“Odio ser introvertido:” Razones por qué y qué hacer

¿Te ha pasado que te encuentras en una situación social y preferirías estar en cualquier otro lugar? ¿Te has sentido incómodo en lugares con mucha gente y prefieres la tranquilidad de tu hogar? Si es así, es posible que seas introvertido. Aunque la introversión no es una enfermedad, muchas personas se sienten frustradas y limitadas por sus características introvertidas. En este artículo te contaremos por qué odiamos ser introvertidos y qué podemos hacer al respecto para sacar lo mejor de nosotros mismos. ¡No te lo pierdas!

“Ya no quiero ser introvertido. Siento que la gente no me entiende. ¿Cómo puedo ser feliz y hacer amigos en una sociedad que parece favorecer a los extrovertidos?

Aproximadamente entre el 33 y el 50 % de la población estadounidense es introvertida, lo que significa que la introversión es un rasgo normal de la personalidad.[1]

Pero a veces, ser introvertido es difícil. Incluso podrías haberte encontrado deseando una personalidad más extrovertida. Aquí hay algunas posibles razones por las que no te gusta ser introvertido y lo que puedes hacer al respecto.

Secciones

Razones para no querer ser introvertido

1. Puede ser socialmente ansioso, no introvertido

Algunas personas afirman que odian ser introvertidos porque se preocupan por las ocasiones sociales y pasan mucho tiempo preocupándose por lo que los demás pensarán de ellos. Sin embargo, estos sentimientos y preocupaciones no son signos de que alguien sea introvertido. Es más probable que sean un signo de desorden de ansiedad social o timidez.

anuncios

2. A menudo se malinterpreta a los introvertidos

Algunas personas pueden suponer que eres distante o te sientes superior a los demás porque eres reservado o te tomas tu tiempo antes de hablar, cuando en realidad prefieres una interacción social discreta. O pueden implicar que debes cambiar tu personalidad, tal vez «actuando más extrovertido» o «hablando más». También es posible que te pregunten: «¿Por qué estás tan callado?» o «¿Pasa algo?» que puede ser molesto.

Es posible que desee ver estas citas introvertidas para obtener más ejemplos.

3. Los introvertidos se sobre estimulan fácilmente

Los introvertidos recargan su energía pasando tiempo a solas.[1] Como introvertido, probablemente encuentre agotadoras las situaciones sociales, incluso cuando esté con amigos y familiares cercanos. Los eventos sociales ruidosos y ocupados pueden ser desagradables para usted.

4. Ser introvertido puede plantear problemas en el trabajo

Puede sentir que ser introvertido le ha costado oportunidades profesionales. Por ejemplo, si odia los eventos de networking, las conferencias telefónicas, los proyectos grupales, las fiestas de trabajo u otras actividades sociales en el lugar de trabajo o en la escuela, es posible que lo etiqueten como «no un jugador de equipo», lo que puede dañar su reputación profesional.

5. Los introvertidos prefieren evitar las conversaciones triviales

Por lo general, a los introvertidos no les gustan las conversaciones triviales y prefieren tener discusiones más significativas.[2] Si las conversaciones informales te aburren, es posible que sientas que tienes que fingir que te interesan los demás. Esto puede ser agotador y frustrante; puede parecer que simplemente estás “haciendo los movimientos”.

6. Las sociedades occidentales favorecen a los extrovertidos

Los rasgos de personalidad extrovertidos y extrovertidos a menudo se presentan como el ideal en los medios.[1] Como introvertido, esto puede ser desalentador.

7. Puede que te critiquen por ser introvertido

Si su familia, amigos o maestros lo criticaron por ser «reservado» o «distante» cuando era niño o adolescente, es posible que haya decidido a una edad temprana que ser introvertido era malo.

8. Encontrar personas con ideas afines puede ser un desafío

Uno de los mitos más comunes sobre los introvertidos es que son antisociales o no les interesan las personas. Esto no es cierto.[3] Sin embargo, puede llevar mucho tiempo y esfuerzo encontrar amigos adecuados que comprendan su naturaleza introvertida, disfruten de conversaciones profundas y compartan sus intereses.

9. Pensar demasiado es un problema común para los introvertidos

Como introvertido, puede pasar mucho tiempo analizando sus propios pensamientos e ideas. Esto puede ser una fortaleza (la autoconciencia suele ser útil), pero puede convertirse en un problema si te pone ansioso.

Qué hacer si odias ser introvertido

1. Busque personas con ideas afines

“Soy introvertido, pero odio estar solo. ¿Cómo puedo hacer amistad con personas que me acepten como soy?”

Si te sientes solo, puedes culpar a tu introversión. Pero sea cual sea tu tipo de personalidad, puedes conocer gente de ideas afines y construir un círculo social. Puede ser útil buscar a otras personas que disfruten de actividades típicamente introvertidas, como la lectura, el arte y la escritura. Como introvertido, es poco probable que hagas amigos yendo a eventos, bares, clubes o fiestas únicos.

