Si quieres tener éxito en la vida, renuncia a estas 20 cosas

¿Has estado luchando para alcanzar tu éxito personal y profesional? Tal vez sea momento de reconsiderar ciertos hábitos y comportamientos que puedan estar obstaculizando tu camino. En este artículo te presentaremos 20 cosas que debes renunciar si quieres tener éxito en la vida. Desde la negatividad y la procrastinación hasta el miedo al cambio, aquí encontrarás consejos para empezar a eliminar aquello que no te beneficia y así, abrirte paso hacia el éxito que mereces. ¡Comencemos!

Quieres tener éxito, ¿verdad? Claro, tu visión del éxito puede parecer diferente para la siguiente persona, pero tienes un sueño, una meta, un lugar al que te gustaría llegar en tu vida.

Pero el éxito no es fácil, al menos eso es lo que nos dicen. Para tener éxito, primero tienes que hacer ciertas cosas, seguir un camino particular y convertirte en una nueva persona.

¿Y si eso es mentira? ¿Qué pasa si el éxito no se trata de hacer cosas o ganar cosas, sino más bien de entregar las cosas que ya existen en tu vida? ¿Qué pasa si el éxito no proviene de sumar a tu vida, sino de restarle?

Es contraintuitivo, ¿no? ¿Cómo puedes tener éxito simplemente renunciando a los elementos de la vida que ya tienes? Como discutiremos en este artículo, cuando entregas algo y lo dejas ir, en realidad se crea el espacio para algo nuevo. Crea un vacío en el que se succiona el éxito.

¿Estás listo para entregar tu camino al éxito? Vamos a empezar…

Uno de los mayores obstáculos para su éxito es la visión que tiene en su cabeza de cómo debería ser. Sus expectativas de vida le dificultan detectar oportunidades que podrían pasar frente a sus ojos. Si tal apertura no encaja del todo con su plan rígido, está perdida. Esta inflexibilidad es algo a lo que volveremos más adelante.

En cambio, cuando renuncias a una creencia fija de qué es el éxito y cómo lo lograrás, te vuelves consciente del potencial de los diferentes caminos. Esto no significa que tenga que seguir cambiando de una cosa a otra, de hecho, probablemente no sea una buena idea, pero sí significa reconocer cuándo se presenta una ruta alternativa (y genuinamente prometedora) hacia el éxito.

2. Renuncia a tus creencias limitantes

El éxito nace, en gran medida, en la mente. Sí, se requiere mucho trabajo y esfuerzo, pero la fuente de este y otros ingredientes del éxito comienzan en el espacio entre las orejas. El éxito también está limitado exactamente de la misma manera; si no cree en su propia capacidad para tener éxito, las probabilidades de que lo haga empeorarán significativamente.

El momento en que sueltas estas creencias limitantes es el momento en que te abres a la posibilidad muy real de tu éxito. Liberarse de los grilletes de una línea mental autoimpuesta, más allá de la cual no puede ir, es clave para alcanzar el tipo de alturas con las que sueña.

3. Entrega el 80%

Probablemente haya oído hablar del Principio de Pareto o, para darle su nombre más común, la regla del 80/20. También se conoce como «la ley de los pocos vitales» y señala otro elemento importante de su éxito futuro.

En el Punto #1, hablamos de no cambiar de una cosa a otra todo el tiempo; de no renunciar a un enfoque solo porque algo más te haya llamado la atención (a menos, por supuesto, que emitas un juicio razonado al respecto). Lo mismo ocurre con su horario diario: es mejor que centre su tiempo y esfuerzo en los «pocos vitales» en lugar de tratar de encajar todo. La regla 80/20 sugiere que debe dedicar su tiempo al 20% de las cosas que le traerá el 80% de los resultados potenciales.

Si tiene tiempo para otras cosas una vez que se haya ocupado del 20%, entonces no dude en quedarse atascado, pero asegúrese de haber hecho todas las tareas importantes primero.

