Qué hacer si odias a tus amigos

Tener amigos es una experiencia enriquecedora y gratificante. Compartimos tiempo con ellos, nos apoyan en los momentos difíciles y nos divierten en los buenos momentos. Sin embargo, hay ocasiones en las que la relación de amistad se vuelve tóxica y puede generar aversión hacia nuestros amigos. ¿Qué hacer si odias a tus amigos? ¡Sigue leyendo para descubrir cómo puedes manejar esta situación de la mejor manera!

Odio es una palabra fuerte, pero realmente, realmente, realmente no me gustas.

Mientras que Plain White T’s escribió esa letra con una ex novia en mente, si estás leyendo esto, es posible que te hayas encontrado mirando a alguien que teóricamente es tu amigo y pensando exactamente lo mismo.

Lo más probable es que, si todavía usas la palabra «amigo» para describirlo, todavía hay cierto grado de afecto allí. Probablemente no desprecies su propio ser, pero es posible que hayas comenzado a detestarlos.

Por lo menos, te has dado cuenta de que hay ciertas cosas sobre ellos o su comportamiento que realmente están empezando a ponerte nervioso.

Romper con un amigo puede ser tan traumático como romper con una pareja romántica, incluso si ya no te agradan.

Nuestros amigos son una parte masiva de nuestras vidas. Cortarlos puede ser profundamente molesto para ambas partes involucradas, especialmente si pasan mucho tiempo juntos, hablan mucho, dependen emocionalmente el uno del otro o tienen una larga historia compartida.

Incluso puede tener un impacto en un grupo de amigos más amplio del que ambos forman parte.

Básicamente, no es una decisión que deba tomarse a la ligera, al igual que no se tomaría a la ligera una ruptura amorosa.

Si esta situación te suena familiar, es posible que te estés preguntando adónde ir desde aquí. Si ‘odias’ a tu amigo, ¿qué debes hacer?

Antes de decidir qué hacer con su situación, el primer paso es determinar qué es lo que agrió la relación o significa que de repente lo están poniendo nervioso.

Luego, debe averiguar por qué es reacio a cortar el cordón y, finalmente, si decide que es lo correcto, hágalo de una manera respetuosa y adulta.

Primero, pregunta:

¿Son ellos…?

La gente cambia. Ninguno de nosotros permanece igual. Evolucionamos cada día. Eres la suma total de todo lo que te ha pasado hasta el segundo que estás leyendo esto.

Entonces, no debería sorprenderte que tus amigos cambien.

Si bien pueden cambiar para mejor, es posible que desarrollen características que hagan que ustedes dos ya no estén de acuerdo.

Lo que necesita pensar es qué es lo que ha causado este cambio.

Puede ser que esté pasando por un momento difícil, ya sea personal o profesionalmente, y lo que realmente necesita es tu apoyo y no tu juicio.

Si bien no debe permitir que una relación tóxica lo arrastre hacia abajo si su comportamiento persiste y comienza a afectarlo, si alguien importante para usted comienza a actuar de manera extraña, le debe a la amistad tratar de llegar al fondo de por qué. eso es.

Por otro lado, aunque su cambio de comportamiento puede deberse a que algo negativo sucedió en su vida, ese podría no ser el caso.

Pueden estar siendo influenciados por un nuevo amigo que han hecho o una nueva pareja romántica con la que se han entrelazado. Todos hemos tenido un amigo que de repente se enamoró y, como resultado, parece haber tenido un trasplante de personalidad.

…¿O tu?

¿Ha considerado el hecho de que en realidad podría no ser su amigo el que tenga el problema, sino usted?

Pueden ser los mismos de siempre, pero un cambio en USTED significa que los está viendo a través de nuevos ojos.

Tal vez sientes envidia o celos por el hecho de que las cosas les van bien justo cuando estás pasando por un momento difícil.

Algunos de nosotros somos naturalmente más propensos a los celos que otros, y no deberías castigarte si te has puesto un poco verde de envidia.

Pero al menos debes tratar de ser consciente de cuándo tus acciones están siendo impulsadas por los celos.

Tal vez te hayas vuelto intolerante, por la razón que sea, y seas más sensible a las cosas de tus amigos que, en el pasado, nunca habías notado.

Si bien es importante no ser demasiado tolerante, y debe defender sus creencias en lugar de simplemente acostarse y permitir que la gente lo pisotee, todos tenemos fallas.

Las personas toleran tus características menos atractivas, por lo que debes brindar la misma cortesía a tus amigos.

¿O podría ser un poco más profundo que eso? ¿Podría ser que, en general, se sienta un poco infeliz o insatisfecho o tal vez incluso experimente síntomas leves de depresión?

Sentirnos deprimidos puede hacer que deseemos alejar a aquellos que se preocupan por nosotros, ya que sabemos que se darán cuenta de que algo está pasando y no queremos que nos pregunten al respecto.

Para justificar esto ante nosotros mismos, a menudo inventamos cosas que han hecho mal en nuestra mente para tener una excusa ‘legítima’ para retirarnos de la amistad, cuando lo que en realidad estamos haciendo es levantar muros para escondernos.