Puede ser más fácil entablar amistad con personas si las conoce en un grupo o clase que se centre en un interés común. Trate de encontrar una reunión o clase en curso. De esa manera, podrás entablar amistades significativas con el tiempo. Mira este artículo sobre cómo hacer amigos siendo introvertido para obtener más ideas.

2. Deja claras tus necesidades y preferencias

Algunas personas no se dan cuenta de que es poco probable que las actividades que se adaptan a las personalidades extrovertidas, como grandes fiestas o una noche en un bar, sean muy divertidas para los introvertidos.

Pero si eres proactivo y expresas tus preferencias, puedes decidir una actividad que funcione para todos. Esto te ayuda a construir una vida social más placentera, lo que a su vez puede facilitar la aceptación de tus rasgos introvertidos.

Por ejemplo:

[When a friend invites you to a busy nightclub]: “Gracias por invitarme, pero las discotecas ruidosas no son lo mío. ¿Te interesaría tomar un café en algún momento de la próxima semana?

A veces, es posible que desee ir a un evento de alta energía, pero debe irse temprano antes de sentirse abrumado o agotado. Esté preparado para hacer valer sus límites con cortesía pero con firmeza cuando sea necesario.

Por ejemplo:

[When you want to leave a party, but someone tries to pressure you into staying]: “Ha sido divertido, ¡pero dos horas suele ser mi límite para las fiestas! Gracias por tenerme. Te enviaré un mensaje de texto pronto”.

3. Prepare respuestas para «¿Por qué estás tan callado?»

Algunas personas asumen que los introvertidos son callados porque están preocupados, son tímidos o distantes. Si tiendes a ser reservado con los demás, puede ser útil preparar con anticipación lo que dirás la próxima vez que alguien te pregunte por qué no dices mucho.

Echa un vistazo a este artículo para obtener ideas: «¿Por qué estás tan callado?»

4. Comprueba si tienes ansiedad social

Puede ser difícil saber la diferencia entre la introversión y la ansiedad social. Las personas introvertidas y socialmente ansiosas pueden mostrar un comportamiento similar, como una renuencia a socializar en grupos.

Como regla general, si tienes miedo de las situaciones sociales o de ser juzgado por los demás, probablemente tengas ansiedad social. Nuestro artículo sobre cómo saber si eres introvertido o tienes ansiedad social te ayudará a notar la diferencia. Si tiene ansiedad social, estas guías pueden ayudar:

5. Practica tus habilidades de conversación trivial

Trate de cambiar su forma de pensar acerca de una conversación informal. En lugar de verlo como una carga, trate de pensar en ello como el primer paso para formar una conexión profunda con alguien que podría convertirse en un buen amigo.

Consulte esta lista de consejos sobre conversaciones triviales para obtener consejos y sugerencias sobre cómo dominar las conversaciones triviales. También puede encontrar útil nuestra guía sobre cómo entablar una conversación como introvertido.

6. Experimenta actuando más extrovertido

No hay nada de malo en ser introvertido, pero puede haber momentos en los que te gustaría ser más extrovertido. Por ejemplo, cuando conoce gente nueva o cuando está en una gran reunión social de mucha energía, es posible que prefiera actuar de manera más extrovertida.

Las investigaciones muestran que es posible desarrollar tu lado extrovertido si estás dispuesto a hacer cambios.[4] Como seres humanos, tenemos la capacidad de adaptarnos a nuestro entorno, y esto muchas veces se vuelve más fácil con la práctica.

Para obtener consejos paso a paso sobre cómo actuar de una manera más extrovertida, consulta nuestros artículos sobre cómo ser más extrovertido y consejos sobre cómo ser más extrovertido sin perder quién eres.

7. Deja de pensar demasiado en las situaciones sociales

Algunos introvertidos tienden a analizar en exceso las situaciones sociales, lo que puede causar muchas preocupaciones innecesarias. Profundizamos en este problema en nuestro artículo sobre cómo dejar de pensar demasiado en la interacción social para los introvertidos.

Aquí hay algunas estrategias para probar:

  • Comete deliberadamente algunos errores sociales menores, como pronunciar mal una palabra o dejar caer algo. Pronto aprenderá que la mayoría de las personas no están muy interesadas en usted y no se preocuparán por sus errores, lo que puede ayudarlo a sentirse menos tímido.
  • Trate de no tomar el comportamiento de otras personas como algo personal. Por ejemplo, si tu colega es brusco contigo una mañana, no llegues a la conclusión de que no le agradas. Es posible que solo tengan un dolor de cabeza o estén preocupados por un problema laboral.
  • Prueba una clase de improvisación u otra actividad que te obligue a socializar sin pensar demasiado en lo que estás haciendo o diciendo.

8. Evalúa tu situación laboral

Es posible que te aceptes más como introvertido si tu trabajo se adapta bien a tu personalidad.