4. Entrega tus excusas

Una trampa en la que muchas personas caen en su viaje por la vida es la de poner excusas de por qué no hicieron algo o por qué lo hicieron y no salió como esperaban.

Las excusas son cláusulas de salida por intentarlo. Son basura verbal sin valor; Palabras desperdiciadas que tienen muy poco significado. Si de verdad quieres hacer algo, lo harás. Si no lo haces, no lo harás. Una excusa es una forma de fingir que querías hacer algo, pero que eventos fuera de tu control te lo impidieron.

Sí, algunas excusas son válidas, como que intentaste llegar a las clases nocturnas para aprender una nueva habilidad, pero sufriste un problema de salud grave. Eso es aceptable: ha priorizado una tarea esencial (cuidado personal) sobre una opcional. Lo que es menos tolerable es cuando dices que quieres tomar las clases, pero no te gusta la idea de un viaje en autobús de 30 minutos de ida y vuelta. Deberías admitir que realmente no te importa mucho tomar las clases; solo quieres que la gente piense que lo haces.

5. Renuncia a tu cortoplacismo

Todos somos culpables de ceder a la tentación de vez en cuando; eso no es nada malo. Lo que afectará sus perspectivas de éxito es una forma de pensar a corto plazo que priorice su disfrute presente sobre su potencial futuro.

Si puede renunciar a la necesidad de una gratificación instantánea y aprender a retrasarla cuando los beneficios de hacerlo sean claros, se colocará en una posición privilegiada para cosechar las recompensas. Ya sea que esto se presente en la forma de ahorrar dinero, evitar hábitos poco saludables o adquirir más calificaciones en lugar del atractivo de un trabajo remunerado, una visión a largo plazo le brindará la mayor oportunidad de lograr sus sueños.

6. Entrega tu inflexibilidad

Anteriormente hablamos sobre cómo tener expectativas fijas puede obstaculizar el éxito. Sin embargo, la inflexibilidad no se limita a las expectativas y puede hacerte tropezar en muchas otras áreas de tu vida.

Tal vez lo que imaginas como éxito requiere que te mudes a una ciudad o país diferente. Tal vez tengas que aprender una nueva habilidad, desarrollar relaciones con personas particulares, adquirir nuevos conocimientos. Pase lo que pase, debe permanecer flexible ante los desafíos que enfrentará. No intente encajar una clavija cuadrada en un orificio redondo: esté dispuesto a adaptar su forma para que se ajuste a los requisitos de cada oportunidad.

7. Entrega tu necesidad de complacer a los demás

Como mencionamos al principio de este artículo, la idea de éxito difiere de persona a persona; no es algo fijo en lo que la sociedad esté de acuerdo. Tu visión única de lo que significa el éxito para ti es la razón precisa por la que debes renunciar a tu deseo de hacer felices a los demás.

Si pone demasiado énfasis en complacer a los demás, inevitablemente enfrentará un conflicto interno entre lo que es mejor para usted y lo que es mejor para ellos. Recuerda, ser querido por muchas personas no siempre es la mejor manera de convertir tus sueños en realidad.

A veces hay que ser un poco egoísta. A veces tienes que anteponer tus necesidades. Esto no es algo malo; es sentido común. Por supuesto, ser generoso y amable son cualidades nobles que no debes abandonar por completo, pero elige tus momentos y nunca olvides que también importa cómo te tratas a ti mismo.

8. Entrega tu miedo al fracaso

El fracaso no es lo opuesto al éxito, es parte del éxito. Comprende y acepta esta verdad y podrás superar tu miedo a fallar. Si nunca fallas, significa que nunca lo intentas. Y si nunca lo intentas, nunca lo lograrás.

