcar una gran diferencia para ayudarlo a sentirse más seguro con otras personas. Pero si todavía tiene problemas, puede valer la pena hablar con un profesional. Esto es especialmente importante si tiene una afección de salud mental, como depresión o ansiedad, o si le resulta tan difícil mirar a los ojos que le impide estudiar, trabajar, tener citas o hacer amigos.

    Recomendamos BetterHelp para la terapia en línea, ya que ofrecen mensajería ilimitada y una sesión semanal, y son más económicos que ir a la oficina de un terapeuta.

    Sus planes comienzan en $64 por semana. Si usa este enlace, obtiene un 20 % de descuento en su primer mes en BetterHelp + un cupón de $50 válido para cualquier curso de SocialSelf: Haga clic aquí para obtener más información sobre BetterHelp.

    (Para recibir su cupón SocialSelf de $50, regístrese con nuestro enlace. Luego, envíenos un correo electrónico con la confirmación del pedido de BetterHelp para recibir su código personal. Puede usar este código para cualquiera de nuestros cursos).

    19. Hable con su médico sobre la medicación

    Si tiene problemas de ansiedad severa, los medicamentos pueden ayudar. Existen numerosas opciones, pero es importante tener en cuenta los posibles efectos secundarios. Considere hablar con su médico acerca de la mejor opción para usted.

    Preguntas comunes

    ¿Por qué importa tanto el contacto visual?

    El contacto visual es un tipo importante de comunicación no verbal.[11] El contacto visual, o la falta de él, puede revelar tus emociones. También lo ayuda a construir relaciones y mantener una conversación fluida.

    ¿Es de mala educación no hacer contacto visual?

    Algunas personas pueden percibirlo como grosero. Mirar a los ojos demuestra que eres amigable y accesible. También muestra que estás prestando atención a lo que tienen que decir. Incluso si las personas no lo encuentran grosero, pueden pensar que está aburrido, distraído o ansioso durante la conversación.

    ¿Qué significa tener un buen contacto visual?

    Las personas con buen contacto visual mantienen el contacto cuando hablan. Si están hablando con un grupo, comparten su contacto visual de manera uniforme. No miran fijamente a la otra persona. En cambio, por lo general tratan de reflejar las señales no verbales de otras personas.

    ¿Por qué evito el contacto visual?

    Es posible que te sientas ansioso, tímido o incómodo, especialmente si no conoces bien a la otra persona. Estas tienden a ser las razones más comunes. También puede estar distraído, lo que hace que se concentre naturalmente en otra cosa.

    ¿El contacto visual deficiente es un signo de falta de confianza?

    A veces. Si no puedes hacer contacto visual con alguien, puede significar que te sientes intimidado o ansioso con esa persona. También puede significar que te sientes inseguro, lo que puede explicar por qué sigues mirando hacia otro lado.

    ¿Qué pasa si tengo miedo al contacto visual?

    Es un miedo normal, pero puedes superar este miedo con la práctica. Recuerde que la mayoría de las personas se sienten un poco nerviosas durante las interacciones sociales. Pero cuanto más pueda trabajar en esta habilidad, más seguro se sentirá.

    ¿Cómo sé cuándo hacer contacto visual con extraños?

    Presta atención a su lenguaje corporal. ¿Están haciendo contacto visual contigo? ¿Sonríen y parecen interesados ​​en la conversación? Si es así, estas son buenas señales de que quieren conectarse, incluso si es solo para una pequeña charla rápida.

    ¿Cómo perciben las diferentes culturas el contacto visual?

    En Estados Unidos, la mayoría de las personas ven el contacto visual como una parte necesaria de la conexión humana. La gente equipara el contacto visual con la confianza y el respeto. Pero las reglas del contacto visual son diferentes en otros lugares.

    Por ejemplo, en algunos países del Este, el contacto visual puede verse como grosero o irrespetuoso.[12] En general, es una buena idea tratar de informarse sobre estas diferencias culturales. Si quieres hacer nuevos amigos, debes estar abierto a las perspectivas de aprendizaje. Si planea viajar a un país diferente, es costumbre aprender las reglas básicas y la etiqueta.

    ¿Cómo nos ayuda el contacto visual a sentirnos cerca de los demás?

    Las investigaciones muestran que nos sentimos más conectados cuando ambas personas hacen un contacto visual apropiado entre sí. Esto se debe a que el intercambio directo de contacto visual estimula el sistema nervioso autónomo.[13]

    ¿Es posible hacer demasiado contacto visual?

    Muy poco contacto visual puede hacerte lucir ansioso o inseguro. Pero demasiado contacto visual puede parecer espeluznante, agresivo o intimidante. Evita mirar fijamente a las personas. Si le preocupa que pueda estar haciendo esto, consulte nuestra guía maestra sobre cómo mantener un contacto visual seguro sin exagerar.

    Mostrar referencias +

    Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

    No puedes hacer contacto visual? Razones por las que y qué hacer al respecto

    Razones por las que no se hace contacto visual

    1. Anxiety: La ansiedad puede hacer que evitar el contacto visual sea una respuesta natural.
    2. Sensory overload: Algunas personas encuentran que se sienten abrumadas cuando hacen contacto visual con mucha gente.
    3. Cultural Differences: En algunas culturas, hacer contacto visual con una figura de autoridad puede ser considerado grosero o inapropiado.
    4. Pérdida de confianza: La falta de autoestima o una disminución reciente en la autoestima puede dificultar que alguien haga contacto visual.
    5. Trastornos del espectro autista: A las personas con trastornos del espectro autista puede resultarles difícil hacer contacto visual como parte de su condición.

    Qué hacer al respecto

    1. Practicar: Hacer contacto visual puede ser difícil al principio, pero practicar y esforzarse por hacerlo puede ayudar a disminuir la ansiedad en el futuro.
    2. Identificar desencadenantes: Si ciertas situaciones o personas son desencadenantes para la ansiedad social, es posible que desee trabajar en su confianza alrededor de ellos antes de hacer contacto visual.
    3. Terapia: Si tiene problemas de autoestima o trastornos del espectro autista, buscar ayuda profesional como terapia puede ser útil para trabajar en los problemas.
    4. Practicar mindfulness: La práctica del mindfulness puede ayudar a reducir la ansiedad y el estrés, lo que puede hacer que sea más fácil hacer contacto visual.
    5. Ser comprensivo: Si conoces a alguien con dificultad para hacer contacto visual, sé comprensivo. No los fuerce a hacer contacto visual y trate de proporcionar un ambiente seguro para ellos.

    En general, no poder hacer contacto visual puede ser un problema común, pero hay muchas formas de trabajar en él. Practicar, buscar ayuda profesional y ser comprensivo pueden ser medidas útiles para superar este obstáculo.

    Deja un comentario