O podemos proyectar psicológicamente nuestras emociones sobre ellos y sobre la amistad para convencernos de un malestar mutuo (que puede no existir) para que nos sintamos mejor al cortar los lazos.

También te puede interesar (el artículo continúa a continuación):

¿Te has distanciado?

Es posible que el hecho de que ya no te lleves bien no se deba a ellos ni a ti específicamente.

Nuestras vidas toman diferentes rumbos y es increíblemente fácil encontrarse en un camino diferente al de alguien con quien alguna vez caminaste felizmente.

Así son las cosas y, aunque puede ser triste, hay que aceptarlo.

Si este suena como su caso, no trate de luchar contra él. Solo deséales lo mejor. Quién sabe, sus caminos podrían volver a converger más adelante.

¿Qué te hace reacio a romper?

Si estás leyendo este artículo, significa que eliminar al amigo o amigos que te desagradan no es una decisión que estás tomando a la ligera.

¿Por qué es que estás pensando dos veces? Una de las principales razones por las que las personas luchan por cortar los lazos es la historia compartida y el sentimiento de lealtad.

Si han sido amigos durante mucho tiempo, es posible que sientas que les debes algo.

Puedes seguir haciendo un esfuerzo con la amistad a pesar de que es absolutamente obvio para ambos que ninguno de los dos obtiene nada positivo de ella.

Pregúntate si serías su amigo si lo hubieras conocido el mes pasado en lugar de hace 10 años.

A dónde ir desde aquí

Habiendo llegado al fondo de la(s) razón(es) por la(s) que has estado luchando con esta persona recientemente, debería ser más fácil decidir si es o no una amistad en la que quieres seguir invirtiendo energía, o si es hora de irte. caminos separados.

Si quieres tratar de salvar la amistad, es hora de un buen corazón a la antigua.

La comunicación es clave en cualquier relación, y ambos deben tener la oportunidad de expresar sus preocupaciones y hablar sobre las cosas para que puedan encontrar la manera de seguir adelante.

Sea honesto acerca de cómo se ha estado sintiendo y por qué cree que las cosas se han desviado recientemente. Es posible que se sorprenda de la respuesta que obtiene de ellos. Lo más probable es que el chat no les sorprenda.

Si también quieren tratar de arreglar la amistad, busque formas de profundizar la conexión una vez más y encuentre los puntos en común que alguna vez compartieron.

Si ha decidido que ya no la quiere en su vida, no tenga una conversación de ruptura a menos que realmente crea que necesita escuchar lo que tiene que decir por su propio bien.

Este tipo de discusiones nunca son fáciles y es probable que la otra persona no lo tome bien.

El hecho de que ya no sea tu amigo no significa que debas convertirlo en tu enemigo, así que piensa detenidamente si es una buena idea o no.

La otra ruta que puede tomar es la eliminación progresiva clásica, pero definitivamente hay una manera correcta y una manera incorrecta de hacerlo. El ghosting (dejar de responder mensajes) no mola, y cancelar planes tampoco.

Esencialmente, trátelos como le gustaría ser tratado. Deja que se vayan y labren su propio surco mientras tú te concentras en labrar el tuyo, y reenfocas tus energías en los amigos que verdaderamente valoras y que verdaderamente te valoran a ti.

Cuando se trata de tus amistades, si siempre eres amable, siempre considerado y siempre te preocupas tanto por ti como por ellos, no puedes equivocarte demasiado.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded



Qué hacer si odias a tus amigos

¿Por qué sientes odio hacia tus amigos?

Antes de tomar cualquier acción, es importante que reflexiones sobre las razones que te han llevado a sentir odio hacia tus amigos. ¿Han hecho algo que te haya lastimado? ¿Te sientes excluido o incomprendido? Identificar las causas te ayudará a tomar decisiones más acertadas.

Habla con tus amigos

Tal vez sientas que tu amistad con ellos ya no es igual y que ya no puedes confiar en ellos como antes. En este caso, lo mejor es hablarlo con ellos de manera sincera y sin acusaciones. Exprésales cómo te sientes y trata de encontrar soluciones juntos.

Considera alejarte

A veces, por más que lo intentes, simplemente la amistad no funciona y puede llegar a ser tóxica. Si ya has hablado con ellos y las cosas no han mejorado, considera alejarte. No necesitas mantener una amistad solo por compromiso, es importante que cuides tu bienestar emocional.

Busca ayuda profesional

Si el odio que sientes hacia tus amigos está afectando tu vida cotidiana y no sabes cómo manejarlo, busca ayuda profesional. Un psicólogo o terapeuta puede orientarte y brindarte herramientas para enfrentar la situación de manera saludable.

  1. Reflexiona sobre las causas del odio
  2. Habla con tus amigos de manera sincera
  3. Considera alejarte si la amistad es tóxica
  4. Busca ayuda profesional si lo necesitas

Recuerda que el odio no es una emoción saludable y siempre es mejor buscar soluciones que te permitan vivir en paz contigo mismo y con los demás.

No te obligues a mantener una amistad solo por compromiso, cuida tu bienestar emocional antes que nada.


Deja un comentario