Tu miedo al fracaso tiene muchas raíces, una de las cuales es el deseo de complacer a los demás mencionado anteriormente. Imaginamos que fallar en algo defraudará a otras personas, que de alguna manera les agradaremos menos si no somos seres perfectos. Sin embargo, nada podría estar más lejos de la verdad. La gente ama a un probador; una persona que está dispuesta a arriesgar su cuello para perseguir sus sueños.

Recuerda esto y podrás luchar contra el ego; la parte de ti que no puede soportar la perspectiva de la humillación pública, y la parte de ti que actúa como un freno para evitar que intentes algo en primer lugar.

Acabamos de hablar de la ilusión de los seres perfectos y esto va un paso más allá en tu búsqueda del éxito. Por un lado, el deseo de mejorarse a sí mismo y perfeccionar sus talentos es algo sobre lo que debemos actuar. Por otro lado, la necesidad de ser perfecto en cada área de tu vida es una que probablemente te frene.

Se reduce a lo que es importante y lo que no lo es; donde aspirar a la perfección es una ayuda y donde es un obstáculo. Si quieres ser una bailarina de clase mundial, entonces vale la pena practicar cada paso y agarre. Pero buscar tener un hogar impecablemente mantenido, correos electrónicos perfectamente redactados y una comprensión perfecta de todos los temas conocidos por el hombre es un desperdicio de sus recursos mentales y físicos. A veces, lo suficientemente bueno es todo lo que podemos esperar.

10. Entrega tus dudas

Algo que se relaciona muy de cerca con las creencias limitantes de las que hablamos antes es la duda que muchos de nosotros llevamos dentro de nuestras cabezas. Esta duda no solo forma la base de esos límites mentales, sino que nos impide actuar según nuestra intuición, nuestro impulso y nuestro deseo.

La duda es una bola y una cadena alrededor de nuestro tobillo, que nos impide avanzar a gran velocidad. Elimine esto de la ecuación y de repente encontrará un impulso que lo impulsará hacia cosas más grandes de lo que nunca pensó posible.

11. Entrega tu impaciencia

¡Lo quiero todo y lo quiero ahora! es una letra de uno de los mayores éxitos de Queen, pero en realidad es raro que alguien experimente el éxito de la noche a la mañana. La mayoría de nosotros tenemos que dedicar horas para crear el éxito por nosotros mismos, y esto puede ser difícil si eres impaciente por naturaleza.

Esperar ese momento en el que puedes considerarte un éxito es como ser un niño sentado en el asiento trasero de un auto gritando ‘¿ya llegamos?’ una y otra vez. En su lugar, trate de ver su éxito no como un punto final, sino como un viaje para disfrutar. Si ayuda, establezca muchos objetivos más pequeños para que actúen como puntos de referencia para que tenga algo que celebrar de forma más regular. Solo, por favor, ten paciencia y recuerda que las cosas buenas llegan a aquellos que esperan y que trabajan duro por ello.

La tierra sigue girando y el mundo sigue funcionando sin ninguna intervención tuya, recuérdalo. Es importante reconocer la verdad muy real de que no todo está bajo tu control y tampoco debes intentar que así sea.

El control es muy a menudo una ilusión con la que estamos felices de aceptar porque nos consuela y reduce nuestra ansiedad. La realidad es que suceden cosas a nuestro alrededor ya nosotros sobre las que no tenemos influencia directa. Ahora, hasta cierto punto, tu éxito estará bajo tu control, pero gran parte se reduce a cómo reaccionas ante las situaciones que te rodean: control, sí, pero de tu respuesta ante todo. Recuerde la flexibilidad de la que hablamos anteriormente, y cómo vale la pena ajustar su rumbo dependiendo de la dirección en la que sopla el viento a su alrededor.

Si está en el negocio, ceder su control también significa poder delegar tareas a otras personas y confiar en que llevarán a cabo las cosas a un nivel que le satisfaga. Esto le permite dedicar su tiempo a un pensamiento más estratégico.