La introversión puede ser una ventaja en el lugar de trabajo. Por ejemplo, los introvertidos pueden ser mejores para evitar riesgos innecesarios y menos propensos a tener un exceso de confianza en comparación con los extrovertidos.[1]

Pero algunos trabajos y entornos laborales son más amigables para los introvertidos que otros. Por ejemplo, puede que le resulte difícil hacer frente al trabajo en una oficina abierta y ocupada o sentirse agotado si su trabajo implica hacer varias llamadas telefónicas todos los días.

Si no está satisfecho con su carrera, podría ser hora de encontrar un nuevo rol.

Como introvertido, uno de los siguientes trabajos podría encajar perfectamente:

  • Freelancer creativo, por ejemplo, diseñador gráfico, escritor o consultor de redes sociales
  • Trabajos que implican trabajar con animales en lugar de personas, por ejemplo, paseador de perros o peluquero
  • Trabajos que impliquen trabajar con el medio ambiente o pasar tiempo solo al aire libre o solo con unas pocas personas, por ejemplo, guardabosques, jardinero o podador de árboles
  • Roles que le permitan trabajar solo o como parte de un pequeño equipo en un ambiente tranquilo, por ejemplo, contador, programador

Comenzar su propio negocio podría ser otra opción a considerar. Como empresario en lugar de empleado, tendrá más control sobre cuánto tiempo tiene para pasar con otras personas.

Adaptarse a su lugar de trabajo actual

Si no puede o no quiere cambiar su trabajo, es posible que pueda ajustar su entorno o rutina de trabajo para que se adapte a sus necesidades.

Por ejemplo, dependiendo de su trabajo, podría:

  • Pregúntele a su gerente si está bien usar auriculares con cancelación de ruido si trabaja en un entorno ruidoso.
  • Pida trabajar desde casa parte del tiempo.
  • Anime a otros a comunicarse con usted por escrito (es decir, por correo electrónico y mensajería instantánea) en lugar de en persona, si corresponde. A muchos introvertidos les gusta expresarse por escrito.[1]
  • Pida revisiones regulares de desempeño. Los introvertidos pueden ser reservados cuando se trata de señalar sus contribuciones en el trabajo, lo que puede significar que se pasan por alto para la promoción. Puede parecer más fácil presentar sus logros como parte de un proceso de revisión formal.

Aprender algunas estrategias de redes amigables para los introvertidos también podría dar sus frutos. Este Artículo de Harvard Business Review tiene algunos consejos útiles.

9. Aprecia las ventajas de ser introvertido

Hay beneficios de ser introvertido. Por ejemplo, si prefiere socializar solo ocasionalmente, es posible que tenga mucho tiempo para concentrarse en sus pasatiempos y aprender nuevas habilidades. Leer algunos libros para introvertidos puede ayudarte a apreciar tus fortalezas.

Preguntas comunes

¿Por qué soy introvertido?

Existen diferencias biológicas entre introvertidos y extrovertidos, y estas afectan el comportamiento desde una edad temprana.[5] El entorno estimula más fácilmente el cerebro de los introvertidos, lo que significa que se abruman más rápidamente que los introvertidos.

¿Hay algo de malo en ser introvertido?

No. La introversión es un rasgo de personalidad normal. Ser introvertido puede ser difícil a veces, por ejemplo, puede encontrar a otras personas agotadoras, pero puede aprender técnicas que lo ayudarán a disfrutar de una vida social saludable.

¿Ser introvertido es malo?

No. Las sociedades occidentales generalmente están sesgadas hacia los extrovertidos,[1] pero esto no significa que ser introvertido sea malo. Sin embargo, puedes aprender a actuar de manera más extrovertida si deseas ser más extrovertido en situaciones sociales.

Mostrar referencias +

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Odio ser introvertido: Razones por qué y qué hacer

Razones por qué odio ser introvertido

  1. No disfruto de grandes multitudes
  2. Me es difícil interactuar con nuevos compañeros de trabajo
  3. No me siento cómodo hablando en público
  4. Me siento ansioso en reuniones sociales

¿Qué puedo hacer para mejorar mi situación?

  1. Reconocer mi personalidad introvertida como un rasgo positivo
    • La introversión puede ofrecer una mayor concentración y capacidad de escucha
  2. Aceptar mi situación actual
    • Tratar de obligarme a ser una persona extrovertida no funcionará
    • Es importante aceptar esta parte de mi personalidad como parte integral de quién soy
  3. Trabajar en mis habilidades sociales
    • Practicar la conversación con amigos y familiares
    • Inscribirme en cursos de oratoria o presentaciones para mejorar mi habilidad para hablar en público
  4. Salir de mi zona de confort
    • Intentar nuevas experiencias sociales, como asistir a eventos o salir con nuevos amigos
    • Esto me ayudará a construir mi confianza y extender mis habilidades de comunicación

Conclusión

Si bien puede ser desafiante, no es imposible para los introvertidos mejorar sus habilidades sociales y ser más cómodos en situaciones sociales. Aceptar y trabajar en nuestras debilidades puede llevar a un mayor autoconocimiento y éxito en nuestras interacciones sociales.


Deja un comentario