13. Renuncia a tus hábitos de adicción al trabajo

No hay éxito en trabajar los dedos hasta el hueso 24/7. Después de todo, el éxito se trata tanto de poder disfrutar de los frutos de su trabajo como de los logros particulares.

Por lo tanto, si bien se requerirá trabajo arduo, no se engañe creyendo que más horas significa un éxito más rápido. La clave es asegurarse de que cuando esté trabajando, esté siendo lo más productivo posible (recuerde entregar el 80% del que hablamos anteriormente). Hay una gran diferencia entre estar ocupado y ser productivo y no debes confundir uno con el otro.

Aprenda a disfrutar plenamente de su tiempo de inactividad desconectándose de cualquier significado de ‘trabajo’ en su definición de éxito. Tu mente inconsciente siempre estará funcionando, para que puedas relajar tu mente consciente y experimentar los momentos de la vida que solo se pueden encontrar en la familia, los amigos, la naturaleza y la recreación. A menudo, estos descansos del pensamiento son justo lo que necesita para revitalizarse y permitirle esforzarse cuando sea hora de volver a trabajar.

Un requisito casi universal para el éxito es la voluntad de sumergirse en un futuro desconocido y aceptarlo. La alternativa es mantenerte en tu zona de confort y nunca crecer más allá de ella. Sí, da miedo aventurarse donde no se ha aventurado antes, pero también es emocionante y revelador. Simplemente dando un paso más allá de su burbuja habitual, encontrará cosas que lo pondrán a prueba y lo recompensarán en igual medida. Pueden ser personas, lugares, culturas o cualquier tipo de experiencia con la que no esté familiarizado.

El miedo es natural y el miedo es bueno; te mantiene alerta y te prepara para lo inesperado. El crecimiento hacia el éxito invariablemente te llevará por caminos nuevos y novedosos, así que acepta tu miedo, pero no dejes que te impida dar un salto hacia lo desconocido.

15. Ríndete mañana

Cuando dejamos para mañana lo que podemos hacer hoy, nos negamos a reconocer la oportunidad que nos brinda el día de hoy. Estrictamente hablando, el mañana es un tiempo imaginario porque solo puede ser experimentado en tu mente; tan pronto como llega el mañana, ya no es mañana en absoluto.

Con este fin, debe considerar lo que puede hacer hoy que podría contribuir a su éxito futuro. Esto significa que no hay procrastinación, ni pereza, ni distracciones. Hablamos anteriormente sobre la importancia de ser productivo con su tiempo cuando está trabajando para lograr sus objetivos, y no permitir que las tareas caigan en la perpetuidad; por eso debes abandonar tus ideas de un mañana que nunca llegará. Hazlo ahora.

16. Entrega tu complacencia

En algún momento de su viaje hacia el éxito, es posible que recuerde lo que ha logrado hasta ahora y se sienta bastante satisfecho al respecto. Tal vez haya tenido algunas victorias que se sintieron bastante bien y le está yendo bien personal y financieramente. En este momento, existe un gran riesgo para su éxito continuo debido a una actitud complaciente.

Sí, es posible que haya alcanzado cierto nivel de éxito antes de lo esperado, pero no hay garantías de que se mantenga así. El mundo está en constante cambio y los estándares siempre aumentan, por lo que, independientemente de lo que haya logrado hasta ahora, debe seguir superando los límites en términos de su capacidad de mejora. Si no lo hace, es posible que su éxito disminuya junto con su disfrute. No se puede cenar para siempre en un éxito sin mantener ese éxito en marcha.

17. Ríndete a la pequeña charla y al chisme

Su tiempo es valioso, ya lo hemos establecido, por lo que la forma en que elige gastarlo es muy importante. Una cosa que rara vez verás hacer a las personas exitosas es participar en conversaciones triviales o chismes. Es una actividad sin valor añadido en términos de tu vida y tu camino hacia el éxito.

Sin embargo, como sociedad, parecemos estar en una trayectoria hacia cortesías cada vez más insípidas y charlas tontas. Debería eliminar esto de su vida a partir de ahora, antes de que le quite tiempo, energía y estimulación mental. Hable sobre cosas más importantes, preguntas más profundas, temas más significativos y que fortalezcan las relaciones… cualquier cosa excepto chismes calumniosos y charlas sin sentido.

18. Entrega a tus amigos ‘ocasionales’

Todos tenemos algunos: amigos a los que rara vez vemos por elección, pero con los que tratamos de mantener una relación de todos modos. Son amigos ‘ocasionales’ con los que ya no tenemos lazos fuertes (si es que alguna vez los tuvimos) y cuyas amistades no echaríamos mucho de menos si se esfumaran.

Estos son uno de los tipos de amigos que deberías considerar eliminar de tu vida, incluso en las redes sociales si no te importa lo que están haciendo. La energía que gasta tratando de prolongar la amistad es energía que podría gastarse mejor en otras cosas; cosas que realmente podrían impulsarlo hacia el éxito con el que ha soñado. No hay nada de malo con este tipo de limpieza personal y no deberías sentirte mal por ello.

19. Renuncia a las personas y los comportamientos tóxicos

Hay muchos tipos de comportamiento tóxico y todos impiden su éxito de una forma u otra. Ya sea que estos comportamientos estén dentro de ti o en otras personas, debes tratar de expulsarlos de tu vida de una vez por todas. Esto requerirá la voluntad de identificarlos y cortar los lazos con esa persona o trabajar para deshacerse de ellos, según la fuente.

Tales comportamientos se llaman tóxicos por una buena razón; destruyen lo positivo y difunden lo negativo. Entorpecerán tu progreso hacia el éxito e incluso te impedirán alcanzarlo.

20. Entrega tus rencores

Ya hemos discutido muchas cosas que pueden quitarle su fuerza vital mental y física, y aquí hay una última a la que debe renunciar si quiere probar el éxito en su vida. Guardar rencor a alguien rara vez es un medio efectivo para lidiar con tus sentimientos de ira y dolor hacia esa persona. Si dedica algún tiempo a pensar en ellos o intentar vengarse, es tiempo perdido.

En lugar de eso, simplemente perdónate por sentir el dolor. Debes saber que fue una reacción natural, pero que ahora quieres seguir con tu vida. Corta las cuerdas imaginarias que te unen a estos sentimientos dolorosos y elimina de tu vida a la persona que los causó, o perdónala y pasa una nueva página en tu relación (dependiendo de cuánto valoras esta relación).

El éxito es un proceso, uno que puede acelerarse o ralentizarse según sus pensamientos y acciones. Todas las cosas discutidas anteriormente son como pesos que obstaculizan su progreso, por lo que cuanto más pueda entregar, antes llegará a un punto en el que el éxito pase de ser un sueño a una realidad.

También te puede interesar:

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Si quieres tener éxito en la vida, renuncia a estas 20 cosas

¿Te sientes frustrado por no llegar a tus metas y objetivos profesionales o personales? A veces, lo que más nos limita en la vida es nuestra propia mentalidad y comportamiento. A continuación, se presentan 20 cosas que debemos renunciar si queremos tener éxito y alcanzar nuestras metas.

1. Miedo al fracaso

No tienes que tener miedo al fracaso. Es normal cometer errores, lo importante es aprender de ellos.

2. Mirar hacia atrás constantemente

No mires hacia atrás constantemente, eso solo te impide avanzar. En lugar de eso, concéntrate en el futuro y en lo que puedes hacer para mejorarlo.

3. Excusas

Deja de buscar excusas por lo que no haces o no puedes hacer. Tú eres responsable de tu propia vida y de tus decisiones.

4. Procrastinación

No pospongas lo que tienes que hacer. Siempre habrá distracciones que te impidan avanzar, pero es importante ser disciplinado y enfocado en tus objetivos.

5. Establecer objetivos poco realistas

No te impongas objetivos poco realistas. Es importante ser ambicioso, pero al mismo tiempo realista sobre lo que puedes lograr.

6. Compararte con los demás

No te compares con otras personas, cada uno tiene su propio camino y ritmo. Concéntrese en tus propias metas y logros.

7. Poca confianza en ti mismo

No te subestimes a ti mismo. Cree en ti mismo y en tus habilidades, si te mantienes enfocado, puedes lograr cualquier cosa que te propongas.

8. Ser impaciente

La paciencia es una virtud, especialmente en la vida laboral. Aprende a ser paciente y esperar el momento adecuado para tomar decisiones importantes.

9. Borrar la personalidad propia

No trates de ser alguien que no eres. Sé auténtico y natural, eso te llevará a la consecución de tus metas.

10. Rodearte de personas negativas

No te rodees de personas negativas y tóxicas, esto solo puede impedir tu crecimiento personal y profesional.

11. Culparte por todo

No te culpes por todo lo que sale mal, a veces las cosas simplemente no salen como lo planeado. Aprende de tus errores y sigue adelante.

12. No estar dispuesto a aprender

No te cierres a nuevas ideas y conocimientos. Está siempre dispuesto a aprender, eso te hará más sabio y te ayudará a mejorar y a crecer.

13. Ser intolerante a la crítica

La crítica constructiva puede ser útil, aprende a escuchar y aceptar los comentarios y sugerencias de los demás.

14. Buscar la perfección

No persigas la perfección, esto solo puede llevarte a la frustración. En lugar de eso, concéntrate en hacer lo mejor que puedas.

15. Vivir en tu zona de confort

No te acomodes y vivas en tu zona de confort. Sal y experimenta cosas nuevas, eso puede llevarte a crecer personal y profesionalmente.

16. No disfrutar el momento

Aprender a disfrutar el momento presente, no solo te hace más feliz, sino que también te ayuda a mantener la motivación y la perspectiva correcta.

17. No ser agradecido

Agradece lo que tienes en la vida y la gente que te rodea. La gratitud es una actitud importante que puede llevarte a ser más feliz y a tener éxito.

18. No tener un plan

Tener un plan es esencial para alcanzar tus objetivos. Define tu meta y traza un plan para llegar allí.

19. Dejar que otros tomen decisiones por ti

Toma tus propias decisiones y no dejes que otros las tomen por ti. Eres tú quien tiene que vivir con las consecuencias, así que asegúrate de ser responsable de tus decisiones.

20. Rendirse demasiado pronto

No te rindas fácilmente. A veces, el camino hacia el éxito puede ser difícil y lleno de desafíos. Pero persevera, si eres constante, eventualmente alcanzarás tus metas.

En resumen, si quieres tener éxito en la vida, es importante deshacerte de hábitos y actitudes negativas que te impiden crecer y avanzar. En lugar de ello, enfoca tus energías en tus objetivos, traza un plan y mantén una actitud positiva y disciplinada.

  1. Renuncia al miedo al fracaso
  2. Deja de mirar hacia atrás constantemente
  3. Renuncia a las excusas
  4. Deja de postergar las cosas
  5. No te impongas objetivos poco realistas
  6. No te compares con los demás
  7. Deja de subestimarte
  8. Aprende a ser paciente
  9. No trates de ser alguien que no eres
  10. No te rodees de personas negativas
  11. No te culpes por todo
  12. Sé siempre dispuesto a aprender
  13. Escucha la crítica constructiva
  14. No te obsesiones con la perfección
  15. No te acomodes en tu zona de confort
  16. Aprende a disfrutar el momento presente
  17. Sé agradecido
  18. Trazar un plan para alcanzar objetivos
  19. Tómese sus propias decisiones
  20. No te rindas fácilmente

Deja un comentario